BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

16/5/21

Tehilim del 1 al 17

Tehilim del 1 al 17

1:1 Asher el hombre que no sigue el consejo de los que hacen iniquidad, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se une a la compañía de los burladores,

1:2 sino que en la Torá de Yahweh está su verdadero deleite, y Su Torá estudia día y noche.

1:3 Es y será para siempre como un árbol frondoso que está plantado junto a corrientes de agua, que da su fruto en su tiempo y su follaje no se marchita; todo lo que produce prospera.

1:4 Pero no es así con los que practican la iniquidad, pues son como paja que se lleva el viento.

1:5 Por eso no triunfarán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la Kajal de los Tzadikim.

1:6 Porque Yahweh cuida siempre el camino de los Tzadikim, pero el camino de los que practican iniquidad, siempre acaba mal.

 

 2:1 ¿Por qué se amotinan las naciones y los pueblos fraguan planes vanos?

 2:2 Se levantan los melajim de la tierra, y conspiran los príncipes unidos contra Yahweh Elohé y contra su Ungido, su Mashíaj.

 2:3 Dicen entre sí: Rompamos sus coyundas, quitémonos sus cuerdas

 2:4 El que está entronizado en los shamaim se ríe; Yahweh se burla de ellos.

 2:5 Entonces les habla en su ira; en su indignación los aterroriza,

 2:6 Yo he instalado a mi melej en Tzión, en mi Monte Kadosh.

 2:7 Voy a proclamar el decreto de Yahweh; Él me dijo: Tú eres mi ben, yo te he procreado hoy.

 2:8 Pídemelo, y te daré en herencia las naciones; por propiedad, los confines de la tierra.

 2:9 Los destrozarás con cetro de hierro; los quebrarás como a vasija de barro.

 2:10 Así que ahora, melajim, sean prudentes; ¡acepten corrección, gobernantes de la tierra!

 2:11 Sírvanle a Yahweh con respeto, alégrense con reverencia.

 2:12 Honren al Ben, no sea que él se enoje y perezcan ustedes en el camino, al encenderse su ira en un momento. Asheret todos los que en Él se refugian.

 

Hallel de Dawid, cuando huía de su ben Avshalom

 

 3:1¡Shemá Yahweh, ¡cuánto han aumentado mis adversarios! ¡Y muchos son los que me atacan!

 3:2 y dicen de mí: No hay salvación para él en Yahweh Elohé. Selaj

 3:3 Pero Tú, Yahweh, eres mi Escudo Protector, mi Tiferet y el que levanta mi cabeza.

 3:4 Clamo en voz alta a Yahweh Elohé, y Él me responde desde su Monte Kadosh. Selaj

 3:5 Yo me acuesto y me duermo, y vuelvo a despertar, porque Yahweh Elohé siempre me sostiene.

 3:6 Y no temo a diez millares de personas que se pongan en derredor contra mí.

 3:7 Levántate, Yahweh; líbrame, Elohé mío. Tú que golpeas en la cara a todos mis enemigos; les rompes los dientes a los malvados.

 3:8 La Salvación viene de Yahweh; Tu Berajot esté sobre tu pueblo.

 

  Para el director de música: Con instrumentos de cuerda. Hallel de Dawid

 4:1 Respóndeme cuando llamo, Elohé Defensor mío. En la angustia Tú me has     dado alivio; ten compasión de mí y oye mi tefilat.

 4:2 Ustedes hombres, ¿hasta cuándo van a insultar mi honor, mientras aman la vanidad y la mentira? Selaj

 4:3 Pues sepan que Yahweh prefiere al que le es fiel; Yahweh me oye cuando lo llamo.

 4:4 Así que respeten y no pequen más; examinen su conciencia en su cama y en silencio. Selaj

 4:5 Ofrezcan sacrificios sinceros y confíen en Yahweh Elohé.

 4:6 Muchos dicen: ¿Cuándo vendrán días buenos? Concédenos tu Vajesed, oh, Yahweh.

 4:7 Tú colmas mi lev de Simja, más que a los que tienen mucho grano y vino.

 4:8 En shalom siempre me acuesto y enseguida me duermo, porque sólo Tú, Yahweh, me haces vivir confiado.

 

 Para el director de música: En instrumentos de viento. Hallel de Dawid

 5:1 Escucha mis palabras, oh, Yahweh, considera mi declaración.

 5:2 Atiende al sonido de mi grito, Melej mío y Elohé mío, que a Ti te hago tefilat.

 5:3 Yahweh, escucha mi voz por la mañana, de mañana me presento ante ti y espero.

 5:4 Porque Tú no eres un Elohé que se complace en la maldad; el malo no puede estar junto contigo;

 5:5 los arrogantes no pueden estar ante tu vista; Tú detestas a todos los que practican el mal;

 5:6 destruyes a los que hablan mentira; Yahweh aborrece a los asesinos y engañosos.

 5:7 Pero yo, por Tu gran Ahavá, entro en tu Bayit; adoro hacia tu Kadosh Beit Ha Mikdash con respeto.

 5:8 Yahweh, guíame por Tu Senda Recta a causa de mis adversarios, allana Tu Camino delante de mí.

 5:9 Porque en sus bocas no hay sinceridad, en sus corazones está la pura maldad; sepulcro abierto son sus gargantas; sus lenguas son lisonjas.

 5:10 Condénalos, oh, Elohé; que caigan en sus propias intrigas; por sus muchos crímenes échalos fuera, pues se rebelan contra ti.

 5:11 Así se alegrarán todos los que en ti se refugian; siempre cantarán de gozo porque Tú los proteges; y se alegrarán en ti los que aman Tu Shem.

 5:12 Pues tú, Yahweh, das berajot al Tzadik; como con escudo lo rodeas de Tu Vajesed.

 

 Para el director de música: En instrumentos de cuerda; sobre la octava. Hallel de Dawid

 6:1 Yahweh, no me reprendas con ira, ni me castigues con furia.

 6:2 Ten compasión de mí Yahweh, que estoy sin fuerzas; sáname, Yahweh, que me tiemblan los huesos.

 6:3 mi ser tiembla de miedo; y Tú, Yahweh, ¿hasta cuándo?

 6:4 Vuelve, Yahweh, rescata mi vida; líbrame por Tu Ahavá.

 6:5 Que en la muerte no hay memoria de ti; en la fosa, ¿quién te alabará?

 6:6 Estoy cansado de gemir; todas las noches inundo de lágrimas mi cama, riego mi almohada con mi llanto.

 6:7 Mis ojos están gastados de tanto sufrir, se han envejecido por culpa de todos mi adversarios.

 6:8 Apártense de mí, todos ustedes malhechores, que Yahweh escucha mis sollozos;

 6:9 Yahweh escucha mi ruego; Yahweh acepta mi tefilat.

 6:10 Avergonzados y muy confundidos quedarán todos mis enemigos, en un instante huirán abochornados.

 

Canción triste de Dawid, que cantó a Yahweh, sobre las palabras de Kush el binyamínita

7:1 Yahweh, Elohé mío, en ti busco refugio; sálvame y líbrame de todos mis perseguidores;

 7:2 Que no me desgarren como leones, despedazándome sin que haya quien me libre.

 7:3 Yahweh, Elohé mío, si soy culpable, si mi mano ha cometido una maldad;

 7:4 si le he pagado mal al que estaba en shalom conmigo; o si he oprimido sin motivo a mi adversario;

 7:5 que el enemigo me persiga y me alcance; que arrastre por el fango mi vida, y ponga mi honor por el suelo. Selaj

 7:6 Levántate, Yahweh, en tu ira; álzate ante la furia de mis adversarios y ponte de mi parte, tú que exiges que se haga justicia.

 7:7 Que se reúna a tu alrededor la asamblea de las naciones, y por encima de ella, pon tu trono en lo alto.

 7:8 Yahweh, juzga a las naciones; vindícame, Yahweh, conforme a mi justicia, y conforme a mi integridad dispón de mí.

 7:9 Que se acabe la maldad de los malvados; pero mantén firme al Tzadik, Tú que como Elohé examinas el lev y la conciencia.

 7:10 Mi protección viene de Elohé, que libra a los rectos de lev.

 7:11 Elohé es un Juez Tzadik; Elohé condena la maldad en todo tiempo.

 7:12 Si uno no hace teshuvá, Él afila su espada; arma su arco y lo tiene listo.

 7:13 Ya está apuntando sus armas mortales, tiene listas sus flechas afiladas.

 7:14 Miren al malvado: está con dolores de parto; se preñó de maldad, y dará a luz engaño.

 7:15 Ha excavado un hoyo muy profundo, pero en su propia trampa caerá.

 7:16 Su maldad recaerá sobre su cabeza, su injusticia volverá sobre su propia coronilla.

 7:17 Yo daré Hallel a Yahweh por Su Justicia, cantaré el Shem de Yahweh Elyón.

 

 Para el director de música: Sobre el lagar. Hallel de Dawid

8:1 Yahweh, Adón nuestro, ¡qué majestuoso es Tu Shem en toda la tierra! Tu esplendor se celebra por encima de los shamaim.

 8:2 Con la Hallel de los pequeños y de los niños de pecho has fundado una fortaleza, por causa de tus adversarios, para hacer callar al enemigo y al vengativo.

 8:3 Cuando contemplo tus shamaim, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que formaste,

 8:4 pienso: ¿qué es el hombre para que lo recuerdes, el ser humano para que de él te ocupes?

 8:5 Sin embargo lo hiciste poco menor que los seres divinos, lo coronaste de tiferet y dignidad;

 8:6 le diste autoridad sobre las obras de tus manos, todo lo has puesto bajo su dominio:

 8:7 las ovejas y los bueyes, todo eso, y también los animales silvestres,

 8:8 las aves del shamaj, los peces del mar, y todo lo que se mueve en las regiones marinas.

 8:9 Yahweh, Adón nuestro, ¡qué majestuoso es Tu Shem en toda la tierra!

 

 Para el director de música: Por la muerte del insensato. Hallel de Dawid 

 9:1 Álef Te daré Hallel, oh, Yahweh, con todo mi lev; proclamaré todas tus maravillas.

 9:2 Me alegraré y me gozaré en ti; cantando melodías a Tu Shem, oh, Altísimo.

 9:3 Bet Cuando mis enemigos huyen, caen y perecen ante tu presencia;

 9:4 porque Tú Defiendes mi derecho y mi causa; sentado en el trono juzgando con Justicia.

 9:5 Guímel Tú reprendes a las naciones, destruyes al malvado, borras su recuerdo para siempre jamás.

 9:6 Del enemigo, se han acabado para siempre sus asolamientos; tú arrasaste sus ciudades y ha perecido con ellos su recuerdo.

 9:7 Hei Pero Yahweh permanece para siempre, ha preparado su trono para el juicio.

 9:8 Él mismo juzga al mundo con Justicia, gobierna a las naciones con Equidad.

 9:9 Vaw Yahweh es un Refugio para el oprimido, su Refugio en tiempos de angustia.

 9:10 Los que conocen Tu Shem confían en ti, porque nunca abandonas, oh, Yahweh, a los que te buscan.

 9:11 Zayin Canten a Yahweh, que habita en Tzión; publiquen entre los pueblos Sus hazañas.

 9:12 Pues como vengador de sangre, se acuerda de los afligidos, no se olvida del clamor de ellos.

 9:13 Jet Ten compasión de mí, Yahweh, mira la aflicción que tengo por culpa de los que me odian; sácame de las puertas de la muerte,

 9:14 para que proclame todas tus Hallel en las puertas de Tzión y me goce en tu liberación.

 9:15 Tet Se hundieron las naciones en el hoyo que hicieron, en la red que escondieron quedó atrapado su pie.

 9:16 Yahweh se ha dado a conocer por el juicio que ejecutó; en la obra de sus propias manos quedó enredado el malvado. Selaj

 9:17 Yod Los malvados acabarán en la fosa, todas las naciones que ignoran a Elohé.

 9:18 Pues el pobre no quedará olvidado para siempre, la esperanza de los humildes no se perderá perpetuamente.

 9:19 Kaf Levántate, Yahweh, que no prevalezca el hombre, que sean juzgadas las naciones en tu presencia.

 9:20 Pon espanto en ellos, Yahweh, que las naciones sepan que no son más que hombres mortales. Selaj

                                                                           

10:1 Lámed ¿Por qué te quedas tan lejos, Yahweh, y te ocultas en tiempos de angustia?

 10:2 El malvado persigue con arrogancia al humilde, queda atrapado en la trampa que ha ideado.

 10:3 El malvado se jacta de su ambición, el codicioso maldice y desprecia a Yahweh.

 10:4 Nun El malvado, por su arrogancia, no busca; piensa: Él no pide cuentas; Elohé no se ocupa.

 10:5 Sus caminos son torcidos todo el tiempo; tus juicios los tiene muy lejos de su vista; a todos sus adversarios les lanza boconerías.

 10:6 Dice en su lev: Nadie me hará caer, nunca jamás estaré en adversidad.

 10:7 Peh Tiene la boca llena de juramentos falsos, de engaños y de fraude; debajo de su lengua lo que hay es agravio y maldad.

 10:8 Se pone al acecho por las aldeas, en los escondrijos mata al inocente, sus ojos se pasan espiando al indefenso.

 10:9 Áyin Acecha desde su escondite, como el león desde su cueva; acecha para arrebatar al humilde, y cuando atrapa al humilde se lo lleva enredado.

 10:10 Se agazapa, se agacha, y caen los indefensos en sus fuertes garras.

 10:11 Dice en su mente: Yahweh Elohé se olvida, esconde la cara, nunca ve nada.

 10:12 Kuf Álzate Yahweh; Levanta la mano, Shaddai; no te olvides de los indefensos.

 10:13 ¿Por qué desprecia el malvado a Elohé? Piensa en su mente que tú no pedirás cuentas.

 10:14 Resh Tú has visto esto, porque miras el agravio y el insulto para dar la recompensa con tu mano. A ti se encomienda el indefenso, Tú eres el Defensor del huérfano.

 10:15 Shin ¡Rómpele el brazo al malvado! ¡Búscale al malo su maldad hasta que la halles toda!

 10:16 Yahweh es Melej Perpetuo y Eterno, de Su Tierra perecerán los paganos.

 10:17 Tav Tú oirás el anhelo de los humildes, oh, Yahweh, tú animarás su lev, y le prestarás atención,

 10:18 para hacerle Justicia al huérfano y al oprimido, para que no tiranice más el hombre, que es de la tierra.

 

 Para el director de música. De Dawid

11:1 En Yahweh me refugio, ¿cómo pueden decirme que huya cual ave a su monte?

 11:2 Porque fíjense en los malvados: entiesan su arco, preparan sus flechas sobre la cuerda para disparar en oculto a los rectos de lev.

 11:3 Cuando los fundamentos se derrumban, ¿qué puede hacer el Tzadik?

 11:4 Yahweh está en su Kadosh Beit Ha Mikdash; Yahweh tiene en los shamaim Su Trono; sus ojos vigilan, su vista examina a los humanos.

 11:5 Yahweh examina al Tzadik, pero al malvado y al que ama la injusticia lo detesta.

 11:6 Sobre los malvados hará llover trampas, fuego y azufre; y un viento abrasador les dará por merecido.

 11:7 Porque Yahweh es Tzadik y Ama las Obras Justas; los rectos verán Su Rostro.

 

 Para el director de música: Sobre la octava. Hallel de Dawid

12:1 Líbranos, Yahweh, pues se han acabado los que te son fieles han desaparecido los leales de entre los seres humanos.

 12:2 Se hablan mentiras unos a otros, hablan con labios hipócritas y con doble sentido.

 12:3 Yahweh destruirá todos los labios hipócritas, toda lengua que habla con arrogancia;

 12:4 a los que dicen: Con nuestra boca venceremos; con labios como los nuestros, ¿quién nos va a dominar?

 12:5 Por la opresión de los pobres, por el gemido de los humildes, me levantaré ahora, dice Yahweh; le daré la ayuda al que suspira por ella.

 12:6 Las Promesas de Yahweh son Puras, como plata refinada en horno de barro, siete veces purificada.

 12:7 Tú, Yahweh, los cuidarás, de esta generación siempre los protegerás.

 12:8 Por todos lados abundan los malvados cuando se enaltece la vileza entre los seres humanos.

 

 Para el director de música. Hallel

13:1 ¿Hasta cuándo, Yahweh? ¿Me ignorarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

 13:2 ¿Hasta cuándo tendré preocupaciones en mi mente, tristeza en mi lev cada día? ¿Hasta cuándo va a triunfar mi enemigo contra mí?

 13:3 Mira, respóndeme, Yahweh, Elohé mío. Restaura el brillo de mis ojos, para que no caiga en el sueño de la muerte.

 13:4 Que no diga mi enemigo: Lo vencí. Mis adversarios se alegrarían si yo fracasara.

 13:5 Pero yo confío en tu Ahavá, mi lev se alegrará en tu liberación.

 13:6 Cantaré a Yahweh por el bien que ha hecho.

 

 Para el director de música. De Dawid

14:1 El necio piensa: Yahweh no se ocupa. Se han corrompido, practican cosas detestables, no hay quien haga lo bueno.

 14:2 Yahweh mira desde los shamaim a los seres humanos para ver si hay algún entendido, alguno que busque a Yahweh.

 14:3 Pero todos se han desviado, por igual se han corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay siquiera uno.

 14:4 ¿Nunca aprenden los malhechores, los que devoran a mi pueblo como devoran el pan, los que no invocan a Yahweh?

 14:5 Temblarán de espanto, porque Yahweh está presente en el círculo de los Tzadikim.

 14:6 Se burlan de los planes del humilde, pero Yahweh es Su Refugio.

 14:7 ¡Oh, sí de Tzión viniera la liberación de Yisrael! Cuando Yahweh haga cambiar la suerte de su pueblo, se gozará Yaakov, se alegrará Yisrael.

 

 Hallel de Dawid

15:1 Yahweh, ¿quién habitará en tu Tienda? ¿Quién morará en tu Monte Kadosh?

 15:2 El que vive sin tacha y hace lo recto, el que habla la verdad de todo lev,

 15:3 el que no calumnia con su lengua, ni le hace mal al prójimo, ni repite un reproche contra su vecino;

 15:4 el que mira con desprecio al despreciable, pero honra a los que respetan a Yahweh; el que cumple sus promesas, aunque se perjudique,

 15:5 el que presta su dinero sin exigir intereses, y no acepta soborno contra el inocente. El que vive así jamás caerá.

 

 16:1 Protégeme, oh, Él, que en ti busco refugio.

 16:2 Le digo a Yahweh: Tú eres Yahweh, mi bondad no es para beneficio tuyo,

 16:3 sino para los kadosh que están en la tierra, para los íntegros, en quienes mucho me complazco.

 16:4 Muchos serán los dolores de los que se van tras otros elohim. Yo no tomaré parte en sus libaciones de sangre, ni pronunciaré sus nombres con mis labios.

 16:5 Yahweh, Tú me has asignado mi herencia y mi porción, mi destino está en tus manos.

 16:6 La colindancia de lo mío cayó en lugares primorosos, hermosa es la heredad que me ha tocado.

 16:7 Bendigo a Yahweh porque Él me guía, en mi conciencia me corrige por las noches.

 16:8 Siempre pongo a Yahweh delante de mí, con Él a mi derecha no resbalaré.

 16:9 Por eso se alegra mi lev y se goza todo mi ser; y mi cuerpo reposa confiadamente.

 16:10 Porque no me abandonarás en la fosa, ni permitirás que tu leal vea el hoyo.

 16:11 Me mostrarás El Camino de la Vida; en tu presencia hay Gozo Perfecto, a tu lado hay Deleite Eterno.

 

 17:1 Escucha, Yahweh, mi causa justa; atiende a mi clamor, presta oído a mi tefilat, que es de labios sin engaño.

 17:2 Que venga de tu boca mi vindicación, pues tus ojos distinguen lo que es Tzadik.

 17:3 Tú has examinado mi mente, has venido de noche a vigilarme, me has puesto a prueba y nada malo hallaste; estoy resuelto a no pecar con mi boca.

 17:4 En cuanto a las actividades humanas, conforme al mandato de tu boca me he alejado del camino de los sin ley.

 17:5 Mis pasos se han aferrado a Tus Caminos, mis pies no se han desviado.

 17:6 Yo te invoco, oh, Yahweh, porque Tú me respondes, inclina a mí tu oído, escucha mis palabras.

 17:7 Dame una muestra clara de tu Ahavá, Tú que libras de sus enemigos a los que se refugian en ti.

 17:8 Cuídame como a la niña de tus ojos, escóndeme a la sombra de tus alas,

 17:9 de los malvados que me oprimen, de mis enemigos mortales que me rodean.

 17:10 Se han encerrado en sus sentimientos endurecidos; sólo echan arrogancia por la boca.

 17:11 Me siguen los pasos de cerca, me tienen echado el ojo para ponerme por el suelo.

 17:12 Es como el león que acecha a su presa, como el fiero león agachado en su escondite.

 17:13 Levántate, Yahweh, enfréntate a él, túmbalo al suelo, líbrame del malvado con tu espada,

 17:14 de los hombres con tu mano, oh, Yahweh, de los mundanos, que no piensan más que en lo de esta vida, que se llenan el vientre con tu abundancia, que hartan a sus benei, y hasta les sobra para sus nietos.

 17:15 Entonces yo, justificado, veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte en tu presencia.