BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

2/5/20

“Manual del Verdadero Amor”


¿Por dónde empezar? ¿Qué palabras puedo decir que os puedan llegar al corazón, no como un sentimiento o una emoción, sino como algo que penetre dentro de vosotros y os ayude a cambiar?
¡No lo sé amados, pero voy a tratar de expresarlo y haber que sale¡
En 60 años de mi vida se puede decir que he experimentado muchas clases de amores, unos que satisfacían la carne, el ego, y  otros que demolían por los frutos que producían.
Hay muchas formas de amar según las que el mundo nos enseñó, otra, la que la realidad nos demostró y esta también ese amor que siempre quisimos y jamás obtuvimos porque en realidad no era fruto del mundo sino de algo mucho mayor, de algo fuera de los conceptos terrenales pero que hemos estado buscando en cada momento.
Ese amor que el mundo nos aportó, “supuesta mente ficticio” que habíamos creado en nuestra mente y que hizo que creciéramos con ilusiones, ideas fantasiosas como si de un cuento de príncipes se tratara. Un amor que destruyo las verdaderas raíces de nuestro ser, que creo en nosotros una falsedad de “lo que debería haber sido, pero que nunca fue” y que hizo de nosotros que camináramos descubriendo cosas, sentimientos, emociones, no reales, que hicieron “marca” en nosotros llegando al punto, de que ni siquiera a estas alturas de la vida, hemos podido conocer y saber lo que es en realidad EL VERDADERO AMOR.
Los ideales del amor del mundo se aprendieron por la misma experiencia, haya sido buena o haya sido mala y en realidad hemos edificado dentro de nosotros una imagen, unos conceptos, totalmente “opuestos” a lo que es el amor verdadero del cual, solo en este último tiempo, algunos de nosotros hemos sabido, experimentado y aceptado.
El amor del mundo es aquel que te dice “aguanta por amor a que un esposo-a te maltrate, te golpee, te ridiculice, te exponga públicamente, te abuse, te traicione, te utilice y te tire después como si de un pañuelo de papel se tratara”.
¿Es eso amor verdadero? ¿O es una degradación asquerosa de lo que es el verdadero amor?
No puedo comprender como es que muchos viven rodeados de eso que llaman amor y que produce esta clase de frutos.
Ese amor, también ha llegado a nuestros círculos de Comunidad, y algunos no le dan prioridad para cambiarlo, sino que siguen creyendo que eso es el verdadero amor, porque fue lo que siempre tuvieron, fue lo que le enseñaron en su iglesia, cuando iban esas pobres mujeres a confesar, desahogarse, y romper a llorar por causa de su sufrimiento y los desalmados sacerdotes le decía, “aguántalo, súfrelo, perdónalo y si te pega, no hagas nada en contra de él, porque esto agrada al señor
¿Abominable no? Que se haya enseñado que el amor verdadero sea el sufrimiento injustificado con violencia, el odio, la rabia, la impotencia y la maldad de quienes se creen con derecho sobre los demás.
No, eso no es amor ni verdadero ni falso, eso es un disfraz que usan los maltratadores, para sentirse bien, porque los malvados se alimentan de toda obra de la carne y por eso lo hacen contra seres indefensos y desprotegidos por la misma ley de los países y las leyes también religiosas de sus religiones falsas que solo han abrigado entre sus miembros, violencia, maltrato, injusticias, abusos, que han llegado a inducir al suicidio y al asesinato. Religiones que han arropado a los transgresores y han abandonado a las víctimas.
Todo eso lo he vivido, lo he experimentado y por eso os lo hablo, no como algo que tenga que merecer “halagos o consideración” sino como algo que me ha servido de escuela de aprendizaje, para ver si también os pudiera ayudar a vosotros.
Este falso amor se da de muchas formas, de forma activa, de forma física o psicológica y esta último también deja huellas muy duras de superar.
Están los que hacen daño “por dar este amor falso” y están los “que se niegan a dar el amor verdadero” y las dos formas, SON MUY DAÑINAS.
Es triste ver que parece ser que solo existen estas dos formas de hacer daño, pero así es, una por practicar el falso amor y otra por negarse a dar el verdadero amor.
No basta con no hacer el mal, hay que hacer también el bien” y de eso el mundo y casi todos los que nos rodean,
Están teniendo como forma de vida, creyendo algunos que su falso amor es uno verdadero y creyendo los que saben amar, que no dándolo también están haciendo el bien.
Un mundo de amor que es una paradoja.
Si ustedes pueden comprobar, esto es el ejemplo que el mundo ofrece, la visión que todos de una forma u otra hemos recibido de lo que es EL AMOR.
¿Qué nos queda hacer a nosotros, como “hijos engendrados de Yahweh”?
Toda forma de amor, en el mundo ha sido una “imitación” y aunque es verdad que para conocer el amor, uno debe fijarse en Aquel que nos dio esa capacidad, resulta que a la hora de la práctica, lo que predomina aún en nosotros, son los conceptos, las raíces, de ese amor falso que hemos tenido.
EL GRAN ENFRENTAMIENTO
Cuando Yahshua vino a nuestras vidas, todo choco, todo se revolvió, todo se desajusto, porque una cosa era lo que creíamos y otra lo que era realmente y eso produjo en nosotros un estado de ansiedad, de inquietud, porque se derrumbaron nuestros propios pilares, nuestras propias creencias y esa torre que habíamos edificado sobre nosotros mismos, se vino abajo, porque en realidad no tenia cimientos verdaderos. Todo este desajuste, esta caída no fue más que el principio de “una muerte anunciada” una muerte a nosotros mismos, para poder “nacer de nuevo” pero ahora, a una forma de vida, a un pensamiento, a un camino donde ya no domina ese falso amor, sino donde a través de un proceso de aprendizaje, fuimos creciendo  y aún seguimos haciéndolo, hasta alcanzar “la imagen perfecta del amor verdadero que es Yahshua HaMashiaj
Son muchos los cambios, las ideas, que debemos ahora ajustar a esa imagen perfecta, porque solo a través de “fijarnos en él” podremos ordenar y reestructurar todo eso que estábamos haciendo mal.
¿Dónde podemos aprender?
Bueno antes que nada, antes de aprender, uno debe “desaprender primero” y esto es algo que es necesario hacer.
no se pone vino nuevo en odres viejosMattiYah/Mateo 9:17, Mardokhay/Marcos 2:22
Debemos desaprender  y vaciarnos de toda esa porquería que el mundo llama AMOR, porque ese amor del mundo, es un amor egocéntrico, egoísta, yoista, vanidoso que inunda nuestro se, de un mal que es irreparable sino se corrige.
No basta con limpiar y vaciar tu casa, sino que una vez limpia, debe llenarse de todo lo bueno” MattiYah/Mateo 12:43-45
¿Vais entendiendo?
Para aprender algo nuevo como en este caso es EL AMOR, uno debe primero desprenderse de todos los conceptos falsos del amor que el mundo enseñó
No importa el precio que estas acciones nos hagan pagar, vale la pena, porque al final “recogeremos el verdadero fruto” que es en realidad lo que nuestro Creador Yahweh quiso que tuviéramos.
Esta bien recordar lo que la ESCRITURA define como amor verdadero, porque así nos iremos familiarizando con la buena semilla.
Qorintiyim Alef/1ª Corintios 13: 1-13
Si yo hablo en los idiomas de los hombres y de los Malajim, pero no tengo ahavah (amor), vengo a ser como un címbalo que resuena o un platillo que retiñe. Si tengo profecía y entiendo todos los misterios y todo conocimiento; y si tengo toda la fe necesaria para trasladar los montes, pero no tengo ahavah, nada soy. Si reparto todos mis bienes, y si entrego mi cuerpo para que lo quemen, pero no tengo ahavah, de nada me sirve.
El ahavah es paciente, es bondadoso. El ahavah no es celoso. El ahavah no es jactancioso, ni es arrogante.
No es grosero, ni es egoísta. No se irrita, ni lleva cuentas del mal.
No se alegra de la injusticia, sino que se alegra con la verdad.
Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
El ahavah nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, cesarán los idiomas, y se acabará el conocimiento.
Ahora conocemos parcialmente, y parcialmente profetizamos; pero cuando venga lo que es perfecto, Entonces lo que es parcial se acabará.
Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, razonaba como niño; pero cuando llegué a ser hombre, dejé lo que era de niño.
Así que ahora vemos sólo el reflejo empañado de un espejo, pero entonces veremos directamente. Ahora mi conocimiento es parcial, pero Entonces conoceré plenamente, como también me conocerán a mí. Ahora hay tres principios permanentes: la fe, la esperanza y el ahavah; pero el mayor de ellos es el ahavah
En esencia, el que experimenta el verdadero amor, todo lo que hace, brilla como flor del propio amor verdadero.
El amor es comparable con todas LAS BUENAS ACCIONES QUE HAGAMOS, enseñándonos a que, esas acciones sin amor, NO SIRVEN PARA NADA. Osea, que lo que importa realmente, es “las intenciones del corazón” que son donde se motivan.
El fruto del amor son las buenas acciones, las buenas obras, que hacen posible que esa semilla siga creciendo. Y OJO, amados míos, esa semilla debe alcanzar a todos nuestros hermanos y hermanas, porque una semilla crece, se engrandece, únicamente para “poder dar su fruto” y así colmar a todos.
Todo árbol que no da fruto es cortado y echado al fuego” y por tanto “todo fruto que si da fruto, es bendecido

¿Qué podemos hacer nosotros?
Aprender amados míos, aprender, crecer y extendernos como árbol frondoso y esto lo hacemos, por medio de “practicar lo que es bueno, lo que edifica, lo que bendice”.
Filipiyim/Filipenses 4:8-9
En cuanto a lo demás, ajim, todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo tzadik (justo), todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, si hay algo que merece reconocimiento, piensen en esto.
Lo que aprendieron, recibieron, oyeron, y vieron en mí, esto pongan en práctica; y Él, Yahweh Elohé de shalom estará siempre con ustedes
No hay excusa para no vivir en este amor, sobretodo, todos los que hemos recibido ese amor porque al no vivir así, estaríamos rechazando de pleno, la misericordia de Yahweh y de Yahshua.
Yahweh y Yahshua son vivos ejemplos de amor, de altruismo, de misericordia, de interés profundo en nosotros, en los que hemos creído, y la ingratitud no puede ser nuestra “moneda de cambio”.
Todo este amor verdadero nos vino del cielo, de arriba, que es donde estaban Yahweh y Yahshua.
Por amor Yahweh envió a su Hijo a morir por nosotros.
Por amor de Yahshua al Padre, él acepto venir a morir por nosotros.
Por amor a nosotros padecido y soporto nuestras heridas y pecados.
Por amor, tú y yo recibimos perdón, restauración y salvación.
Por amor, vendrá Yahshua a rescatarnos, protegernos y enseñarnos y así completar en nosotros lo que se había perdido.
Y así seguiría enumerando razones de amor por la cual, nosotros deberíamos estar agradecidos.
Por amor a Yahweh y a Yahshua deberíamos obedecer sus mandamientos.
Por amor a Ellos deberíamos amarnos los unos a los otros.
Por ese verdadero amor que aprendimos de Ellos, no deberíamos hacernos daño, ni mentirnos, ni maltratarnos ni mostrar indiferencia, ni menospreciar a quienes tanto han hecho por nosotros, ni faltar el respeto a nuestros hermanos ni “pasar de largo” cuando un hermano sufre, sea de forma física, espiritual, de soledad y de falta de cariño.
Amados míos, cada pensamiento, cada acción, cada detalle, DEBERIA SER UN MOMENTO, UNA OPORTUNIDAD PARA DEMOSTRAR EL AMOR VERDADERO QUE HEMOS APRENDIDO, no solo con Yahweh y Yahshua “obedeciendo sus Directrices” sino con nuestros hermanos y hermanas, con los ancianos, con los maestros y servidores den la Kajal, porque es “aquí dentro del Redil” donde están realmente los que amamos, son aquí dentro donde están los valientes que han decidido entregar sus vidas en alas del amor verdadero y es aquí dentro donde están “esas ovejas que tanto han sufrido en el mundo por causa de los que practican el amor falso que tanto daño nos han hecho”.
Aquí dentro están, los llamados, los apartados, los elegidos para ser reyes y sacerdotes o para ser súbditos de ese Reino que pronto se establecerá.
Es aquí, amado hermano, donde están los que han venido a Yahshua “porque estaban trabajados y cargados para que Yahshua los hiciera descansar”.
Porque es aquí donde Yahweh te trajo, por el medio que fuera, para que recibieras EL CONOCIMIENTO DE LA VERDAD y así no perecieras con este mundo.
El amor verdadero es el TODO de nuestras acciones, es el camino correcto hacia el lugar donde esta LA ESENCIA DEL AMOR, que es Avinu Yahweh y su Hijo Amado Yahshua.
Hoy, por fin, ya estamos en ese camino verdadero, pero debemos aún mantenernos en él por medio de NO RETROCEDER A LAS MENTIRAS que siempre nos enseñaron.
Pero recuerda, no basta solo con no retroceder, sino que debemos asentarnos en la Roca perfecta y ADELANTAR porque el Camino siempre son “pasos hacia delante”.
Busca cualquier oportunidad de demostrarles a Yahweh y a Yahshua que le amas, de la forma que Ellos nos han enseñado.
Busca cualquier forma y oportunidad de demostrarles a los hermanos que le amamos, no ignorándolos, no apartándolos de nosotros, no huyendo de ellos, sino de la forma que Yahshua nos enseñó, cubriéndoles, respetándoles, tomándolos en cuenta y sirviéndoles hasta el fin.
Y para acabar, nada mejor que repetir las Palbras de nuestro Mashiaj Yahshua:
MattiYah/Mateo 25:31-46
“Cuando el Ben Ha Adan venga en Su Tiferet (Majestad) y todos los malajím celestiales kadosh con él, Entonces se sentará en Su kesay (Trono) de Su Tiferet (Majestad); Y serán reunidas delante de él todas las naciones; Entonces apartará los unos de los otros, como aparta el Pastor las ovejas de los cabritos; Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda.
Y Entonces el Melej/rey dirá a los de su derecha: Vengan, Barut de Mi Abba, heredad el Maljut preparado para ustedes desde la fundación del olam hazeh. Porque tuve hambre y me distéis de comer; tuve sed y me distéis de beber; fui forastero y me recogieron; Estuve desnudo y me vistieron; enfermo y me visitaron; en la cárcel y fuisteis a verme.
Entonces los Justos le respondieron diciendo: Adon, ¿Cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber?
¿Cuándo Te vimos forastero y te recogimos, o desnudo y te vestimos?
¿O cuando Te vimos enfermo o en la cárcel, y fuimos a verte?
Y respondiendo el Melej/rey, les dirá: de cierto les digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis ajím más pequeños, a mí lo hicisteis.
Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Acusador y sus shadim (demonios).
Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; Y fui forastero, y no me recogieron; estuve desnudo, y no me vistieron; enfermo y en la cárcel, y no me visitaron.
Entonces también ellos le responderán diciendo: Nuestro Adon, ¿Cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo o en la cárcel y no te servimos?
Entonces él les responderá, diciendo, de cierto yo les digo, en la medida en que no lo hicieron a uno de los más pequeños de estos mis ajím, no me lo hicieron a mí. Y estos irán al Onesh Olam (destrucción eterna): más los Justos a la jayim-Olam (jayim Eterna).

Si amas, confía pero no permitas que nadie te diga o te haga algo que es contrario a esta ley del amor.
No tenemos que aceptar ni soportar a quienes quieren imponer un amor falso.
simplemente, apártate del mal y de los que lo practican y únete a los que practica el bien
Shalom y ahavah a todos.

Moreh: Yhemaelh Zeev
Kajal Yisraelita de Yahshua Shiló





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.