BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

30/3/15

PARASHÁ DEL SEFER DE MATTIYAH

"PARASHÁ DEL SEFER DE MATTIYAH"
Ahora, desde la hora sexta (mediodía) del yom de preparación de Pesaj (YOM 13), hubo tinieblas sobre la erezt, hasta la hora novena (3 de la tarde), y cerca de la hora novena, יהושעYahshua clamó a gran voz, diciendo: ¡Eli, Eli, ¿Lama asavtani? (arameo) y esto quiere decir: “Poderoso mío, Poderoso mío, ¿Por qué me has desamparado?, y algunos de los que estaban allí decían al oírlo: este hombre llama a Eli-Yah, y al instante, corriendo uno de ellos tomó una esponja, la empapó devino con ajenjo, la puso en una caña y le dio a beber. Pero algunos de la multitud decían: deja, veamos si viene Eli-Yah a salvarlo. Y יהושעYahshua, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó su ruaj, y he aquí, que en ese momento, el velo del Beit HaMikdash (Templo) se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron, y los sepulcros se abrieron y muchos cuerpos de los Yisraelitas kidushim que habían dormido, se levantaron;  y después de su resurrección, salieron de los sepulcros, entraron en la ciudad kadosh y se aparecieron a muchos. Ahora, el centurión y los que estaban con el custodiando a יהושעYahshua, al ver el terremoto y las cosas que habían sido hechas, llenos de miedo dijeron “verdaderamente este era el Ben de Elohe.
Estaban allí muchas mujeres mirando de lejos, las cuales habían seguido a יהושעYahshua desde Galil, sirviéndolo. Y entre ellas estaba Miryam de Magdala, y Miryam la ima de Yaakov y Yosef, y la ima de los benei de Zavdi.
Cuando llegó Erev (atardecer del YOM 13), llegó un hombre rico de Ramathayim, llamado Yosef que también era talmid de יהושעYahshua, y este fue a Pilato y pidió el gufat (cuerpo) de  יהושעYahshua) antes de que comenzara Pesaj. Entonces Pilato mandó que se le diera el cuerpo, y tomando Yosef el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia de lino, y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de mover una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. Estaban allí Miryam de Magdala y la otra Miryam sentadas enfrente del sepulcro.
Antes de comenzar el Pesaj, en el yom de Preparación de esta moed, se reunieron los principales kohanim y los Prushim ante Pilato, y le dijeron: Pilatos, nos acordamos que mientras aquel mentiroso, estaba aún con chayim (vida), dijo: después de tres yom resucitaré. Manda, pues, que se asegure el sepulcro hasta el tercer yom, no sea que vayan sus talmidim de noche, Lo hurten y digan al pueblo: Él ha resucitado de entre los muertos. Y será el último engaño peor que el primero, entonces Pilato les dijo: Allí tienen una guardia; vayan, aseguradlo como saben. Entonces ellos fueron y aseguraron el sepulcro, sellando la piedra y pusieron la guardia.
Después de haber pasado Pesaj (YOM 14) y Gran Shabbatom de Panes sin levadura (YOM 15), en el tiempo del shajarit (amanecer) del yom-Rishon (YOM 16)(primer yom) de la shavua (semana), vino Miryam de Magdala y la otra Miryam a ver el sepulcro; y he aquí que hubo un gran terremoto, porque el malaj de יהוהYahweh descendió del shamayim y, acercándose, removió la piedra y se sentó sobre ella, y su aspecto era como un relámpago, y su vestidura como la nieve. Por miedo de él, los guardas temblaron y se quedaron como muertos, y el malaj celestial contestó y dijo a las mujeres, “no teman: porque yo sé que buscan a יהושעYahshua, el que fue ejecutado en el madero. El ya no está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Vengan ustedes, y vean el lugar donde fue puesto יהושעYahshua y vayan pronto y decid a sus talmidim que él ha resucitado de los muertos y va delante de ustedes a Galil; allí lo verán, y miren que se los he dicho, y ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar la gran simja (alegría) a sus talmidim, y mientras iban con las nuevas a sus talmidim, he aquí, יהושעYahshua salió al encuentro, diciendo: “Shalom” y ellas acercándose, abrazaron sus pies y le rindieron homenaje.
Y les habló יהושעYahshua, diciendo: No teman; vayan a mis ajim y decidles que vayan a Galil, y allí me verán, y mientras ellas iban, unos de la guardia fueron a la ciudad y dieron aviso a los principales Kohanim de todas las cosas que habían acontecido. Y estos se reunieron con los zejanim y, después de ponerse de acuerdo, dieron mucho dinero a los soldados de caballería, diciéndoles: Decid ustedes: sus talmidim llegaron de noche y lo hurtaron mientras nosotros estábamos dormidos, y si esto lo oye el gobernador nosotros lo persuadiremos y los pondremos a salvo. Así que ellos tomaron el dinero, e hicieron como se les había enseñado: y este dicho es comúnmente relatado en secreto entre los Yehudim hasta el yom de hoy.
Entonces los once talmidim se fueron a Galil, al monte donde יהושעYahshua les había ordenado, y cuando Lo vieron, le rindieron homenaje, aunque algunos dudaban todavía. Y יהושעYahshua se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el shamayim y en la Erezt. Por tanto, vayan y haced talmidim en todas las naciones, haciendo mikva (inmersión) a ellos en Mi Nombre, y enseñándoles todas las cosas que les he mandado: Y he aquí yo estoy con ustedes todos los yom, hasta el fin del olam hazeh.

1 comentario:

Todah rabah por su comentario.