BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

19/9/19

La valentía en los pequeños actos de nuestro crecimiento.

La valentía en los pequeños actos de nuestro crecimiento.
Cada uno de nosotros tiene el mismo camino, pero a su vez un camino personal y muy diferente que al del resto. Israel tiene un camino muy definido para llegar a Yahweh, este camino como todos sabemos es Yahshua Hamashiaj pero cada integrante de este pueblo tiene un camino hecho a su medida lleno de diferentes pruebas, tentaciones, obstáculos, diferentes sufrimientos...
A lo largo y ancho de la Tora se narran historias en las que Yahweh les dice a sus siervos: “sean valientes”. Incluso cuando la Torah habla en Hitgalut/Apocalipsis sobre los que no heredarán la vida eterna y morirán para siempre en la muerte segunda, pone a los cobardes en primer lugar. 
Apoc 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables, asesinos, los que fornican, los hechiceros e idolatras, y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, esta es la segunda muerte.”
En este camino para recorrerlo, es una obligación que cada persona tenga la virtud de la valentía. Pues cuando fuimos llamados, éramos como una pequeña semilla. Pero cuando la semilla es plantada en nuestro corazón tiene que crecer hasta que se transforma en un árbol frondoso donde pueden anidar los pájaros y dar cobijo con su sombra a los demás. En el proceso de crecimiento individual de la semilla, antes de que llegue a la meta de convertirse en árbol, tiene que pasar por mucha resistencia. Esa resistencia proveniente de fuertes vientos, tormentas y tempestades son nuestras pruebas y tentaciones individuales para crecer.
En este camino hay que ser valiente para decir y aceptar la verdad, hay que ser valiente para soltar el dolor del pasado, hay que ser valiente para perdonar, hay que ser valiente para amar, hay que ser valiente para renunciar a tus deseos para aceptar la voluntad del Creador en tu vida, hay que ser valiente para confiar en el Eterno…
Muchos de nosotros esperamos ver los grandes cambios en nuestras vidas, pero los cambios duraderos están llenos de pequeños actos de valentía.
Hermanos/as no se rindan ni se desesperen, cada pequeño acto es contado, cada pequeño paso suma para llegar a la meta. La valentía no consiste en demostrar tu arrojo o coraje en una gran situación sino en demostrarla día a día donde no se ve, en la rutina, en la cotidianidad. Alégrate en los pequeños pasos.
¿Pudiste superar una pequeña tentación en este día? no la menosprecies pues Yahweh te ha dado la fuerza necesaria para superarla.
¿Hiciste algo pequeño o distinto por amor que no habías hecho antes? alégrate y valora ese acto, pues los pequeños actos de amor son los que nutren la llama del amor en tu corazón
¿Agradeciste algo tan sencillo como una camisa planchada por tu mujer? alégrate y continúa prosperando en tu agradecimiento, el amor que se convierte en obligación lleva a reprimir la libertad que conlleva el amar pues el amor nace de nosotros. El verdadero amor viene de la libertad que nace de nuestro corazón; no de una obligación vacía y sin valor.
Todo lo grande, magnifico y esplendoroso nos llama mucho la atención y tiene su mérito y honor, pero ¿qué hay de los hechos cotidianos y que no se ven?
Un paseo con una plática interesante, una comida en la mitad de la semana, una palabra de afecto, una tontería para hacerte reír, un beso desinteresado… 
El amor es la esencia de Yahweh, el amor hace que veamos a la otra persona o a algo de forma que sea “importante y que tenga valor”
Los animo a ser valientes, a hacer lo que en sus vidas pasadas no hacían, a que valoren los pequeños actos de amor de sus parejas, a que miren con atención los actos cotidianos de amor de nuestro Padre para con nosotros.
La realidad del amor es que ningún acto es insignificante, nada es pequeño, todo suma, todo crece.
¿Estas atento a los actos de amor en tu rutina? 
¿Los agradeces? Cada acto de amor, aunque pase desapercibido de tu vista, es un regalo inmerecido.
¿Serás valiente en crecer en el amor? Solo día a día, paso a paso, valorando cada momento, cada acto… así podrás
Timo Sefarad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.