BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

14/9/20


 ESTE BLOG, CUMPLIO SU PROPOSITO, HACEROS LLEGAR LA LUZ Y LA VERDAD DE YAHSHUA A TODOS USTEDES.

Mientras este sistema del mundo lo permita, PODREIS APRENDER DE TODO LO QUE YAHSHUA REVELÓ A SU REDIL y ha quedado reflejado en este humilde Blog, en donde detras de cada estudio hay sufrimiento, entrega, y muchas lagrimas. 7 años de trabajos que he compartido con todos ustedes.

NO SE VOLVERA A ESCRIBIR MÁS EN ESTE BLOG, NI EN LAS PAGINAS DE LA KAJAL YISRAELITA DE YAHSHUA SHILÓ PORQUE EL TIEMPO DE ACABAR ESTA OBRA YA LLEGÓ PARA LOS QUE SOMOS "PRIMICIAS DE YISRAEL".(Revelación 3, y cap 12)

Yahweh tenga Misericordia de quien tenga que tener Misericordia.

A todos los que lucharon contra el Ungido de Yahweh, Yahshua Ha Mashiaj, en breve vereis su Justa Justicia.

A todos los que lucharon contra todo lo que compartí, tambien os vereis las caras con Yahshua y respondereis por vuestras calumnias y difamaciones y por haber usado a "testigos falsos" en contra de esta OBRA, porque esta OBRA era de Yahweh y ahi quedan los "frutos" cientos y cientos de miles de conversiones al Mashiaj, y que derrota todas vuestras mentiras.PARA LA GLORIA DE YAHWEH y la derrota de los enemigos que se levantaron contra sus Siervos.

Yahshua vendrá, pero su Venida será con DOS VERTIENTES.

1ª A recoger a "los que le esperan y sean de la kajal de Laodices", el resto de la Descendencia de Yisrael.

2ª A traer Juicio contra todo aquel que se opuso a su Obra redentora, a sus verdaderos enemigos, que estaban dentro del redil, pero que fueron sacados por su tenebroso corazon, lleno de odios, rencores, amarguras, mentiras y prepotencias.

Yo, Yhemaelh Zeev, he acabado mi Obra aqui, dando mi vida, mi tiempo, mis esfuerzos, mis recursos a SERVIR AL ETERNO, YAHWEH ELOHE.

"Bendito es el que viene en el Nombre de Yahweh" 

NOTA

Todo quedará cerrado, paginas, blog, correos, grupos y la razón es muy sencilla...........lean Revelación 12

"Y la Mujer fue llevada al desierto como con alas de aguila y allí será protegida durante 3 años y medio"

ShalomMoreh Yhemaelh Zeev

Kajal Yisraelita de Yahshua Shiló

 


13/9/20

EL VERDADERO CALENDARIO DE YAHWEH


 

PRÓLOGO

El Justo por la Emunah/Fe Vivirá

Como creación humana tenemos la absurda necesidad de querer entender y saber todo, para nosotros, la razón, la lógica y lo que puede ser comprobable es en aquello en lo que depositamos el cien por cien de nuestra confianza y es natural, pues creemos en aquello que podemos ver y desconfiamos de lo que no es tangible.

Esta recopilación de información fue realizada con la única finalidad de fortalecer la emunah/fe de aquellos que “sin ver han creído”; si la intención de usted, amable lector, es adquirir conocimiento o “comprobar para creer” le recomendamos que mejor no pierda su valioso tiempo, pues el único que puede darnos la certeza y confirmar nuestra emunah es el Ruaj de Yahweh, no la información y el conocimiento, pues la sabiduría es pasajera y sino es puesta por obra para nada aprovecha.

Amado lector, le pido humildemente que tome a bien la siguiente recomendación que con todo amor y respeto me atrevo a realizar, le recomiendo que antes, durante y después de haber leído el siguiente estudio, usted le pida al Creador Eterno, YAHWEH Elohé, le muestre la verdad pues el único que sabe todo, incluido los tiempos, es el Abba Yahweh y a aquellos a quienes tiene a bien revelárselo.

Así mismo sabemos que para algunos hermanos este material será esclarecedor y esperamos que las líneas escritas en él sean de bendición y de paz para sus vidas, pues realmente para ustedes es que fue realizado, como para todos aquellos que, a través de Yahshua, lleguen a Abba Yahweh Elohé.

Porque está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, y desecharé el entendimiento de los entendidos ¿Dónde está el sabio? ¿Dónde el escriba? ¿Dónde el disputador de esta era? ¿No es cierto que Yahweh Elohé ha transformado en locura la sabiduría de este mundo? Puesto que en la sabiduría de Elohé, el mundo no ha conocido a Elohé mediante la sabiduría, a Elohé le pareció bien salvar a los creyentes por la locura de la proclamación.” (Qorintiyim Álef/1º de Corintios 1:19-21)

Moreh Emanuel Baez

4

Introducción. La Restitución De Los Tiempos

El calendario de Yahweh llegó a los primeros pobladores de esta tierra a través del ángel Uriel, quien lo revelo al profeta/navi Yanok por orden de Yahweh Elohé, la información, estructura y organización del tiempo lo podemos encontrar en el primer libro de Yanok, en la sección denominada como “libro de las luminarias”, siendo el calendario original que se utilizó antes de la Toráh, y que, tiempo después restauró Yahweh a través de Moshé.

Es un calendario de 12 meses solares de 364 días, y fue utilizado por los Patriarcas antediluvianos y por Noaj, Avraham, Yitzaj, Yaacob y sus hijos. Después de la liberación de Yisrael del cautiverio egipcio le fue enseñado a Moshé por el ángel de Yahweh y continuó en vigor hasta el período de la dispersión a Babilonia.

El trono del rey Dawid fue sucedido por su hijo el rey Shlomo, siendo el último rey del Yisrael unificado, a su muerte, y debido a sus imprudencias como; el haberse involucrado con mujeres de otras naciones que lo llevaron a idolatrar dioses. Yisrael se divide en dos reinos, el Reino del Norte también conocido como reino de Yisrael o casa de Efrayim y el Reino del Sur o casa de Yahudah. Pasaron aproximadamente 200 años, hasta que la casa del Norte es llevada al cautiverio por Asiria, y la casa del Sur, sobrevive a dicha invasión. Después de que algunos Yisraelitas cautivos en Asiria, junto con personas mezcladas de otras naciones, volvieran a la parte norte de la Tierra de Yisrael, la casa de Yahudah ya no consideraba a las tribus del Norte dignas de estar con ellos, pues practicaban una fe a medias, mezclando las enseñanzas puras de la Torah junto con prácticas prohibidas Asirias.

En la casa de Yahudah (reino del Sur) siguen sucediéndose los reyes, y cada uno es peor que el anterior, aunque hubo sus excepciones, como, por ejemplo, el rey Jizkiyahu/Ezequías, que era un hombre de confianza en Yahweh para el pueblo. Cuando llego a lo más alto la maldad de la Casa de Yahudah, viene el reino de Babilonia y los conquista, llevándose a todos cautivos, menos a los pobres.

Yahweh dio profecía sobre el tiempo de dispersión que sufriría la casa de Yahudah. Los años de la profecía fueron 70. Durante esos años, la casa de Yahudah vive en las diferentes zonas de Babilonia, mezclando enseñanzas de la Tora con las tradiciones y supersticiones de Babilonia. Como vivían en un país extranjero, tenían que trabajar según el calendario de ellos, de lo contrario se considerarían rebeldes en contra del rey, por lo tanto, esto los llevo a mezclar el calendario de Yanok junto con el calendario de babilónico.

Casi al final del cumplimiento de la profecía del retorno a la Tierra de Yisrael, después de 70 años, el reino de Persia invade a Babilonia. La Casa de Yahudah tuvo que amoldarse a otras costumbres en la dispersión, de esta manera, el calendario de Yanok fue mezclado con el calendario de babilónico y el calendario persa. Por lo tanto, tenemos a la casa de Yahudah con costumbres, prácticas y enseñanzas de tres distintos reinos (Yisrael, Babilonia y Persia). Los Shabbat y las moedim, quedan totalmente fuera de lugar y distorsionadas con relación al día en el que se deben guardar.

5

Pasados los 70 años, el rey de Persia bendice la misión de personas como Ezra y Nejemyah para volver a la tierra de Yahudah, para reconstruir el segundo templo. Durante ese tiempo, judíos junto con personas mezcladas de otros lugares como Edom y Moav, regresan a la tierra de Yisrael. Cuando van a reconstruir el segundo templo, encuentran una Tora entre las ruinas, pero, el conteo del tiempo que tienen es errado así, intentan amoldar las costumbres y enseñanzas de la Tora al calendario que tienen.

Conforme van pasando los años, se va reconstruyendo el segundo templo. Un hombre llamado Alejandro Magno, proveniente de Grecia, conquista todo el medio Oriente incluido Persia, por tanto, Yisrael es asimilado por otro imperio más.

Mientras que los Yisraelitas en la dispersión y los Yisraelitas de la tierra de Yisrael, intercambian cultura e influencias con los griegos, en un día inesperado, Alejandro Magno muere, y su imperio se divide en 4 partes repartidos a sus 4 generales de más confianza.

El rey Antíoco IV Epífanes sucesor del Imperio Seléucida, una de las cuatro divisiones del reino de Alejandro Magno, instigó a la casa del Sur a cambiar su cultura y tradición y sobre todo su fe para que adorarán los dioses que el rey Antíoco adoraba.

El calendario a lo largo de la historia fue mezclado y olvidado, pero, como siempre Yahweh deja un pequeño remanente para que nada importante se olvide. Un grupo pequeño de hombres, conocidos como los esenios, guardaron el verdadero calendario de Yahweh a través del tiempo, de generación en generación. Aquellos hombres con el verdadero calendario fueron ignorados y depuestos de su trabajo, por ser sacerdotes levitas de sangre. Esos hombres, al ver la injusticia que existía al elegir sacerdotes dentro del pueblo de Yahweh según intereses políticos de sus conquistadores, decidieron emigrar a una parte del desierto de Yisrael, así formaron una comunidad unida y reservada, la comunidad del Qumrán.

Hoy en día, la casa de Yahudah, sigue con el calendario de las lunas, pues todos los calendarios babilónicos y griegos se regían por las lunas, mientras el calendario de Yanok se rige por el Sol.

6

7

Capítulo I. Historia De Los Calendarios

CONQUISTA DE BABILONIA

Las imprudencias del Rey Shlomo durante su gobierno, trajo como consecuencia que, a su muerte, el reino se dividiera en dos casas, la casa del Norte, que fue llevada al cautiverio por Asiria para posteriormente ser dispersada entre las naciones y la casa del Sur, cuyo destino no fue muy diferente a sus hermanos del Norte.

La casa del Sur o “Casa de Yahudah” siguió una vida apartada de Yahweh, al punto tal que, tras repetidas advertencias del Eterno, el reino llego al colmo de la maldad y la consecuencia de sus actos los llevó a ser conquistados por Babilonia.

Yahweh dio profecía sobre el tiempo en la dispersión, que sufriría la casa de Yahudah. Los años de la profecía fueron 70. Primeramente, el Rey Nabucodonosor II se llevó cautivo a la clase alta hebrea. Los conquistadores de Yisrael tenían interés en impedir que resurgiera allí un poder político fuerte, y para eso, "importaron" por la fuerza a la clase dirigente capaz de liderar una posible revuelta. La clase baja, que no fue llevada por Babilonia, no fue mayormente afectada por esos traslados forzosos.

Daniyel/Daniel 1:1-5 “En el tercer año del reinado de Yahoyaqim rey de Yahudah, Nabucodonosor rey de Babilonia fue a Yahrusalaim, y la sitió. Ha´Elohé entregó en su mano a Yahoyaqim rey de Yahudah y parte de los utensilios de la casa de Elohé. Los trajo a la tierra de Shinar, a la casa de su elohim, y colocó los utensilios en el tesoro de su elohim. El rey le dijo a Ashpenaz, jefe de sus eunucos que trajese de los hijos de Yisrael, del linaje real y de los nobles, a jóvenes en quienes no hubiese ningún defecto, bien parecidos, instruidos en toda sabiduría, dotados de conocimiento, poseedores del saber y capacitados para servir en el palacio del rey; y que les enseñara la escritura y la lengua de los caldeos. El rey les asignó para cada día una ración de los manjares del rey y del vino que él bebía. Ordenó que se les educara durante tres años, para que al fin de ellos se presentaran al servicio del rey”.

Durante el exilio babilónico, los hebreos conservaron su estructura social de unidades familiares conservando así hasta cierto punto el linaje genealógico. Si bien, los exiliados manifestaban signos aislacionistas, esta es una época en que varias influencias babilónicas penetraron de manera significativa en la cultura hebrea, por ejemplo en los nombres de personas como el caso de Zorobabel (“semilla de Babilonia”); otro más fue la influencia de la lengua aramea que era la lengua franca de Babilonia, la usual escritura aramea reemplazó a la antigua escritura hebrea; también se perpetró la astrología y los signos zodiacales a la cultura de los exiliados; pero el principal daño se estableció en el control del tiempo, en el cual, la Casa de Yahudah no solo tomó los nombres babilónicos de los meses (Nisán, Iyar, Siván) sino que abandonó por completo el calendario de Yanok.

8

Esto fue logrado gracias a que los jóvenes, futuros dirigentes y sacerdotes Yisraelitas, fueron enseñados y adiestrados a muy temprana edad en las enseñanzas babilónicas. El libro de Daniyel, nos enseña que los instruyeron por tres años para poder presentar servicio, sin embargo, durante 70 años tuvieron que vivir conforme a las costumbres babilónicas.

CALENDARIO BABILÓNICO

El calendario babilónico es un calendario lunisolar pues tiene como base los ciclos lunares, en otras palabras, el mes comienza en una determinada fase de la luna y termina cuando se vuelve a iniciar el ciclo. Por lo general, este inicio suele ser con la luna nueva, que para ese tiempo se producía cuando se avistaba en el cielo el primer atisbo de la luna en su fase creciente. La duración de un ciclo lunar y, por tanto, un mes lunar es, como lo dice Gémino de Rodas1 “de 29 días ½; pero los hay que, en la vida corriente, toman una cifra redonda de 29 ½ días, de suerte que el bimestre suma 59 días. Por esta causa los meses civiles son alternativamente plenos o cortos: porque el bimestre lunar suma 59 días” (“Isagogo, Introducción a los Fenómenos”). He aquí la primera complicación, los meses lunares no coinciden en su duración con un número de días concretos, de ahí que unos meses debiesen tener un día más o menos (29 o 30).

El segundo problema es que un calendario puramente lunar es inservible al menos si se quiere ajustar cada estación del año a unos meses concretos, esto se debe a que las doce lunaciones que se producen a lo largo del año son más cortas que la rotación de la tierra al sol por 10 días. Para guardar la relación del calendario lunar con la realidad de la rotación solar, los babilonios adicionaban un mes a lo largo de un determinado número de años. He aquí la razón por qué el calendario no es solamente lunar, puesto que, pese a que toma la luna como base para dividir el año en meses, en realidad intenta ajustarse al año solar.

Una vez aclarado estos puntos principales, describiremos la arquitectura propia del calendario babilónico, que cabe señar que en aquella época, los calendarios no circulaban como en la actualidad, es decir, no eran de uso común ya que los hogares no cantaban con los ejemplares como hoy en día podemos hacerlo, este factor era común para todas la civilizaciones de la época, además que se consideraba el calendario como algo exclusivo del sistema religioso, por lo cual los sacerdotes, reyes y la primera clase de la sociedad eran los únicos con la autoridad de conocer esa información, por lo que al pueblo compete, a ellos solamente se les informaba y acataban las fiestas e imposiciones propias de su cultura.

La cultura babilónica, tiene una raíz más profunda, compartiendo lazos con Asiria, que ambas constituyen lo que conocemos como Mesopotamia, por tal motivo este calendario también es conocido como “calendario de Mesopotamia” o “calendario asirio-babilonio”. Se sabe que bajo el imperio de Isin, alrededor del 2000 a.M., se homologo el calendario donde, los nombres de los meses fueron obtenidos

1 Gémino de Rodas fue un astrónomo y matemático griego del siglo I a. C., autor de El Isagogo, un texto concebido para la enseñanza de la astronomía.

9

del calendario religioso de Asiria (norte de Mesopotamia), específicamente de su capital Nippur, usando no solo los nombres de sus dioses, sino también sus logogramas en cuneiforme.

Lo que Babilonia aportó a este calendario es el uso del ciclo metónico (ciclos de 19 años) que a su vez era divido en 1, 3, 6, 9, 12, 14 y 17 años dentro del ciclo metónico, en estas divisiones anuales, en cada respectivo año de la lista mencionada, se le añadía un mes (el 13º mes del año) de diferente duración. Este calendario influyó en el actual calendario judío, del cual tomaron tanto la forma de calcular los días y meses, como el nombre de los meses, de hecho, en el Talmud (Yerushalmi, Rosh ha-Shanah i. 1) afirma correctamente que los judíos obtuvieron los nombres de los meses en el momento del exilio en Babilonia.

10

Sin embargo, los babilonios no solo fueron astrónomos sino también se introdujeron en la seudociencia de la astrología y adoración de las estrellas y planetas. La astrología babilónica se introdujo en Grecia a principios del siglo IV a.M. y llegó a ser considerada como una ciencia. Platón y Aristóteles entre otros, realizaron diversos estudios de ella, para más tarde ser adoptada y propagada por los romanos.

En el razonamiento babilónico, influenciado por el pensamiento mágico-mitológico Marte (Nergal), de color rojo brillante, era el dios de la guerra; Venus (Ishtar), luminaria del atardecer y del amanecer, era la diosa de la fertilidad; Júpiter (Marduk), de color blanco, era el padre de los dioses. Consideraban que los planetas influían en los acontecimientos terrestres.

La primera tablilla de una serie llamada Mul.Apin menciona ‘las constelaciones del camino de la Luna que, traducidos a nuestros propios grupos de estrellas, son: Pléyades, Tauro, Orión, Perseo, Cochero, Géminis, Cáncer, Leo, Spica, Libra, Escorpión, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis, Pegaso, Piscis más la parte media de Andrómeda y Aries. 18 signos en total. Los doce signos aparecieron hacia el 400 a.M.: Aries, Pléyades, Géminis, Praesepe, Leo, Spica, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Los astrólogos griegos fueron los que cambiaron Pléyades, Praesepe y Spica por Tauro, Cáncer y Virgo, permaneciendo así hasta el día de hoy. Cada constelación se asignó a un dios y, todas las debilidades o fortalezas que éste tenía pasaban al signo del Zodiaco al cual pertenecía esa constelación.

11

INFLUENCIA DE ANTÍOCO IV EPÍFANES

El calendario de “Luna Nueva”, obtenido de Babilonia fue el calendario oficial de los griegos, aunque fue perfeccionado por ellos, dando la antesala al calendario Juliano, pues dentro de los “grandes pensadores” griegos como Hesíodo, Pitágoras, Teofrasto, Aristóteles, Arquímedes, Hiparco de Nicea y el ya mencionado Gémino de Rodas, fueron dando forma a lo que hoy se conoce como la ciencia de la astrología.

Tras la muerte de Alejandro Magno, el rey Antíoco IV Epífanes (quien asumió el poder después de una larga lucha y reorganización política del imperio de Alejandro Magno donde el imperio Seléucida fue el sucesor) designó a Menelao como Sumo Sacerdote/Kohen Gadol de Yahrushalaim para introducir la forma griega a la educación de los jóvenes y poder helenizar completamente al pueblo hebreo. También envió un senador de Atenas para dar al pueblo hebreo un ultimátum para que abandonaran la Torah de su Elohé Yahweh y que siguieran las órdenes del Rey o si no serían llevados a la muerte, así que la mayoría del pueblo hebreo siguió las órdenes de sometimiento del Rey para salvar a sus familias, pero muchos otros fueron muertos.

12

En el año 167 a.M., cuando el rey Antíoco regresó a Yahrushalaim después de su campaña en Egipto, inmediatamente prohibió la fe hebrea y el calendario de Yanok, prohibiendo todas las costumbres establecidas por Yahweh para su pueblo. Dedicó el Templo de Yahrushalaim a Zeus, el señor de los cielos (Baal Shamen), y ordenó a la gente adorar a Zeus. Cuarenta y cinco días más tarde empezó a sacrificar cerdos y hacer ofrendas abominables en el altar y esto inició la revuelta de los Macabeos (1º Macabeos Capítulo 1 y 2º Macabeos los capítulos 4, 6 y 7).

2º Macabeos 6-9 “El altar estaba repleto de ofrendas ilegítimas, proscritas por la Torah. No se podía observar el Shabbat, ni celebrar las fiestas de nuestros padres, y ni siquiera declararse hebreo. Por el contrario, todos se veían penosamente forzados a participar del banquete ritual con que se conmemoraba cada mes el nacimiento del rey (la luna nueva); y cuando llegaban las fiestas dionisíacas, se los obligaba a seguir el cortejo de Dionisos, coronados de guirnaldas. Por instigación de Tolomeo, se publicó un decreto dirigido a las ciudades griegas de los alrededores, obligándolas a que procedieran de la misma manera contra los hebreos y los hicieran participar en los banquetes rituales. Además, se ordenaba degollar a los que rehusaran adoptar las costumbres griegas. Todo esto hacía prever la inminente calamidad”.

1º Macabeos 1:41-51 “El rey promulgó un decreto en todo su reino, ordenando que todos formaran un solo pueblo y renunciaran a sus propias costumbres. Todas las naciones se sometieron a la orden del rey y muchos Yisraelitas aceptaron el culto oficial, ofrecieron sacrificios a los ídolos y profanaron el Shabbat. Además, el rey envió mensajeros a Yahrusalaim y a las ciudad desde Yahudah, con la orden escrita de que adoptaran las costumbres extrañas al país: los holocaustos, los sacrificios y las libaciones debían suprimirse en el Santuario; los Shabbat y los días festivos debían ser profanados; el Santuario y las cosas santas debían ser mancillados; debían erigirse altares, recintos sagrados y templos a los ídolos, sacrificando cerdos y otros animales impuros; los niños no debían ser circuncidados y todos debían hacerse abominables a sí mismos con toda clase de impurezas y profanaciones, olvidando así la Torah y cambiando todas las prácticas. El que no obrara conforme a la orden del rey, debía morir. En estos términos escribió a todo su reino. Además, nombró inspectores sobre todo el pueblo, y ordenó a las ciudades de Yahudah que ofrecieran sacrificios en cada una de ellas.

El rey Antíoco murió 1335 días después de que él dedicó el Templo de Yahrusalaim a Zeus y 1290 días después de que él sacrificó cerdos en el Altar de Yahweh. Sucedió exactamente como Daniyel profetizó y en exactamente 350 años como fue profetizado. Daniyel profetizó en el 521 a.M. y el rey Antíoco puso en efecto su política helenizante en el 171 AM. El tiempo en Jubileos es de 350 años (Tiempo = 100, Tiempos = 200, y ½ Tiempo = 50), o 7 Jubileos:

Daniyel 12:7 “Y oí al hombre vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, que levantando su mano derecha y su mano izquierda al Shamaim, juró por aquel que vive para siempre, que será por un tiempo, tiempos y la mitad de un tiempo; y cuando se termine la destrucción del poder del pueblo kadosh, se cumplirán todas estas cosas”.

13

Daniyel 12:11-13 “Y desde el tiempo en que el sacrificio perpetuo sea abolido y puesta la abominación de la desolación, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. Mas tú, sigue hasta el fin; descansarás y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días”.

Después de la muerte del rey Antíoco, en el año 164 AM, el daño ya estaba hecho, pues se logró helenizar gran parte de la Casa de Yahudah, se introdujo el nombre de “Zeus/Dios” para ocultar el nombre del Eterno; la influencia griega reforzó el uso del calendario de luna nueva; se pervirtió el sacerdocio ya que Antíoco IV impuso a Jasón quien después fue vencido por Menelao, quien era el administrador del Templo, persiguiendo a muerte a los Yahudi que permanecían fieles a la Torah de Yahweh.

EL CALENDARIO JULIANO

La República de Roma entra en la región de Judea en el 64 a.M. tras el fin de la tercera Guerra entre Roma y Mitrídates del Ponto, cuando las legiones de Pompeyo vencen y Siria pasa a ser una nueva provincia romana. Las luchas de la dinastía Hasmonea2, reinante en Yahuda, otorgan un papel de juez a Pompeyo que en el 63 a.M. asedia Jerusalén, comenzando el dominio de Roma. Herodes es confirmado como rey por el Senado de Roma, gobernando entre el 37 y el 4 a.M., a su muerte, finaliza la independencia nominal del reino de Yahuda, siendo anexionado y pasando a formar la provincia romana de Judea. No obstante, los romanos mantienen la libertad religiosa y algunos derechos legislativos y judiciales a los judíos, encarnados en el Sanedrín, sin embargo, los romanos se atribuyeron el derecho a nombrar al sumo sacerdote.

El calendario juliano, introducido por Julio César en el año 46 a. M. entró en vigor en el 45 a. M. poco antes de la conquista romana de Egipto. Era el calendario predominante en el mundo romano, y posteriormente en la mayor parte de Europa y otros lugares, hasta que fue sustituido progresivamente por el Calendario Gregoriano, promulgado en 1582 por el Papa Gregorio XIII.

El calendario juliano tiene un año regular de 365 días divididos en 12 meses. Se agrega un día bisiesto a febrero cada cuatro años. El año juliano tiene por lo tanto un promedio de 365,25 días. Como resultado, el calendario juliano perdía alrededor de tres días cada cuatro siglos en comparación con los equinoccios observados con el paso de las estaciones. Esta discrepancia se intentó corregir con la reforma gregoriana de 1582 (surgimiento del calendario actual).

Cuando el imperio Romano estableció en Judea su provincia romana de oriente, introdujo sus costumbres y todo lo que en su imperio se establecía, por tanto, en Judea se adoptó el Calendario Juliano. Debido a su delimitada autonomía de culto, el séptimo día de la semana continuó como de costumbre y los

2 Familia que tomó el sacerdocio después de la revuelta de los macabeos usurpando a los legítimos Sadoquitas.

14

nombres de los días de la semana seguían siendo los mismos desde el exilio en Babilonia, por lo que el pueblo hebreo consideró que los cambios en el calendario no les afectarían a ellos.

Por lo tanto, desde el inicio de la conquista romana hasta la destrucción del segundo templo (incluyendo el periodo de tiempo del nacimiento, vida y muerte de Yahshua), Yahrushalaim tenía dos calendarios operando, el calendario civil dictaminado por Roma (calendario Juliano) y el calendario “religioso” (calendario lunar-babilónico).

Para lograr ajustar el desface del tiempo en el calendario Juliano, se desarrolló los días siderales (mismo que se mantienen hasta la fecha) en los cuales se reduce 9.86 segundos por cada hora del día, por lo que realmente las horas son de 59 minutos y 50 segundos. Los "9.86 segundos por hora” equivale a casi 4 minutos por día, con los cuales se crea el nuevo día añadido y así tener un nuevo calendario de 365 días por año, es decir, los días que vivimos actualmente en el calendario “gregoriano” es de 23 horas y 56 minutos. Sin embargo, como este cálculo no era perfecto, se tuvo que crear un “día bisiesto” cada cuatro años y así crear el día 366, (febrero 29) para “estabilizar” el control del tiempo en su nuevo calendario impuesto.

La siguiente es la fórmula que los hombres (NO YAHWEH) utilizan para hacer un día sideral o un día extra, en la que básicamente, sólo se toma minutos de los 364 días originales para crear otro día.

El año de 364 días está compuesto por 524,160 minutos

(60 x 24) = 1, 440 minutos por día (1440 x 364)= 524, 160 minutos por año

(minutos en una hora x horas del día) (minutos en un día x días en un año)

El año de 365 días cuenta con 1,436.05479 minutos por día

(524, 160/365) = 1, 436.05479 minutos por día del nuevo año de 365 días

(Minutos del año/Los días del nuevo año)

(1, 440 1, 436.05479) = 3.94521 minutos por día

(Minutos del día de 24 horas minutos del día sideral) = 3.94521 minutos que le roban a un día normal para poder agregar un día más al año y así tener un calendario de 365 días

El sustento científico con el que el hombre fundamenta este cambio es que toma como base el tiempo que tarda la tierra tarda en dar la vuelta sol y estar nuevamente en su mismo eje, a diferencia de medir el tiempo que tarda en girar alrededor del sol. Es decir, miden el tiempo que la tierra gira sobre sí misma considerando una estrella como guía (que cabe señalar que esa estrella no es la misma para todo el año), en lugar de medir el tiempo que la tierra gira alrededor del sol, desechando una estrella fija (el sol) por una que varía.

15

Con lo cual podemos constar que el calendario juliano (que a la postre se convirtió en el gregoriano) añade días adicionales mediante la reducción de minutos, modificando sutilmente el tiempo y con ello modifica la celebración de las fiestas del Eterno, colocando también al Shabbat en un "día abominable" ya que no sólo cambia su tiempo exacto, sino que también lo estipulan en un día que ellos consagran a su dios Saturno para el “sábado” o para su dios Sol en el “domingo”.

Jubileos 6:31-37 “Así se inscribió y fijó en las tablas celestiales, sin pasarse de un año a otro. Ordena tú a los hijos de Yisrael que guarden los años por este cómputo: 364 días el año completo, y que no alteren las fechas de sus días y sus festividades, pues todo les acontece según su testimonio: no pasen un día ni alteren festividad. Si infringen esto y no las celebran según se les ordenó, alterarán todas las fechas, y los años quedarán también desajustados: tanto estaciones como años se alterarán y transgredirán su norma. Entonces todos los hijos de Yisrael errarán y no hallarán el curso de los años, descuidarán el principio de los meses, la estación y el Shabbat, y equivocarán la norma de los años. Pues yo sé, y desde ahora te lo hago saber, y no por cuenta propia, pues ante mí está el Sefer/Libro escrito y establecida está en las tablas celestiales la distribución de los días, que olvidarán las festividades de la alianza y seguirán, con las fiestas de los gentiles, sus errores y su insipiencia. Habrá quienes observen el aspecto de la luna; pero ésta varía las estaciones y se adelanta a los años, en cada uno diez días. Por eso tendrán años que estarán alterados y harán infausto el día de revelación e inmundo el de festividad, y los confundirán todos, los días santos como impuros, y los impuros como santos, pues equivocarán los meses, las semanas, las festividades y los jubileos”.

Con la destrucción total de Yahrushalaim y el segundo templo, los yahudi/judíos fueron dispersados, algunos se convirtieron en esclavos y otros lograron huir a los países cercanos, mismo que estaban ya bajo el dominio de Roma y su calendario.

EL CALENDARIO LUNISOLAR JUDÍO

En el año 359 de la era moderna, Hillel II (No Yahweh) introdujo al pueblo judío un “nuevo calendario” con la autorización del emperador Romano Juliano el Apóstata, que más que ser un calendario nuevo, lo que hizo fue introducir un sistema de cómputo astronómico para que todos los judíos, sin importar en dónde vivieran ni que circunstancias meteorológicas tuvieran, pudiesen saber sin problemas cuándo serían las fiestas, sin riesgo de cometer errores.

Además, Hillel II aprovechó lo mejor de la ciencia astronómica de su tiempo, y diseñó un cálculo basado en el llamado Ciclo Metónico (que ya había sido usado por los babilonios), estableciendo los cálculos para determinar que cada 19 años, la Luna se encuentra prácticamente en el mismo punto con relación al Sol y la Tierra, Hillel II habría tomado esta información para diseñar un sistema que permitiese, sin margen de error posible, hacer los cálculos calendáricos exactos para las necesidades teóricas y religiosas del Calendario Hebreo.

16

Sin embargo, según el Talmud, Hillel II “aprendió de sus padres” el sistema de 19 años que usó para sistematizar el cálculo astronómico del Calendario Hebreo, sin embargo, es el mismo método usado por el calendario babilónico tal y como se expuso anteriormente en este documento y como dicen los estudios de Richard Parker y Waldo Dubberstein por medio de varias tabletas de arcilla recuperadas en Babilonia que han demostrado que, hacia inicios del siglo V, los babilonios ya usaban el ciclo de 19 años usado posteriormente por Hillel II. Es decir: ya aplicaban la noción de agregar un mes extra específicamente en los años 3, 6, 8, 11, 14, 17 y 19 para empatar 19 años lunares con 19 años solares. Entonces, desde esta óptica Hillel II no habría diseñado este sistema. Realmente lo habría aprendido de sus ancestros y se habría limitado a aplicarlo al Calendario Hebreo.

Dicho ajuste no es suficiente para que las Lunas Nuevas correspondan perfectamente a los inicios de mes. Por ello, Hillel II estableció una normatividad secuenciada para agregar o quitar un día en determinados momentos del año. Esa es la razón por la que, por ejemplo, el mes que llaman “Jeshván” puede tener 29 o 30 días, dependiendo del año.

De ese modo, el año hebreo puede tener 354 días o 384 días, dependiendo si es normal o embolismal (es decir de 13 meses). Pero si además corresponde agregar o quitar un día, puede tener 353 o 355 en los años normales, o 383 y 385 en los embolismales.

Además de estas inconsistencias del “nuevo calendario judío” como lo son: su origen babilonio y su trasfondo de adoración a dioses asiro-babilónicos; su variación en los días que componen un año que va desde los 353 hasta los 385 días según cuentas matemáticas y la visualización de la luna; mencionaremos dos hechos adiciónales contundentes para demostrar porque es un calendario establecido por hombres y no por Yahweh.

1. Luna nueva

El término luna nueva (jadash yareach יָרֵ ח חָדָשׁ ) no está escrito en ninguna parte en las escrituras hebreas.

Las Escrituras sólo usan la palabra "mes" (jodesh חֹדֶשׁ ) y pertenece a un mes solar. Los traductores mezclan algunas de las palabras hebreas, debido a errores de puntos vocálicos, como JODESH חדֶשׁ que significa “meses" y la palabra JADASH חָדָשׁ que significa "nuevo". También confunden la palabra yeraj יֶ רח que significa "mes", con la palabra yareaj יָ ר ח que significa "luna", y aquí es donde el error de traducción de la nueva luna entró en los diversos libros y traducciones de biblias, así se llegó a conocer que el pueblo hebreo observaba y practicaban un festival a luna nueva cada mes.

Sin embargo, la observación de la Luna Nueva no se ordenó en la Toráh, ni el término luna nueva se menciona en todo el Tanaj cuando nos fijamos en el texto original hebreo, y la palabra luna (yareaj) sólo es mencionada tres veces en la Toráh, de las cuales dos veces son advertencias de no adorar o servir a la luna:

17

1. Devarim/Deuteronomio 4:15-19 “Así que guardaos bien, ya que no visteis ninguna figura el día en que Elohe os habló en Horeb de en medio del fuego; no sea que os corrompáis y hagáis para vosotros una imagen tallada semejante a cualquier figura: semejanza de varón o hembra, semejanza de cualquier animal que está en la tierra, semejanza de cualquier ave que vuela en el Shamaim/cielo, semejanza de cualquier animal que se arrastra sobre la tierra, semejanza de cualquier pez que hay en las aguas debajo de la tierra. No sea que levantes los ojos al Shamaim/cielo y veas el sol, la luna, las estrellas y todo el ejército del cielo, y seas impulsado a adorarlos y servirlos”

2. Devarim/Deuteronomio 17:2-5 “Si se encuentra en medio de ti, en cualquiera de las ciudades que Yahweh tu Elohe te da, un hombre o una mujer que hace lo malo ante los ojos de Yahweh tu Elohe, violando su pacto, y que haya ido y servido a otros elohim, adorándolos, o adorando al sol, a la luna o a cualquiera de las huestes celestiales, lo cual yo no he mandado, y si te lo dicen y has oído hablar de ello, harás una investigación minuciosa. Y he aquí, si es verdad y es cierto el hecho que esta abominación ha sido cometida en Yisrael, entonces sacarás a tus puertas a ese hombre o a esa mujer que ha cometido esta mala acción; sacarás al hombre o a la mujer, y los apedrearás hasta que mueran”.

3. Bereshit/Génesis 37:9 “Soñó aun otro sueño, y lo contó a sus hermanos, y dijo: "He aquí que he soñado otro sueño: Y he aquí que el sol y la luna y once estrellas se inclinaban a mí"

2. El Shabbat en sábado romano

Si bien con la destrucción del segundo templo alrededor del año 70 d.M. (después de Mashiaj) y con la instauración del cristianismo por el Emperador Constantino en el siglo III de la era moderna, los judíos de aquella época fueron diezmados y obligados, por imposición Romana, a abandonar su fe. Fue hasta la era del Emperador Juliano el Apostata que respaldando a Hillel II para que, a través de la estandarización de su calendario, todos los judíos pudieran celebrar su día de reposo, bajo el acuerdo de que los shabbat fueran celebrados a partir de esa fecha en sábado (día de Saturno), ya que por orden de Constantino se había promulgado la ley dominical, en la cual se obligaba a toda persona a rendir culto en su nueva religión los “domingos”, día dedicado/consagrado al sol. Hillel por su parte no estaba dispuesto a rendir homenaje a tal deidad, acordó con Juliano la posibilidad de celebrar Shabbat en sábado, que, aunque era el día dedicado al dios Saturno, era considerado también como el séptimo día de la semana Juliana. Tras este acuerdo y hasta la fecha los Shabbat son celebrados por los judíos en sábado, un día acordado entre hombres, no el establecido por el Eterno.

18

El libro de Jubileos

El sefer/libro de los Jubileos fue escrito cuando el pueblo de Elohé estuvo bajo el yugo del Rey Antíoco y su finalidad era preservar el calendario que Yahweh revelo a Yanok al principio de los tiempos.

El libro de Jubileos advirtió a los hebreos de protegerse de la helenización y de adoptar el calendario selucita/babilónico. Los escritores del libro de los Jubileos temían que si el pueblo hebreo observaba ese calendario y mensualmente participaban de la Luna Nueva con la cual iniciaban los meses griegos, olvidarían el calendario de Yanok y los verdaderos meses de Yahweh que terminan el año en el equinoccio de primavera, perderían de vista que cada Rosh Jodesh/Comienzo de Mes como el primer día del mes y los Shabbat son el 7º día de cada semana. Entonces si ellos olvidaban todo eso, perderían la noción de su día de reposo y olvidarían sus fiestas mensuales en el primer día de cada mes solar (Rosh Jodesh) y se olvidarían de los días de fiesta anual, ya que estos son fijos cada año, pero bajo el calendario de la Torah, no en otros, teniendo como base que el inicio y fin de cada año es en el equinoccio de primavera.

Profecía del libro de Jubileos

Jubileos 6:34-38 “Entonces todos los hijos de Yisrael errarán y no hallarán el curso de los años, descuidarán el principio de los meses (Rosh Jodesh), la estación y el Shabbat, y equivocarán la norma de los años.(La forma de contar EL AÑO TORATICO), Pues yo sé, y desde ahora te lo hago saber, y no por cuenta propia, pues ante mí está el SEFER escrito y establecida está en las tablas celestiales la distribución de los días, que olvidarán las festividades de la alianza y seguirán, con las fiestas de los gentiles, sus errores y su insipiencia. Habrá quienes observen el aspecto de la luna; (el calendario judío o cualquiera que se rija por el estado de las lunas) pero ésta varía las estaciones y se adelanta a los años, en cada uno diez días. Por eso tendrán años que estarán alterados y harán infausto el día de revelación e inmundo el de festividad, y los confundirán todos, los días kadosh como impuros, y los impuros como kadosh, pues equivocarán los meses, las semanas, las festividades y los jubileos. Por eso yo te ordeno y te conjuro que los exhortes, pues tras tu muerte tus hijos se corromperán, no computando años de sólo 364 días, con lo que equivocarán el principio de los meses, la estación, las semanas y las festividades, y comerán la sangre de toda carne.

EL CALENDARIO DE QUMRAN.

¿Hay alguna evidencia de que el calendario de Yanok fue usado alguna vez por los Yisraelitas para fijar sus fiestas?

Se sabe que fue el calendario usado por las generaciones antes del diluvio y que fue establecido por la autoridad que Yahweh le había dado a Yanok, después Noaj al ser enseñado y adiestrado en todo por su bisabuelo Yanok, fue el responsable de enseñarlo a las generaciones futuras hasta llegar a Avraham.

19

Uno de los grandes patriarcas como Avraham, hombre justo y recto delante de Yahweh, quien guardo todos los mandamientos que el Eterno ya había establecido “por cuanto Avraham me obedeció y cumplió mi orden: mis Miztvot/mandamientos, mis leyes, y mis enseñanzas (Bereshit/Génesis 26:5), transmitió las enseñanzas a Yitzjak quien a su vez las enseño a Yaacob y él a sus hijos. También es conocido que el pueblo de Yisrael mientras fue esclavo en Egipto, perdió el control del tiempo (Bereshit/Génesis 15:13 y Shemot/Éxodo 12:40), sometiéndose a las costumbres e ideologías de sus opresores más de 400 años, sin embargo, en la liberación de Yisrael, Yahweh restituyó el conteo del tiempo, los días y meses (Shemot/Éxodo 12:1). Cuando Moshé fue instruido por Yahweh en el monte Sinaí y le entregó nuevamente las leyes, en ese momento también se restableció el Shabbat, los Rosh Jodesh y se constituyeron las fiestas/moedim.

Siguiendo en la historia del pueblo hebreo con referencia al calendario, se puede observar que no hubo ninguna variación sobre como lo controlaban, sino hasta la primer gran deportación a Babilonia, donde la influencia del calendario lunar y el nombre de los meses fue introducida en la nación apartada y desde ese tiempo hasta la fecha ha variado y desviado en su control.

¿ALGUNA VEZ SE TRATÓ DE RECUPERAR EL CALENDARIO DE YANOK?

Está comprobado que por lo menos un intento fue llevado a cabo, la comunidad de Qumran, cerca de Yahrushalaim, poco antes de la era común, tenazmente usó el “calendario de Qumran”. Ellos creían que las otras sectas judías (saduceos, fariseos) estaban equivocadas al usar el calendario lunar para fijar sus fiestas.

Un estudio del calendario de Qumrán muestra que tenía 364 días, doce meses de 30 días y un día intercalado cada tres meses para separar las estaciones y otras muchas de las características del calendario de Yanok. La comunidad de Qumrán creía que su calendario era el “verdadero”, y parece provenir de una interpretación del calendario descrito en el libro de Yanok.

Pero ¿quiénes formaban la comunidad de Qumrán? Se les asume con el nombre de los, sin embargo, el debate principal se centra en que eran los miembros de una secta judía, establecida probablemente desde mediados del siglo II a.M. tras la “Revuelta Macabea”, y cuya existencia hasta el siglo I está documentada por distintas fuentes. Sus antecedentes inmediatos podrían estar en el movimiento hasideo, de la época de la dominación seléucida (referente a la época del Rey Seleuco, del cual desciende Antíoco IV Epífanes).

Estudios divulgados entre 1995 y 2009, particularmente los relacionados con el profesor Norman Golb (de la Universidad de Chicago) y la Dra. Rachel Elior (de la Universidad Hebrea de Jerusalén), sugieren que eran sacerdotes saduceos expulsados del templo de Yahrushalaim quienes eran descendiente del sumo sacerdote Tzadok (el que ungió a Salomón como rey), y que son los verdaderos autores de los rollos de

20

Qumrán, los mismos que pertenecieron al Templo y se trasladaron al Mar Muerto con la intención de protegerlos.

Son los autores de los rollos encontrados quienes reclaman su origen sacerdotal y por tanto un origen común con los saduceos, así mismo, también denuncian que el Templo fue contaminado por la corrupción de los sacerdotes que quedaron allí (los usurpadores impuestos por el Rey Antíoco durante su mandato), por lo cual se apartaron y huyeron para preservar los rollos. Durante los años de control saduceo del Templo (del 134 al 76 AM) y bajo los reinados de Juan Hircano, Aristóbulo I y Alejandro Janneo, los autores de los rollos fueron severamente perseguidos; ellos insistían en seguir el calendario solar del Libro de los Jubileos y de Yanok.

Conclusión

YANOK 74: 12-17 “El sol y las estrellas llevan completo el año exactamente, tanto que ellos no adelantan ni retroceden su posición ni un sólo día por toda la eternidad y completan los años con perfecta justicia cada trescientos sesenta y cuatro días. En tres años hay mil noventa y dos días, en cinco años, mil ochocientos veinte días y en ocho años dos mil novecientos doce días. Pero para la luna sola sus días en tres años llegan a mil sesenta y dos y a los cinco años le faltan cincuenta días, Ella tiene en cinco años mil setecientos setenta días y así hay para la luna durante ocho años, dos mil ochocientos treinta y dos días. A los ocho años le faltan ochenta días. El año se cumple regularmente según las estaciones del mundo y la posición del sol, que sale por las puertas por las cuales nace y se oculta durante treinta días.

JUBILEOS 6:38 “Por eso yo te ordeno y te conjuro que los exhortes, pues tras tu muerte tus hijos se corromperán, no computando años de sólo 364 días, con lo que equivocarán el principio de los meses, la estación, las semanas y las festividades, y comerán la sangre de toda carne”

JUBILEOS 6:28-34 “Por eso se los instituyó como fiestas memorables para siempre, y así están establecidas y las registran en las tablas celestiales. Cada trece semanas, una fiesta, y su conmemoración pasa de unas semanas a otras, de las primeras a las segundas, de las segundas a las terceras y de las terceras a las cuartas; el total de los días de esta regla son cincuenta y dos semanas, todas las cuales hacen un año completo. Así se inscribió y fijó en las tablas celestiales, sin pasarse de un año a otro. Ordena tú a los hijos de Yisrael que guarden los años por este cómputo: 364 días el año completo, y que no alteren las fechas de sus días y sus festividades, pues todo les acontece según su testimonio: no pasen un día ni alteren festividad. Si infringen esto y no las celebran según se les ordenó, alterarán todas las fechas, y los años quedarán también desajustados: tanto estaciones como años se alterarán y transgredirán su norma. Entonces todos los hijos de Yisrael errarán y no hallarán el curso de los años, descuidarán el mes nuevo, la festividad y el Shabbat, y equivocarán la norma de los años”.

JUBILEOS 2:9 “Yahweh puso el sol sobre la tierra como gran señal de días, semanas, meses, festividades, años”, septenarios, jubileos y todas las estaciones”.

JUBILEOS 4:21 Yanok estuvo con los ángeles de Yahweh seis años jubilares. Ellos le mostraron cuanto hay en la tierra, en los cielos y la regla del sol, y lo escribió todo”.

21

Como pueden comprobar todo estaba escrito que así ocurriría, todo fue bien detallado y hemos comprobado su cumplimiento al ver hoy día que la casa de Yahudah lleva el "error del calendario" y que ha sido por causa de apartarse de lo que es verdadero.

Detalladamente se nos advirtió y profetizó que los hijos de Yisrael usarían un calendario lunar en vez del Calendario que Yahweh nos dio por medio del Nabí Yanok y ahora lo podemos comprobar con todos los hallazgos históricos encontrados y enunciados en este capítulo.

22

Capítulo II. El Verdadero Calendario de YAHWEH

Yahweh Elohé dijo: Que haya lumbreras en el firmamento del shamaim para separar la luz del día de la noche; servirán como señales para los tiempos establecidos, los días y los años; y servirán como lumbreras en el firmamento del shamaim para alumbrar sobre la tierra. Y así fue(Bereshit/Genesis 1:14-15).

Como se ha podido constatar en la síntesis histórica presentada, el control del tiempo referente a sus años, meses, estaciones y días se perdió conforme lo estableció Yahweh y ha variado en el tiempo según la cultura del imperio más preponderante, claramente sabemos que existen otros calendarios como el chino, hindú, azteca y de los pueblos prehispánicos, aunque respetemos dichas culturas, nosotros, los hijos de Yahweh, solo nos guiamos y basamos por las instrucciones que el Eterno ha instituido a través de la boca de sus profetas y que se encuentran escritos en su Torah, por lo tanto, en la siguiente sección nos enfocaremos a dar respuesta a la interrogante natural que surge una vez que hemos analizado la historia y es ¿cuál era el calendario que siguió nuestro pueblo hasta antes de la deportación a Babilonia y que los Qumranitas trataron de restablecer?

Y es que no se trata de un tema menor, ya que hombres ejemplares como Noaj, Avraham, Moshe y Dawid, de quienes se habla sobre su justicia y obediencia a los mandatos de Elohé guardaron diligentemente los Shabbat, Rosh Jodesh y las moedim/fiestas del Eterno en los tiempos señalados conforme la revelación e instrucción que Yanok enseñó en los tiempos de antaño, misma que podemos encontrar si leemos, buscamos y meditamos detenidamente en la Torá de Yahweh.

“Feliz el hombre que no sigue el consejo de los que hacen iniquidad, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se une a la compañía de los burladores, sino que la Instrucción de Yahweh está su verdadero deleite, y en su Instrucción estudia día y noche. Es y será para siempre como un árbol frondoso que está plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto en su tiempo y su follaje no se marchita; todo lo que produce prospera”. (Tehilim/Salmo 1:1-3)

Pero antes de ahondar en la constitución del calendario establecido por Yahweh, el cual, como bien hemos dicho se encuentra en la Torah, además de ser descrito por el libro de Yanok y Jubileos, es necesario clarificar qué es un calendario, cuál es su importancia y para qué sirve.

¿QUÉ ES UN CALENDARIO Y PARA QUÉ SIRVE?

Esta pregunta puede parecer muy simple y, por tanto, asumir que su respuesta es obvia, sin embargo, muchas veces por obviar un conocimiento es que pasamos por alto la relevancia de la información, así que a continuación definiremos lo que es, para poder comprender su relevancia.

23

El calendario es una cuenta sistematizada del transcurso del tiempo, utilizado para la organización cronológica de actividades, se trata de un conjunto de reglas o normas que tratan de hacer coincidir el año civil con el año trópico, graficando el paso del tiempo y apelando a la división temporal en unidades como años, meses, semanas y días.

Originalmente el calendario tenía un uso principalmente religioso y agrícola. Desde el punto de vista religioso se utilizaba para recordar las festividades. Y desde el agrícola, se usaba para marcar el inicio y terminación de las estaciones, indicando los tiempos de siembra, apareamientos y cosechas; su uso permitía llevar un orden cronológico de actividades, pronosticando eventos futuros y su cumplimiento.

Por tanto, el hablar de un calendario tiene gran relevancia, pues como bien vemos, sirve para guardar una cronología de los tiempos, elemento indispensable para conocer el cumplimiento de las profecías, además de establecer los tiempos correctos en la celebración de los días marcados como días consagrados, los Shabbat y los cambios de estación del año. En todo esto radica la importancia de este tema tan crucial para la vida de cualquier persona, creyente o no.

DIVISIÓN DEL TIEMPO SEGÚN LA TORAH

La cronología del tiempo según la Torah y los usos y costumbres del pueblo hebreo se divide en ocho grupos que van desde un día hasta los jubileos.

Día: Un día es el tiempo que transcurre de un atardecer a otro atardecer, es la unidad de tiempo más sencilla y corta, la cual se divide en dos grandes momentos (Bereshit/Génesis 1:5-8).

o Día: El tiempo en el cual hay luz, es decir, el sol predomina

o Noche: Cuando el sol se oculta y la oscuridad prevalece, teniendo en la luna su único aporte de luz.

Semana: La semana es un compendio de siete días naturales, dentro de los cuales 6 son para trabajar y el último, es decir el séptimo, es para reposar en Yahweh, mejor conocido como Shabbat. (Bereshit/Génesis 1:3-2:3; Shemot/Éxodo 20:9-11, 23:12, 34:21; Devarim/Deuteronomio 5:13)

Mes: El mes es una de las unidades de medida del tiempo más importante, su duración total es de 30 días. El mes agrupa cuatro semanas hebreas además de un “Rosh Jodesh/Inicio de mes” y un día de preparación para el comienzo del siguiente mes.

Estaciones del año: Las estaciones del año o “días de equinoccio” son cuatro días que se añaden cada 3 meses por cambio de estación, su función es para anunciar y dar tiempo para prepáranos para el cambio de estación, son días inseparables al año, pero no son contabilizados dentro del cómputo de los meses. (Yanok 75: 1; Jubileos 6:23).

Año: La primer gran división del tiempo es el año y se establece por la agrupación de 12 meses consecutivos, aglutinando 360 días “naturales” a los cuales se les anexa los 4 días de las estaciones del año, por lo tanto, el total de los días del año es de 364 días (Yanok 72: 6-32; Jubileos 6:32).

Septenario: La segunda gran división del tiempo se realiza cada siete años, en el que el séptimo era un año especial, un año de obras de justica en el cual se beneficiaba a los pobres y oprimidos,

24

además de tareas específicas para el campo en el cual se le daba descanso a la tierra (Éxodo 23: 11, Deuteronomio 15).

Jubileos: Este es el lapso más grande, comprendido por un periodo de 50 años, una festividad especial y de gran jubilo, caracterizada por liberar a los esclavos, devolver las posesiones y no trabajar la tierra. El año jubilar (50) es precedido por la fiesta del año septenario (49) en el cual tampoco se sembraba. (Levitico 25: 10-12, Jubileos 1:29).

COMPOSICIÓN DEL CALENDARIO DE YAHWEH

El control y computo de los tiempos, como bien hemos mencionado, Yahweh se lo reveló por primera vez al profeta Yanok a través del malaj Uriel (Yanok 72:1) revelando los días por mes, los meses con el día adicional de la estación de año y el total de días por año; estableciendo los rasgos generales para el computo del tiempo, como también, detalles tan específicos como la duración del día y la noche según el mes y la estación en la que se esté.

El Libro de Jubileos y los datos que se encuentran distribuida en el Tanaj/Antiguo Testamento comprueban y amplían la información presentada en el libro de Yanok y con ello, se expone a luz “las perlas preciosas que solo son para los hijos” para que cada uno valore y tome su propia decisión conforme a la voluntad del Eterno.

Sin embargo, sea cual sea la decisión que usted tome, “el sol y la luna cumplirán su ruta y sus tiempos sin desobedecer la orden de Yahweh” (Yanok 69:20).

Meses y días del año según el Malaj Uriel Mes del año Días por mes No. De Puerta Verso 1 30 4 6-10

2

30

5

11-12 3 31 6 13-16

4

30

5

17 5 30 5 18-19

6

31

4

19-20 7 30 3 21-22

8

30

2

23-24 9 31 1 25-26

25

10

30

2

27-29 11 30 2 30-31

12

31

3

31-32

La tabla anterior es un resumen grafico del capítulo 72 del libro de Yanok, teniendo gran relevancia puesto que en él se plantean los doce meses del año con su respectiva duración, acotando específicamente los meses en los cuales se debe contemplar las estaciones del año y su día especial, siendo el mes 3, 6, 9 y 12 los meses señalados con tal distinción, teniendo como resultado años de 364 días “…y el año tiene exactamente trescientos sesenta y cuatro días” (Yanok 72:32).

El libro de Jubileos confirma la duración de 364 días para el año, acotando de la misma manera los meses con las estaciones del año, tal como lo podemos ver en las siguientes citas.

“El primer día de los jodesh/meses serán kadosh para vosotros, son días memorables. También el último yom del tercero, del sexto, del noveno y del doceavo serán un yom de separación y de cambio de estación en las cuatro partes del año: escritos y regulados están para testimonio eterno(Jubileos 6:23).

“Así se inscribió y fijó en las tablas celestiales, sin pasarse de un año a otro. Ordena tú a los hijos de Yisrael que guarden los años por este cómputo: 364 días el año completo, y que no alteren las fechas de sus días y sus moedim/fiestas, pues todo les acontece según su testimonio: no pasen un día ni alteren las moedim/fiestas. Si infringen esto y no las celebran según se les ordenó, alterarán todas las fechas, y los años quedarán también desajustados: tanto estaciones como años se alterarán y transgredirán su norma. Entonces todos los hijos de Yisrael errarán y no hallarán el curso de los años, descuidarán el Rosh Jodesh, el cambio de estación y el shabbat, y equivocarán la norma de los años. Pues yo sé, y desde ahora te lo hago saber, y no por cuenta propia, pues ante mí está el libro escrito y establecida está en las tablas celestiales la distribución de los días, que olvidarán las moedim de la alianza y seguirán con las fiestas de los goyim, sus errores y su insipiencia. Habrá quienes observen el aspecto de la luna; pero ésta varía las estaciones y se adelanta a los años, en cada uno diez días. Por eso tendrán años que estarán alterados y harán infausto el día de revelación e inmolan el de moedim, y los confundirán todos, los días kadoshim como impuros, y los impuros como kadoshim, pues equivocarán los meses, las semanas, las moedim y los jubileos. Por eso yo te ordeno y te conjuro que los exhortes, pues tras tu muerte tus hijos se corromperán, no computando años de sólo 364 días, con lo que equivocarán el Rosh Jodesh, la estación, las semanas y las moedim, y comerán la sangre de toda carne” (Jubileos 6:31-38).

De igual manera en el propio libro de Yanok se refuerza la existencia de estos días en otro relato y bajo otro contexto, veamos:

26

Dichosos todos los justos; dichosos todos los que caminan por el camino de la justicia y que no pecan como los pecadores en el cálculo de los días: cuando el sol recorre los cielos, entra y sale por cada puerta durante treinta días, junto con los jefes de millar de la especie de las estrellas, añadiendo los cuatro días que son intercalados para separar las cuatro partes del año, las cuales los guían y entran con ellas cuatro días. Debido a ello los hombres se equivocan y no los cuentan dentro del cómputo completo del año, están en el error y no lo reconocen debidamente, porque ellos están incluidos en el cómputo de los años y están verdaderamente asignados para siempre, uno a la tercera puerta (mes), otro a la sexta puerta(mes), otro a la novena puerta (mes) y otro a la doceava puerta (mes) y el año está completo en trescientos sesenta y cuatro días. El cómputo de ellos es correcto y la cuenta registrada de ellos exacta, de las luminarias, meses, fiestas, años y días; me lo ha mostrado y revelado Uriel a quien el Elohé YAHWEH de la creación del mundo ha subordinado las huestes de los cielos (Yanok 82:4-7).

Con estas pruebas es irrefutable que el año creado por Yahweh y del cual el malaj Uriel es el responsable de hacer que se cumpla, es de 364 días, divido en 12 meses de 30 días y al cual en el tercer, sexto, noveno y doceavo mes se le agrega un día para separar las estaciones del año, pero este día no es parte del mes.

Existen algunas personas que encuentran contradictorio el libro de Jubileos, sin embargo, explica exactamente párrafo anterior aunque desde otra óptica, pues en él se menciona que el año esta divido en cuatro estaciones, cada una de 91 días, es decir 13 semanas por estación y un total de 364 días anuales; la supuesta contradicción la contemplan al “suponer” que el libro de Jubileos realiza un conteo consecuente de los días, dividiéndolo exclusivamente en semanas, lo cual sería un grave error y una total descontextualización del texto, ya que lo presentado en Jubileos 6:29-30 y las registran en las tablas celestiales. Cada trece semanas, una fiesta, y su conmemoración pasa de unas semanas a otras, de las primeras a las segundas, de las segundas a las terceras y de las terceras a las cuartas; el total de los yom de esta regla son cincuenta y dos semanas, todas las cuales hacen un año completoes la culminación de la justificación ancestral de la celebración de los Rosh Jodesh y los días de “equinoccio” como lo vemos en Jubileos 6:23 El primer día de los meses serán kadosh para vosotros, son días memorables. También el último día del tercero, del sexto, del noveno y del doceavo serán un día de separación y de cambio de estación en las cuatro partes del año: escritos y regulados están para testimonio eterno.

Ahora que ya hemos analizado parte de la información que Yahweh Elohé nos enseña a través del profeta Yanok y el libro de Jubileos, comencemos a describir la composición interna del calendario, iniciando por la descripción del mes, llegando a los días específicos como el Shabbat o el Rosh Jodesh, los cuales nos llevaran a comprender la composición anual.

27

Mes Hebreo

La información presentada hasta este momento nos permite entender que el mes está compuesto de 30 días y que en cada tercer mes (3,6,9 y 12) cuentan con un día adicional para separar las estaciones del año, pero no son contabilizados dentro del mes ya que sólo están ahí para separar una estación de la otra, por tanto, la estructura del mes quedaría de la siguiente forma.

En el Tanaj/Antiguo Testamento también se encuentra información sobre la duración en días de un mes, tal como lo podemos verificar en historia de Noaj durante el diluvio, veamos:

“7:11 En el año seiscientos de la vida de Nóaj, en el segundo mes, el día diecisiete del mes, en ese día reventaron todas las fuentes del gran abismo, y se abrieron las compuertas del cielo.” (Bereshit/Genesis 7:11)

“Las fuentes del abismo y las compuertas del shamaim se cerraron, y la lluvia del shamaim se detuvo; Entonces las aguas siguieron retrocediendo sobre la tierra. Para el fin de los ciento cincuenta días las aguas disminuyeron, tanto que, en el séptimo mes, el día diecisiete del mes, el arca encalló sobre las montañas de Ararat” (Bereshit/Genesis 8:2-4).

Analicemos a detalle, desde que se abrieron las compuertas de cielo hasta que el agua disminuyó lo suficiente para que el arca quedará encallada pasaron 5 meses (del día 17 del segundo mes al 17 del séptimo), durante ese periodo transcurrieron 150 días, por lo tanto, si queremos saber cuántos días hay en un mes es necesario dividir 150÷5 (días entre meses) y nos da como resultado que cada mes tuvo 30 días.

El agua permaneció sobre la faz de la tierra cinco meses, que son ciento cincuenta días(Jubileos 5:27)

Cabe resaltar nuevamente que los días de “separación de estaciones” no son contabilizados dentro del mes ya que sólo están ahí para separar una estación de la otra como se muestra en la siguiente imagen.

28

Rosh Jodesh/Inicio de Mes

El Rosh Jodesh o inicio de mes es un día especial, una kadohs/sagrada convocatoria y aunque ciertamente en el Tanaj no hay un mandamiento claro y tácito para este día como lo hay para el Shabbat o las moedim/fiestas establecidas por Yahweh Elohé, en el Jumas/Pentateuco como en los Navi/Profetas podemos ver como el primer día del mes es de suma importancia, pero si a eso le agregamos lo descrito por el libro de Jubileos, entonces tendremos un panorama más completo de este día y por tanto la información necesaria para poder estructurar correctamente la composición interna del mes hebreo.

“Y en sus ocasiones de regocijo sus festivales fijos y días de Rosh Jodeshustedes sonarán las trompetas sobre sus ofrendas quemadas, un recordatorio de ustedes delante de su Elohé; yo, YAHWEH, soy su Elohé. Los Yisraelitas parten del Sinaí” (Bemidbar/Números 10:10)

En este verso se establece que tanto los “festivales fijos”3 como los Rosh Jodesh/Principios de Meses son ocasiones especiales, de alegría para el pueblo, días de Kadosh/Santa convocación al son de trompetas para honrar a Yahweh.

En sus Rosh Jodesh ustedes presentarán una ofrenda quemada a YAHWEH: dos toros de la manada, un carnero, y siete corderos de un año, sin tacha. Como ofrenda de comida por cada toro: seis kilos de harina selecta mezclada con aceite. Como ofrenda de comida por cada carnero: cuatro kilos de harina selecta mezclada con aceite. Como ofrenda de comida por cada cordero: dos kilos de harina fina mezclada con aceite. Tal será la ofrenda quemada de olor grato, una ofrenda encendida para YAHWEH. Sus libaciones serán: dos litros por cada toro, un litro y medio por cada carnero, y un litro por cada cordero. Este es el holocausto de cada

3 Los “festivales fijos” son los días establecidos en Vayikrá/Levíticos capítulo 23.

29

mes por todos los meses del año. Y habrá un chivo como ofrenda por el pecado a YAHWEH, que se ofrecerá en adición a la ofrenda quemada regular y su libación.(Bemidbar/Números 28:11-15)

Como bien podemos leer en Bemidbar/Números 28:11-15, vemos que para el primer día del mes hay sacrificios especiales, diferentes a los sacrificios del resto de las festividades, lo cual le da una relevancia a este día, señalando una ofrenda exclusiva para ese día que debería cumplirse todo el año, en cada inicio de mes.

En YeshaYah/Isaias 66:23 podemos ver como Yahweh a través de la boca de su navi/profeta YeshaYah pone en el mismo nivel a los Rosh Jodesh que a los Shabbat, días propicios para “adorar” al Elohé de la creación.

“Y de Rosh Jodesh en Rosh Jodesh, y de Shabbat en Shabbat, vendrá toda carne a adorarme, dijo YAHWEH.” (YeshaYah/Isaias 66:23)

Pero un aporte muy esclarecedor sobre esta fiesta solemne esta descrita en el libro de Jubileos, en la cual, además de enseñar desde que tiempo se comenzó a guardar este día, también nos revela el motivo de esta festividad mensual.

El primer día de los meses serán kadosh para vosotros, son días memorables. También el último día del tercero, sexto, noveno y del doceavo serán un día de separación y de cambio de estación en las cuatro partes del año: escritos y regulados están para testimonio eterno.

Noaj adoptó los Rosh Jodesh como fiestas para las generaciones futuras, pues ellos le sirvieron de memorial. Al día segundo del primer mes, le fue ordenado que hiciera el arca; en él se secó la tierra, abrió el arca y vio tierra.(Jubileos 6:23-25)

Con base en este relato del libro de Jubileo podemos observar que el primer hombre en guardar esta festividad fue Noaj hombre justo, perfecto, integro y de ejemplo de emunah (Bereshit/Genesis 6:9; Ivri/Hebreos 11:7; Kefá Bet/2º de Pedro 2:5), siendo el medio por el cual Yahweh nuevamente levantó descendencia en la tierra.

Noaj con toda la envergadura del nombre que Yahweh le dio, instituyó el Rosh Jodesh como fiesta para las generaciones, para que así no se olvidaran del poder de Elohé y la obra poderosa que hizo en sus días; en esta misma porción podemos ver que en el Rosh Jodesh no realizó ninguna actividad sino hasta el segundo día del mes (verso 25), formalizando la solemnidad de esta fiesta.

Adentrándonos más en este relato, podemos ver como en el capítulo 7 del verso 1 al 6, Noaj, tras el paso del tiempo, realiza el sacrificio del Rosh Jodesh y durante ese día no realiza ninguna acción más, confirmando nuevamente la importancia de este día.

30

En el séptimo septenario de este jubileo, en su primer año, plantó Noaj una vid en el monte donde se había posado el arca, llamado Lubar, uno de los montes Ararat. Dio fruto al cuarto año, lo vendimió ese año en el mes séptimo y lo guardó. Hizo de ello mosto, lo puso en una vasija y lo conservó hasta el quinto año, hasta el primero del primer mes. Celebró ese día de Moedim con regocijo e hizo un holocausto a Yahweh de una ternera, un carnero, siete ovejas añales y un cabrito en expiación por sí y por sus hijos.

Primero aparejó el cabrito, echando parte de su sangre sobre la carne del altar que había levantado. Colocó toda la grasa en el altar en el que ofrecía el holocausto a Yahweh y añadió la carne de la ternera, el carnero y las ovejas. Puso encima masa con aceite, luego derramó vino en el fuego que había encendido sobre el altar y echó incienso encima, levantando un buen aroma agradable ante Yahweh, su Elohé.

Se regocijo y bebió de este vino él y sus hijos con gozo.(Jubileos 7:1-6)

Con toda esta evidencia podemos concluir que el primer día del mes o Rosh Jodesh es una celebración especial, una kadosh convocatoria, un día de ofrendas/sacrificios especiales y reposo, al cual, Yahweh mismo, le ha dado una distinción como de Shabbat, por tanto, no es un día laborable el cual, debe ser guardado como se ha descrito en esta sección; sin embargo, en el libro del navi/profeta Yejezquel/Ezequiel podemos ver como claramente Yahweh excluye el Rosh Jodesh como un día de trabajo, veamos:

Así ha dicho Yahweh: La puerta del atrio interior que da al oriente estará cerrada los seis días de trabajo. Pero será abierta el día de SHABBAT, y también será abierta el día de Rosh Jodesh. (Yejezquel/Ezequiel 46:1)

En los escritos del profeta Amós encontramos algo impresionante, pues en su contexto Yahweh está dando una reprimenda al pueblo por su actitud voraz y engañosa. Sin embargo, lo que hay que resaltar es que Yisrael paraban labores, es decir, no vendían en el día de Rosh Jodesh al igual que en Shabbat, por lo que esperaban ansiosamente la terminación de estos días para continuar con sus ventas injustas.

“Oíd esto, los que pisoteáis a los menesterosos, y queréis exterminar a los pobres de la tierra, diciendo: ¿Cuándo pasará Rosh Jodesh para vender el grano, y el día de Shabbat para abrir el mercado de trigo, achicar el efa, aumentar el siclo y engañar con balanzas falsas; para comprar por dinero a los desvalidos y a los pobres por un par de sandalias y vender los desechos del trigo?(Amos 8:4-6)

En algún momento de la historia el Rosh Jodesh estuvo a la par del Shabbat, por desgracia para los judíos actuales, han suprimido esto y ellos trabajan en Rosh Jodesh.

Derivado de esta información sabemos que la estructura del calendario mensual es de 30 días y el primero de ellos es Rosh Jodesh, día de fiesta y reposo, consagrado para Yahweh, tal y como se ilustra en la siguiente imagen.

31

Shabbat/Día de Reposo

Antes de iniciar este tema es necesario aclarar que en esta sección no se abordará el Shabbat desde la perspectiva de cómo y por qué guardarlo, tampoco se hablará referente a si es una ley “abolida o no”, esos temas se tratan directamente en los estudios sobre el Shabbat, esto con el fin de no desviarnos del tema y poder referirnos a su integración en el calendario y su composición dentro del mes, tema que realmente nos atañe en este estudio.

Una vez aclarado los límites del Shabbat en este estudio comencemos el desarrollo del estudio.

Es necesario apreciar la diferencia entre Rosh Jodesh y el Shabbat; para empezar el Rosh Jodesh es el primer día del mes, mientras que el Shabbat es el séptimo día de la semana; ambos días, Rosh Jodesh y Shabbat, son mencionados como días distintos, nunca como el mismo día.

Recordemos que el Rosh Jodesh es considerada una kadosh convocatoria, por tanto, tiende a semejarse a un Shabbat, ya que, en primer lugar, la puerta del templo se abre ese día(Yejezquel/Ezequiel 46:1), en segundo lugar, el pueblo sabía que debía subir al Templo en Rosh Jodesh para presentar sus sacrificios y ofrendas y, en tercer lugar, era consideraba como un día en donde no se laboraba.

Oigan esto, ustedes que devoran a los necesitados, aniquilando a los pobres del país, que dicen: ¡Si pasara el Rosh Jodesh, para que podamos vender grano; el SHABBAT, para que podamos poner el trigo a la venta, usando un efah bien pequeño, y un siclo bien grande, cargando una balanza deshonesta,(Amos 8:4-5)

Todo lo antes expuesto nos lleva a un orden lógico en los días de los meses del año del calendario escritural que a continuación se muestra, no sin antes señalar como debe ser cuantificados los días para llegar al Shabbat.

32

Entonces Yahweh Elohé le dio berahot al séptimo día y lo declaró Sagrado, porque en él cesó Yahweh de toda obra de creación que había hecho.(Bereshit/Genesis 2:3)

Recuerda el SHABBAT para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día es un día de reposo para Yahweh tu Elohé: no hagas ningún trabajo tú, ni tu ben, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu bestia, ni el extranjero que está dentro de tus puertas.

Porque en seis días hizo Yahweh el shamaim y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día; por eso bendijo YAHWEH el día del SHABBAT y lo declaró Kadosh.(Shemot/Éxodo 20:8-11)

Durante seis días harás tu trabajo, pero en el séptimo día cesarás de la labor, para que tu buey y tu asno descansen, y que tu siervo y el extranjero se repongan.(Shemot/Éxodo 23:12)

Seis días trabajarás, pero en el séptimo día cesarás de tu labor; cesarás de tu labor aun en tiempo de arar y en tiempo de cosechar.(Shemot/Éxodo 34:21)

Recordando que en este estudio no nos referiremos a la forma en que se celebra ni los motivos por los cuales se realiza el Shabbat, es evidente que, con base en estos versos, la semana está compuesta por seis días de trabajo y un séptimo día de reposo, y si consideramos que el Rosh Jodesh no es un día de trabajo, tal y como ya se ha expuesto anteriormente, tenemos como resultado el siguiente orden lógico en la composición del calendario.

Sin embargo, no podemos dejar un tema tan relevante como lo es la arquitectura del calendario a la lógica, por lo que dentro de la Tanaj/Antiguo Testamento podemos hallar claras evidencias que los días de

33

Shabbat/reposo siempre son los días 8, 15, 22 y 29 de cada mes, para ello analizaremos la siguiente información.

1. Shabbat el día 8 de la semana hebrea: El pueblo en el desierto.

Al inicio del segundo año en el que el pueblo de Yisrael se encontraba en el mikva/desierto, Yahweh instruyó a Moshé/Moisés sobre cómo preparar su Tabernáculo y las indumentarias, la consagración de Aharon/Aron y su decendencia como Kohen/sacerdotes y sobre cómo realizar los sacrificios, desde la selección del animal o el grano hasta el ritual para presentarlo delante de Elohé y fuese aceptado por Él.

Pero es justo en este momento que podemos entender la institución del Shabbat dentro del mes, tal y como lo ordenó el Creador Eterno, veamos:

La narración de esta parte de la historia comienza en Shemot/Éxodo 40, pero el punto a resaltar de este capítulo es el siguiente:

El día primero del primer mes levantarás la morada de la tienda de reunión(Shemot/Éxodo 40:2)

La narración sigue con las indumentarias que llevará esa tienda de reunión, desde lo candelabros, las cortinas, siguiendo por la descripción de las ofrendas, como seleccionarlas y como dedicarlas hasta que llegamos a otro punto muy interesante

“Yahweh le habló a Moshé diciendo: Toma a Aharon y a sus hijos, y las vestiduras, el aceite de la unción, el novillo de la ofrenda por el pecado, los dos carneros, y la canasta de panes inleudos;” (Vayigrá/Levíticos 8:1-2)

En el capítulo 8 de Vayigrá/Levíticos comienzan las especificaciones para tomar a Aharon y sus hijos para apartarlos al servicio de Yahweh, esta especificación es sumamente importante para poder entender el contexto y los tiempos señalados.

No saldrán de la entrada de la Tienda de Reunión por siete días, hasta el día en que se complete su período de ordenación. Porque su ordenación requerirá siete días. Todo lo que se ha hecho hoy, Yahweh ha mandado que se haga por siete días, para hacer expiación por ustedes. Se quedarán a la entrada de la Tienda de Reunión día y noche por siete días, obedeciendo la orden de Yahweh, para que no mueran, porque así lo he ordenado. Y Aharon y sus hijos hicieron todo lo que Yahweh había mandado mediante Moshé.” (Vayigrá/Levíticos 8:33-35)

En el verso 33 del mismo capítulo de Vayigrá/Levíticos, Moshé da las instrucciones de ordenación y consagración del sacerdocio, comisionándolos para que repitieran la ofrenda señalada durante siete días, en los cuales no podían salir de la tienda de reunión.

Ahora veamos que pasó cuando ellos pudieron salir:

34

En el día octavo Moshé llamó a Aharón y a sus benei, y a los ancianos de Yisrael. Le dijo a Aharón: Toma un becerro de la manada para ofrenda por el pecado y un carnero para ofrenda quemada, sin tacha, y tráelos delante de Yahweh. Y háblales a los Yisraelitas y diles: Tomen un chivo para ofrenda por el pecado; un becerro y un carnero, sin tacha de un año, para ofrenda quemada; y un buey y un carnero para ofrenda de bienestar para sacrificarlos delante de Yahweh; y una ofrenda de comida mezclada con aceite. Porque hoy se les aparecerá Yahweh. Ellos trajeron al frente de la Tienda de Reunión las cosas que Moshé había mandado, y toda la comunidad vino y se presentó ante Yahweh.(Vayigrá/Levíticos 9:1-5)

Pasado el periodo establecido por Yahweh, es decir, después de esos siete días en los que Aharon y sus hijos no podían salir, Moshe, Aharon, sus hijos y todo el pueblo se reunieron en una convocatoria para estar en la presencia de Yahweh.

Ahora que hemos visto el contexto completo comencemos con el análisis de lo que hemos leído.

El primer día del mes (Rosh Jodesh) en el segundo año de la liberación de Yisrael, Yahweh instruyó a Moshe sobre la Tienda de reunión, las ofrendas y la consagración de Aharon y su casa, en ese mismo día (el primero del mes), Moshé ungió, consagro y aparto a su hermano Aharon y sus hijos dentro del tabernáculo de reunión y les ordenó que permanecieran allí durante siete días, iniciando el primer día del mes.

Pasados esos siete días, es decir, al octavo del mes (que también es el octavo desde la consagración de Aharon y su casa) todo el pueblo se reunió para celebrar una reunión en presencia de Yahweh y presentar ofrenda, es decir, fue una kadosh convocatoria, es decir, Shabbat.

2. Shabbat el día 22 del mes hebreo: Mana en el midba/desierto

A pocos días de haber salido de Mitzrayim/Egipto, el pueblo de Yisrael reclamo a Yahweh y a Moshe por comida, recordando que antes comían carne y pan hasta saciarse, este relato lo vemos en Shemot/Éxodo 16:1-30, sin embargo, lo importante de este relato para este estudio es que, siguiendo el contexto y la cronología de los tiempos, podemos entender que el Shabbat se celebraba desde aquel entonces el día 22 del mes.

1. “Emprendiendo viaje desde Elim, toda la comunidad Yisraelita llegó al desierto de Sin, que queda entre Elim y el Sinaí, el día quince del segundo mes después de su salida de la tierra de Mitzraim. En el desierto, toda la comunidad Yisraelita se quejó contra Moshé y Aharon. Los Yisraelitas les dijeron: ¡De cierto hubiéramos muerto a manos de Yahweh en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos! Porque ustedes nos han sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta kehila.

Y Yahweh le dijo a Moshé: Yo haré llover sobre ustedes pan del cielo, y el pueblo saldrá y recogerá cada día la porción para ese día para así probarlos, a ver si seguirán o no mis instrucciones. Pero el sexto día, cuando midan lo que hayan traído, resultará ser el doble de la cantidad que recogen

35

cada día. Así que Moshé y Aharón dijeron a los Yisraelitas: A la tarde sabrán ustedes que fue Yahweh quien los sacó de la tierra de Egipto.” (Shemot/Éxodo 16:1-6)

2. “En el sexto día recogieron una cantidad doble de alimento, dos omeres para cada uno; y cuando todos los capitanes de la comunidad vinieron y se lo dijeron a Moshé, él les dijo: Esto fue lo que dijo Yahweh: Mañana es un día de reposo, un día kadosh de Yahweh. Asen lo que quieran asar, y hiervan lo que quieran hervir; y todo lo que sobre apártenlo y guárdenlo para mañana.(Shemot/Éxodo 22-23)

3. Seis días lo recogerán; en el séptimo día, el SHABBAT, no habrá nada.(Shemot/Éxodo 16:26)

4. Fíjense que Yahweh les ha dado el SHABBAT; por eso les da alimento para dos días en el sexto día. Que cada uno se quede dónde está: que ningún hombre salga de su lugar en el séptimo día. Así que el pueblo permaneció inactivo en el séptimo día.(Shemot/Éxodo 16:29-30)

En estas cuatro porciones del relato y siguiendo la cronología de los tiempos podemos comprender lo siguiente:

1. La queja a Yahweh se realizó el día quince (15) del segundo mes.

2. Al atardecer, es decir, al inicio del día 16 del segundo mes comenzó la provisión de alimentos y la cuenta de los seis días

3. Del día 16 al día 21 del segundo mes (seis días) recibieron el maná del cielo, obteniendo la doble porción el día seis, es decir el 21 del segundo mes.

4. El 22 del segundo mes fue el séptimo día donde no recibieron porción de maná, por lo tanto, el 22 del segundo mes fue Shabbat.

3. Shabbat el día 8, 15 y 22: La fiesta de Shlomo/Salomón

El recién nombrado Rey y heredero del trono de Dawid, Shlomo, lo primero que se propuso dentro de su mandato fue cristalizar el sueño de su padre, construyendo el templo dedicado a Yahweh, su Elohé, durante el cuarto año de su mandato, el segundo día del segundo mes (Divré Hayamim Bet/2º Cro 3:2), inicio la gran construcción.

En el séptimo mes durante Yom Teruja (La fiesta de las trompetas) se llevó a cabo la consagración del templo por el Rey Shlomo, la fiesta de consagración en esa ocasión duró 7 días (del primero del mes hasta el 7 del mes) el día 8ª del mes se celebró una asamblea solemne, al no haber una fiesta de por medio, se entiende que esa “asamblea solemne” fue debida al Shabbat semanal. (Divré Hayamim Bet/2º Cro 7:9).

Después de esa gran celebración, que duró siete días debido a la gran manifestación de Yahweh Elohé, se llevó a cabo la fiesta de Sukkot/Cabañas según la instrucción de Yahweh (Vayikra/Leviticos 23:39) siendo el día 15 y 22 del mes séptimo días de “reposo completo” que, siguiendo las cuentas al tomar en cuenta el día 8ª del mes como Shabbat, el día 15 y 22 eran días de Shabbat, pero también de fiesta, por tanto “Shabatot”.

36

Shlomo despidió al pueblo y les permitió viajar hasta el día 23 del 7 mes (Divré Hayamim Bet/2º Cro 7:10) para que no transgredieran Shabbat y el día de fiesta que Yahweh había ordenado como último día de fiesta de Sukkot.

Es de esta manera que podemos afirmar, no solo por lógica, sino por la información existente en la misma Tanaj, que el Shabbat es igual en cada mes, durante todos los años, siendo festejado el día 8, 15, 22 y 29 de cada mes.

HaShana/ El año

El año bajo el calendario que Abba Yahweh Elohé instituyó, como bien vimos en el libro de Yanok, consta de doce meses, sin embargo, al igual que en los temas anteriores, dentro de la Tanaj, podremos encontrar evidencias de esta información

1. División del año por el Rey Dawid/David

Cuando el Rey Dawid planificó el templo que quería edificar a Yahweh, no solo pensó en los requerimientos físicos como el terreno, las dimensiones y especificación de la construcción, sino que también pensó hasta en el último detalle como lo fueron los utensilios, ofrendas y tesoros consagrados a Yahweh para el templo; pero además de ello, Dawid planificó el trabajo de los Kohanim/Sacerdotes y los músicos durante todo el año.

División de Kohanim/Sacerdotes

El Rey Dawid dividió el servicio de los lewitas y aaronitas para servir en la casa de Yahweh durante el año, en el cuidado de los atrios y los aposentos, y en la purificación de toda cosa consagrada, la división quedó registrada por el escriba Shemayah hijo de Netanel, de los lewitas, los registró en presencia del Rey (Divré Hayamim Bet/2º Cro 23:27-24:14:19).

La división se realizó en 24 grupos, dos por mes, por tanto, el año cuenta con 12 meses.

La primera suerte le tocó a Yahoyarib, la segunda a Yedayah, la tercera a Jarim, la cuarta a Seorim, la quinta a Malkiyah, la sexta a Miyamín, la séptima a Haqots, la octava a Abiyah, la novena a Yeshúa, la décima a Shekhanyah, la undécima a Elyashib, la duodécima a Yaqim, la decimotercera a Jupá, la decimocuarta a YesIvrimab, la decimoquinta a Bilgá, la décimosexta a Imer, la decimoséptima a Jezir, la decimoctava a Hapitséts, la decimonovena a Petajyah, la veinte a Yejezqel, la veintiuna a Yakín, la veintidós a Gamul, la veintitrés a Delayahu, la veinticuatro a Maazyahu.

De acuerdo con esta distribución de oficiales por tareas habrían de entrar en la Bayit de Yahweh, conforme a lo establecido para ellos por medio de su padre Aharón, como le había mandado Yahweh el Elohé de Yisrael.(Divré Hayamim Bet/2º Cro 24:7-19)

División de músicos

37

Al igual que el servicio de los kohanim, el Rey Dawid estableció un orden para el servicio de los músicos en la casa de Yahweh, de tal forma que nunca faltara en el templo pero que todos los grupos pudieran participar, del mismo modo que lo había realizado antes, sorteo el turno del servicio según los clanes en iguales condiciones para todos (Divré Hayamim Bet/2º Cro 25:1-31).

La división se realizó en 24 grupos, dos por mes, por tanto, esta es la segunda evidencia de que el año cuenta con 12 meses.

“La primera suerte le tocó a Yosef, de los de Asaf. La segunda, a Guedalyahu, que con sus ajim y sus benei eran doce. La tercera, a Zakhur, que con sus benei y sus ajim eran doce. La cuarta, a Yitsrí, que con sus benei y sus ajim eran doce. La quinta, a Netanyahu, que con sus benei y sus ajim eran doce. La sexta, a Buquiyahu, que con sus benei y sus ajim eran doce. La séptima, a Yesarela, que con sus benei y sus ajim eran doce. La octava, a YeshaYah, que con sus benei y sus ajim eran doce. La novena a Matanyahu, que con sus benei y sus ajim eran doce. La décima, a Shimí, que con sus benei y sus ajim eran doce. La undécima, a Azarel, que con sus benei y sus ajim eran doce. La duodécima, a Jashabyah, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimotercera, a Shuvael, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimocuarta, a MattiYahu, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimoquinta, a Yeremot, que con sus benei y sus ajim eran doce. La décimosepta, a Jananyahu, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimoséptima, a Yoshbeqasha, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimoctava, a Janani, que con sus benei y sus ajim eran doce. La decimonovena, a Maloti, que con sus benei y sus ajim eran doce. La número veinte, a Elyata, que con sus benei y sus ajim eran doce. La veintiuna, a Hotir, que con sus benei y sus ajim eran doce. La veintidós, a Guidalti, que con sus benei y sus ajim eran doce. La veintitrés, a Majaziot, que con sus benei y sus ajim eran doce. La veinticuatro, a RomamtiÉzer, que con sus benei y sus ajim eran doce.(Divré Hayamim Bet/2º Cro 25:9-31)

Distribución de jefes de familias al servicio del Rey

La logística para el servicio del ejército, el rey Dawid la dividió en cantidades 24,000 hombres por mes para turnos de servicio cubriendo todos los meses del año, la división total se repartió en 12 grupos, uno por mes, por tanto, he aquí otra prueba de que el año está compuesto por doce meses exactos Divré Hayamim Bet/2º Cro 27:1-15”.

2. Los 12 gobernadores de Shlomo/Salomón

El Rey Shlomo desarrolló una organización para mantener la correcta administración del reino heredado de su padre Dawid/David Para ello nombro a príncipes, secretario de estado, comandante del ejército, administrador principal, consejero confiable, encargado del palacio, pero, sobre todo, tenía doce oficiales sobre todo Yisrael que estaban a cargo de proveer comida y suministros para el rey y su casa; cada uno estaba a cargo de provisiones para un mes del año Melakhim Alef/1ºRe 4:1-34”.

38

3. Nombres de los meses en las escrituras

Como ya hemos podido observar en este estudio, los nombres actuales de los meses en el calendario judío son basados en los nombres paganos babilónicos, sin embargo, en los tiempos antiguos, los meses no eran identificados por nombres y para ello se presentarán las pruebas en la Tanaj del nombre de los doces meses del año.

Mes primero: En el primer mes, el día catorce del mes, entre las dos tardes, habrá una ofrenda de Pésaj a Yahweh (Levíticos 23:5). Este mes tiene una particularidad, pues también es llamado como “Aviv” que significa primavera, ya que también es el mes del inicio de la primavera.

Mes segundo: Partió luego Elim toda la congregación de los hijos de Israel, y vino al desierto de Sin, que está entre Elim y Sinaí, a los quince días del segundo mes después que salieron de la tierra de Egipto (Éxodo 16:1).

Mes tercero: En el mes tercero de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mismo día llegaron al desierto Sinaí (Éxodo 19:1).

Mes cuarto: A los nueve días del cuarto mes prevaleció el hambre en la ciudad, hasta que hubo pan para el pueblo de la tierra (2º Reyes 25:3).

Mes quinto: Y subió el Kohen Aarón al monte de Hor, conforme al dicho de Yahweh, y allí murió a los cuarenta años de la salida de los hijos de Israel de la tierra de Egipto, en el mes quinto, en el primero del mes. (Números 33: 38).

Mes sexto: El sexto para el sexto mes era Ira hijo de Iques, de Tecoa; y en su división veinticuatro mil (1º Cronicas 27:9).

Mes séptimo: Habla a los hijos de Israel y diles: En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocatoria (Levíticos 23:24).

Mes octavo: Sacrificó, pues, sobre el altar que él había hecho en Bet-el, a los quince días del octavo mes que él había inventado de su propio corazón; e hizo fiesta a los hijos de Israel, y subió al altar para quemar incienso (1º Reyes 12:33).

Mes noveno: Y aconteció en el año quinto de Joacim hijo de Josías, rey de Judá, en el mes noveno, que promulgaron ayuno en la presencia de Yahweh a todo el pueblo que venía de las ciudades de Judá a Jerusalén (Jeremías 36:9).

Décimo mes: El décimo para el décimo mes era Maharai netofatita, de los zeraítas; y en su división veinticuatro mil (1º Crónicas 27:13)

Undécimo mes: aconteció que, a los cuarenta años, en el mes undécimo, el primero del mes, Moisés habló a los hijos de Israel conforme a todas las cosas que Yahweh le había mandado acerca de ellos.

Duodécimo mes: El duodécimo para el duodécimo mes era Heldai netofatita, de Otoniel; y en su división veinticuatro mil (1º Cronicas 27:15).

Conclusión

Con toda esta evidencia presentada, podemos comprobar que la arquitectura del calendario expuesta en el libro de Yanok y de Jubileos ciertamente tiene su respaldo dentro de la Tanaj, por lo tanto, el año consta de 12 meses, cada uno de treinta días, además de tener cuatro días especiales para la separación de las estaciones del año, tiene un total de 364 días, tal y como se presenta en la siguiente imagen.

39

40

41

Capítulo III. Definición del Tiempo Actual

Por el Moreh Yhemaelh Zeev

El tiempo actual en el cual nos encontramos es una derivación de muchas profecías alternadas con la revelación explicita dada por Yahweh a su Pueblo en este tiempo del fin.

Yahshua la definió como “mirad la higuera” (tener a Israel como referencia o reloj profético del tiempo, usando así los acontecimientos finales, dándonos pistas de cuando seria su regreso y que acontecimientos tendríamos que ver para volver de nuevo a contabilizar el tiempo en su calendario ya restaurado para poder llegar hasta el regreso de Mashiaj y así acabarse los 120 jubileos que Yahweh otorgo al hombre hasta tomar Él mismo el control del tiempo (Bereshit 6:3).

No tenemos ninguna duda de que Yahweh tendría al tanto a “su remanente” dándoles toda la información precisa para que no se durmieran, y para que “pudieran mantener sus lámparas encendidas para saber cuándo sería el Regreso del Novio” ya que para el mundo “el vendría como ladrón en la noche” pero para los que le esperan “vendría en el tiempo, año, mes y día”

La confianza puesta en Yahweh por su Pueblo o remanente final está basada en la Lealtad y Seguridad de los hechos del pasado, tales como, EL DILUVIO donde Yahweh aviso de antemano del tiempo de su JUICIO sobre los hombres. Tales como SODOMA Y GOMORRA, donde Yahweh aviso a su siervo Lot del JUICIO que traería a esas ciudades y del tiempo (fecha) en la cual ocurriría. Tales como LA DESTRUCCIÓN DEL TEMPLO Y DE YAHRUSALAIM 40 años después del Mashiaj, donde el mismo Yahshua dio “señales de advertencias” a sus talmidím de cuando ocurrirían dichos acontecimientos de JUICIO.

Y tales como la inmensa base de datos específicos dados por los Profetas y por el mismo Yahshua acerca del tiempo final en el que ahora vivimos.

Profetas como Daniyel que hablo de “una última semana” que quedaría al final de los tiempos en la cual “habría acontecimientos” en Israel que darían pruebas del conteo del tiempo y del mismo calendario. Profetas como YeshaYah, YirmeYah, Yejezqel, Yoel que hablaron de “acontecimientos próximos a la Restauración de toda la tierra” y “juntando un poco de allí, otro de aquí” tenemos una visión muy certera del tiempo del conteo del Calendario de Yanok que sin duda, aunque se hubiera perdido su verdadero conteo por causa que bien se han expresado en este estudio recopilado por el Moreh Emanuel Baez, Yahweh nunca nos dejaría “sin avisar, sin información precisa y sin revelación “ ya que Yahweh siempre trabaja de la misma manera, “hablando a su pueblo por medio de los Profetas” y “haciendo todo avisándonos por medio de dichos profetas” que salen del mismo REMANENTE FINAL.

En este tiempo del fin, “nos ha hablado por medio de su Hijo” Yahshua, quien dio “las claves, las señales, las directrices y la revelación de los secretos ocultos de su regreso a los que le estamos esperando”.

42

La “última semana de Daniyel”, los datos de Shaul sobre el tiempo del fin, las señales de advertencia para el mundo y para su propio Pueblo, y las directrices y revelaciones de los secretos establecidos en HITGALUT (Revelaciones) que componen un compendio de MANUALES DE SABIDURÍA Y DISCERNIMIENTO para tener la claridad de saber que ESTAMOS EN EL VERDADERO CALENDARIO DADO A YANOK.

Los secretos de la “numerología” que aún no hemos llegado a entender por causa de que fueron desvirtuadas sus verdaderas fuentes de enseñanzas pero que sabemos que contienen INFORMACION detallada sobre el calendario y el tiempo del fin.

Las revelaciones del Pastor Yahshua hacía sus “ovejas encontradas” para darnos dicha información precisa, y que solo está basada, EN LA MISMA FE dadas en las revelaciones, nos mantienen activos, constantes, decididos a seguir hacia adelante, sin dudar, porque en realidad, BASAMOS NUESTRA CREENCIA EN LA MISMA ESPERANZA DADAS por la Boca de Yahshua, quien NO MIENTE y no mantiene ciegos ni alejados del conocimiento de los TIEMPOS.

Sabemos que estamos bajo el calendario verdadero, como lo supieron esos valientes sacerdotes esenios que decidieron abandonar a Israel por su Infidelidad a Yahweh y caminaron EN LA MISMA TORAH Y EN EL MISMO CALENDARIO QUE AHORA YAHWEH RESTAURÓ PARA SU PUEBLO NUEVAMENTE.

Fue por Revelación que hoy sabemos de nuevo el conteo del Calendario, tan necesario para poder tener como base, en qué lugar del tiempo y del Plan estábamos.

La partida o comienzo del establecimiento del TIEMPO DEL FIN Y DEL CONTEO DEL CALENDARIO, se estableció en el primer rayo de cumplimiento profético de la “vuelta de la Casa de Yahudah a su propia tierra” en 1947, siendo esta “señal” la luz para saber que estábamos en la GENERACION DEL FIN.

El número 70 ha sido usado en las escrituras para definir “la salida de la deportación o de la esclavitud” y siguiendo el fiel cumplimiento “de los huesos secos” que nos habla Yejezqel (Ezequiel 37) y como tal, si desde ese primer rayo de luz que se recibió en 1947 y contabilizando 70 años de su vuelta a su tierra, nos lleva al 2017 donde se dio comienzo, a “esa semana final” que nos habló Daniyel y entre la cual, habría “acontecimientos históricos en Israel” estando nosotros, “atentos y expectantes a esa Higuera de la cual nos habló Yahshua” podemos unir los cabos sueltos, que el mundo jamás podría unir, porque “los secretos ocultos solo los revela Yahweh a su Pueblo”.

En el 2017 se cumplieron hechos históricos en Israel después de 2000 mil años de deportación y exilio, dando comienzo a un “periodo” de Tribulación para los que volvieron y para el resto de las 11 tribus, que componemos ese “remanente final”

Hechos tan importantes, como el establecimiento en la Higuera, del sacerdocio LEGITIMO DE LEWI, con su Kohen Gadol, y la recopilación de todos los utensilios que existían en el templo, junto a sus ropajes y

43

el reconocimiento del Sanedrín en Israel, Sanedrín que fue disperso hace dos mil años y que ahora se ha vuelto a restaurar.

También el hecho importantísimo de que se ha instaurado de nuevo el ejercicio de dicho sacerdocio, estableciéndose en LA HIGUERA, “el sacrificio de animales como ofrendas por el pecado” y que se usa el mismo día de YON KIPPUR.

Este hecho es importantísimo en la profecía dadas por el mismo Yahshua en MattiYah 24 y en la última semana del tiempo del fin dadas por Daniyel, donde se especifica que “a mitad de la semana, cesaría el sacrifico y la ofrenda” ¿Qué sacrificio y ofrenda? LA MISMA QUE SE HA VUELTO A INSTAURAR EN LA HIGUERA A PARTIR DEL 2017.

Sería ilógico pensar que algo va a CESAR si antes no se ha ESTABLECIDO.

La revelación es LA CLAVE en este tiempo del fin, y debería ser LA PRIORIDAD frente a las pruebas arqueológicas o de historia, que como han podido comprobar por el estudio del moreh Emanuel Báez, están más que probadas, para definir, QUE CALENDARIOS SON FALSOS Y ESTABECIDOS POR LOS HOMBRES y cuál es el VERDADERO DADOS POR YAHWEH.

El hecho sin precedentes de los acontecimientos que están derivando del cumplimiento de las Profecías de REVELACIONES (Apocalipsis), nos ayudan a entender otra visión o parte de este PLAN para llevarnos como pueblo, a estar DESPIERTOS.

Todas estas señales, advertencias, secretos revelados son los que mi propia persona ha aportado a este estudio definido como EL ESTUDIO DEL CALENDARIO VERDADERO,

Prestando los 7 años de experiencia para poder explicaros de forma clara, cuáles son las directrices que debemos seguir frente a la verdad del CALENDARIO.

Todas estas señales, se quedan a veces cortas, con las señales que como Pueblo de Yahweh hemos recibido, y que hemos podido compartir los unos con los otros sobre “las revelaciones ocultas que no sabíamos y que ahora han quedado aclaradas” para la edificación de la Kajal Yisraelita.

1947 fue el comienzo.

2017, final de 70 años de su establecimiento en la Higuera.

2017 comienzo de la Semana Final.

2020 mitad de la Semana Final.

44

2024 regreso del Mashiaj.

2024 FINAL DE LOS 6000 AÑOS DE EXISTENCIA DEL HOMBRE Y FINAL DE LOS 120 JUBILEOS

Gran parte de todo este conocimiento se lo debo a Yahshua que durante 7 años me ayudó a formatear, restaurar y restablecer el Calendario.

Esto derivó en LA RESTAURACION DEL CALENDARIO, LA RESTAURACIÓN, DE LA SANA DOCTRINA HEBREA Y LA RECONCILIACIÓN DE MILES DE FAMILIAS CON EL CREADOR.

PREGUNTAS Y DATOS:

1- He buscado en el libro de YirmeYah la profecía que dice que después de 70 años que Israel retornará a su tierra como nación comenzaría el tiempo de la tribulación y no lo he encontrado.

RESPUESTA:

Al igual que todos los acontecimientos proféticos de la antigüedad, Yahweh revela y el tiempo se encarga de establecer la VERDAD REVELADA A LOS SIERVOS. No existe en el libro de YirmeYah una cita textual de este conteo, pues está basado en REVELACION DIRECTA para este tiempo del fin y aquí también “el tiempo se encargará de dar la razón a quien dio esa Revelación, a Yahshua” Este conteo también está basado en las “demás profecías sobre la Higera” que serían situadas en el final de esos 70 años.

2- La profecía de Daniyel nos enseña el inicio del último periodo de 3 años y medio donde dice que el sacrificio cesará, pero no puedo encontrar una base sólida para justificar que el inicio del sacrificio sería el inicio de la Tribulación o última semana completa.

RESPUESTA:

La revelación ha mostrado que hay un periodo de TRIBULACIÓN Y OTRO DE GRAN TRIBULACIÓN y que esos 2 tiempos serian cada uno de ellos de 3 años y medio, por tanto, es por Revelación que se sabe que la última semana de Daniyel habla de 7 años finales DIVIDIDOS EN DOS PARTES IMPORTANTES. Una que atiende a Israel y otra al mundo. De estas conclusiones se derivan “el conocimiento dados por Yahshua sobre el fin” y de Shaul y demás Profetas de la antigüedad. Yejezqel habla del periodo de Restauración de las DOS CASAS en el tiempo del FIN y “un poco de aquí y otro de allí” se va deslumbrando EL ENTENDIMIENTO Y EL DISCERNIMIENTO para “conocer los tiempos y las sazones”.

45

3- ¿Y la información sobre el pacto de Israel con Arabia?

Pacto en 2017 que casi nadie percibió entre ISRAEL Y ARABIA SAUDÍ

https://www.eldiario.es/theguardian/Israel-Arabia-Saudi-inesperados-Hezbola_0_706579702.html

https://www.infobae.com/america/mundo/2020/09/12/las-conversaciones-entre-arabia-saudita-y-estados-unidos-facilitaron-el-nuevo-acuerdo-de-paz-entre-bahrein-e-israel/?outputType=amp-type

46

Referencias

Almany Tussie, E. (s.f.). El Toldot Yesh.

AStronomia-iniciacion. (s.f.). Los primeros astrónomos. Obtenido de https://www.astronomia-iniciacion.com/astronomia-antiguedad.html

Bader, G. (s.f.). Los héroes espirituales judíos.

Bleich, J. D. (s.f.). Problemas contemporáneos halájicos, Vol. II.

CASTILLO APOLONIO, S. D. (s.f.). EQUIVALENCIA ENTRE EL CALENDARIO LUNAR.

Chulov, M., Beaumont, P., & Borger, J. (17 de 11 de 2017). Eldiario.es. Obtenido de https://www.eldiario.es/theguardian/Israel-Arabia-Saudi-inesperados-Hezbola_0_706579702.html

D. BARTHELEMY, O. P. (s.f.). Notes en marge de publications récentes sur les manuscrits.

DupoNT-SoMMER, A. (s.f.). Nouveaux aperçus sur les manuscrits de Ia Mer Morte.

Elior, R. (s.f.). Los Tres templos.

Glimart, D. (02 de 01 de 2015). Calendarios Mesopotámicos. Obtenido de Historico Digital: https://historicodigital.com/calendarios-mesopotamicos.html

Goshen-Gottstein, M. (s.f.).

JAVIER CAUBET ITURBE, S. C. (s.f.). EL CALENDARIO DE ENOC-JUBILÊOS Y EL ANTIGUO.

Jiménez Vicente, J. (s.f.). BREVE HISTORIA DEL CALENDARIO. Universidad de Granada.

Josefo, F. (1999). La Guerra de los Judíos. Madrid: Gredos.

Kitbé HaKodesh Yisraelita Restaurada. (s.f.).

Lillo Botella, C. (s.f.). La separación de caminos entre judios y cristianos: Una perspectiva geográfico-literaria.

Rachel, E. (s.f.). La memoria y el olvido. El Misterio de los Manuscritos del Mar Muerto.

Real Pérez, M. (s.f.). Historia del calendario romano.

Rodas, G. d. (s.f.). Isagogo, Introducción a los Fenómenos.

Rosado, Johan. (s.f.). El camino de la libertad. Obtenido de Casa del nuevo pacto.

Strong, J. (s.f.). Nueva Concordancia Strong Exhaustiva.

Talmúd, Halakhah Tratado Sobre el Shabbat. (s.f.).

47

Talmúd, Halakhah Tratado Sobre Fiestas. (s.f.).

Talmúd, Yerushalmi, Rosh ha-Shanah. (s.f.).

Tebas, H. d. (s.f.). Apotelesmatics.

Universidad Carlos III de Madrid. (s.f.). La astronomía en las civilizaciones antiguas.

Universitat de Barcelona. (s.f.). CICLO DE METÓN O CALENDARIO LUNAR. Obtenido de http://www.ub.edu/contrataedium/taediumcast/recursos/eines/cronologies/iframes/cicle_meto.htm

Valenzuela Vila, M. d. (s.f.). El nacimiento de la astronomía antigua. Estabilizaciones y desestabilizaciones culturales.

Zeev, Yhemaelh. (s.f.). KAJAL YISRAELITA DE YAHSHUA SHILÓ. Obtenido de https://kehilajdetamildimdeyahshua.blogspot.com/

 PUEDEN DESCARGARSE ESTE ESTUDIO COMPLETO DESDE NUESTRA PAGINA

www.caminoayahweh.org