BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"הקשיבו לישראל יהוה שלנו, יהוה אחד הוא"

26/12/19

Y no callaré

Y no callaré, asi tiemble el mundo y se rescabraje las naciones PORQUE YAHWEH ME ORDENO PARA HABLAR SU DAVAR y os digo que no callaré mientras haya vida en mi cuerpo.
¿Hasta cuando cerrareis vuestros oidos y vuestro corazon?
¿Porque quereis la muerte Oh Israel? ¿Porque en vez de buscarme os cerrais a gloriaros de vosotros mismos?
¿Quien os da la vida, quien os cuida y quien os Proveee a vosotros?
Yo soy Yahweh:Yiré (Tu Proveedor)
¿Porque cierras tu corazon y tu mano de ayudar a tus ajim, a aquellos que yo santifique y llamé?
Quiero que entiendas que NO OLVIDARE TU EGOISMO, tu que has retraido tu mano de ayudar a los necesitados y te acuestas cada dia en una cama, con calor, con la barriga llena y diciendo Yahweh me ha bendecido..Tu que has venido a mi solo para que te bendiga y no para ser instrumento de bendicion para otros..tu que has olvidado mis Mandamientos acomodandolo a tu propio bienestar....
Este dice Yahweh, Yo os traje para que fuerais un pueblo, una unidad y vosotros os habeis apartado de mi por causa de vuestras trasgresiones.
Reclamaré de mis hjos mas pequeños su dolor y su clamor...tu que dices Yahweh me esta bendiciendo y no abres tu mano a quienes son tus hermanos y no le ayudas....
Igual que la sangre de los martires claman por su sangre ellos claman a Mi por su desdicha, por tu falta de amor, de interes en el bienestar de lo que es tuyo, que son tus hermanos y hermanas mas desfavorecidos.
A ti te digo, NO ESCUCHARE MAS TU TEFILAT, porque Mi Justicia sera derramada para aquellos que sin tener nada me sirven y sin obstentar nada hablan a mi Favor. mientras tu, teniendo de todo, lo has bendecido de palabras y no de acciones.
Fue a ti a quien mande que cuidaras de ellos y no lo has hecho, porque todo lo que esta en tu mano hacer y no has hecho te sera contado como retroceso en mi Camino.
¿Hasta cuando no aprenderas  y seguiras mostrando hipocresia?
Mas como vive el shemayim y la Erezt que yo creé, asi te digo que no pasara tu pecado sin tener consecuencias..ASI DICE YAHWEH.

Yhemaelh Zeev, siervo del Altisimo Yahweh.

24/12/19

"A LOS QUE NIEGAN A YAHSHUA COMO MASHIAJ"
A lo largo de los años, cada generación de nuestro pueblo ha estado esperando al descendiente de Dawid, al Mashiaj. En la época de los reyes, surgió un rey llamado Yahoiakim más conocido como el rey Jeconias (Yekhonyah/Konyahu). Este rey fue un rey perverso a los ojos de Yahweh y debido a su mal proceder, el rey de Bavel entró en Yahrushalaim deportando a miles de judíos y arrasando e incendiando el Templo de Yahweh.  Por la conducta tan aberrante e idolatra del rey Jeconias, Yahweh lo maldice: Así ha dicho Yahweh: Inscriban a este hombre como uno privado de sucesión, un hombre que nunca será hallado aceptable; porque ningún hombre de su descendencia será aceptado para sentarse en el trono de Dawid y gobernar de nuevo en Yahudah. (Yirmeyahu 22:30) Si desenvolvemos esta maldición con más profundidad podemos ver que son 3 maldiciones: 1- El rey Jeconias estaría privado de sucesión, es decir, moriría sin hijos 2- No sería hallado aceptable, es decir, no tendría la bendición de Yahweh para prosperar 3- Ningún hombre de su descendencia podría sentarse en el trono de Dawid y gobernar Yahudah Estas maldiciones hacían que el Mashiaj no pudiese venir pues la línea de descendencia real de Dawid estaba maldita a causa de Jeconias. Pese a que Yahweh había mandado una maldición sobre el trono de Dawid, en la misma Tora se puede ver como estas maldiciones fueron convertidas en bendiciones al cabo del tiempo. y los benei de Yekhonyah (Jeconias), el cautivo: Shealtiel su ben, Malkiram, Pedayah, Shenatsar, Yeqamyah, Hoshamá y Nedavyah. Los benei de Pedayah: Zerubavel (el nieto del rey Jeconias que construyó el 2 templo con la ayuda de Nejemyah y Ezra) y Shimí. (1 Divrei Hayamim Alef 3:17-19) Esto nos demuestra que la primera maldición había sido quitada pues la primera parte de la maldición consistía en que el rey Jeconias no tuviese hijos. También en otra parte de la Torah se dice del rey Jeconías:
El veintisiete del mes doce del año treinta y siete del exilio de Yahoyakhín, melej de Yahudah, Ewil Merodakh, melej de Bavel, en el primer año de su reinado, tomó nota de Yahoyakhín, melej de Yahudah, y lo sacó de la cárcel.  Le habló amigablemente, y le dio un trono por encima de los de otros melejim que estaban con él en Bavel.  Le quitó la ropa de prisionero, y Yahoyakhín recibía raciones regulares de parte del melej siempre, todos los días de su vida. En cuanto a su ración, se le dio una ración continua por encargo del melej, cada cosa en su día, todos los días de su vida. (Melajim Bet 25: 27-30) Esta porción de la Torah nos demuestra que también la segunda maldición fue quitada ya que nada de lo que hiciera Jeconias iba a ser bendecido. En una parte de la literatura rabínica se cuenta que hizo el pueblo judío sobre este asunto: “Cuando Nabucodonosor tomó a Yahoiakim y lo puso en prisión…. El concilio judío se reunió para considerar este asunto porque temían que el reinado de Dawid llegara a su fin, de quien esta escrito, “Su descendencia será para siempre, Y su trono como el sol delante de Mí”. ¿Qué es lo que podemos hacer para ayudar para que la Tora se pueda cumplir? Iremos y le suplicaremos a la institutriz, y la institutriz a la reina, y la reina al rey” El pueblo judío comprendía que, si la maldición al rey Jeconias no fuera quitada, las esperanzas para un reinado mesiánico llegarían a su fin ya que la única descendencia real y oficial solo podía venir a través de este rey. Y sigue contando en otra parte de la literatura rabínica: “Yahoiakim (Jeconias) no dejó la prisión hasta que se arrepintió por completo y el Eterno le perdonó sus pecados y… su esposa quedó embarazada como está escrito…” La primera y segunda maldición fueron removidas, los sabios de aquellos tiempos esperaban que Yahweh quitara también la tercera maldición la cual era que ningún descendiente por la línea del rey Jeconías podía sentarse en el trono de David para gobernar a Yahudah. El judaísmo ha utilizado esta tercera maldición para explicar que Yahshua no pudo ser el Mashiaj pues Yosef, el que fue esposo de Miriam, era descendiente del rey Jeconías. Debemos de recordar que la descendencia se transmite a través del padre y no de la madre como explica el judaísmo. La genealogía de Yosef estaba maldita pues venía a través de Jeconias, el que fue uno de los descendientes de Shlomo hijo del rey David y la genealogía de Miriam venía a través de Natan hijo de David y hermano de Shlomo.
Si nadie podía sentarse en el trono de David para gobernar a Yahudah por medio de la única línea de sangre real OFICIAL que era a través de Jeconias pues David tuvo muchos hijos, pero la herencia real SOLO fue a través del rey Shlomo ¿Cómo puede ser Yahshua el Mashiaj de Yisrael y cumplir la profecía de que el Mashiaj vendría de la línea de sangre real de David con tal maldición de por medio si sabemos que la descendencia viene por el padre? Ha habido mucha incertidumbre sobre el nacimiento de Yahshua pero nuestro Padre Yahweh utiliza siempre su sabiduría para cumplir con su perfecta voluntad y ser fiel a las promesas que Él nos ha hecho. Muchas de las palabras o discursos que dio Yahshua no se entienden porque tienen origen en la literatura rabínica y, sobre todo, en la tradición oral, es decir en el Talmud. Muchos de los dictámenes de los rabinos de antaño fueron censurados por Yahshua pues muchas de las tradiciones habían invalidado los mandamientos de Yahweh, pero en muchos otros discursos del Talmud, Yahweh respetaba la decisión de los ancianos del pueblo de Yisrael pues no infringían la Torah. Explicación antes de seguir con el estudio [Nosotros NO seguimos el Talmud o los escritos de los rabinos de la antigüedad pues negaron a Yahshua HaMashiaj; solo utilizamos el Talmud cuando nuestro Padre Yahweh nos permite hacerlo y nos habla de un tema en específico, pues debemos de recordar que estudiar el Talmud crea confusión pues sin la revelación de Yahweh NO sabemos lo que El aprueba o no de esos escritos] Siguiendo con el estudio, el judaísmo dice que la descendencia viene por la madre, pero la Torah explica claramente que viene a través del padre. Solo tenemos que ir a una genealogía cualquiera en la Tora y veremos que la descendencia viene a través de nombres de varones. Si entendemos esto, podemos decir que Yahshua no puede ser el Mashiaj pues la genealogía de Yosef estaba maldita. Muchos podrían decir, si Yahshua no fue el hijo de Yosef ¿Por qué tendría que importar la maldición de Jeconias? Porque la descendencia viene a través del padre. Ahora debemos tener en cuenta un principio que tomó Yahweh de los mismos ancianos y rabinos del Talmud “Aquel que crio al hijo de otra persona, es considerado como si efectivamente hubiera traído al niño al mundo” (Sanhedrin 19b; Meguilá13a)
También en el principal libro de halajá judía, el Shuljan Aruj, Rabi Shlomo Kluger un importante comentarista de dicho libro dijo sobre este tema “incluso una persona que cría a un niño como si fuera su hijo esta cumpliendo con el precepto de multiplicar y fructificar, como quienes tienen hijos naturales. (Jojmat Shelomó Eben HaEzer 1:1) Esta adopción fue la misma que le sucedió a Moshé, el cual se convirtió en el hijo de la hija de Faraón. Otros siervos del Eterno también fueron criados por otros padres que no eran los biológicos. Ahora, si Yahshua fue adoptado por Yosef ¿cómo puede pasar la herencia de Yosef a Yahshua para que Yahshua fuese rey de Yisrael y se pudiera sentar en el trono de David y gobernar sobre Yahudah? La respuesta está en la sangre. Yahshua NO tenía la sangre de Yosef y la maldición de Jeconias decretaba que ninguno de sus descendientes biológicos, es decir, que tuvieran su misma sangre podrían sentarse en el trono de David. Por tanto, la herencia de Yosef a Yahshua si es posible ya que Yahshua no tenía la sangre maldita de Jeconias. Yahshua fue engendrado por obra del Ruaj Hakodesh y fue adoptado por Yosef, por eso el malaj le dijo que no se separara de Miriam y todo lo que le pertenecía a Yosef de derechos y herencias se lo traspasó a su primogénito Yahshua, dentro de esa herencia estaba el derecho de sentarse en el trono de David y gobernar Yahudah. Si Yahshua hubiese sido hijo biológico de Yosef, Yahshua no podría ser el Mashiaj pues sería descendiente de sangre del rey Jeconías. Así es como Yahweh nuestro Padre transformó la tercera maldición del rey Jeconias y pudo darnos al Mashiaj; el que en verdad se puede sentar en el trono de David y gobernar no solo a Yahudah sino a todo Yisrael. Yevarejeja Yahweh veismereja

Timo Sefarad

17/12/19

LOS DOS TESTIGOS

 Hay mucha intriga y confusión sobre las dos personas que aparecerán en Yahrushalaim durante la Gran Tribulación. Muchas personas dicen saber quiénes son e incluso afirman sin ninguna duda que son: Moshe y Eliyah o el sheluj Yohanan o incluso han llegado a afirmar que los dos testigos son el antiguo y nuevo testamento. Que los milagros, autorizados por nuestro Padre Yahweh, de personas de la antigüedad sean parecidos o los mismos que vayan a hacer estos testigos, no significa que vayan a ser las mismas personas. A los dos testigos se les da autoridad de hacer llover o provocar sequia o convertir las aguas en sangre tal como lo hicieron Moshe y Eliyah; esto no significa que estos dos siervos de nuestro Padre vayan a aparecer en NUESTROS tiempos haciendo las hazañas que hicieron para SU tiempo. Recuerden; si esto sucediera: dos personas de la antigüedad tendrían que resucitar para luego volver a morir, pues los dos testigos tienen que ser asesinados por la Bestia, y luego resucitar otra vez a la venida de nuestro Mashiaj. Esta descabellada situación de que los dos testigos sean siervos de la antigüedad no tiene ningún sentido dentro de los conceptos de la Torá, pues nadie debe de resucitar hasta la llegada de nuestro Mashiaj.  Los dos testigos no pueden ser mayores que su maestro. Si nuestro gran rabino y Mashiaj llegó a este mundo a través de una mujer llamada Miriam, ¿cómo es posible que se pueda decir por ejemplo que estos dos testigos vendrán del cielo como muchos dicen? Los dos testigos son personas normales con sus virtudes y sus debilidades, ambos nacidos de una mujer al igual que todos los siervos y profetas del pasado. Debido al cristianismo la función de estos dos testigos se ha divinizado, así como se ha hecho con la figura de nuestro Mashiaj Yahshua. El cristianismo ha perdido por completo la visión de lo que es un profeta por eso encumbran hasta el mismo cielo a estos dos futuros siervos del Todopoderoso. Es cierto que a estas dos personas a las que se les va a dar la autoridad y la responsabilidad de cumplir esa misión durante 3 años y medio tienen una serie de características: estas dos personas son personas llamadas del mundo pues ellos también tienen un pasado en el que estaban alejados de Yahweh. Ellos han sido hallados fieles y escogidos para esa misión. Los dos testigos son dos personas que van a la par que los 144000. Los 144000 son llamados, hallados fieles por haber obedecido pese a las pruebas y obstáculos y son escogidos para ser reyes y sacerdotes, los cuales estarán protegidos en el desierto. Estos testigos, también han sido llamados y por haber obedecido han sido hallados fieles, pero en vez de ser llevados al desierto, estarán en Yahrushalaim cumpliendo esa misión durante la Gran Tribulación.
No sabemos por nombre y apellido quienes son los dos testigos, pero sabemos gracias a Yahweh que características tienen. No sabemos si los dos son judíos, pero puesto que son los dos ungidos que están ante el Dueño del mundo (Zejaryah 4:14 Hitgalut 11:4), uno puede ser llamado para realizar esta misión siendo representante de la casa de Efraim (Yisrael) y el otro siendo un representante de la casa de Yahudah o uno testificando en nombre de la Tora y otro en nombre de los profetas, siendo esto una interpretación; no la verdad,  ya que no sabemos el modo en que Yahweh llamará a esos dos testigos pues sabemos el tema general pero no las cuestiones específicas.  Recuerden por qué son dos testigos, la Torah dice que para condenar a alguien por haber cometido un delito o una infracción de la Tora se necesita en el juicio 2 testigos para que la condena sea válida. (Devarim 19:15) Estos dos siervos de nuestro Padre estarán profetizando tres años y medio. Solo profetizarán en Yahrushalaim, pues deben de morir en dicha ciudad, no profetizarán fuera de Israel; recuerden que los acontecimientos están relacionados con la higuera la cual es la Tierra de Yisrael. Les repito encarecidamente sobre quienes son estos dos testigos para que no crean cualquier doctrina extraña: son personas normales, nacidos de mujer, con un pasado alejado de Yahweh, llamados por Yahweh para seguir a su hijo Yahshua, han sido fieles a su llamado sin retroceder pese a las pruebas y los obstáculos, son escogidos pero en vez de ser llevados al desierto; se les asigna la misión de ser testigos en Yahrushalaim, al término de su misión mueren y son resucitados para encontrarse con Yahshua, con los resucitados en Yahshua de otros tiempos y con los 144000 que han sido transformados en un cuerpo incorruptible a la llegada del Mashiaj. Timo Sefarad 

11/12/19

“LA MISERIA DEL TIEMPO DEL FIN”
Siempre tuve presente que el tiempo final iba a ser el tiempo más difícil de la historia pero por mucho que pensé e imaginé nunca creí que fuera de tal extremo, un tiempo de degradación no solo moral, sino de forma de vivir la vida.
Tiempos duros donde la miseria existencial seria a tal estreno, que a lo que es malo, llamaría bueno, y a lo que es bueno llamarían malo.
El mundo en cualquier lugar donde habites, o considera la riqueza como algo natural y no percibe el sufrimiento de los que no tienen, o el otro extremo donde los que viven en la pobreza por mucho que les hagas entender, no perciben que hay otra vida donde se puede ser pobre pero se puede vivir en dignidad.
Veo como viven a diario las familia, no solo con pobreza fisica, sino con una pobreza de mente, donde algo que no sirve para nada es algo vital, donde se acepta lo viejo, lo roto, lo que no tiene ningún valor como si eso fuera un tesoro y todo esto es lo que el sistema de valores, de gobiernos humanos ha llevado al que debería ser heredero de las maravillas de la creación en esta tierra.
Es tan vil lo que los sistemas humanos gobernados por el hombre han hecho, que sutilmente se ha ido introduciendo y donde uno lo siente y percibe pero no se da cuenta que lo esta viviendo.
Los tiempos difíciles que habla la Escritura Sagrada son estos amados, donde un trabajo de reputación o de “carrera universitaria” no da absolutamente para nada y si a eso le agregas “el querer ser honrado, o la decisión de vivir  en las Normas de Yahweh” entonces te “marcan” como un señalado por la sociedad, un loco, un “fuera de la vida”.
Amados míos, he visto al justo sufrir por querer vivir justamente y he visto al deshonesto vivir como si fuera el rey.
El dolor se acepta, se ha hecho parte integral de la vida de los hombres.
Hay riquezas que no te dejan ver el amor ni la empatía y he visto la pobreza como parte de la vida misma siendo estos dos extremos, la forma legítima y normal que hoy llaman “forma de vida aceptada”.
En un mismo lugar he visto la riqueza desaprovechada, vivida como si no fuera nada, porque esa riqueza se convirtió en completa miseria y por tanto, la pobreza se vive como si fuera riqueza, aceptado como una cosa natural, lo que no es natural.
He visto oprimir a los justos por medio de hacerles creer que su pobreza es causa de no adaptarse al sistema injusto, y he visto también a los que viven en pobreza, incluso oprimir aún a los más pobres.
No saben diferencia entre la luz y la oscuridad, entre lo que es bello y lo que no lo es, entre lo que es justo y lo que no lo es.
ACEPTAN LO QUE NO ES ACEPTABLE COMO PARTE DE SUS VIDAS.
Hay un dolor inmenso dentro de mí que me consume, me hace ver una realidad que muchos no perciben y todo es porque se han acostumbrado y han aceptado como forma de vida, LO QUE NO ES UNA FORMA DE VIDA.
Los que trabajan o más bien, los que son explotados, ya no disfrutan de su trabajo, de sus esfuerzos porque todo eso se lo come el sistema, y le han inculcado que “no tienen derecho a nada más” y han tirado la toalla y cada día aceptan que no merecen tener lo que otros consiguen sin ningún esfuerzo.
Todo esto me duele inmensamente porque ahora entiendo donde ha llegado el hombre por estar alejados de Yahweh.
Mis hermanos lo están sufriendo y su dolor es mi dolor, su sufrimiento es asimilado por mi ruaj, porque dentro de nosotros hay amor y es por eso que sentimos el dolor de todos ellos.
Este tiempo del fin es el tiempo donde se nos dijo que los esfuerzos del justo no serian reconocidos por los hombres, donde la miseria en todas sus áreas seria la “forma de vida”, donde “el que es rico sería extremadamente rico y donde el que se cree pobre sería extremadamente muy pobre, no hallando valor, ni el esfuerzo en el empeño de conseguir una vida mejor.
¿Me duele? ¡Mucho! Porque los que no son mis hermanos, los que decidieron vivir sin Torah, viven como ellos han elegido y el pago de sus decisiones es precisamente eso.
Pero mis hermanos, que son a los que amo, son los que sufren las malas decisiones de los que viven sin Torah, esos sí que me duelen y ese dolor traspasa lo inimaginable.
No tengo ninguna duda del tiempo en que vivimos, porque este tiempo esta marcado por la indiferencia, el desamor, la miseria, crueldad  hacia uno mismo y hacia los demás.
Hoy es tiempo de tribulación para Yisrael, porque hoy más que nunca vemos, que “vivimos en el mundo pero que no somos parte del mundo” y lo sé porque ninguno de mis hermanos, es capaz de asimilarse a esta maldad que los rodea.
No podemos dejar que el sistema los siga envolviendo, no podemos dejar que sigan padeciendo y la única forma de ayudarles, aparte de económicamente, es hacerles entender que no tienen porque vivir de esa manera que les han impuesto y que pronto, muy pronto todas esas formas de vida miserables, inaceptables, desaparecerán para siempre y será así, porque Yahshua, el Rey, vendrá para establecer “Un Gobierno Justo, donde nada que oprime, que exaspera, que oprime, que produce dolor por causa de las injusticias, volverá a existir.
“Venga Tu reino Yahweh y hágase Tu Perfecta Voluntad de Amor sobre todos nosotros tus hijos”.
No cabe dudas, amados míos, que lo que ha de venir, vendrá y no se tardará porque Fiel y Justo es quien lo ha prometido.
Sigamos adelante, viviendo el tiempo que nos queda, de forma que nuestros hermanos y hermanas no vivan con tanto dolor.
Amemos, cuidemos, compartamos, hospedemos, demos de lo que tenemos para que ellos, que son parte nuestra, puedan tener lo que jamás tuvieron y puedan deslumbrar  que con Yahweh no hay carencias, no hay dolor, no hay sufrimiento.
No importa si por compartir dejamos de tener lo que teníamos, porque eso es el verdadero amor, aquel que vive compartiendo con aquel a quien ama.
Somos una familia, y como tal, una familia se crea para estar unida, para cuidar, proteger, alimentar y esa es en realidad, LA VERDADERA FAMILIA que Yahweh quiere que seamos.
No permitamos nunca más que lo que tengamos nos impidan demostrar lo que somos, EL PUEBLO DE YAHWEH.
Moreh: Yhemaelh Zeev

1/12/19

El duro despertad

“El duro despertar”
Esto ocurre cuando un día despiertas y te das cuenta que estas llevando una vida que realmente no quieres llevar, cuando sin esperarlo, descubres de forma personal que estás viendo en los demás, las fallas que hay en tu propia vida.
Es duro el despertar al ver que la vida que creías gobernar, realmente no existe y que has sido engañado por tu propio ego hasta el punto que estabas viendo solo en los demás, los errores de los cuales te reías, te burlabas y te creías exento.
¡Duro despertar!  Al ver lo indefenso que estas porque te has dado cuenta que juzgas, enjuicias e intentas ayudar a que los demás se corrijan de sus “muletillas y pecados” cuando realmente lo que estás viendo es el reflejo, NO de los defectos de ellos, sino de los tuyos propios.
Sabias que algo no iba bien, y vas atando cabos porque algo dentro de ti te decía, “no caminas bien, no haces lo que debes”, y una vocecita interior te venia repitiendo una y “deja de fijarte en los demás y céntrate en cambiar tu, en aprender tu, en enderezarte tu, porque no caminas derecho” y es cuando descubres que tú no eres más que un granito de arena más en este desierto de aprendizaje, que El es el Creador, El Sustentador, El Protector, el que cuida de todos y no tú.
¡Duro desertar! a una realidad que sentías, pero que descocías, pero que llega un día menos esperado y es una bofetada a tu propio razonamiento, a tu propia facultad de raciocinio.
¡Duro despertar! porque descubres que no eres quien dices que eres, sino que eres un espejismo que intenta sobrevivir en medio de una verdad que te supera.
Que en realidad, tú eres el fantasma, que tú eres el errado, el que necesita aprender y te das cuenta del tiempo desperdiciado, diciéndoles a los demás lo que realmente se te estaba diciendo a ti mismo.
No era lo que Yahweh te revelaba para “otros” era lo que Yahweh te revelaba a ti, para que aprendieras y dejaras de ser o de jugar a ser Elohe, o salvador de un mundo, que en realidad esta tan perdido como lo estás tú.
¡Necio de mí por no haberlo entendido!
¡Duro despertar!, amados míos, a esa luz en la que dices estar,  pero que te duele descubrir que era oscuridad, aunque creyeras que eras la misma luz.
¡Duro despertar! cuando te das también cuenta que eres una pantomima, una víctima más del sistema egoísta y acusador que hay entre los hombres.
¡Hora es ya! De que tomes las riendas de tu propia vida, de tu camino y aceptes con humidad que te has equivocado, que has errado el blanco y no solo ahora, sino toda tu vida.
¡Hora es ya! De que te esfuerces en ser mejor, en cambiar tus malos hábitos, tus adicciones, tus malos sentimientos, tu imagen de juez justo, cuando en realidad eres, “otro de tantos” que caminan errados y sin luz, simplemente porque te enredaste en vestirte con un “ropaje” que no eras.
¡Tremendo despertar” que viene como un jarro de agua fría, descubriendo de ti, facetas y máscaras de hipocresía que solo veías en los que caminan a tu lado pero que en realidad no iban a tu lado, sino que iban dentro de ti, en tu propia mochila.
Hoy creo que todos los seres humanos, los que buscábamos acercarnos al Creador para poder entender un poco más de eso que todos carecemos, nos damos cuenta lo vacio que realmente estamos, lo lleno de capas y capas de “banalidades, autoengaños y mascaras de una inmensa hipocresía” que han ido suprimiendo ese ser interior que aún tenía algo de Yahweh, pero que se ha escondido tanto que ni a nuestro propio interior puede ya identificarlo.
¡HOY más que nunca! te das cuenta lo necio de tus muchas acciones contra los demás y lo necio e ignorante que han sido tus luchas, tus guerras contra ellos, porque no eran contra ellos contra quien tenías que luchar, sino que era contra tus propios enemigos interiores, tu inclinación al mal.
Has visto en los demás, tu propia maldad y es muy duro, despertar un día y ver por primera vez lo apagado que estas, porque no te alumbrabas con la Luz de arriba, sino que te alumbrabas con esa vela insignificante que eres cuando pretendes ser una Luz que te supera.
¡Duro despertar, amados míos!
En el cual, te das cuenta que debes tomar parte en tu proceso de aprendizaje, en tu propia vida, pero que también te das cuenta que mientras no dejes de tomar el control de las vidas de los demás, jamás podrá dedicar tiempo a sanarte tú, a cuidarte tú, para luego una vez alcanzada esa meta, puedas aportar algo a la vida de aquellos que has intentado cambiar por culpa de tus miedos y egoísmos.
¡Duro despertar! Al ver en ese espejo del alma, que esa imagen que se refleja no eres tú, sino que es “un cumulo de lo que has querido ser pero que en realidad no has alcanzado”.
Es HOY, es AHORA cuando quiero empezar a cambiar, a transformarme en aquello por lo que fui llamado, en aquello por lo que fui creado y en aquello por lo que fui dotado.
Es HOY, es AHORA cuando decido despojarme de esa lacra que es el “egoísmo” pero que ha sido maquillado con el nombre de “altruismo”.
Es HOY, es AHORA, en este DURO DESPERTAR que con lo poco que me queda de humildad, con esa pequeñita llama que aún queda en mí, dejar que Yahweh “sople” Su Aliento de Vida de nuevo y haga que nunca más se apague.
Es HOY, es AHORA cuando pido perdón por mis errores, por mis fracasos, por mis trasgresiones al Eterno y a mí mismo, y a mis hermanos, porque en este DURO DESPERTAR, algo en mí se ha roto, algo en mí ha dejado de ser, para comenzar a ser algo que debería haber sido desde siempre.
Hoy entiendo ese “nuevo nacer”, que solo es posible, cuando nos deshacemos “del viejo hombre” porque “es imposible nacer sin antes morir”, como la Escritura nos dice “la semilla debe morir para poder transformarse y crecer”.
Es HOY, es AHORA cuando decido remontarme, luchar con esta nueva fuerza recibida, pero ya sin cargas, sin ataduras, sin mentiras, sin hipocresías, sin autoengaños.
Es HOY, es AHORA cuando asumo, primero, “mi irresponsabilidad” y después de haberla asumido, zanjarla, y pedir perdón por ella, para poder desprenderme de su lazo y consecuencias y entonces, una vez sacada, una vez muerta y destruida, asumir con derecho, “la responsabilidad” de tomar una nueva vida, un nuevo rumbo, pero ya uno que no me dirija a mí mismo, sino que me dirija de vuelta a Aquel de quien salí, para “unirme” en un estrecho abrazo a ese Plan de Yahweh que tanto necesitaba y que ya por fin, encontré.
Es HOY, es AHORA cuando entiendo ese amor derramado que siempre me ha seguido, esa protección que jamás me abandonó, aunque siempre supe que tenía.
Nunca he estado solo, y es hoy que en verdad lo sé, lo entiendo, porque un amor tan Sublime, jamás se desprende,  porque venía con ese “soplo de vida” que es inagotable, tan perfecto, amados míos,  que ni “la vida, ni la muerte, ni lo alto, ni lo profundo ni ninguna cosa creada puede realmente separarnos de él”
Es HOY, es AHORA cuando realmente ha llegado a mí esa Luz, esa salvación de mí mismo y ha hecho posible, ver mi “camino egoísta y sin sentido” que me estaba conduciendo, NO al lugar que quería ir, sino a todo lo contrario, a ese lugar donde nadie jamás quiere estar….el olvido y la separación eterna de mi Creador.
Es HOY, es AHORA cuando dejo “mi viejo hombre y sus razonamientos egoístas y absurdos”, es HOY cuando dejo “mi carne” para comenzar a vivir en mi “ruaj”, es HOY cuando decido, de una forma clara y concisa, “seguir a mi Maestro”, a Yahshua, guiándome por sus huellas registradas y que son “una luz en mi camino”.
Es HOY, es AHORA cuando me arraigo, me fijo, me centro en “cuidar de mí, de mi salvación, y no permitir que ningún enemigo, sea interior o exterior haga de mí lo que no quiero”.
HOY puedo decir, GRACIAS PAPA, porque me has quitado la venda de los ojos de mi alma, la negrura de mis propios sentimientos y el vacio de sentirme solo, desvalido y abandonado y porque al quitarme esta carga, he podido verme ante Tus Ojos tal y como soy en realidad y eso me ayudará a seguir creciendo, a seguir asumiendo, a seguir cambiando “como de gloria en gloria” a esa estatura perfecta que es, Yahshua Ha Mashiaj.
Te amo Papa y te pido que me ayudes para que mi vida se asemeje a Tu Propósito.
Yhemaelh Zeev