22/11/15

AMAR SIN CONTAR EL TIEMPO

 “ASHRE SHEEL YAAKOB BEE ZRO”  “Dichoso es aquél  que el Elohim de Yaakob está a su ayuda”.
Yaakob nuestro Patriarca es el ejemplo de una persona que sufrió mucho y se le persiguió a muerte y se le traicionó; sin embargo, gracias a su emunah/fe en YAHWEH y a su voluntad de lucha en la vida, logra formar las doce tribus que conformarían al pueblo de Israel.
LO QUE LE AYUDÓ:
*  Gracias a su emunah/fe en YAHWEH
*  Voluntad de lucha en la vida.
La Torá nos cuenta la larga y difícil  historia de nuestro Patriarca Yaakob Abinu.
Desde esta parashat inicia la vida sufrida de Yaakob Abinu; desde que huye a la espada vengadora de su hermano Esav, hasta que se encuentra con su tío Laban. Quien más adelante sería su suegro, con todas las dificultades que pasó Yaakob en ese episodio.
Pueden leer esta impresionante vida y experiencia en:
תוראה Torah:  בְּרֵאשִׁית Bereshit/genesis 28:10-32:3
la situación de Yaakob era crítica, ya que su sobrino Elifáz hijo de Esav, lo alcanzó para matarlo por orden de su padre, y Yaakob tuvo que entregarle todas sus pertenencias para salvar su vida. (En esta situación Yaakob era “hijo de millonarios y tenía los recursos del más pobre).
TEMAS DE LA PARASHAT.
1.  La interrupción repentina del viaje de Yaakob, por haber oscurecido súbitamente; el famoso sueño de Yaakob con los Mal’ajé (ángeles) de Elohim, y lo que YAHWEH le prometió de 1.-protegerlo en todo su camino y 2.-suministrarle todo lo necesario.
2.  La promesa que hizo Yaakob con YAHWEH si es que regresaría con paz “de todo lo que me des, diezmaré para ti”
3.  La llegada de Yaakob a Jharán, donde conoce a Rajhél su prima.
4.  El trabajo de Yaakob para su tío y suegro, Labán; siete años sin salario para ganar a Rajhél por esposa. El angaño de su suegro al darle a su hija Lea en vez de Rajhél.
5.  La relación de Yaakob con sus dos esposas y sus dos concubinas.
6.  El nacimiento de las 12 tribus de Israel.
7.  El episodio de Reubén con los “dudaim” (jazmines/mandrágoras) Reuben trae Jazmines a Leá su madre; Rajhél solicita unos jazmines y se los compra a Lea a cambio de la “visita” nocturna de Yaakob.
De ese episodio Lea engendró a Isajár que en un futuro sería el representante de los estudiosos de la Torá en el pueblo de Israel.
8.  Los seis años que trabajó Yaakob con su suegro (después de los catorce) para obtener un capital. Las condiciones de utilidades que propuso Yaakob, las aceptó el suegro pero le cambió su palabra en su ganancia cien veces.
9.  La estrategia que utilizó Yaakob para que nacieran los animales manchados, y lo que se aprende de esto.
10. El mal de ojo (es decir mirada con envidia) de los hijos de Labán en la riqueza de su cuñado Yaakob, lo que provocó la decisión de Yaakob de huir de la casa de su suegro.
11. El apoyo incondicional de sus esposas Lea y Rajhél en el plan de Huida. (El mejor aliado de un Judío es su esposa).
12. La persecución de Labán para matar a Yaakob y a la familia; la discusión que tuvieron ambos al encontrarse.
13. El histórico pacto que firmaron Yaakob y Labán en “Guilád”.
14. El retorno de Yaakob rumbo a casa de sus padres después de 34 (3+4 = 7 que significa perfección divina, es decir en el tiempo perfecto del Eterno o en el tiempo del Eterno) años de separación, y nuevamente se encuentra con los Mal’ajé de Eretz Israel. Todo ocurre en el tiempo correcto. Nada llega antes ni después de tiempo.
Amados mios, toda esta Parashá nos ayudará a comprender cada uno de nosotros LOS CAMINOS DEL ETERNO EN CADA BENEI YISRAEL.
REFLEXION.
"Debemos amar SIN TIEMPO"
En un ahavah/amor no sincero el tiempo parece una eternidad (por eso es que no pueden esperar), un interminable deseo cuando no se tiene al otro. No es lo mismo con un ahavah/amor basado en el DAR, en el cual la satisfacción comienza cuando se comienza a DAR. A partir del momento en que Yaacov comenzó a trabajar, ya estaba DANDO de si para Raquel y por eso es que los años “parecieron como unos pocos días a sus ojos, por su ahavah/amor hacia ella”.
"El suyo era un amor sin tiempo"…
Esa capacidad de amar y el altísimo nivel espiritual de nuestro Patriarca Yaacov lo hizo merecedor de que las doce tribus de Israel se engendraran en su hogar. Que de sus grandes méritos y elevadas virtudes, podamos nosotros, sus descendientes, instruirnos, nutrirnos y crear hogares basados en el verdadero amor. Y que la Divina Presencia siempre more en ellos. Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.