BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

9/3/15

HALAJÁ HA TORAH SOBRE EL SEFER KERITUT EN LA KEHILAJ DE YAHSHUA

 
EL "SEFER KERITUT" EN LA KEHILAJ DE YAHSHUA.
(TEMA completo para estudiarlo detenidamente)

¿Qué dice la Torah acerca del SEFER KERITUT (divorcio) y el segundo casamiento? ¿Bajo qué circunstancias puede ocurrir un divorcio? ¿Se puede volver a casar alguien que sea divorciado? ¿Qué significa realmente "divorcio" en la Torah? ¿Puede ocurrir un "divorcio"
durante el período de compromiso de una pareja?
"HALAJÁ SOBRE EL DIVORCIO"
Estas son palabras textuales de Yahshua:
SEFER DE MATTIYAH  
“También se dijo: Cualquiera que se divorcie de su mujer, dele un séfer keritut (carta de divorcio).'(Devarim 24:1-4). Pero yo les digo que todo el que se divorcia de su esposa, a no ser por causa de fornicación, la expone a cometer adulterio; pues el que se case con la divorciada comete adulterio".
 
INTRODUCCION 1ª PARTE
Muchos ajim y "llamados de Yahweh" se preguntan estas cosas, y por lo general, no saben contestárselas correctamente y a menudo causando gran polémica en las kehilaj, y trayendo asi, pecados adicionales sobre sí mismos y sobre sus cónyuges:

¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo? ¿Qué dicen las KITBÉ HAKODESH acerca del "keritut" y el segundo casamiento? 
¿Qué significa el pasuk del SEFER DE MATTIYAH?
¿Es lícito divorciarse en algunos casos? Si esto es así, ¿en cuáles? ¿Puede una persona divorciada ó adúltera volverse a casar, con quién, y bajo que circunstancias? ¿Puede (o tiene que) volverse a casar con su cónyuge original? ¿Qué desea revelarnos Avinu Yahweh, mas allá de lo presente y lo terrenal,
acerca del "keritut" y el matrimonio?

Hay muchas personas engañadas e infectadas con "mujeres espirituales" y sus falsas doctrinas, quienes a veces sin ninguna premeditación ni malicia propagan las doctrinas profanadas que han aprendido, CONTAMINANDO a otros ajim y "llamados" de la misma manera en que ellos antes fueron CONTAMINADOS.

A ellos y a todos vendría bien leer estos mensajes dirigidos a la verdadera Kejilah, y poder abrir sus ojos ante la Emet Kodesh y salir de sus propias contaminaciones. De hecho, ¡todos los llamados de Yahweh de estos tiempos ("los tiempos de los gentiles") entramos a la pureza y a la kadushá de la Kejilah, "sacados y traídos" de la fornicación y prostitución espiritual!

Dijo Nuestro Adon Yahshua repetidas veces: "Velad que nadie os engañe" pero muchas personas no entienden que el "nadie" en esta afirmación sobretodo nos incluye a nosotros mismos, y por tanto muchos velan no ser engañados por su prójimo pero no toman las debidas precauciones para protegerse de sus propios corazones contaminados. Escrito está: "engañoso por demás es el corazón de los hombres, y perverso; ¿quién lo comprenderá?" (YirmeYah/Jeremías 17:9), "la intención del corazón del hombre ES MALA desde su juventud" (Bereshit/Génesis 8:21)

Procedamos a escudriñar este crucial tema conforme a la TORAH y via la asistencia del Ruaj Ja Kodesh.
¡Shalom a todos LOS TAMILDIM Y CHAVERIM, dondequiera que se encuentren, y saludos afectuosos en el poderoso nombre de Yahshua Ha Mashiaj!
 
Antes de iniciar con este tema y contestar esas preguntas, ninguna respuesta verdaderamente inspirada por el Ruaj Ha Kodesh puede dejar fuera ningún componente DE LA KADOSH EMUNAH.

Dejar de hacerlo, amados míos y de Yahweh, puede causar que construyamos nuestros templos con materiales altamente combustibles que no aguantarían la prueba del fuego, o demasiado frágiles, que no soportarán las torrentes de aguas cuando venga la tempestad, en vez de estar edificándolos sólidamente en LA DAVAR inconmovible de Yahweh.

Es siempre vital recordar las palabras de Yahweh consignadas en Malakhim/ Malaquías 2:16ª:
Yo ABORREZCO el KERITUT, dice Yahweh Elohe de Yisrael.”
Pero, ¿que significa "keritut" en sí, según la Torah?

Es muy importante saber que la palabra "keritut" significa primodrialmente "repudio de un cónyuge" por parte del otro, "separación permanente de un cónyuge." En segundo lugar, dado que el hombre está influído por el Acusador, pueden exisitir razones válidas y no-válidas para el keritut.

Básicamente, Yahweh ABORRECE EL KERITUT, como ya vimos. De acuerdo con la Kitbé HaKodesh, en el Plan Maestro de Yahweh es Su Voluntad que el matrimonio sea un compromiso "de por vida" Tengamos en mente que El tiene planificado un matrimonio "de por vida" para nosotros. Podemos conocer Su mente kodesh, celestial y suprema, a través de los mandatos mas elementales y terrenales que aparecen en la Torah.

Así que ya no son dos, sino UNO solo. Por tanto, lo que Yahweh ha unido, que no lo separe el hombre” (Sefer de MattiYah 19:6)

Esta afirmación de por sí sóla parece indicar que es la Voluntad de Yahweh dar un ROTUNDO "NO" a cualquier forma de KERITUT que el hombre se proponga.
Sin embargo, ¿es esto así?
¿Es esto TODO lo que la TORAH tiene que decir respecto al matrimonio, o al keritut?
Generalmente hablando, la Palabra NO nos es dada en un sólo PASUK, pasaje o SEFER de la KITBÉ HAKODESH. Llegar a la EMET no siempre es cuestión tan sencilla como citar de un solo PASUK.

Ya muchas veces antes hemos hablado de este fundamental principio que no podemos ignorar si realmente queremos escuchar como Yahweh ha decidido hablarnos. Gran parte de la razón por la que la gente llega a tantas doctrinas distintas respecto al mismo tema, se debe a que no obedecen estos fundamentos básicos.
Yahweh realmente NO QUIERE EL KERITUT, amados míos, así como tampoco aprueba el pecado de ninguna clase. Ese es Su sentir. Pero la EMET no termina ahí. Existen muchas cosas dentro de Su Plan Maestro que Yahweh no necesariamente APRUEBA, pero que PERMITE por algún motivo. Por ejemplo, El permite que ejerzamos libre albedrío para probarnos. Luego El toma medidas para lidiar con la situación si se sale de control.

Yahweh comprende muy bien que habrá casos en que el pecado y el keritut lamentablemente e inevitablemente van a ocurrir dentro de Su Pueblo, y esto se debe básicamente a que un matrimonio invariablemente involucra a dos seres humanos pecadores y pese a ambos poder estar procurando andar obedientemente en Torah, uno de los cuales en algún momento podría hacer un mal uso de su libre albedrío y transgredir alguno de los MITZVOT diseñados respecto a preservar la unidad y kadushá matrimonial:
"No adulterarás" (ó "No fornicarás") y "No codiciarás la mujer de tu prójimo, etc.".

Es debido a esta desgraciada ocurrencia que en el Tanaj (el mal-llamado "Antiguo Testamento"), Nuestro Abba Yahweh estableció algunas INSTRUCCIONES adicionales a fin de proteger los derechos de los que hacen keritut, especialmente los de las mujeres (Devarim/Deuteronomio 24:1-4). Algunos hombres estaban abandonando a sus mujeres sin un motivo válido, aprovechándose de que la TORAH hablaba en términos muy generales, y Yahweh puso remedio a ésto.
"¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?" dice la Kitbé que preguntaron los fariseos al Mashiaj Yahshua.

Yahshua Ha Mashiaj señaló que aquellas leyes fueron dadas al Pueblo "a causa de la dureza de los corazones de la gente" más no porque fueran el deseo expreso de Yahweh (Sefer de MattiYah 19:8). El Tanaj y el Berit Kjdashá demuestran que Yahweh añadió "cláusulas" y detalles adicionales a la TORAH, magnificándola "debido al aumento" en las transgresiones por la "dureza de sus corazones"
Por la dureza de vuestro lev (corazón) Moshé os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así
Originalmente no era así. El KERITUT no era tan común antes como lo fue después.

Shaul, experto conocedor de la Torah tras su conversión al Mashiaj Yahshua, hace eco a esta HALAJA en la SEFER a los antiguos ajim Gálatayim
"Entonces, ¿para qué fue dada la TORAH? ¡Fue añadida a causa de las transgresiones!"

Ahí está la respuesta dada en la misma Kitbé, amados míos. ¡A causa de las TRANSGRESIONES! (Y luego Shaul añade que nos fue dada "como tutora", para que no nos perdiéramos a causa de nuestra contínua transgresión de la TORAH. Recuerden que es por medio de la TORAH que reconocemos lo que es el pecado.) Pero Yahweh tuvo que proveer detalles adicionales a la TORAH, para no dejar "huecos" que pudiéramos aprovechar para malinterpretarla y quebrantarla "a causa de la dureza de nuestros corazones"

Por eso al MITZVOT de "No asesinarás," posteriormente le añadió el NO ODIARAS, porque espiritualmente-hablando, el odio también constituye asesinato. Muchos no estaban físicamente asesinando a su prójimo, pero debido a la dureza de sus corazones lo estaban odiando y haciéndole la vida imposible QUE ERA AUN PEOR, porque lo estaban "matando a cuchillo de palo," como quien dice. Y los pecadores se estaban saliendo con la suya, porque no había prohibición o reglamentación suficiente contra odiar al prójimo (solo existia en la tradicion oral).
Específicamente, ¿a cuáles transgresiones del Pueblo nos estamos refiriendo nosotros aquí en este mensaje? ¿A transgresiones en referencia a qué...a asesinar...?
En este particular caso, a causa de las transgresiones referentes a la infidelidad conyugal y al keritut, naturalmente. Yahweh le añadió otras pequeñas leyes, para reglamentar el keritut. La gente no hacía caso que Yahweh aborrecía el keritut, y se divorciaban comoquiera por cualquier razón (todo igual como se hace hoy dia en el mundo).
El Pueblo se quería divorciar por cualquier pequeño motivo, sobretodo los hombres. Cabe decir que entre muchos de ellos NO EXISTIA UN AHAVAH VERDADERO.
Amados ajim del IYirael de Yahweh; antiguamente había personas que, al igual que hoy, buscaban cualquier pretexto para HACER KERITUT de su cónyuge y casarse con otro, porque no conocían el verdadero AHAVAH. Primordialmente pensaban en ellos mismos, y no en sus mujeres ni en sus benei. Este comportamiento humano no está justificado a ojos de Yahweh, pues provocaría una constante y logarítimica contaminación dentro del Pueblo. Yahshua deja claro que existe una relación entre el keritut y el pecado de adulterio:
"Todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la que está divorciada del marido, comete adulterio." (Sefer de Silas 16:18)

Amados, ahí tenemos otra pieza del rompecabezas que queremos armar. Pero noten que en ese pasuk no se está hablando de personas que se hacen keritut a causa de la infidelidad de uno de los dos cónyuges. Ahí no se mencionan razones específicas. Ya antes Yahshua dijo (Sefer de Matt. 5:32) que la INFIDELIDAD era una causal legítima y aprobada por Yahweh para el keritut/repudio. Ese fue el primer pasaje que cite el iniciar esta HALAJÁ. Vayamos a verlo en la Kitbé de una vez, porque este nuevo pasuk es otra de las valiosas piezas del rompecabezas que Yahweh ha "regado" por toda la KITBÉ:
"
También se dijo: Cualquiera que se divorcie de su mujer, dele un séfer keritut (carta de divorcio).'(Devarim 24:1-4). Pero yo les digo que todo el que se divorcia de su esposa, a no ser por causa de fornicación, la expone a cometer adulterio; pues el que se case con la divorciada comete adulterio" (Sefer de MattiYah 5:32)

Tambien en el SEFER DE SILAR 16:18 Yahshua no se está contradiciendo con lo que dijo en EL SEFER DE MATTIYAH 5:32. En Silas 16:18 Yahshua se está refiriendo a quienes hacen keritut por cualquier otro motivo o sin motivo válido (A QUIENES TODAVIA NO HABRIAN COMETIDO NINGUN ADULTERIO), sino que lo cometerían como consecuencia directa de mas tarde haberse CASADO O UNIDO ilícitamente con otras personas (sin antes haber pasado por CUMPLIR LOS REQUISITOS DADOS POR LA TORAH).

Noten también que ahí en Silas 16:18 se habla de otras personas en adición a las dos personas que han sido repudiadas. Tanto en este pasuk como en el que citaremos próximamente, vemos que el hacer KERITUT Y QUE NO HA SIDO causado como resultado directo del adulterio de una de las dos partes, PROVOCA EL ADULTERIO NO TAN SOLO DE LOS EX-CONYUGES, SINO TAMBIEN DE TODOS LOS FUTURAMENTE ENVUELTOS CON ESAS PERSONAS DIVORCIADAS.
"También se dijo: Cualquiera que se divorcie de su mujer, dele un séfer keritut (carta de divorcio).'(Devarim 24:1-4). Pero yo les digo que todo el que se divorcia de su esposa, a no ser por causa de fornicación, la expone a cometer adulterio; pues el que se case con la divorciada comete adulterio" (Sefer de MattiYah 5:32)
Amados, Yahweh dice por boca de Yahshua Ha Mashiaj que si un hombre se divorcia de su mujer por cualquier otra causa no-válida y la única razón válida es la INFIDELIDAD, indirectamente expone a que su mujer se busque a otro hombre como marido, y que a raíz de esto surja un problema aún mas grave. El resultado de esto es que tal mujer, que habiendo sido decente, y que pese que hasta ahora sido sexualmente fiel a su marido, su primer marido comoquiera ha insistido en hacer keritut ilícitamente "por la dureza de su corazón" y tras haber sido injustamente repudiada y abandonada por el primero, la mujer se ha buscado a otro hombre como segundo marido; y ha tenido relaciones con él, las que claramente Yahweh considera relaciones adúlteras.

¡El asunto se ha complicado bastante ahora que el círculo matrimonial se ha abierto debido al pecado "todah/gracias" a la necedad e iniquidad del primer marido! Y todo este lío, que muy bien se pudo haber evitado, ahora se ha magnificado, ¡por la mujer fiel haber sido abandonada ilícitamente por su marido original! Esto es lo que dice la SEFER DE SILAS 16:18:
"Todo el que se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la que está divorciada del marido, comete adulterio".
Amados, lo que la SEFER DE SILAS 16:18 presenta es que ese hombre que antes no había cometido adulterio, en efecto ahora cometió adulterio según Yahweh, por haberse divorciado ilegítimamente de su esposa, y por haber estado con otra mujer íntimamente que no es propiamente su esposa. Ahora se agravó la situación.
Ahora su marido original, si es que antes de que su mujer se hubiera entregado a otro hombre, no se había casado todavía con ninguna otra mujer, podría alegar que su mujer tuvo relaciones fuera del matrimonio con ese otro hombre, y alegar ella haber sido la que fue infiel. Ahora él podría tratar de "virar la tortilla" a su favor para echarle la culpa del KERITUT de ambos a ella, y legitimizar su propia inrectitud. Yahshua pone remedio a esta potencial situación, ordenando que tal mujer no se case y que nadie se case con ella. "el que lee, entienda"

Recordemos que mientras ninguno de los dos cónyuges haya sido infiel al otro, a ojos de Yahweh siguen estando casados, AUNQUE UNO LE HAYA DADO "KERITUT" AL OTRO, y aunque estén separados. "Lo que Yahweh unió, el hombre no lo puede separar" No olvidemos eso. Por esta razón, ninguno que se haya separado de su cónyuge ilegalmente a ojos de Yahweh, se puede casar con otra persona. NINGUNO, porque cometería pecado de adulterio. Es lo que dice el texto en la Sefer de Matt 5:32. Ahora bien, Yahweh permite que un matrimonio se separe en casos de un cónyuge incrédulo que le haga la vida imposible al creyente (“Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el aji o la ajot sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a shalom nos llamó Yahweh"), pero no permite las segundas nupcias; y en casos obvios en que el matrimonio se haya realizado bajo circunstancias fraudulentas o engañosas que anulen el voto hecho entre ambos. El engaño como tal se considera como un tipo de infidelidad, y la parte afectada queda libre para contraer segundas nupcias. De otra forma, un repudio/keritut ilegítimo puede terminar en adulterio, como ya hemos visto:
"Todo el que repudia (sefer keritut) a su mujer, a no ser por causa de infidelidad, la hace cometer adulterio" (Sefer de Matt. 5:32)
Aunque posteriormente su marido se dé cuenta de su error y se arrepienta de haberla abandonado frívolamente e injustamente, pregunta Yahweh, "¿volverá él a ella," tras ella haberse allegado a otro hombre?

¿Ustedes que creen, amados ajim? ¿Podrá un marido volver a la que fué su mujer? Y sobretodo, ¿querrá y podrá ella volver con él estando ahora con otro hombre?
En otras palabras, la pregunta de Yahweh nos plantea, ¿cómo se podría resolver este asunto? ¿Tendrá alguna solución?
¿Es esto algo que se puede remediar fácilmente, dando simple marcha atrás a lo ocurrido, y "casando" uno con el otro nuevamente, a los dos cónyuges ilegítimamente divorciados, tras haber adulterado con otras personas...? ¿Es esto posible, práctico y conveniente...?
"Yahweh dice: "Si un hombre repudia (sefer keritut) a su mujer, y ella se va de su lado y se allega a otro hombre, ¿volverá él a ella? ¿No quedará esa tierra totalmente profanada?" YirmeYah/Jeremías 3:1
Normalmente ese hombre ya no podrá volver con ella, amados míos, ¡por ella haberse entregado a otro hombre, aunque haya sido por culpa de su propio marido! Ese marido ya no se puede arrepentir de su error!

¿Por qué no se puede arrepentir?
¿Por qué no puede poner remedio a esta situación? No puede, amados míos, porque no importa cuanto "llore y grite y patalee," ¡él no puede hacer que su ex-esposa y su actual marido hagan teshuvá y den vuelta atrás al adulterio que han cometido! ¡El no puede des-hacer el hecho que esos dos ya han tenido relaciones sexuales y se han hecho "una sola carne"! Por eso es que este pecado es tan grave, y por eso la Torah nos enseña que hay que evitarlo, y estos PASUKIM nos dicen como se puede evitar.

La KITBÉ HAKODESH también dice que cuando Esau vendió su primogenitura a Yaacob por un plato de lentejas, mas tarde se hizo teshuvá, pero aunque la procuró con lágrimas, todo fue en vano, amados míos.
¿Por qué no le valió su teshuvá?
Porque, simple y sencillamente, ¡Esau ya no podía cambiar las palabras que su abba Ytzaak había pronunciado! ¡El ya no podía cambiar la berajot que su abba les había dado, por mas que hiciera teshuvá! De manera que a veces "hacer teshuva" de algunos pecados no puede ser tan fácil como creemos. Y el caso del hombre que pudiera volver con su ex-esposa luego de un adulterio tras un keritut ilegítimo es uno de estos casos.
Generalmente hablando además, el mero hecho de un hombre sencillamente saber que su mujer ha estado con otro hombre, hace que el hombre repudie a esa mujer en su lev (corazón) y que no la desee mas como su esposa, aunque lo que sucedido haya sido enteramente por culpa suya; aparte de la existente realidad innegable de que ella ya ha dejado de ser suya por su propia determinación, porque desde que su marido original la abandonó, ahora ella le pertenece a otro hombre. Esta es una realidad que no se puede ignorar, y es una situación a la que no es fácil dar vuelta atrás.
Amados míos, es prácticamente imposible que dos personas en esa situación de separació se vuelvan a juntar. Y normalmente una mujer decente (como lo es una mujer ilegítimamente repudiada) tampoco comparte su lev (corazón) ni su lecho con dos hombres a la misma vez. Eso sí que normalmente no está en ella.
Yahweh preguntó: "¿volverá él a ella?" Y ya conocemos la respuesta, como también la conoce Yahweh. Esa mujer ya no va a regresar mas nunca con su marido original, ni tampoco él la va a querer retomar, ni tampoco el actual marido de ella se lo permitiría. (Aparte de esto, en la Torah hay un mandato específico al respecto de esto, que un poco mas abajo voy a citar.) La respuesta es NO. Habrá sus excepciones, pero la regla general es que él no volverá a ella.

Luego Yahweh nos pondera la pregunta: "¿No quedará esa tierra totalmente profanada?," sabiendo que la respuesta es Sí, porque El lo sabe todo.

¿Por qué quedaría la tierra totalmente PROFANADA?
La respuesta es, porque donde hasta hace poco existía un matrimonio kodesh entre aquel hombre y aquella mujer decente, a ojos de Yahweh ahora existe un potencial foco de inmoralidad sexual, es decir, de fornicación, adulterio e infidelidad, que contamina a otras personas que se alleguen a los ilícitamente divorciados.
Ya antes vimos que Yahweh dijo que "si un hombre repudia (divorcia) a su mujer, y ella se va de su lado y se allega a otro hombre," él ya no regresaría más a ella y "la tierra quedaría totalmente profanada." Ahora veamos el por qué, y el pasuk en la Sefer de MattitYah 5:32 nos arroja luz sobre este tema. Leámoslo otra vez.
"También se dijo: Cualquiera que se divorcie de su mujer, dele un séfer keritut (carta de divorcio).'(Devarim 24:1-4). Pero yo les digo que todo el que se divorcia de su esposa, a no ser por causa de fornicación, la expone a cometer adulterio; pues el que se case con la divorciada comete adulterio"
Amados míos y de Yahweh, ya vimos que los ilícitamente han hecho KERITUT, causan que terceras y cuartas personas también cometan adulterio, y que el pecado "se extienda por toda la erezt" dejándola "totalmente profanada." ¿ven ahora como el pecado se va multiplicando y llenando toda la tierra?

Dos personas casadas NO se pueden divorciar, ni mucho menos casarse con otras personas, A NO SER POR LA INFIDELIDAD DE UNO DE LOS DOS. Mientras no haya ocurrido tal INFIDELIDAD durante la relación, esa pareja que Yahweh unió SIGUE ESTANDO UNIDA, aunque el hombre y la mujer digan que no lo están. Por esta razón a los incrédulos que se separan no se les permite volverse a casar, y por eso la Torah recomienda que mejor es que NO SE SEPAREN.
Por ende, estos pasajes muestran que si un hombre repudia(sefer keritut) y abandona a su mujer por cualquier otra razón, y ella "se casa" con otro; ¡el marido original la hecho cometer adulterio con ese otro nuevo hombre! Y además, el marido original ha causado que ese otro hombre que "se casó" después con la que era su mujer, también cometa adulterio.
En consecuencia de esto, todos los benei que esa mujer y ese otro hombre procrearán durante su relación, serían "benei del adulterio" y también tendrían que HACER TESHUVA  para no recibir y perpetuar la maldición relativa a ese pecado.
Esto también nos enseña a los varones, que no debemos de casarnos con ninguna mujer ilícitamente repudiada por su marido, o que no sepamos su historial. Y enseña a toda mujer ilícitamente repudiada por su marido a que se abstenga de casarse con otro hombre para evitar que ambos caigan en un lazo del Acusador.

Ella debe de recordar que mientras su marido no se haya allegado a otra mujer, aunque se hayan separado, AUNQUE UNO HAYA REPUDIADO AL OTRO, el matrimonio de ambos no ha sido disuelto por Yahweh porque no ha ocurrido ADULTERIO, y que si ella se convierte en la primera en allegarse a otra persona, ella sería la principal culpable de infidelidad en su matrimonio, por haberse allegado y cometido adulterio con otro hombre, estando aún legalmente casada con su primer marido (según Yahweh lo ve). Pero esto no es todo, en adición al pecado y las consecuencias que ya hemos visto, si el marido original hizo "sefer keritut" a su esposa ("no por causa de infidelidad") para casarse con otra mujer, que, digamos, "terminó gustándole mas," ¡entonces fue él quien cometió adulterio contra su esposa! Y si fue la divorciada la que se allegó a otro hombre antes de que su supuesto ex-marido cometiera adulterio con la otra mujer, ¡él fue quien causó que su esposa pecara de adulterio! Como dice la Torah:
"Todo aquel que da sefer keritut a su mujer, a no ser por causa de infidelidad,¡le causa cometer adulterio!"
Y consiguientemente, los benei que ese hombre y esa nueva mujer tuvieren como producto de esa relación ilícita, serían también "benei del adulterio"
Esas dos personas originales, que Yahweh antes UNIO en matrimonio y que eran KODESH, pero que el hombre decidió disolver y separar por su propia voluntad, ahora se han convertido en "un foco de infección" del pecado de adulterio para otras personas, porque el hombre no puede separar lo que Yahweh ha unido. (Y Yahweh dice que solamente la infidelidad previa puede disolver un matrimonio.) ¡Ahora ambos están diseminando el pecado de adulterio a terceras y cuartas personas, y a su descendencia! Para Yahweh, ambos equivalen a dos personas casadas, que se han allegado sexualmente a otras personas ajenas a su matrimonio.
Ese hombre que ilícitamente repudió a su mujer, a raíz de su error ha arrastrado a otras personas al mismo pecado.
Esto es lo que estaba sucediendo en el Pueblo cuando Yahweh le añadió estatutos a la TORAH "a causa de las transgresiones" del Pueblo cada vez mas continuadas y diversificadas, iniquidad que lamentablemente parte del Pueblo moderno continúa cometiendo hasta al YOM de hoy, porque "no hay nada nuevo bajo el sol"

Desde aquellos entonces, la tierra estaba quedando "totalmente profanada," y esto se debía "A CAUSA DE LAS TRANSGRESIONES" de la gente y una de ellas EL SEFER KERITUT ILICITO. Tan "es así" lo que les digo, que la Torah confirma que incluso el propio Rey Dawid cometió adulterio, DESEANDO y eventualmente CASANDOSE con una mujer que ya era casada, y pone en evidencia que posteriormente las maldiciones por haber pecado recayeron sobre él y sobre sus benei.
Antes de ir al relato de Dawid, vayamos un poco atrás para retomar los temas del "SEFER KERITUT" y del segundo matrimonio desde el principio otra vez. Vamos a hacer como Yahweh decretó, y como hacía Yahshua y sobretodo como tanto acostumbraba Shaúl, que era un experto en esto, y vamos a repetir las cosas en otras palabras, en palabras de "tartamudos" o como nos las dé el Ruaj Ha Kodesh. La paráfrasis es una de las figuras del lenguaje mas comunmente empleadas en la Torah. La controversia de si el KERITUT y el segundo casamiento están permitidos de acuerdo con la Palabra de Yahweh, gira principalmente alrededor de las palabras de Yahshua en el SEFER DE MATTIYAH 5:32 y 19:9.

Aparte del pecado de ADULTERIO del que se habla allí, enfáticamente se le menciona como UN MOTIVO (que además es el UNICO MOTIVO mencionado en la Torah) por el cual Yahweh permite el KERITUT entre dos personas. Este motivo lo hemos venido discutiendo ya, amados míos, pero seguiremos abundando en este importantísimo y controvertible tema a lo largo de esta HALAJÁ. 
 DOS VECES Nuestro Adon y Rabí enfatiza allí la causal de INFIDELIDAD:
"Y yo os digo que cualquiera que se de sefer keritut de su mujer, SALVO POR INFIDELIDAD, y se case con otra, comete adulterio"
"Pero Yo les digo que todo el que se hace sefer keritut a su mujer, A NO SER POR CAUSA DE INFIDELIDAD, la hace cometer adulterio; y cualquiera que se casa con una mujer que ha recibido sefer keritut, comete adulterio"

Ahí tenemos los dos PASUK DEL SEFER de MattiYah. Estas son dos importantes piezas del rompecabezas, que no podemos desechar cuando lo estamos armando. La cláusula “excepto en caso de infidelidad conyugal” mencionada ahí es lo único específicamente mencionado en la KITBÉ HAKODESH, que posiblemente tenga el permiso de Yahweh para provocar un SEFER KERITUT que conduzca a las segundas nupcias del perjudicado. En los escritos del Berit Kjdashjá encontramos otras dos circunstancias específicas en las cuales Yahweh permite el keritut, pero no así las segundas nupcias. Sólo el divorcio causado por el adulterio de una de las partes queda realmente anulado por Yahweh. Pero sorprendentemente, muchos intérpretes e indoctos (incluyendo algunos rabinos) entienden esta “cláusula de excepción” como refiriéndose a “infidelidad conyugal” solamente durante el período de “desposorio.”
¿Es esto realmente así, o es acaso ésta una falsa doctrina mas, astutamente diseñada por el enemigo de la humanidad para que algunos hombres religiosos machistas y de corazón entenebrecido pudieran cometer inmoralidad sexual durante el posterior matrimonio, sin que su atropellada y sufrida esposa jamás pudiera divorciarlos...? Si la cláusula de infidelidad conyugal solamente aplicase al desposorio o compromiso, como algunos falsamente alegan, entonces una pareja no se podría separar después de haberse casado...¡jamás!
En la costumbre israelita, así como en muchas otras culturas medo-orientales, un hombre y una mujer se consideraban CASADOS aún mientras todavía estaban comprometidos, es decir, “prometidos” en matrimonio el uno al otro, lo que se conoce como el período del "desposorio"
Debido a esto, algunos hombres religiosos asumen (de forma muy conveniente) que la inmoralidad sexual ocurrida durante este período de “desposorio” debería entonces ser la única razón válida para un keritut, amados míos, ¡como si después de estar oficialmente casados fuese imposible que alguno de los dos cónyuges también pudiera cometer inmoralidad sexual o adulterio! (Algo totalmente absurdo, ¿no es así? Pero es lo que algunos indoctos creen y enseñan...)
Sin embargo, la palabra traducida como “infidelidad conyugal” es una palabra que puede significar cualquier forma de inmoralidad sexual. Esto puede significar fornicación, prostitución, adulterio, lascivia, promiscuidad, obviamente actos de sodomía y otras perversiones también, QUE CONDENA YAHWEH EN SU TORAH.
En esos dos pasajes, Yahshua el Mashiaj está diciendo que el KERITUT está permitido por Yahweh, solamente si uno de los dos cónyuges se aparta de la kadushá del matrimonio para cometer algún tipo de inmoralidad sexual, lo que a ojos de AVINU Yahweh equivale a INFIDELIDAD. Cualquier otro keritut puede terminar en adulterio sin una de las dos partes se casa posteriormente.
Pero pese a todo esto que hemos venido dilucidando, en esas palabras Yahshua no está diciendo que un matrimonio afectado por este mal (adulterio) quede FORZOSAMENTE OBLIGADO a dar SEFER KERITUT. Los pasajes que hemos leído no infieren eso. Tal desición quedaría totalmente en manos de la persona afectada, y si quiere perdonar al conyuge arrepentido. El consejo fundemantal sigue siendo:
"A los casados instruyo, no yo, sino Yahweh: que la mujer no debe dejar al marido" Qorintiyim Alef/1 Corintios 7:10
Eso sería lo ideal. Y vice-versa, amados míos. El hombre tampoco debería dejar a su esposa. Ello está implícito en el pasaje, y es una enseñanza válida aunque no aparezca ahí de forma explícita. Pero se sobreentiende que esto se refiere a una separación causada por cualquier otro motivo que no sea por INFIDELIDAD, porque obviamente tenemos que armonizar este pasuk de Qorintiyim Alef/1 Cor. 7:10 con los textos hallados en la SEFER de Matt 5:5 y 19:19 que antes vimos. Una mujer nunca debe de dejar al marido y casarse con otro si el primero no le ha sido infiel, porque hacerlo la convertiría a ella en una adúltera.
Para arribar a la KADOSH EMUNAH, cualquiera que sea, y "armar el rompecabezas" de la Emet Kodesh; no podemos dejar nada afuera, amados míos. TENEMOS QUE ACOMODAR TODAS LAS PIEZAS QUE NOS DA LA TORAH, porque entonces mas adelante en nuestro andar, al encontrar otros pasajes relacionados, se nos derrumbaría todo el edificio que hemos construído utilizando uno o dos pasuk  nadamás. Ese templo se vendría abajo en una tormenta.
Los matrimonios deben de permanecer unidos, y está de parte de AMBOS cónyuges, hacer todo lo posible por mantenerse puros y purificarse cuando no lo estén. Las relaciones sexuales "como tales," son una parte integral del vínculo marital del tan conocidísimo y decretado: “y serán una sola carne” (Bereshit/Génesis 2:24; Sefer de MattiYah 19:5). Y también del Sefer de Efesiyim 5:31, que dice:
"Por eso dejará el hombre a su abba y a su im, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser UN solo cuerpo"
Los dos llegan a ser un solo cuerpo. Y continuando con la lectura de ese versículo, vemos que el apóstol Shaul le añade un poco mas de profundidad y de revelación a este pasaje, cuando afirma que aquí hay un MISTERIO:
Shaul está "yendo mas allá" de lo carnal y de lo obio en ese pasuk, y está refiriéndose a las aplicaciones espirituales, superlativas y finales de ese interesante y revelador pasaje. Shaul está viendo un matrimonio a nivel espiritual que envuelve a la Kehilaj  encabezada por Yahshua Ha Mashiaj.
Por tanto, a nivel elemental humano, una ruptura de ese kodesh vínculo matrimonial (causada por el haber practicado relaciones sexuales fuera del matrimonio, lo cual Yahweh ha decretado que constituye INFIDELIDAD), muy bien podría ser una razón de peso y una totalmente lícita para el KERITUT a nivel terrenal o celestial, y en efecto a nivel humano y terrenal LO ES, tal y como lo acabamos de comprobar con la misma Davar Kodesh
¿Y QUE en cuanto al nivel celestial y espiritual?
Hagamos una ligera digresión para explicar por qué Shaul menciona que este mismo principio aplica a la Kehilaj. A nivel espiritual la infidelidad hacia nuestro Novio y futuro esposo Yahshua también consituye una razón válida para el KERITUT. Recordemos que Yahweh nos da las cosas terrenales como figura de las espirituales. A través de las terrenales, podemos entender las espirituales, y vice-versa. También escrito está:
"¿Qué es lo que fué? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? ¡Lo mismo que se hará: y nada hay nuevo debajo del sol!"
Las cosas que serán, las podemos entender mediante las que ya fueron. Nada hay NUEVO. Si Yahweh lo ha dicho, es porque así es y será. El no habla osciosamente ni con vacilación. ¡No se engañe ninguno de ustedes, porque el enemigo es muy astuto y quiere al Pueblo Kodesh muy INGENUO y CONFIADO! El no quiere que entendamos las cosas espirituales de Yahweh por medio de las terrenales.
A nivel espiritual/celestial, Yahshua "el Esposo," técnicamente-hablando, tiene el permiso y la autoridad del Abba Yahweh para SEFER KERITUT ó para REHUSAR DESPOSAR a cualquier persona "llamada" a quien, llegado el momento, ¡El haya considerado que le haya sido INFIEL! ¡Ni mas, ni menos!
pese a Su gran paciencia y rajamim, la Kitbé indudablemente muestra que finalmente Yahshua así lo hará, y que tras haber emitido serias advertencias a Su futura "esposa," trágicamente NO desposará a LA MISMA MITAD de las vírgenes, quienes, pese a haber rehusado escuchar UNA TRAS OTRA las advertencias para de-contaminarse y serle fieles, ¡neciamente estarán esperando que él efectúe unas nupcias con ellas!.
La famosa "Meshal de la Gran Cena" explicada en Silas 14:15, confirma que sin duda alguna Yahshua dejará fuera de las Bodas a los infieles. Esta es otra de las formas en que Yahweh nos habla "en lenguaje ajeno al original nuestro" El usa muy ingeniosamente la símil, la alegoría, la ironía, la meshal, la paráfrasis, la metáfora, y otras figuras del lenguaje.

Yahshua ciertamente está comprometido con Su vírgen "Novia," amados míos, como ya sabemos porque él nos lo confirma así, pero si durante el noviazgo Su Novia le resulta infiel, Yahshua está en todo Su derecho de repudiarla.
¿Quién dijo que no, amados míos?
¡Ya hemos visto con la Torah que la infidelidad es CAUSAL PARA DAR SEFER KERITUT, y esto aplica tanto a nivel terrenal y físico, como a nivel celestial y espiritual!
Ciertamente Yahshua el Novio se puede "divorciar de una mujer adúltera" aunque todavía no se haya casado con ella.
Nosotros tenemos que tener la misma mente de Yahweh y de Yahshua Ha Mashiaj, y no la del antiguo, incrédulo y desobediente Pueblo de Israel. De manera que un hombre que se haya quedado sin esposa por ésta haberle ofendido cometiendo pecado de fornicación con otro hombre, a ojos de Yahweh está totalmente libre de esa mujer adúltera y está en pleno derecho de  DAR SEFER KERITUT/REPUDIARLA y casarse con una mujer fiel, y de tener un matrimonio y un hogar kodesh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.