BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

17/6/19

La religiosidad

La religiosidad es el cáncer del cual, el remanente de Yahweh debe librarse puesto que es la secuela de la idolatría o de las falsas enseñanzas adquiridas a lo largo de nuestra vida.
La religiosidad sin duda ha cuartado, distorsionado y confundido la verdadera libertad que existen en la relación con nuestro Elohe haciendo creer que son necesarias ciertas posturas, condiciones físicas, horarios o de ciertos elementos externos que nos van ha inducir a un entorno más espiritual (escuchar alabanzas), lo cual es totalmente falso.
El único propósito de la religiosidad es hacernos creer que tener una relación con Yahweh es muy compleja, casi imposible, haciéndonos pensar que Yahweh siempre está alejado, casi inaccesible pronto para juzgar y castigar antes que para perdonar y reconciliar.
La religiosidad divide familias, destruye no solo la relación con nuestro Abba, sino con nuestra familia y seres queridos, incluso, puede llegar a cegar tanto a las personas que les imposibilita el reconocer la mentira y el engaño, haciendo pasar lo bueno por malo y lo malo por bueno. En muchas otras ocasiones la religiosidad se manifiesta como una sombra obscura y ténebre que rodea a las personas robándoles la alegría, las risas e impidiéndoles disfrutar de los placeres que Yahweh ha permitido que sus hijos disfrutemos, puesto que los engaña haciéndoles ver o creer que TODO es pecado (bromear es pecado, ir al cine es pecado, vivir una vida plena en pareja es pecado), hundiendo a la persona en una amargura y aislamiento de la familia y de la sociedad, como si fueran unos muertos vivientes.

Amados míos nuestro Adon Yahshua a eso vino, a romper la idolatría y la religiosidad que ya existía en el pueblo, vino a enseñarnos que tener una relación con nuestro Abba es algo tan natural como una plática entre amigos, entre padre e hijo, incluso, tan sencilla de llevar como con un extraño. Que la única postura física que se requiere no tiene que ver con arrodillarse, levantar los brazos o llorar, sino en cubrirse o descubrirse la cabeza según sea el caso. Que el horario perfecto para hablar con Yahweh es TODO EL TIEMPO, todo el día, toda nuestra vida. Que lo único que nos puede llevar a una condición "más espiritual" es un verdadero arrepentimiento, el ayudar en las necesidades de tus hermanos, el poner por obra todo lo que ya te ha enseñado nuestro Padre. Que una persona que tiene a Yahweh en su vida tiene motivos de sobra para ser feliz, para reír y hacer reír a los demás. Que la pareja se disfruta y se goza conforme a los lineamientos que Él ha establecido, pero que sin duda, la plenitud sexual es algo que nuestro Abba también quiere que vivamos.

Amados, no llamemos bueno a la malo ni malo a lo bueno, despojemonos de TODAS nuestras ideología preconcebidas adquiridas a lo largo de nuestra peregrinar lejos de casa, recuerden que nuestro pueblo permaneció 40 años en el desierto para sacar a Mitzrayim de su corazón y muchos murieron en el camino y toda una generación pereció porque no lograron conseguirlo, nosotros en cambio no tenemos ese tiempo, (puesto que el inminente regreso de nuestro Adon está más cerca) nuestras decisiones deben ser cada día más aceleradas, concisas e incluso radicales para expulsar de nuestra vida todo aquello que nos aleja de la libertad que por medio de Yahshua nuestro Abba nos ha otorgado, tales como lo es la religiosidad.

Eman

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.