BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

22/2/18

LAS IMPUREZAS (LA HIGIENE)


“La higiene que reclama el Eterno de cualquier benei Yisrael”.
Shabbat Shalom y boker tov, desde Sefarad, mi querido y muy amado pueblo de Yisrael. Que nuestro Abba Kadosh Yahweh nos de el entendimiento y la compresión requerida para poder saber discernir su Torah para luego ponerla por obra.
En estos últimos tiempos se han levantado falsos pastores y personas que quieren enseñar y guiar al pueblo mediante doctrinas cristianas ya que, éstas personas dicen que están en las raíces hebreas pero solo escuchándolas unos segundos ya te das cuenta que solo son cristianos que se han cambiado su careta. Estas personas faltas de conocimiento y discernimiento lo que hacen antes de aprender; es directamente enseñar; guiando al pueblo de Yisrael mediante sentimientos y emociones, olvidando la obediencia a la Torah de Yahweh, la cual es el verdadero amor que requiere Yahweh de nosotros.
En este gran día, en el cual estamos en la presencia de nuestro Padre, me gustaría hablaros sobre las impurezas sexuales y su inmundicia; ya que es un tema muy confuso y está creando dudas y polémicas en nuestro pueblo Yisrael.
Muchos falsos pastores dicen que las leyes de purificación de nuestro Padre están abolidas o que el mismo Yahshua las abolió; parece ser que a estas personas hay que recordarles lo que dijo el mashiaj:
Mattityahu 5: 17-19 No penseis que he venido a abolir la Torah y los profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Os lo aseguro: mientras duren el cielo y la tierra, no dejará de estar vigente ni una yod y ni un punto de la Torah sin que todo se cumpla. Por tanto, el que anule uno de estos mandamientos y así lo enseñe a los hombres, será el mas pequeño en el Reino del Cielo; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino del Cielo.
Para entender las leyes de pureza que nuestro Padre nos ha dado; iremos poco a poco y paso a paso:
- Las impurezas sexuales en el hombre
En la Torah, nuestro Padre nos habla de las impurezas de los hombres en (Vayigrá/Levítico 15:1-18)
En esta parte de la Torah nuestro Abba Kadosh nos dice: "cualquier hombre que padece flujo seminal, ese flujo es impuro. La impureza causada por su flujo se da tanto si su cuerpo deja destilar el flujo como si lo retiene: es impuro" y también nos dice: "Cuando una mujer se acueste con un hombre y se haya producido eyaculación, se bañarán ambos y quedarán impuros hasta la tarde".
Lo primero que debemos de entender, en esta parte de la Torah, es que cuando nuestro Padre llama a algo que es "impuro" nos está señalando que está sucio, contaminado...
Yahweh habla a los hombres de nuestro pueblo diciendo: Si has derramado semen, ya sea porque has tenido relaciones sexuales o porque has tenido una polución nocturna por un sueño o al orinar; estas sucio, por tanto, debes de lavarte, debes de lavar tus ropas y todo esto antes de la tarde (puesta de sol). También habla a los hombres haciendo referencia enfermedades sexuales: "Si el semen lo retiene dentro por causa de una enfermedad, también estará sucio y cuando haya superado esa enfermedad sexual, contará 7 días para su purificación; después lavará sus vestidos, se bañará en agua corriente y quedará puro; es decir, limpio".
- Las impurezas sexuales en la mujer
En la Torah, nuestro Padre nos habla de las impurezas de las mujeres en (Vayigrá/Levítico 15:19-30)
En esta parte de la Torah nuestro Abba Kadosh nos dice: "La mujer que tenga la menstruación, permanecerá impura por espacio de 7 días. Y quien la toque será impuro hasta la tarde" y también nos dice: "Cuando una mujer tenga flujo de sangre durante muchos días, fuera del tiempo de sus menstruaciones o cuando sus menstruaciones se prolonguen, quedará impura mientras dure su flujo, como en los días de su flujo menstrual. Una vez que ella sane de su flujo, contará 7 días, y quedará después pura (limpia)".
Aquí vemos que el periodo de la menstruación de la mujer dura una semana, es decir, 7 días.
¿Por que en este pasaje de la Torah nos dice Yahweh que todo lo que toque la mujer se vuelve impuro?
Hermanos y hermanas, debemos comprender que cuando nuestro Padre nos dio su Torah, el pueblo se encontraba en el desierto. Las mujeres no tenían los avances higiénicos que tienen ahora como: tampones y compresas sino que, usaban trapos o lo que podían usar mas fácilmente para no mancharse y no manchar las cosas que estaban a su alrededor.
En otra parte de la Torah se dice:
Bereshit 31:34-35 Pero Rajel había tomado los ídolos familiares y, poniéndolos en la albarda del camello, se había sentando encima. Labán registró toda la tienda sin hallar nada. Ella dijo a su padre: "No le dé enojo a mi amo de que no pueda levantarme en tu presencia, porque estoy con lo que es común entre las mujeres (la menstruación). Él siguió rebuscando por toda la tienda sin dar con los ídolos.
En esta historia, la mujer de Yaakov, es decir, Rajel; advierte a su padre Labán para que no rebusque y meta la mano en la montadura del camello en la que iba sentada, ya que ella tenia la menstruación y su padre si metía la mano por ahí, a lo mejor tocaría ese paño o ese trapo que estaba sucio por causa de la menstruación y podría hacer que el se volviera inmundo, es decir, sucio.
Ahora, la pregunta que causa tanta polémica y confusión
¿Puede una mujer o un hombre que está inmundo/a (sucio/a) acudir a reunirse con los hermanos/as en la comunidad cuando sea shabbat, rosh jodesh o cualquier fiesta que esté en la Torah de Yahweh?
La respuesta es NO.
Un hombre que esta sucio y que no se ha lavado después de su eyaculación, ¿Ustedes creen que puede estar en la presencia de nuestro Padre?
Hay un ejemplo en la Torah que demuestra esto. Este ejemplo es cuando Dawid huye del rey Shaul porque, éste quiere matarlo; por tanto, Dawid no se sienta a la mesa del rey para cenar (1 Samuel 20: 1-29)
1 Samuel 20:18-26 Yonatan le dijo: "Mañana es Rosh Jodesh y se notará tu ausencia, porque mirarán tu asiento. Pasado mañana se notará más. Tú te vas al sitio en que te escondiste el día del suceso aquel y te pones junto a aquella piedra. Ese mismo día, yo tiraré flechas por esa parte, como para tirar al blanco. Mandaré al muchacho: "Anda, busca la flecha". Si digo al muchacho: "La flecha está más acá de ti, tómala", vienes, porque todo va bien para ti y no hay nada, por vida de Yahweh. Pero si digo al muchacho: "La flecha está mas allá de ti", vete, porque Yahweh quiere que te vayas. Cuanto a la palabra que tú y yo tenemos hablada, mira, Yahweh está entre los dos para siempre"
Dawid se escondió en el campo. Llegado el Rosh Jodesh (Comienzo de mes), el rey se puso a la mesa para comer. Se sentó el rey en su asiento, como de costumbre, en el asiento de la pared; Yonatan se sentó enfrente y Abner al lado de Shaul; el asiento de Dawid quedó vacío. Shaul no dijo nada aquel día, porque pensó:" SERÁ UN ACCIDENTE, NO ESTARÁ PURO PORQUE NO SE HA PURIFICADO".
Amados, el rey Shaul pensó que Dawid estaba sucio y no se había purificado (limpiado) por cualquier motivo, por eso el rey Shaul vio el asiento de Dawid vacío y no dijo nada.
Este ejemplo, nos ilustra que cuando hay una convocación, en la cual hay que reunirse; la persona que este sucia no se puede congregar.
Ahora, la mujer cuando tiene la menstruación no puede acudir a congregarse con sus hermanos/as sino que debe de quedarse en casa. Veamos lo que dice la ciencia sobre la menstruación: "Proceso fisiológico por el que las mujeres y las hembras de ciertas especies animales expulsan periódicamente por la vagina un óvulo maduro no fecundado con sangre y otras materias procedentes del útero".
Cuando una mujer tiene la menstruación; ésta expulsa la sangre sucia que su cuerpo no necesita. Si la mujer retuviera esa sangre, se enfermaría ya que esa sangre contiene bacterias y virus, y le haría daño a la mujer por causa de la suciedad de esa sangre. Nuestro Padre considera la sangre como algo sagrado; como dice Él: "la sangre es la vida de la persona".
¿Por que la mujer debe de quedarse en casa mientras tenga la menstruación y no reunirse con los hermanos/as en la comunidad o congregación?
Como he dicho antes, han surgido muchos avances higiénicos respecto a la menstruación de la mujer pero debemos entender que cuando se dieron estas leyes; nuestro Pueblo estaba en el desierto. La mujer, mientras que tuviese la regla, no podía congregarse ni estar en la presencia de nuestro Abba Kadosh Yahweh.
¿Por que? ¿Para castigar a la mujer ?
NO, amados hermanos y hermanas, sino que era para la protección de todos ya que, la mujer al tener la menstruación estaba soltando bacterias y virus de su sangre sucia y es muy fácil coger enfermedades por el contacto de las bacterias de esos fluidos y, además cuando una mujer tiene la menstruación y derrama su sangre; esa sangre huele. Por tanto, esa separación no era un castigo sino una protección primeramente para la misma mujer que sufre estas perdidas de sangre en el cual su estado anímico es muy doloroso, ya que sufre dolores físicos reales mostrándose depresiva y alterada de nervios por su estado y necesita tranquilidad y descanso para pasar su ciclo menstrual de forma apropiada y en shalom. Y en segundo lugar, para que no surgiesen enfermedades por causa de las bacterias de la sangre derramada de la mujer que sufre la menstruación.
Entonces pueden surgir unas preguntas ¿puede una mujer con la menstruación tocar a sus hijos o abrazar a su marido...?
Les repito, allí en el desierto, en los tiempos antiguos, no había baños ni tantos avances tecnológicos para la mejora de nuestra higiene. Cuando la asamblea se reúne, es para adorar a Yahweh y cuando esta en su casa esta haciendo una vida familiar en su intimidad del hogar. Por tanto, no es el mismo, el trato en la comunidad que en su hogar. La mujer si puede abrazar a su esposo y tocar a sus hijos ya que ahora tenemos avances y baños que mejoran la higiene de la mujer durante su menstruación pero en los tiempos antiguos no habían estas cosas.
Nuestro Padre ama a sus hijas y las ama tanto que las proteje de una manera amorosa y no como dicen algunos que dicen que todo esto es una discriminación hacia la mujer.
Fíjense que en la antigüedad un crimen era que un hombre tuviera relaciones sexuales con una mujer.
Levítico 20:18 El que se acueste con una mujer durante su periodo menstrual, descubriendo la desnudez de ella, ha puesto al descubierto la fuente del flujo de ella y ella ha descubierto la fuente de su sangre. Ambos serán excluidos de su pueblo.
Ese crimen se cometía en Yahrushalaim
Yejezquel 22:10 En ti se descubre la desnudez del propio padre, en ti se hace violencia a la mujer en estado de impureza.
Examinen, como Yahweh ve a un hombre justo, el cual no interfiere en el ciclo menstrual de la mujer.
Yejezquel 18: 5-9 El que es justo y practica el derecho y la justicia, no come en los montes ni alza sus ojos a las basuras de la casa de Yisrael, no contamina a la mujer de su prójimo, NI SE ACERCA A UNA MUJER DURANTE SU IMPUREZA, no oprime a nadie, devuelve la prenda de una deuda, no comete rapiñas, da su pan al hambriento y viste al desnudo, no presta con usura ni cobra intereses, aparta su mano de la injusticia, dicta u0n juicio honrado entre hombre y hombre, se conduce según mis preceptos y observa mis normas, obrando conforme a la verdad, un hombre así es justo: vivirá sin duda, oráculo de Yahweh.
Bendito es nuestro Padre Yahweh que nos dio leyes de purificación para que estuviésemos limpios físicamente y anduviésemos sin enfermedades y en shalom.
Yevarejeja Yahweh ve ismereja.
Shalom Alejem.
Timotai. (Timo Sefarad)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.