16/9/16

¿CÓMO PUES SE LOGRA LA UNIDAD?

Yom 6 del 7º Jodesh/Mes HaTorah.
¿CÓMO PUES SE LOGRA LA UNIDAD? 
Shául nos exhorta, como dijimos, a la unidad y provee cinco herramientas emocionales y positivas para hacerlo.
1. HUMILDAD.
Para el mundo la humildad es sinónimo de cobardía. Para Yahweh es sinónimo de orden y de disposición a crecer y a obedecer. La persona que no es capaz de ser humilde frente a su Roeh o moreh, no puede hacer ningún cambio, ni crecimiento, ni tiene futuro alguno con Elohe. Hay personas que se les dice la menor observación, y estoy diciendo ¡MENOR! y se ofenden y se van para no volver más. En cambio, en sus empleos, son humillados todos los días, quizás, y no dicen ni “mú”. ¿Qué nos dice esto sobre sus prioridades? Sin embargo, Elohe nos quiere sumisos, especialmente delante de El y de los siervos que El dejó a cargo de Sus ovejas.
2. AGUANTE.
Esta palabra está desapareciendo de la vida diaria. ¡NADIE tiene aguante para nada! La gente anda histérica todo el día, por nada. Debemos pedir y obtener de Yahweh aguante para todo: para las personas tóxicas, para las situaciones tóxicas, para todo aquello que nos molesta y que no podemos remediar. Un hijo de Yahweh no toma venganza, sino que AGUANTA el mal que recibe y perdona y bendice a los que lo insultan, ofenden o roban o hablan mal de él/ella.
3. SHALOM/PAZ INTERIOR/SHALÓM PNIMÍH.
Le voy a hacer una pregunta para que usted se la conteste a sí mismo/a: “¿Cuándo vamos o vemos a alguien, plantamos shalóm en esa persona? ¿Damos shalóm a quienes nos rodean? ¿Somos personas que tenemos el shalóm como hábito? La paz interior/shalóm pnimíh es fundamental para nuestra vida y la de nuestra familia y hermanos en la kehilaj y compañeros de trabajo. Elshalóm pnimíh implica salud en nuestras tres dimensiones: espíritu, alma y cuerpo. La salud no es más que un equilibrio entre las fuerzas exteriores contra las fuerzas interiores nuestras. Para dar un ejemplo fácil de entender: si los microbios de afuera (que está constantemente lleno el ambiente, cualquiera que sea) consiguen entrar en su cuerpo, es porque su cuerpo (su dimensión física) no está sana. Así mismo es con nuestros sentimientos: cuando los “microbios” mentales de afuera nos invaden, es porque nuestro cuerpo mental (Qorintiyim Alef/1ª Cor. 15:44) no está sano y se deja infectar. Debemos hacer tefilat/orar para que nuestros pensamientos, sentimientos y recuerdos, sean limpiados todos los días por el Rúaj/Viento Santo/HaKódesh deYahweh. La falta de shalóm pnimíh (muy pocos disfrutamos de él, hay que aclarar esto) implica enfermedad, conflictos internos, heridas no sanadas; guerra interior, en nuestros sentimientos o pensamientos, actitudes o personas específicas. Elshalóm pnimíh es un sentimiento de tranquilidad interior, de confianza dentro nuestro, sin ansiedades, ni preocupaciones extremas, sino la seguridad interior de que somos capaces de enfrentar todo lo que nos suceda, no importa lo difícil o pesado que sea, porque sabemos y CREEMOS en nuestro interior que Yahweh está dentro nuestro y a nuestro costado derecho para darnos ese shalóm pnimíh y para darnos seguridad y compañía.
4. TOLERANCIA.
Un factor adicional para lograr la unida, imprescindible, es la tolerancia, ante las faltas de los demás. NADIE es perfecto, no importa lo que uno crea o quiera. NO hay NADIE perfecto, excepto Yahshua, que es El hijo de Yahweh mismo. Todos los demás somos simples mortales, cada uno con defectos e imperfecciones, más o menos graves, más o menos tolerables, de acuerdo a la opinión de cada persona. Cada uno de nosotros tolera algunas cosas en los demás pero no otras y no todos toleramos lo mismo. Lo que para algunos es intolerable, para otros es una tontería por la que no vale la pena ponerse nerviosos, pero esa es la diferencia entre cada uno y debemos entender esas diferencias y aprender, por medio de la tefilat/oración, a tolerarnos los unos a los otros. ESTO ES DE SUMA IMPORTANCIA PARA NUESTRA UNIDAD
5. AMOR /AHAVÁH.
Un último factor, imprescindible, es el amor ahaváh. Ya he hablado bastante sobre él, pero siempre os lo recordaré :) de modo que no me extendere mucho en él. Sólo dire que no es un ahavah/amor humano, condicional, sino que es un ahavah/amor Divino, que debemos pedir y lo obtendremos, mientras persistamos en pedir y en querer tenerlo, porque no es fácil amar a aquellos que nos odian; no es fácil amar a aquellos que hacen nuestra vida imposible, mas es lo que Yahweh desea y espera de nosotros. CONCLUSION ¿Es que lograremos algún día la tan ansiada unidad? Depende de mí y de vosotros mis amados hermanos y hermanas, y teniendo la ayuda, el apoyo de Avinu Yahweh y Yahshua Ha Mashiaj TODO SERÁ POSIBLE.
Shalom Sean felices

Yhemael Zeev

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.