14/12/16

JANUKA NO LA CELEBRAMOS

HANUKA NO ES DE LA TORAH

LA FIESTA DE JANUCA ((hebreo: חֲנֻכָּה y sin puntuación diacrítica חנוכה)) llamada también la «Fiesta de las Luces» o «Lucernarias», es una festividad de tradicion judaica.
Celebrada durante ocho días, conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II a. C.
La tradición judía habla de un milagro, en el que pudo encenderse el candelabro del Templo durante ocho días consecutivos con una exigua cantidad de aceite, que alcanzaba sólo para uno. Esto dio origen a la principal costumbre de la festividad, que es la de encender, en forma progresiva, un candelabro de nueve brazos llamado januquiá (uno por cada uno de los días más un brazo «piloto»).
La festividad de la Janucá es desde la época de la hegemonía helénica en Israel, comenzada con la conquista de Alejandro el año 332 a. C.; según puede leerse en los libros de I y II Macabeos, aunque NO SE HACE MENCION DE ELLA EN EL TANAJ IVRIM/HEBREO . Cuando se corona como rey de Siria a Antíoco IV Epífanes (175 y 164 a. C.), éste decide helenizar al pueblo de Israel, prohibiéndole así a los judíos seguir sus tradiciones y costumbres. Un grupo de judíos conocido como los Macabeos (dado que su líder era Yehudá Macabi)
Según el TALMUT (Gemara, Shabbat 21), al terminar la guerra, los Macabeos regresan a Jerusalén y encuentran el Santo Templo profanado, con la menorá (un candelabro de siete brazos) apagada, y aceite ritualmente puro suficiente para encenderla un solo día. Tardaron ocho días en conseguir más aceite; y sin embargo, el poco que tenían mantuvo encendida la menorá durante todo ese tiempo.
En los libros I Macabeos y II Macabeos se puede leer sobre la institución de la Janucá POR EL PUEBLO PERO NO POR YAHWEH. El primero narra: «Durante ocho días celebraron la dedicación del altar... Entonces Judas y sus hermanos y toda la asamblea de Israel, decidieron (por su propia cuenta) que la consagración del nuevo altar se debía celebrar cada año con gozo y alegría durante ocho días, a partir del día veinticinco del mes de kislev» (I Macabeos 4:56-59). De acuerdo con II Macabeos (10:6-8), «lo celebraron con alegría durante ocho días, a la manera de la fiesta de los Tabernáculos... toda la asamblea aprobó (NO DICE QUE YAHWEH LO APROBO) y publicó un decreto (SIN HABERLO MANDADO YAHWEH) en el que se ordenaba que todo el pueblo judío celebrara cada año estos días de fiesta».(el mismo pueblo judio rabinico reconoce que esto del calndelero de 9 brazos fue una añadidura y un invento)
El martirio de Hannah y sus siete hijos también ha sido relacionado con la Janucá. Según una historia del Talmud (Tratado de Gittin 57b) y II Macabeos 7, una mujer judía llamada Hannah y sus siete hijos fueron torturados y ejecutados por Antíoco por negarse a comer cerdo, lo que hubiera sido una violación de la ley judía.
El Talmud y el Midrash Raba sugieren también otro origen para la festividad. Según estas fuentes, la Janucá es una manifestación de la festividad del solsticio de invierno, que es el momento en que los días dejan de acortarse y comienzan a alargarse. El Talmud relata historias de Adán, el primer hombre, que vio ponerse al sol por primera vez en su vida y entró en pánico, y conectan esta historia con la festividad del solsticio de invierno. Según el relato, el primer año ayunó durante ocho días, y luego —al comenzar a alargarse los días nuevamente— festejó durante otros ocho; pero el segundo año, al comprender que este era el orden natural, solo festejó (Talmud, Tratado de Avodá Zará, 8a).
La festividad de Janucá es instituida por Judah el Macabeo y sus hermanos (NO POR YAHWEH, NI LA TORAH NI EL TANAJ, NO ESTAN INCLUIDAS EN LAS 7 MOEDIM QUE YAHWEH DIO EXCLUSIVAMENTE A TODO SU PUEBLO Y QUE HASTA EL YOM DE HOY SE SIGUEN CELEBRANDO) para celebrar este evento.10 Después de recuperar Jerusalén y el Templo, Judah ordenó que el templo fuera limpiado, y que se construyese un nuevo altar en lugar del altar contaminado, y que nuevos utensilios fuesen preparados también. Según el Talmud, se necesitaba aceite de oliva para encender la Menorah del Templo, que debía permanecer encendida toda la noche, cada noche. Pero solo se encontró suficiente aceite para encenderla un día solo, y —milagrosamente— este aceite alcanzó para ocho días, el tiempo necesario para preparar nuevo aceite para la Menorah. Una festividad de ocho días fue instaurada por los Sabios para conmemorar este milagro.
La versión de la historia que figura en Macabeos I, por otro lado, indica que una celebración de ocho días con cánticos y sacrificios fue proclamada cuando se rededicó el altar, y no hace mención alguna al milagro del aceite (porque realmente NO OCURRIO).11 Varios historiadores creen que la razón de esta celebración de ocho días fue, en realidad, una celebración tardía de las festividades de Sucot y Shemini Atzeret,12 en esa época las festividades más importantes del año. Esto debido a que durante la guerra los judíos no pudieron celebrar apropiadamente estas festividades, y no solo que la duración combinada de ambas es de ocho días, sino que durante la festividad de Sucot se encendían lámparas en el templo.
La historia de Janucá, junto con sus leyes y costumbres, está prácticamente AUSENTE de la Mishná, fuera de algunas menciones tangenciales (Bikurim 1:6, Rosh HaShanah 1:3, Megilah 3:6, Bava Kama 6:6). Rav Nissim Gaon sugiere, en su obra Hakdamah leMafteaj haTalmud que la información relacionada a la festividad era tan conocida que la Mishná no encontró motivo para incluirla. Reuvein Margolies22 sugiere en cambio que dado que la Mishná fue redactada después de la revuelta de Bar Kojba, sus editores prefirieron no incluir una mención explícita a una festividad que celebraba otra revuelta —relativamente reciente— contra un dominante extranjero, por temor a enfrentarse a los romanos.
La historia de Janucá se menciona en los libros Macabeos 1 y Macabeos 2, pero la festividad NO ES ESPECIFICAMENTE MENCIONADA. En su lugar, una historia de similar contenido, pero de obvia posterior data, es mencionada en Macabeos 2 1:18, donde se habla del reencendido del fuego del altar por Nejemia, el cual fue posible por un milagro ocurrido el 25 de Kislev, y que parecería indicarse que fuera la razón por la cual la reconsagración del Templo por Judah el Macabeo ocurriese en esa fecha.
Otra fuente es la Meguilat Antiocus. Esta obra, también conocida como Meguilat haHashmonaim, Meguilat Janucá o Meguila Ievanit, fue escrita originalmente en arameo y luego traducida literalmente al hebreo. Académicos modernos datan el original en algún momento entre los siglos 2 y 5 E.C.,25 y la traducción al habreo en el siglo 7 E.C.26 El texto fue publicado por primera vez en Mantua en 1557. Saadia Gaon, quien la tradujo al árabe en el siglo IX, se la adjudica a los propios Macabeos. MI PREGUNTA:
¿Debemos guardar una MOEDIM QUE YAHWEH NO INSTITUYO JAMAS NI ESTA REFLEJADA EN LA TORAH NI EL TANAJ?
¿Deberiamos creer en las tradicones de libros QUE SON CONTRARIOS A LA TORAH DE YAHWEH, tales como Talmut, kabala, Zohar, La Mishná?
RECUERDEN TAMBIEN COMO SE CELEBRA ESTA FIESTA DE TRADICION..
Muchos hechos historicos han ocurrido en la historia de nuestro pueblo RELATADAS EN LA ESCRITURA pero nunca se celebraron MOEDIM/FIESTAS por ellas, excepto LAS QUE YAHWEH MANDO Y ORDENO PARA SU PUEBLO.
Januca no es mas que una navidad disfrazada de judaismo y tradicion.
NO SON MOEDIM DE YAHWEH, NO ESTAN EN LA TORAH, NI EN EL TANAJ Y JAMAS FUE PORDENADA POR YAHWEH....volverse a las sendas antiguas y raices hebreas NO ES CELEBRAR MOEDIM QUE YAHWEH NO INSPIRÓ, NI ORDENÓ..
No podemos hacer MOEDIM por acontecimientos y menos si Yahweh NO LO HA ORDENADO A SU PUEBLO ISRAEL...
esa es mi humilde opinion..
Shalom.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.