28/3/18

LA LEVADURA

Yom 17 del 1° Jodesh 
(Yom 4 de Panes sin Levadura)
"REFLEXION PARA ESTA SHAVUA DE MOEDIM"
"Corred de tal manera que lo obtengáis [ganar]. Y todo hombre que lucha para la maestría [campeonato o victoria], de todo se abstiene. Ellos [los que no son talmidim], a la verdad lo hacen, para recibir una corona corruptible, pero nosotros [Talmidim], una incorruptible. Así que yo de esta manera CORRO, no como a la ventura; de esta manera PELEO…no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado [fracaso, perdedor]” (Sefer de Qorintiyim Alef. 9:23-27) y luego: “Por tanto… despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y CORRAMOS CON PACIENCIA la CARRERA que tenemos por delante” (Ivrim 12:1). Recordemos que "paciencia" no es sinónimo de indiferencia o lentitud.
La paciencia es el fruto de soportar las tribulaciones a las que somos sometidos mientras vencemos el pecado, mientras sacamos TODA LA LEVADURA QUE NOS LEUDA. De hecho esta Moedim es UN APRENDIZAJE sobre como sacar de nuestras vidas todo aquello que es pernicioso.
Shaul peleó fuertemente contra el pecado (lucho para sacar todo leudado de su vida). El vió dos fuerzas opuestas que trabajaban dentro de su mente. Fíjese con la intensidad que él luchó para vencer las atracciones dentro de él: “Y yo se que en mi, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mi, pero no el hacerlo… Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mi. Porque según el hombre interior, me deleito en la Torah de Yahweh; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley en mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros” (Sefer de Romaniyim. 7:18, 21-23).
El describió la verdadera emunah como “luchando” (Sefer de Efesiyim. 6:11-12) contra las “asechanzas del maligno.” Y él le dió instrucciones a los ajim Filipiyenses que “PROSIGUIERAN hacia la meta, al premio del supremo llamamiento de Yahweh en Yahshua Ha Mashiaj” (3:14.) El reconoció que lleva mucho esfuerzo para correr y ganar una larga carrera.
La victoria de Shaul representa el ejemplo clásico de como uno de los grandes siervos de Yahweh batalló exitosamente para vencer el pecado. Al final de su vida, el pudo decir que “habia peleado una gran pelea” y que él habia “corrido su marcha” sabiendo que una “corona” lo esperaba. Pero esto no sucedió sin que él tuviera muchas luchas, siguiendo adelante, corriendo, peleando y batallando contra la naturaleza humana con la que el luchó para vencer. SE ESFORZO POR SACAR SU PROPIA LEVADURA YOM A YOM.
Pero él también entendió que esta carrera era un maratón, no una carrera corta. Así es la suya y la de cada uno de nosotros.

Tengan aseret en sus vidas.
Yhemaelh Zeev 
Kajal Yisraelita de Yahshua Siló.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.