BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

11/4/13

MENSAJE PARA CRISTIANOS

LAS 3 CREENCIAS DE LOS CRISTIANOS ACERCA DE YAHSHUA QUE SON FALSAS
- He aquí algunos errores comunes que el Cristianismo comete: Yahshua (su Jesús) fue cristiano y no Judío.
- Asistió a la iglesia el domingo, no el Shabbat (Dia de Reposo) a la Sinagoga.
- ÉL empezó una nueva religión llamada Cristianismo y vino a acabar con la Ley (Torah) y a establecer un nuevo camino de salvación. 
Todas estas afirmaciones son falsas, pero muy importantes para todo cristiano y son enseñadas en todas las iglesias.  La mayoría de los cristianos tienen una religión sobre “Jesús” pero no practican la religión de Yahshua, el Mashiaj/Mesías hebreo.
Yahshua nunca fue a la iglesia y nunca celebró navidad ni semana santa.  El guardó el Shabbat Dia de Reposo y no el sabado judio-greco-romano  ya que el sabado NO EXISTIA
en ese tiempo en su calendario), las Fiestas de YHVH, comió comida Kosher, oraba en el Templo y en las sinagogas.
Podemos ver que Su fe y práctica fueron judías hasta la médula.
Pero la mayoría de los cristianos no pueden entender esto, y nunca se molestan en preguntarse por ellos mismos, ¿cómo veía Yahshua a la Torah? Tienen una pervertida opinión de la Torah, la ven como obras relacionadas con los fariseos y con hombres legalistas, como una esclavitud, como un yugo pesado; y no como la Instrucción Divina  dada por un Padre amoroso a su pueblo, para que sea apartado para él y viva en santidad, sin mezclarse ni adoptar las costumbres y tradiciones paganas de los demás pueblos... Por otra parte,  Aquellos que quieran entender más acerca del Mesías, nunca deben rechazar  al pueblo judío porque Yahshua no puede ser separado de ellos ni de la Torah. Los cristianos no perciben que a lo largo de la historia, la iglesia católica Romana, de la que descendió el protestantismo, trató de disolver el vínculo que tenía la fe en el Mesías con el pueblo escogido del Padre, Israel y con las instrucciones dadas por el Eterno YHWH en el sinaí....  Yahshua nunca vino a destruir o reemplazar la Torah, el vino a interpretarla apropiadamente, a cumplirla hasta lo último.  Desafortunadamente, su voz ha sido callada  y reemplazada por teólogos, seminarios, institutos bíblicos quienes continúan perpetuando las mentiras de los antinomianístas padres de la iglesia, lo mismo han hecho los mesianicos. El Cristianismo no fue creado por “Jesús” hace 2.000 años. La verdadera historia del cristianismo empezó con la conversión del emperador Romano, Constantino, y del Concilio de Nicea en 325 D.C. El Concilio de Nicea en 325 D.C. fue el esfuerzo de Constantino para unificar los varios cultos en una iglesia universal “Católica”, controlada por Constantino y por Roma.  Roma reclamaba la máxima autoridad debido a su establecimiento por la roca, Pedro (segun la creencia de ellos).  La estatua de Júpiter en Roma fue renombrada  como San Pedro y los otros dioses de los cultos fueron convertidos en los apóstoles y otros santos.  El primer edicto a favor del “Venerable Día del Sol” (Domingo) fue decretado en el Concilio de Nicea.  Hasta ese tiempo, ambos, los seguidores del Mesías y los judíos observaban el Shabbat, de acuerdo con los mandamientos. 
Fue en el Concilio de Nicea donde los nombres “Jesús” y “Cristo” se unieron por primera  vez en la frase “Jesucristo” o Cristo Jesús”, haciendo de los dos uno.  El nombre “Jesucristo” nunca apareció en griego ni en latín antes del Concilio de Nicea.  Nicea, con su teológico anti-judaísmo, puso el fundamento antisemítico que se arrastró en el tiempo y se puede ver hoy en muchas iglesias.  El Concilio de Antioquía (314 D.C) prohibió a los creyentes en el Mesías, celebrar la Pascua con los judíos.  El Concilio de Laodicea, en el mismo siglo, les prohibió guardar el Shabbat.  Extractos de la carta del Emperador Constantino a todos aquellos no presentes en el Concilio.  (Hallada en Eusebius, Vita ConsL. Lib 11118-20) “Cuando se presentó el tema sobre el sagrado festival de Easter (Semana Santa), se pensó universalmente, que sería conveniente que todos guardaran la fiesta en un día; porque ¿qué podría ser más hermoso y más deseable que ver este festival, a través del cual recibimos la esperanza de la inmortalidad celebrado por todos de común acuerdo y de la misma manera? Fue declarado ser particularmente indigno para este, el más santo festival, seguir las costumbres (cálculos) de los judíos, quienes han manchado sus manos con los más horrendos crímenes, y cuyas mentes fueron enceguecidas. Rechazando sus costumbres. Podemos trasmitir a nuestros descendientes la forma legítima de celebrar Easter (Semana Santa), la cual hemos celebrados desde el tiempo de la pasión del Salvador (según el día de la semana).  Nosotros no debemos por consiguiente tener nada en común con los judíos, porque el Salvador nos ha mostrado otro camino; nuestra adoración siguiendo un curso mas legítimo y conveniente (el orden de los días de la semana): Y consecuentemente, adoptando esta forma unánimemente, deseamos queridos hermanos separarnos, pues es verdaderamente vergonzoso para nosotros escucharlos decir que sin su dirección no podemos guardar esta fiesta.  ¿Cómo pueden ellos estar en lo correcto, si después de la muerte del Salvador, no han sido guiados por la razón sino por la violencia, según su engaño los guíe?  Ellos no poseen la verdad en este asunto de Easter (Semana Santa), porque en su ceguera y repugnancia a las mejoras, frecuentemente celebran dos Pascuas en el mismo año.  No podemos intimar con aquellos que están abiertamente en el error.  ¿Cómo podríamos seguir a estos judíos quienes están seguramente ciegos en el error?  Porque celebrar la Pascua dos veces en un año es totalmente inadmisible.  Pero aunque así no fuera, seguiría siendo su deber en no mancillar su alma comunicándose con gente tan malvada (los judíos). Ustedes deben considerar no solo que el número de iglesias en estas provincias son mayoría, sino también que es correcto exigir lo que nuestra razón aprueba, y que no deberíamos tener nada en común con los judíos.
Dr. Henry R. Percival “Los Padres de Nicea y post Nicea”. Vol. XIV Gran Rapid: Erdmans pub. 1979, pgs. 54-55: FIN DE ESTA CITA
“Ya durante el Segundo y tercer siglos, los “Padres de la Iglesia” desencadenaron una cruel campaña de discriminación contra los Judíos y todo lo judío incluyendo la Torah o la Ley de Moisés.  En su libro “Nuestro Padre Abraham”, Marvin Wilson dice: “Mas aún, lo Padres de la Iglesia enseñaron que la infidelidad al pueblo judío trajo como resultado una culpa colectiva que los sujetó a la maldición permanente de Dios”
Entre los más grandes perseguidores de los Judíos estaban Justin Martir y Orígenes, pero hay muchos otros nombres bien conocidos.  En el año 325 D.C., Constantino adoptó una forma de Cristianismo pagano como la religión oficial del Imperio Romano Oriental, llamado Bizancio.  El hizo oficial lo que ya había empezado a suceder en el segundo y tercer siglos, el total divorcio de los Judíos y de todo lo relacionado con ellos, incluyendo la Torah.  Fue en ese tiempo, que lo que hoy llaman “Nuevo Testamento” fue canonizado.  Hasta entonces, las únicas Escrituras eran el Tanaj, (Torah, más neviin y Ketuvim).  Algunas Escrituras fueron intencionalmente cambiadas y manipuladas para apoyar la total desconexión de la iglesia de sus raíces hebreas. 
Una de las características de la Era Constantina, es que cambiaron las Fiestas de las Escrituras por las fiestas Romanas.  También Constantino se declaró como cabeza de la iglesia del Estado.  Constantino era un adorador del sol hasta el día de su muerte.  Nunca se convirtió y sin embargo toda la iglesia cayó en su trampa. En el libro de Daniel 7:25, leemos que el Antimesías cambiará los tiempos.  Constantino fue un tipo de antimesías.  Prohibió celebrar la Pascua y en su lugar instituyo Easter (Semana Santa), una celebración y nombre derivado de la diosa Babilónica Isthar.  También cambió el día de reposo por domingo en vez del Shabbat, porque era un adorador del sol y adoraba su “dios” el domingo.  Los Romanos nunca tenían una semana de siete días, fueron forzados.  Su calendario tenía ciclos de ocho y diez días en el.
Los Nazarenos cayeron en la trampa de Constantino, un adorador del sol, porque ordenó parar la persecución de los creyentes.  Hasta entonces, los creyentes eran tirados a los leones por su fe.  La persecución contra cualquiera de la nueva fe judía, fue tremendamente dura durante el tiempo del Imperio Romano.  La Secta de los Nazarenos, los seguidores del Mesías, era considerada una Secta Judía.  Así que, cuando Constantino declaró un “tratado de paz”, los seguidores de los Nazarenos, cansados de la persecución contra ellos, le dieron la bienvenida al “tratado de paz” y comprometieron su fe y el guardar el Shabbat del  Elohim de Israel, por el domingo de Constantino.  Los creyentes en el Imperio Romano dejaron de ser una Secta del Judaísmo y se convirtieron en una secta de la Iglesia Romana Pagana, dejando de ser Nazarenos para ser cristianos.  Todas las Iglesias Protestantes son sectas que derivan de la Iglesia Católica, no de la secta de los Nazarenos. 
El paganismo en la Iglesia Estatal de Constantino ha engañado a millones de personas a creer que están siguiendo a Jesucristo el de la Secta Judía de los Nazarenos.  Cuando se sigue la religión del Imperio Romano, ya sea Católica o Protestante, algunos siguen adorando a santos muertos, se usan ídolos (la cruz), se observan las fiestas paganas y se honra el día del dios sol.  En la adoración pagana católica, su estatua de la Virgen diosa continúa como antes y la gente sigue guardando las Fiestas Babilónicas que honran el sol, la luna y las estrellas como dioses, igual como lo hacían los antiguos Egipcios y Romanos.  Los cristianos católicos creen que tienen la salvación siguiendo la tradición de la Iglesia Pagana Romana que se convirtió en la Iglesia Católica y de ella nacieron las iglesias Protestantes, que en su intento de separación de roma, arrastraron un montón de doctrinas y costumbres de ella, aún sin darse cuenta. 
Fue Constantino quien abolió la observancia del Shabbat e instituyó la observancia del día domingo en su lugar.  Los cristianos Protestantes piensan que están siguiendo la Biblia Hebrea al guardar el Domingo del Imperio Romano.  La Iglesia Católica Romana nunca acepto el Tanaj.  Lo quemaron y en Europa, cualquier protestante que fuera encontrado leyéndolo, donde la religión estatal guiaba a las masas, era asesinado. Muchos Protestantes claman que no son parte de Babilonia. Aunque sigan observando muchas de las enseñanzas de la Iglesia Romana bajo Constantino.  Como el domingo y los días festivos paganos Romanos.  La Iglesia Católica tiene prueba histórica de que cambiaron el Día de Adoración del Día de Reposo del Elohim de Israel (Shabbat), por el día del Sol para adorar y honrar el dios Sol del Imperio Romano. 
En el Catholic Mirror, Sept 23, 1983, el Cardenal Gibbones dijo: “La Iglesia Católica en virtud de su divina misión cambió el día de Shabbat a domingo”.  El Catecismo de Conversión de la Doctrina Católica, p. 50 3ra edición dice: Pregunta 51: ¿Por qué guardamos el domingo en vez del Shabbat? Respuesta 51: Guardamos el domingo en vez del Shabbat porque la Iglesia Católica, en el Concilio de Nicea, transfirió la solemnidad de Shabbat a domingo”
Henry Turbeville, D.D., Un Compendio de la Doctrina Cristiana (R.C.), p. 58, “Pregunta: ¿Cómo prueba que la Iglesia tiene poder para ordenar celebraciones y días festivos? Respuesta: Por el mismo hecho de cambiar Shabbat por domingo, el cual los protestantes permitieron, y luego se contradicen a ellos mismos guardando el domingo estrictamente, y rompiendo la mayoría de las otras fiestas ordenadas por la misma Iglesia.  Pregunta: ¿Cómo puede probar eso? Respuesta: Porque guardando el domingo, ellos reconocen el poder de la Iglesia para ordenar festivos, y ordenarlos bajo pecado; y al no guardar otras fiestas ordenadas por ella, niegan, de hecho, dicho poder.”
Mgr. Segur, Hablando Claramente sobre el Protestantismo de Hoy, p. 213.  “Fue la Iglesia Católica, la cual, por la autoridad de Jesucristo, ha transferido el Día de Reposo para domingo en memoria de la resurrección de nuestro Señor.  De esta manera, la observancia del domingo por parte de los protestantes es un homenaje dado por ellos, a la autoridad de la iglesia Católica.”
Padre T. Enright, C.S.S.R. en una conferencia en Hartford, Kansas – y también en Historia del Shabbat p. 802 dijo: “Repetidamente he ofrecido US$1.000 a cualquiera que puede probarme con la Biblia únicamente, que debo guardar el domingo como un día santo.  No existe tal ley en la Biblia.  Es una ley de la santa Iglesia Católica únicamente.  La Biblia dice: Recuerda el Shabbat como día santo.  La Iglesia Católica dice: No. Por mi divino poder yo elimino el Shabbat y ordeno guardar el primer día de la semana como santo.  Y he aquí, toda la civilización se inclinó y en reverencia obedece a la orden de la Iglesia Católica; esta es la MARCA de nuestra autoridad para invalidad la ley de Dios” .
Hasta acá llegamos hoy, pero uds. Pueden chequear en libros de historia, en Internet, etc y ver que todo lo dicho aquí es verdad..

Que el Elohe de Israel nos guíe...Barut ata Yahweh
Shalom!...

3 comentarios:

  1. Recordemos que Shabbat (día de reposo) no es equivalente a sábado.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Obvio es que Jesucristo nuna asistio a la Iglesia pues esta no existia, y obvio es que actuo como israelita pues lo era, el inicio de la Iglesia( todos los llamados fuera) pero no la institucion secta catolica romana y sus derivados si no los llamados fuera en veces confunden los terminos y aplican el nombre iglesia a x institucion,como comentaba y entiendo la Iglesia o pueblo de YHWH inicio en Pentecostes si Jesus estuviera sobre la tierra hoy entonces si asistiria con los llamados fuera o sea la Iglesia que no es mas que lo mismo que Kehilaj (Congregacion) nada mas es cuestion de idioma, saludos

    ResponderEliminar
  3. iglesia es una definición romana nada tiene que ver con la palabra kehila decir que es lo mismo es un desconocimiento total de la mentalidad original que tuvieron aquellos que siguieron al mashiaj, ese es el mayor problema del cristianismo en cualquiera de sus denominaciones.........todas están basadas en la teología romana

    ResponderEliminar

Todah rabah por su comentario.