BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

26/6/19

A la Comunidad Internacional de Yahshua Shilo

"He  peleado  la  buena  batalla  de  la  emunah;  he  acabado  la  carrera;  he  guardado  la emunah en Yahshua  fielmente."

Cuántas veces hemos escuchado, leído e incluso recitado con mucha fe estas palabras que el shalujim Shaulo dijo casi al ocaso de su vida, queriendo emular su victoria y por fe creernos igual de vencedores que él, pero ¿Qué tan dispuestos estamos a padecer para obtener esa victoria?
Hablar es muy fácil, creer no es tan complicado pero el HACER parece que es un tema que se cocina aparte.
Y es que se nos llega a olvidar que al que más sabe más se le exige, y que Shaulo para poder decir esas palabras tuvo una vida abundante de renuncias, descalificaciones, persecuciones, aflicciones, abandonos, traiciones y una larga lista que pocos, muy pocos, están dispuestos a soportar; y es que el sistema de esta sociedad actual donde se premia a todos y por todo sin que los individuos realicen el mínimo esfuerzo se ha traslado a la vida espiritual, trayendo con ella una espiritualidad insípida, llena de reproches y reclamos, pues claramente todos nos sabemos "Hijos del Rey de Reyes, Reyes y Sacerdotes, Primicias de Elohé, el último remanente escogido de Yahweh" y todas aquellas promesas que nos ponen como cabeza y no por cola, aunque sinceramente el comportamiento es deplorable, vergonzoso, como de niños mimados y malcriados acostumbrados a recibir sin dar nada a cambio, obesos espirituales cuyo amor y servicio ha comenzado ha atrofiarse, vamos, como un pueblo que actúa peor que cola pero quiere los beneficios de ser cabeza.
De verdad no concibo como alguien puede escribir "Yevarejeja Yahweh Ve-Ishmereja" en hebreo, pero no aceptar las leyes y el calendario del pueblo hebreo, no termino de entender como alguien puede decir "Yahweh yo te quiero servir" pero cuando se trata de ayudar a tus hermanos se da la vuelta.
Actuamos con la insensatez de un pueblo ciego como el que no conoce los tiempos y sus profecías, algo así como el pueblo en el tiempo de Noaj cuando eran anunciados del diluvio y que por su negligencia y falta de arrepentimiento pereció, algo similar pero con más tecnología y atrapados en la vanidad de un mundo materialista y de consumo.
Actuamos como si nuestra vida espiritual dependiera de los Morehim y no de nuestra lealtad al pacto que le juramos a Yahweh en la inmersión en el nombre de Yahshua, como si escuchar todos los Shabbat la emisión en vivo en la página de Facebook fuera todo el esfuerzo que debiéramos hacer, algo así como cuando iban al culto los sábados o los domingos, según el pasado religioso del cual  Elohé ya nos ha salvado pero nosotros aún nos aferramos y no queremos soltar.
Vivimos como si tuviéramos la certeza de que mañana abriremos los ojos y que por tanto tendremos otra oportunidad para hacer lo que no hemos querido hacer hoy.
Triste es ver como son tan pocos los obreros y mucha la mies, pero más triste es ver como algunos obreros buscan segar para su propio beneficio, triste es ver como un pueblo que tiene la fuente del ahava  lo menos que manifiesta es esa riqueza.
Y no me lo tomen a mal, no es que todo esté perdido, gracias a Yahweh hay varones y mujeres que se esfuerzan en ser luz y no para la naciones sino para sus hermanos, que a pesar de los vituperios, difamaciones, deserciones y abandonos de quienes parecían más fortalecidos, que sin importar todo eso siguen día a día adelante, fieles a Yahweh, fieles a su llamado, fieles al servicio.
Insisto, no me lo tomen a mal, no juzgo ni condeno a nadie, solo comparto un grito de alarma para que los verdaderos hijos del Todopoderoso Yahweh de los Ejércitos se despierten y tomen con dignidad el llamado que nuestro Padre nos hace y si para alguien este mensaje parece estar lleno de condenación y es motivo suficiente para abandonar el grupo, hágalo, yo solo escribo al verdadero remanente de Yahweh, al que sabe que vive en el tiempo de la Tribulación y que añora con gran intensidad el regreso de Yahshua, aquel remanente que se esfuerza en hacer lo bueno,que aunque se equivoca no se detiene, al contrario se arrepiente y rectifica; que aunque no es perfecto se esfuerza en perfeccionarse a través de su Adon, que aunque teniendo poca fuerza  ha  guardado su palabra  y  no niega  su nombre, es a ellos a los que le hablo, es a ellos a los que exhorto, es a ellos a los que con amor y compasión les suplico que se levante de dónde estén, enjuague su cara y vaya en pos de su amo.
Es a ellos a los que les digo que su recompensa es muchísimo más grande que el sufrimiento que puedan vivir, pues aquel que se los prometió es fiel y no miente y su deseo es que toda su creación viva en su plena libertad, conforme la idea original por la cual nos creo.
Si de algo les sirve, recuerden las primeras palabras que Yahshua dijo una vez que regreso de sus 40 días en el desierto donde fue probado por medio de Ha-satan:

"Asheré (felices)  los  que tienen  ruaj  de  pobres,  porque  de  ellos  es  el  Maljut  del shamaim.   Asheré  los  que  lloran,  porque  ellos  recibirán  consuelo.  Asheré  los  mansos,  porque  ellos  recibirán  la  eretz (tierra)  por  heredad. Asheré  los  que  tienen  hambre  y sed  de  justicia,  porque  ellos  serán saciados. Asheré  los  que  tienen  rajem,  porque  ellos  recibirán  rajem. Asheré  los  de  lev/corazón  limpio,  porque  ellos  verán  a  Yahweh  Elohé. Asheré  los  que  practican  la  shalóm,  porque  a  ellos  los  llamarán  benei  de  Yahweh Elohé. Asheré  los  que  padecen  persecución  por  causa  de  la  justicia,  porque  de  ellos  es  el Maljut  del  shamaim. Asheré  ustedes  cuando  los  insulten  y  los  persigan,  y  digan  toda  clase  de mal contra  ustedes  por  mi  causa, mintiendo.   Shishú  weshimhú (gócense  y  alégrense),  porque su  recompensa  es  grande  en  el shamaim;  pues así  persiguieron  a  los  nabí  que  vinieron  antes  de  ustedes."   (MATTIYAH 5:3-12)

Aji Emanuel Baez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.