BLOG OFICIAL E INTERNACIONAL

"BLOG OFICIAL E INTERNACIONAL DE LAS KEHILOT YISRAELITAS DE YAHSHUA SHILÓ"

14/7/18

LA CREACIÓN Y CAÍDA DEL HOMBRE

LA CREACIÓN
Y
CAIDA DEL HOMBRE”
BERESHIT (El Principio)
 1:1 En el principio creó Yahweh Elohé el shamaim y la tierra.
 1:2 La tierra estaba sin forma y vacía; la oscuridad  cubría la superficie del abismo, y el aliento de Elohé se movía sobre la superficie del agua.
 1:3 Yahweh Elohé dijo: 
“Que haya luz”; y hubo luz.
 1:4 Vio Yahweh Elohé que la luz era  buena, y separó la luz de la oscuridad.
 1:5 Yahweh Elohé llamó  a la luz Yom/Día, y a la oscuridad la llamó Noche. Y esa  tarde y esa mañana formaron el primer día.
 1:6 Yahweh Elohé dijo: “Que haya un firmamento en medio de  las aguas para que separe el agua del agua”.
 1:7 Yahweh Elohé  hizo el firmamento, y éste separó el agua que había bajo el firmamento del agua que había sobre el firmamento.  Y así fue.
 1:8 Yahweh Elohé llamó al firmamento Shamaim. Y esa  tarde y esa mañana formaron el segundo día.
 1:9 Yahweh Elohé dijo: “Que el agua que hay debajo del shamaim  se junte en una sola área,  para que aparezca la tierra  seca”. Y así fue
1:10 Yahweh Elohé llamó al suelo seco Tierra,  y al conglomerado de aguas lo llamó Mar. Y Yahweh Elohé vio  que esto era bueno.
 1:11 Y dijo Yahweh Elohé: “Que la tierra  germine vegetación: plantas que den semillas, árboles  frutales de todas clases sobre la tierra, que den fruto  con la semilla adentro.
 1:12 La tierra produjo vegetación: plantas que dan semillas de todas clases, y árboles de  todas clases que dan fruto con la semilla adentro. Y  Yahweh Elohé vio que esto era bueno.
 1:13 Y esa tarde y esa  mañana formaron el tercer día.
 1:14 Yahweh Elohé dijo: “Que haya lumbreras en el firmamento del shamaim para separar la luz del día de la noche; servirán como señales para los tiempos establecidos, los días y  los años;
 1:15 y servirán como lumbreras en el firmamento  del shamaim para alumbrar sobre la tierra”. Y así fue.
 1:16  Yahweh Elohé hizo las dos grandes lumbreras, la lumbrera  mayor (El Sol) para regir el día y la lumbrera menor (La Luna) para regir  la noche y las estrellas.
 1:17 Yahweh Elohé las estableció en el  firmamento del shamaim para alumbrar sobre la tierra,
 1:18  para regir el día y la noche, y para separar la luz de la  oscuridad. Yahweh Elohé vio que esto era bueno.
 1:19 Y esa  tarde y esa mañana formaron el cuarto día.
 1:20 Yahweh Elohé dijo: “Que produzcan las aguas enjambres  de criaturas vivientes, y de aves que vuelen sobre la  tierra a través del firmamento del shamaim”.
 1:21 Yahweh Elohé  creó los grandes monstruos marinos, y toda criatura  viviente de toda especie que se mueve, que las aguas  produjeron en enjambres, y todas las aves aladas de  toda especie. Y Yahweh Elohé vio que esto era bueno.
 1:22  Yahweh les dio berahot, diciendo: “Sean fructíferos y multiplíquense,  llenen las aguas en los mares, y que las aves se multipliquen en la tierra”.
 1:23 Y esa tarde y esa mañana formaron el quinto día.
 1:24 Yahweh Elohé dijo: “Que produzca la tierra toda clase de  criaturas vivientes: ganado, los que se arrastran, y  bestias salvajes de toda especie”. Y así fue
 1:25 Yahweh Elohé  hizo bestias salvajes de toda especie y ganado de toda  especie, y toda especie de animales que se arrastran por la tierra. Y Elohé vio que esto era bueno.
 1:26  Entonces dijo Yahweh a los que estaban con El: “Hagamos al hombre a nuestra  imagen, según nuestra semejanza. Ellos gobernarán los  peces del mar, las aves del shamaim, el ganado, toda la  tierra, y todo lo que se arrastra por el suelo”.
 1:27 Y  Yahweh Elohé creó al hombre a su imagen espiritual, a imagen espiritual de Yahweh Elohé lo creó; varón y varona  los creó.
 1:28 Yahweh Elohé les dio berahot y les dijo: “Sean fructíferos y multiplíquense, llenen la  tierra y sean lideres sobre ella; y gobiernen a los peces del mar, a  las aves del shamaim, y a todo viviente que se arrastra por  la tierra”.
 1:29 Yahweh Elohé dijo: “Miren, yo les doy toda planta que da semilla sobre la tierra, y todo árbol que da fruta con  semilla; estos les servirán de alimento.
 1:30 Y a todos los  animales de la tierra, a todas las aves del shamaim, y a todo  lo que se arrastra por la tierra, en los que hay aliento de  vida, les doy todas las plantas verdes por alimento”.  Y así fue.
 1:31 Y Yahweh Elohé vio todo lo que había hecho, y lo encontró muy bueno. Y esa tarde y esa mañana formaron el sexto día.

 2:1 Y quedaron terminados el shamaim y la tierra, con  todo su ejército.
 2:2 Para el séptimo día había  concluido Yahweh la obra que estaba haciendo, y cesó  en el séptimo día de toda la obra que había hecho.
 2:3 Entonces Yahweh Elohé le dio berahot al séptimo día y lo declaró Sagrado, porque en él cesó Yahweh de toda obra de creación que había hecho.
 2:4 Esta es la historia del shamaim y de la tierra cuando fueron creados.   Cuando Yahweh Elohé hizo el shamaim y la tierra,
 2:5 no había aún matorrales sobre la tierra ni había germinado la hierba del campo, porque Yahweh Elohé no había enviado lluvia sobre la tierra y no había hombre que cultivara el suelo,
 2:6 aunque brotaba del suelo una neblina que regaba toda la superficie de la tierra.
 2:7 Entonces Yahweh Elohé formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz el aliento de vida, y el  hombre vino a ser un ser vivo.
 2:8 Yahweh Elohé plantó un huerto en Edén, en el  oriente, y puso allí al hombre que había formado.
 2:9 Y del suelo Yahweh Elohé hizo crecer todo árbol agradable  a la vista y bueno para alimento, con el árbol de la Jayim (Vida) en medio del huerto, y el árbol del conocimiento del bien y del mal.
 2:10 De Edén sale un río para regar el huerto, y después se divide y se hace cuatro brazos.
 2:11 El primero se llama Pishón, el que serpentea por toda la  tierra de Hawilah, donde hay oro.
 2:12 Y el oro de esa  región es muy bueno; también hay ámbar y ónice.
 2:13 El segundo río se llama Guihón, el que serpentea por toda  la tierra de Kush.
 2:14 El tercer río se llama Jidéqel, el  que corre al oriente de Ashur. Y el cuarto río es el Perat.
 2:15 Yahweh Elohé tomó al hombre y lo colocó en el huerto de Eden para que lo cultivara y se responsabilizase de él.
 2:16 Y Yahweh Elohé dio un mandato al hombre: “De todo árbol del huerto tienes libertad de comer;
 2:17 pero en cuanto al árbol del conocimiento del bien y del mal, no debes  comer de él; porque el día que comas de él, positivamente morirás”.
 2:18 Yahweh Elohé dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; le voy a hacer una ayudante adecuada”.
 2:19 Y Yahweh Elohé formó de la tierra todas las bestias  salvajes y todas las aves del shamaim, y se las llevó al hombre para ver qué nombre les ponía; y como quiera que el hombre llamara a toda criatura viviente, ese sería su nombre.
 2:20 Y el hombre puso nombre a todo el ganado, y a todas las aves del shamaim, y a todas las bestias salvajes; pero para Adam no se halló una ayudante  adecuada.
 2:21 Así que Yahweh Elohé echó sobre el hombre un sueño profundo; y, mientras éste dormía,  tomó una de sus costillas y cerró la carne en ese lugar.
 2:22 Y Yahweh Elohé, de la costilla que le había sacado  al hombre, formó una mujer, y se la presentó al hombre.
 2:23 Entonces Adan dijo: “Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi  carne. Esta se llamará varona, porque del varón la sacaron”.
 2:24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y llegan a ser una sola carne.
 2:25 Los dos, en su inocencia, estaban desnudos, el hombre y su esposa, pero no sentían ninguna vergüenza.
3:1 Ahora bien, la serpiente era más astuta que todos los animales salvajes que había hecho Yahweh  Elohé; y le dijo a la mujer: ¿De veras que Elohé les  ha dicho que no coman de ningún árbol del huerto?
 3:2 La mujer le contestó a la serpiente: Podemos comer del fruto de los otros árboles del huerto.
 3:3 Es solamente que del fruto del árbol que está en medio del huerto que  Yahweh Elohé dijo: No coman de él ni lo toquen, para que no mueran.
 3:4 Y la serpiente le dijo a la mujer: Ustedes de cierto, no van a morir;
 3:5 lo que pasa es que Elohé sabe que tan pronto ustedes coman de él se les abrirán los ojos y serán Poderosos como es Yahweh Elohé, y conocerán lo que está bien y lo que está mal.
 3:6 Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer y un deleite a los ojos, y que el árbol era deseable como fuente de sabiduría, tomó de su fruto y  comió y también le dio de comer a su esposo, y él comió con ella.
 3:7 En ese mismo instante se les abrieron los ojos a los dos y percibieron que estaban desnudos; así que cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales.
 3:8 Oyeron la voz de Yahweh Elohé, que se  paseaba por el huerto a la hora fresca del día; y el  hombre y su esposa se escondieron de Yahweh Elohé  entre los árboles del huerto.
 3:9 Yahweh Elohé llamó al  hombre y le preguntó: ¿Adan dónde estás?
 3:10 Él contestó: Oí tu voz en el huerto y me dio temor, porque estaba desnudo, por eso me escondí.
 3:11 Entonces él preguntó: ¿Y quién te dijo que estabas desnudo? ¿Comiste acaso del árbol del que te había prohibido comer?
 3:12 El  hombre dijo: La mujer que pusiste a mi lado, ella me dio del árbol, y yo comí.
 3:13 Y Yahweh Elohé le dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? La mujer respondió: La serpiente me engañó, y yo comí.
 3:14  Entonces Yahweh Elohé le dijo a la serpiente: Por haber hecho esto, más degradada serás que todo el ganado y todas las bestias salvajes: Sobre el  vientre te arrastrarás y polvo comerás todos los días de  tu vida.
 3:15 Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu linaje y el suyo; éste te golpeará la cabeza, y tú le herirás el talón.(1ª Profecía dada)
 3:16 Y a la mujer le dijo: Haré más severos tus dolores de parto; con dolor darás a luz tus hijos. Tendrás apego a tu esposo, y él tendrá autoridad sobre ti.
 3:17 A Adam le dijo: Como hiciste lo que te dijo tu esposa y comiste del árbol del que te ordené que no comieras, el suelo queda degradado por tu culpa; con duro trabajo comerás de él todos los días de tu vida:
 3:18 espinos y abrojos te producirán. Pero tu alimento serán las plantas del campo;
 3:19 con el sudor de tu frente conseguirás tu sustento, hasta que vuelvas al polvo del suelo, del que fuiste formado. Pues polvo eres, y al polvo volverás.
 3:20 El hombre llamó a su esposa Jawa, porque ella fue la madre de todos los que viven.
 3:21 Y  Yahweh Elohé hizo ropa de pieles para Adam y para Jawa  su esposa, y los vistió.
 3:22 Luego Yahweh Elohé dijo: Ahora que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conocedor del bien y el mal, si alarga la mano y toma del árbol de  la vida y come, vivirá para siempre.
 3:23 Por eso Yahweh Elohé lo expulsó del huerto de Edén, para que labrara el suelo de donde lo había sacado.
 3:24 Echó al hombre, y puso al oriente del  huerto de Eden los querubines y la llameante espada  giratoria, para cerrar el camino al árbol de la Jayim.
(La Tanaj Yisraelita Restaurada 5994)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.