BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

13/1/21

“EL VERDADERO AYUNO Y LO QUE TRAE CONSIGO DE PARTE DE YAHWEH


Vemos a la luz del Perek/capítulo 9 del nabí/profeta Daniyel, que lo primero que él hizo fue ESTUDIAR LA TORAH. (Toda Escritura que existía en ese tiempo)

Varios consejos que le ayudarán:
No es tan indispensable que usted estudie otros libros, porque lo podrían desorientar. Hay libros buenos para entender la profecía. Muchos escritores se han especializado en dar la pauta profética (Pero tenga especial cuidado en que esos escritores no sean de mentalidad cristiana, ni judíos sin Mashiaj ni mesiánicos). Pero también resulta que hay muchas corrientes e interpretaciones y se corre el peligro de ingerir algo contaminado (la información hebrea escrita debe entenderse bajo su contexto hebraico), desviado o que no tenga sentido. Aunque no es indispensable en absoluto, pero lo importante es estudiar directamente la Davar/Palabra de Elohe Yahweh.

Daniyel miró atentamente en los Sefer/libros {es decir, en la Torah escrita hasta sus días} y su estudio le despertó el sentido para que anhelara conocer profundidades proféticas.

NOSOTROS HOY DISPONEMOS DE MUCHOS MAS LIBROS, MAS EXPERIENCIA, MAS DATOS Y DETALLES Y MAS REVELACION, COMO POR EJEMPLO TODAS LAS QUE SE ENCUENTRAN EN EL BRIT JADASHA (Traducido erróneamente por Nuevo testamento).
¿Siente usted, ají y ajayot este anhelo por la Torah, el Tanaj completo y el Brit Jadashá?
En el pasuk 3 encontramos que no es suficiente ser solamente estudioso de las Kitbé HaKodesh (Sagrada Escritura) sino que requiere algunos auxiliares de tipo espiritual ..."y volví mi rostro a Yahweh, buscándole en tefilat/oración y ruego, en ayuno y cilicio y ceniza..."
De manera que Daniyel nos está diciendo que el leía la Torah, pero que con esto únicamente no encontraba la claridad suficiente para entenderla a profundidad.
Es entonces que decide volver su rostro al Elohe Yahweh para buscarle, para que el propio autor de la Davar se la aclarara. No dice que haya recurrido a algún maestro, Roeh (Cuidador de las ovejas de Yahshua) o Moreh (Maestro de la Torah), ni rabino (Adjetivo dado a los maestros del judaísmo) y claro está, a ningún teólogo de cualquier procedencia ni humano alguno, puesto que no lo había, si hubiese habido alguno en Babilonia, estoy seguro que el Elohe de Yisrael lo hubiese conectado para que estudiaran juntos (tal y como estamos unidos en la Kajal todos los ajim), así la iluminación hubiese llegado por doble vía. Pero no había, por lo que Daniyel no le quedaba más que buscar al único que le podía revelar.
YHWH Yahweh
Las revelaciones e iluminaciones de la Torah y el Brit Jadashá (NT), hoy día, vienen a los que buscan el rostro de Yahweh por medio de
YAHSHUA HA MASHIAJ (Nombre hebreo que se ordenó que llevará el Mashiaj y el cual NO SE PUEDE TRADUCIR A NINGUN IDIOMA)
Es bueno aprender de otros fieles que hacen tefilat/oran y ayunan (conforme al ayuno ordenado por Yahweh que se encuentra en YeshaYah/Isaías 58), no vaya usted a desechar el conocimiento de los pocos Roeh y moreh inspirados y fieles que el Ruaj levanta. Pero no vamos a depender solamente de otros, tenemos que elevarnos individualmente buscando el rostro del Abba/Padre para que nos confirme y nos ilumine.
Permítanme amados míos, contarles, que hay ajim (hermanos) y ajayot (hermanas) y un servidor también, que hemos tenido algunas experiencias, visitaciones del Ruaj en cuanto a Halajá (Enseñanza) O Emunah (Fe).

Todo eso buscando el rostro del Yahweh también hemos aprendido mucho de grandes siervos y de gente sencilla y humilde. El Abba/Padre Creador, Yahweh nuestro UNICO ELOHE verdadero, me ha dado a mí, enseñanzas a través de la experiencia de otros, de todos vosotros mis amados, porque ningún ministerio se forma solo. Pero las más profundas experiencias las he alcanzado buscando el rostro del Yah.
Elohe se encarga de iluminarnos con su Ruaj HaKodesh (Su Eterno Poder) Es Él quien se digna a revelar. Daniyel vio que no entendía la palabra como él quería, volvió su rostro al Abba/Padre, es decir, que el segundo aspecto es buscar el rostro de Yahweh.
Buscar el rostro de Nuestro Abba es llorar, anhelar, gemir, esperar ansiosamente como quien está esperando algo de una persona, no de un concepto ¿entienden mis amados? Es buscar su unción, en busca de intimidad. Que El nos hable, ESO ES BUSCAR EL ROSTRO DE YHWH

Daniyel lo buscaba en tefilat/oración, en la soledad, en parajes desolados, en los momentos buenos y malos. No era que Yahweh no pudiera revelarle algo en su oficina de estadista, pero él dejaba el palacio, lo dejaba todo, sus asuntos y quehaceres, sus insignias y requisitos protocolarios y se “retiraba” a buscar comunión con Yahweh a los montes, a los ríos o a donde fuera necesario (cuántos de nosotros no hemos hecho esto muchas veces).
En el Perek/capítulo 10 se habla que estuvo tres semanas en soledad, 21 yom/días haciendo tefilat al Elohe de Yisrael para que lo hiciera entender la palabra que tenía que manejar.
También lo buscaba en ayuno (dejando a un lado los protocolos de alimentación o necesidades básicas), todo lo que hay que hacer para entender las profecías.!!! Claro, también se puede tratar de entenderlas sin todo esto, pero no es lo mismo, hay una berajot/Bendición especial.

Es mejor adquirir todos estos pasos que Yahweh nos traza para que la profecía sea inteligible. Las profecías se deben estudiar no solo por curiosidad o para querer ser entre los hombres "los más sabios e iluminados", sino que hay que hacerlo para sacarles provecho práctico, primero para nosotros mismos y después para ayudar a los demás y así poder ser vasos de honra y de utilidad a Yahweh explicando a otros que anhelen obedecer fielmente a Yahweh aquello que ha sido prometido.
LAS CLAVES QUE USO DANIYEL
Hay que marcar que Daniyel le buscó en TEFILAT (oración intensa) FERVOROSA. No lo hizo en tefilat fría (repetitiva y sin sentimiento), indiferente, sino con ruego y súplica, como tratando de arrancar algo de arriba.

CILICIO Y CENIZA,

¿Qué será esto?

Es una disposición de humillación y sometimiento y acatamiento ante la Presencia de Yahweh, quiere decir ponerse en un aspecto sincero, sabiendo que nada puede hacer por sí mismo, en intimidad para que nadie lo viera, en una posición de entrega y de sumisión entre usted y Yahweh.
CONFESANDO. O, como dice la Palabra “E HICE CONFESIÓN”. Esto es importante, pues si estamos tratando de entender temas tan profundos de la Kitbé, es necesario estar limpios delante de
Yahweh. Decididos a consagrar nuestra vida, todos nuestros pecados cometidos se deben confesar delante del Elohe (no los que ya fueron perdonados, sino los que fueron hechos después de recibir el perdón de atrás) para ser perdonados estos nuevos, y así que no haya nada oculto o escondido, sino que uno esté totalmente a cuentas con el Abba/Padre de toda Rajem/misericordia. Baruj Hashem Yahweh!

DISTINTAS CLASES DE AYUNO
(1) Estaba el ayuno que se relacionaba con el luto.
Entre la muerte y el entierro de un ser querido, los que estaban de duelo se tenían que abstener de carne y de vino.

(2) Estaba el ayuno que se hacía para expiar un pecado.
Se decía, por ejemplo, que Rubén ayunó siete días por su responsabilidad en la venta de Yosef: «No bebió vino ni ninguna otra bebida alcohólica; no probó la carne ni ninguna otra cosa apetitosa» (Testamento de Rubén 1:10). Por la misma razón, «Simeón afligió su alma con ayuno durante dos días, porque había odiado a Yosef» (Testimonio de Simeón 3:4).

Por arrepentimiento por su pecado con Tamar, se decía que Yahudah, en su ancianidad, «no tomaba ni vino ni carne, ni se permitía ningún placer» (Testamento de Yahudah 15:4).
Hay que decir que el pensamiento yahudí/judío no le veía ningún valor al ayuno si no iba acompañado del teshuvá/arrepentimiento.
El ayuno era la expresión externa de una aflicción interna. El autor del Eclesiástico (31:30) (cito libros de la tradición y por eso aclarose decía”)  dice:« El que ayuna para librarse de sus pecados, y va y hace las mismas cosas otra vez, ¿quién tomará en serio su tefilat, y de qué le servirá el humillarse?»
LO QUE DICE LA TORAH
(3) En muchos casos el ayuno era un acto de penitencia nacional (lo estableció el pueblo para el pueblo, NO YAHWEH PARA EL PUEBLO).
Así ayunó la nación entera después del desastre de la guerra civil con la tribu de Binyamín: Entonces subieron todos los benei yisrael/hijos de Israel, todo el pueblo, y fueron a la Bayit/Casa de Elohe. Lloraron, se sentaron allí en presencia de Yahweh, ayunaron aquel día hasta la noche y ofrecieron holocaustos y ofrendas de shalom/paz delante de Yahweh. (Jueces 20:26).

Shemuel hizo que el pueblo ayunara porque se habían extraviado tras Baal: Los yisraelitas se reunieron en Mispá, y allí sacaron agua y la derramaron como ofrenda al Abba/Padre. Aquel día ayunaron y reconocieron públicamente que habían pecado contra Abba Yahweh.
Allí, en Mispá, Shemuel se convirtió en caudillo de los yisraelitas. (1 Samuel 7:6).

Nehemías hizo que el pueblo ayunara confesando sus pecados: El día veinticuatro del mismo jodesh/mes, los yisraelitas se reunieron para ayunar; se vistieron con ropas ásperas y se echaron tierra sobre la cabeza, (Nehemías 9:1).
A veces la nación entera ayunaba en señal de penitencia nacional delante de Yahweh.
(4) En ocasiones el ayuno era una preparación para recibir una Hitgalut/revelación.
Moshé ayunó cuarenta días y cuarenta noches en la montaña: Moshé entró en la nube, subió al monte, y allí se quedó cuarenta días y cuarenta noches. (Shemot/Éxodo 24:15).

Daniyel ayunó esperando la Davar/Palabra de Yahweh: “y dirigí mis tefilot y súplicas a Yahweh Elohe, ayunando y vistiéndome con ropas ásperas, y sentándome en ceniza”. (Daniyel 9:3).
Yahshua el Mashiaj mismo ayunó esperando el enfrentamiento con el acusador/tentador:
Estuvo cuarenta días y cuarenta noches sin comer, y después sintió hambre. (MattiYah 4:2).
Este era un principio sano; porque, cuando el cuerpo está más bajo control, es cuando las facultades mentales y espirituales están más alerta.

(5) Y a veces el ayuno era una llamada a responder a Yahweh.
Por ejemplo, si faltaba la lluvia, y había peligro de que se perdieran las cosechas, se proclamaría un ayuno nacional para invocar la ayuda de
Yahweh.
En el ayuno de Israel había tres ideas principales.
(A) El ayuno era un intento deliberado de llamar la atención de Yahweh Elohe.
Esta era una idea muy primitiva.

-El ayuno estaba diseñado para atraer la atención de Yahweh y hacer que Se fijara en la persona que se afligía voluntariamente.
(B) El ayuno era un intento deliberado de demostrar que el arrepentimiento era auténtico.
-El ayuno era la garantía de la sinceridad de las palabras y de las tefilot. A la vista está que aquí había un peligro; porque, lo que se suponía que era una prueba de arrepentimiento podía llegar a considerarse un sustituto del arrepentimiento.

(C) Mucho del ayuno era vicario (interceder por otros).
No estaba diseñado para salvar el alma de una persona tanto como para mover a Yahweh a salvar a la nación de sus angustias. Era como si los especialmente devotos dijeran: «Las personas corrientes no pueden hacer esto. Están inmersos en las tareas del mundo. Nosotros haremos este extra para compensar la necesaria deficiencia de la piedad de los demás.»
Como ven mis amados se exige EMUNAH (Fe) EN ACCION para poder recibir de
Yahweh revelaciones y sabiduría para entenderlas.
No decaigan jamás frente a quienes no saben lo que es "tener intimidad con Yahweh", Búscalo en lo secreto y como dice YimerYah/Jeremías en estas palabras:
33:3 “Clama a mí, y yo te responderé; y te revelaré cosas grandes, secretos que tú no conoces"
Barut Yahweh y Yahshua.

YESHAYAH    Isaías

(Significa: “Yahweh es salvación”)

“EL AYUNO VERDADERO QUE YAHWEH QUIERE

58:1 “Clama a todo pulmón, sin restricción; ¡alza tu voz como shofar! Denúnciale a mi pueblo su transgresión, a la bayit de Yaakov su pecado.

 58:2 Ellos me consultan cada día, deseosos de aprender mis caminos. Como una nación que hace lo correcto, que no ha abandonado La Torah de su Elohé, me preguntan por el camino recto, están ansiosos de acercarse a Elohé:

 58:3 “¿Por qué, cuando ayunamos, no miraste? ¿Por qué, cuando afligimos nuestro cuerpo, no hiciste caso?”

Así responde Yahweh:

-Porque en el día de su ayuno se ocupan de sus propios negocios y explotan a sus trabajadores.

 58:4 -Porque ustedes ayunan en riñas y contiendas, y golpean con un puño perverso. -Porque su ayuno hoy día no es como para que se oiga su voz en lo alto.

 58:5 ¿Es éste el ayuno que yo deseo: un día en que el hombre aflija su cuerpo? ¿Es el doblegar la cabeza como un junco y el acostarse en luto y ceniza? ¿A eso llaman ustedes ayuno, un día en que Yahweh es favorable?

 58:6 No, el ayuno que Yo deseo es este: “desatar las ligaduras de maldad, soltar las ataduras del yugo para dejar libres a los oprimidos; romper todo yugo;

 58:7 “es compartir tu pan con el hambriento, y levantar a tu bayit a los pobres; vestir a tu prójimo cuando lo veas desnudo, y no ignorar a tus parientes”.

 58:8 “Es entonces que tu luz despuntará como el alba y tu curación brotará con rapidez; tu Vindicador marchará delante de ti, y la Presencia de Yahweh será tu retaguardia”.

 58:9 “Entonces, cuando me llames, Yo te responderé; cuando clames, Yo te diré: “Aquí estoy” Y si tu eliminas el yugo de tu medio, y tu mano amenazante, y el habla perversa;

 58:10 si ofreces tu compasión al hambriento y sacias a la criatura con hambre, entonces, y solo entonces, tu luz brillará en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía.

 58:11 Y Yo Yahweh te guiaré siempre; saciando tu sed en los sequedales y fortalecerá tus huesos. Y serás como un jardín bien regado, como un manantial cuyas aguas nunca faltan.

 58:12 Y los tuyos reconstruirán las ruinas antiguas, restaurarás los cimientos echados en generaciones pasadas. Y te llamarán “Reparador de muros caídos, Restaurador de sendas para habitar”.

 

Kitbé HaKodesh Yisraelita Restaurada 5996 (2020)

“Kajal Yisraelita de Yahshua Shiló”
Moreh: Yhemaelh Zeev

 

Pergamino de Clemente de Roma del 15 al 18

         PERGAMINO DE CLEMENTE DE ROMA                                                                                                                                                     15.  Por tanto, hemos de adherirnos a los que practican la shalom con la piedad, y no a los que desean la shalom con disimulo. Porque Yahweh Elohe dice en cierto lugar: Este pueblo de labios me honra, pero su corazón está lejos de mí; y también: Bendicen con la boca, pero maldicen con su corazón. Y de nuevo Yahweh Elohe dice: Le lisonjeaban con su boca, y con su lengua le mentían, pues sus corazones no eran rectos con él, ni se mantuvieron firmes en su pacto. Por esta causa, enmudezcan los labios mentirosos, y callen los que profieren insolencias contra el justo. Y de nuevo: Arranque Yahweh todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla jactanciosamente; a los que han dicho: Engrandezcamos nuestra lengua; nuestros labios son nuestros, ¿quién es amo sobre nosotros? A causa de la opresión del humilde y el gemido de los menesterosos, ahora me levantaré, dice Yahweh; le pondré en seguridad; haré grandes cosas por él. 

16.  Porque el Mashiaj está con los que son humildes de corazón y no con los que se exaltan a sí mismos por encima del rebaño. El cetro nombrado de la Majestad de Yahweh Elohe, a saber, nuestro Adon Yahshua HaMashiaj, no vino en la pompa de arrogancia o de orgullo, aunque podría haberlo hecho, sino en humildad de corazón, según el Ruaj HaKodesh habló, diciendo: Porque dijo: ¿Quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Ya quién se ha revelado el brazo de Yahweh? Lo anunciamos en su presencia. Era como un niño, como una raíz en tierra seca. No hay apariencia en Él, ni gloria. Y le contemplamos, y no había en Él apariencia ni hermosura, sino que su apariencia era humilde, inferior a la forma de los hombres. Era un hombre expuesto a azotes y trabajo, experimentado en quebrantos; porque su rostro estaba vuelto. Fue despreciado y desechado. Llevó nuestros pecados y sufrió dolor en lugar nuestro; y nosotros le consideramos herido y afligido. Y Él fue herido por nuestros pecados y afligido por nuestras iniquidades. El castigo de nuestra paz es sobre Él. Con sus llagas fuimos nosotros’ sanados. Todos nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su propio camino; y el Adon lo entregó por nuestros pecados. Y Él no abre su boca aunque es afligido. Como una oveja fue llevado al matadero; y como un cordero delante del trasquilador, es mudo y no abre su boca. En su humillación su juicio le fue quitado. Su generación ¿quién la declarará? Porque su vida fue cortada de la tierra. Por las iniquidades de mi pueblo he llegado a la muerte. Daré a los impíos por su sepultura, y a los ricos por su muerte; porque no obró iniquidad, ni fue hallado engaño en su boca. Y Yahweh Elohe desea limpiarle de sus heridas. Si hacéis ofrenda por el pecado, vuestra alma verá larga descendencia. Y Yahweh Elohe desea quitarle el padecimiento de su alma, mostrarle luz y moldearle con conocimiento, para justificar al Justo que es un buen siervo para muchos. Y él llevará los pecados de ellos. Por tanto heredará a muchos, y dividirá despojos con los fuertes; porque su alma fue entregada a la muerte, y fue contado como los transgresores; y Él llevó los pecados de los que creyeron en él, y por sus pecados fue entregado” (YeshaYah 53)(Yohanan 3:16). Y de nuevo, Él mismo dice: Mas yo soy considerado gusano y no hombre; oprobio de los hombres y despreciado del pueblo de Yisrael. Todos los que me ven me escarnecen; tuercen los labios, menean la cabeza, diciendo: Esperó en Yahweh Elohe, que le libre; sálvele, puesto que en él se complacía. Veis, queridos hermanos, cuál es el ejemplo que nos ha sido dado; porque si Yahshua era humilde de corazón de esta manera, ¿qué deberíamos hacer nosotros; que por él hemos sido puestos bajo el amparo de su misericordia?

17. Imitemos a los que anduvieron de un lugar a otro en pieles de cabras y pieles de ovejas, anunciando la venida del Mashiaj. Queremos decir ElíYah y Eliseo y también Yejezqel, los profetas, y aquellos que han merecido un buen nombre como Yohanan el inmersor. Abraham alcanzó un nombre excelente y fue llamado el amigo de Elohe; y contemplando firmemente la gloria de Elohe, dice en humildad de corazón: Pero yo soy polvo y ceniza. Además, también se ha escrito con respecto a Yob: Y Yob era justo y sin tacha, temeroso de Elohe y se abstenía del mal, evitándolo. Con todo, él mismo se acusa diciendo: Ningún hombre está libre de inmundicia; no, ni aun si su vida dura sólo un día. Moshé fue llamado fiel en toda su casa, y por medio de su ministración Elohe juzgó a Egipto con las plagas y los tormentos que les ocurrieron. Y él también, aunque altamente glorificado, no pronunció palabras orgullosas sino que dijo, al recibir palabra de Elohe en la zarza: ¿Quién soy yo para que me envíes a mí? No, yo soy tardo en el habla y torpe de lengua. De nuevo dijo: Yo soy humo de la olla.

18.    Pero, ¿qué diremos de Dawid que obtuvo un buen nombre?, del cual dijo: He hallado a un hombre conforme a mi corazón, Dawid, el hijo de Jsaí, con misericordia eterna le he ungido. También dijo Dawid a Yahweh Elohe: Ten misericordia de mí, oh Elohe, conforme a tu gran misericordia; y conforme  a la multitud de tus compasiones, borra mi iniquidad. Límpiame más aún de mi iniquidad, y lávame de mi pecado. Porque reconozco mi iniquidad, y mi pecado está siempre delante de mí. Contra Ti sólo he pecado, y he hecho lo malo delante de tu vista; para que Tú seas justificado en tus palabras, y puedas vencer en tu alegación. Porque he aquí fui concebido en iniquidad, y en pecados me llevó mi madre. Porque he aquí Tú amas la verdad; Tú me has mostrado cosas oscuras y escondidas de tu sabiduría. Tú me rociarás con hisopo y seré limpiado. Tú me lavarás, y pasaré a ser más blanco que la nieve. Tú me harás oír gozo y alegría. Los huesos que han sido humillados se regocijarán. Aparta tu rostro de mis pecados, y borra todas mis iniquidades. Hazme un corazón limpio dentro de mí, oh Elohe, y renueva un ruaj  recto en mis entrañas. No me eches de tu presencia, y no me quites tu Ruaj HaKodesh. Restáurame el gozo de tu salvación, y corrobórame con un Ruaj de gobierno. Enseñaré tus caminos a los pecadores, y los impíos se convertirán a Ti. Líbrame de la culpa de sangre, oh Elohe, Elohe de mi salvación. Mi lengua se regocijará en tu justicia. Elohe, tú abrirás mi boca, y mis labios declararán tu alabanza. Porque si Tú hubieras deseado sacrificio, te lo habría dado; de holocaustos enteros no te agradas. El sacrificio para Elohe es un ruaj contrito; un corazón contrito y humillado Elohe no lo desprecia.

 Kitbé HaKodesh Yisraelita Restaurada 5996