13/11/15

LO QUE HA CONSEGUIDO LA RESTAURACION DE LAS ESCRITURAS

LOGROS EN LA TRADUCCIÓN DEL BRIT HADASHÁ (N.T.)DENOMINADA: “PACTO MESIÁNICO”
-Esta traducción está basada en el texto griego de Nestle y para la traducción del libro de Matityah (Mateo) se ha seguido el texto iVRIM/hebreo preservado en el tratado Even Bojan de Shem Tov Ben Itzjaq.
-También se han considerado especialmente otros manuscritos tales como el rollo de Matityah de Du Tillet,
-la versión llamada Peshitta del siglo II y otros también de entre los más antiguos.
 

1) RECUPERACIÓN DEL NOMBRE DEL ÚNICO Y TODOPODEROSO ELOHE: YHWH
Este nombre aparecía en originales del mal llamado N.T. más de 170 veces, y estaba compuesto sólo por 4 letras consonantes hebreas: hwhy (leidas de derecha a idquierda). Lamentablemente hoy ha sido erradicado de casi la totalidad de las traducciones castellanas. Algunas traducciones actuales le agregan vocales que no se encontraban originalmente escritas. La importancia de conocer este nombre con exactitud puede ser determinante
en nuestra salvación.
Cualquiera que invoque el nombre de YHWH será salvo.” Ro 10:13
No hace falta ser un exégeta en idioma para saber que cualquier cambio de sonido vocalizado en la pronunciación de una palabra puede cambiar TOTALMENTE SU SIGNIFICADO. En la mayoría de las traducciones NO SE RESPETARON NI LAS CONSONANTES del nombre sagrado: YHWH, cambiando la letra inicial Yod “Y” por una jet “J”. Aun respetando las consonantes el significado puede ser muy diferente si cambiamos el sonido vocalizado. 

Veamos algunos ejemplos en castellano:
No es lo mismo decir “RIMA” que “ROMA”, con sólo cambiar una vocal ya se cambió absolutamente el significado. 

¿Le parece razonable que los hombres “INVENTEN” un nombre
antojadizo para llamar al Todopoderoso cuando Yahshua mismo nos reafirmó cuál era aquel nombre que escuchó Moshé en el Sinay. Yahshua enseñó a orar (tefilat) a sus talmidim/discípulos comenzando a decir:
Abba/Padre nuestro, El de los shemayim/cielos, SANTIFICADO SEA TU NOMBRE” Mt 6:9.
Se cumple la profecía que describía que no creerían en YHWH en el NOMBRE de quién vino YAHSHUA, pero sí iban a creer y utilizar el nombre de OTRO, es decir Jehová, QUE VENDRÍA
EN SU PROPIO NOMBRE: “Jesús”. “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me reciben; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibirán.” Jn 5:43
 

2) RECUPERACIÓN DEL TÉRMINO ELOHÍM REEMPLAZANDO AL
INNOMINIOSO VOCABLO: “DIOS”

Con respecto al origen del vocablo “DIOS”, del griego “qeos” o Theos, cuya traducción latina es Zeus (dios sol en la cultura griega); y que comúnmente fue traducido al castellano como “Dios”. No creemos que sea acertado usar esta palabra que en griego significa el nombre preciso de un dios pagano y aplicarlo al único y verdadero Creador (Bibliografía: “Sinónimos del Antiguo Testamento” por Robert Baker Girdlestone, pág. 38-39). 

Con respecto a esta palabra griega “Dios” (Dios) el
diccionario “Manual Vox Griego-Español” de José M. Pabón de Urbina, en su página 154 lo traduce como “procedente de Zeus, Genitivo de Zeus”. Por tal motivo, no utilizaremos el término “Dios” y creemos más preciso utilizar para nuestro Creador la palabra hebrea: “Elohe”, traducido como Ser Supremo, Creador del cielo y de la tierra y Sustentador de todo lo existente (lit. El desplegador de Poder). En cuanto al nombre propio de Elohe que en hebreo es: hwhy consideramos que la mejor traducción al español es: “YHWH”. Esta es la palabra que fue inspirada por el Ruaj HaKodesh (mal llamado Espíritu Santo) en el
Tanaj (mal llamado Antiguo Testamento) y la que oyó Moshé (Moisés) que fue dicha por la propia boca de Elohím
cuando le habló en repetidas veces (Ver: Shemot/Exodo 3:6)


3) RECUPERACIÓN DEL NOMBRE HEBREO ORIGINAL DEL SALVADOR
En los manuscritos griegos del mal llamado Nuevo Testamento encontramos un nombre inexistente en ése idioma y que originalmente es ivrim/hebreo. Este nombre del Mashiaj ha sido encontrado escrito en numerosas cartas contemporáneas a los apóstoles y luego entre talmidim/discípulos de ellos. En hebreo se
escribe: [vwu oHy, en dónde se identifican las primeras dos letras iguales a las del NOMBRE de Elohe en su forma abreviada: YaH y luego SHUA (derivado del verbo salvar); lo que combinadas
significaría YaH o YaHWe salva o es salvación. En griego se trascribió letra por letra: la Yod hebrea y (por la Iota griega con sonido Y); la He hebrea h (por la h o eta griega que es la H cuyo sonido es una Ah aspirada) esta es la prueba de que originalmente en hebreo estaba la “H” que junto con la “Y” inicial representaban al NOMBRE DEL TODOPODEROSO en su modo abreviado: YH o YaH.
Luego del regreso de Babilonia el uso del sonido “O” utilizado en el nombre por medio de la Waw hebrea w pierde su uso y queda la forma abreviada del nombre del Mesías como: [v u oHy ; dónde la
tercer letra es una SHim hebrea X (por la s sigma griega con sonido SH); el sonido “U” vocalizado hebreo por causa de la Tenuot se reemplazó por las ou griegas para asemejarse al sonido “U” y en
algunos casos se transcribe la ayim hebrea [ (por la s sigma griega) sin sentido alguno. Quedando en griego un conjunto de letras que no forman un nombre existente en griego, semejante a: Ihsous,
cuya pronunciación se distancia muy mucho del verdadero sonido del nombre del mesías y sería semejante a: Iesus; de ahí que se latinizó el inventado nombre Jesús. Esto ha sido una transliteración
mal hecha desde el nombre hebreo al griego pero con un resultado muy híbrido y confuso, cuyo sonido dista mucho de ser una traducción.
El verdadero nombre del salvador es pronunciado en dos formas hebreas: YAHSHUA forma contraída o YAHOSHUA; esta última es el nombre mal traducido como JOSUÉ (Ver Jos 1:1).
Creemos muy importante ser precisos en el nombre del Mesías ya que ante éste nombre se doblará toda rodilla de los que están en los cielos, de los que están en la tierra y además de los que estén
debajo de la tierra. Además es muy importante ya que toda oración dirigida al Abba/Padre debe ir en el verdadero nombre de su Hijo [vwu oHy  YAHSHUA. 

Después del exilio en Babilonia el sonido “O” se dejó de usar y lo más probable sea que en la época del Mesías su nombre
se haya pronunciado como YAHSHUA (aunque no consideramos incorrecto llamarle YAHOSHUA tal como fue originalmente ese nombre).
 

4) TRADUCCIÓN DE TÉRMINOS HEBREOS Y GRIEGOS (sin traducir)
Por ejemplo el término hebreo Iscariote aplicado a Yahudáh (Judas) que es: “Ish Kerioth” lo que traducido significa “hombre de Kerioth” (lugar de su procedencia). En cuanto a términos griegos
sin traducir en otras versiones castellanas podemos mencionar la palabra griega “Dídimo” cuyo significado es “mellizo” (Yonahan 11:16). Otro ejemplo es Mr 10:46 tiene transliterado del hebreo la
palabra “Bartimeo” y fue traducida como el nombre del ciego cuando en realidad significa: “el hijo de Timeo”.
 

5) AJUSTE CON PRECISIÓN HISTÓRICA DE CARGOS PÚBLICOS
Se revisó y tradujo con precisión histórica cargos públicos que estaban mal traducidos en otras versiones castellanas. Ejemplo: Silvano (mal adjudicado a Lucas) 2:1-2, dónde se menciona a Cirenio como gobernador de Siria, es un error histórico; ya que aunque ejerció el cargo de gobernador esto fue varios años después del censo (entre el año 6 D.M. y el 9 D.M.). En el momento del censo desempeñaba un cargo directivo en el censo como Encargado de las Relaciones Exteriores entre el año 10 A.M y el año 4 A.M.; período en el cuál Yahshua nació.
 

6) FIDELIDAD EN LAS REFERENCIAS A CITAS DEL TANAJ (mal llamado ANTIGUO TESTAMENTO)
Al transcribir literalmente las referencias al TANAJ, traducidas directamente del hebreo, se logra una mayor precisión de términos y pureza de palabras, perdidas al traducir antes al griego y
luego al castellano.
 

7) RECUPERACIÓN DE LOS VERDADEROS NOMBRES DE PERSONAS Y LUGARES
Errores en la castellanización de algunos nombres han llegado a cambiarlos por completo. Es el caso de Yaákov (literalmente debería ser Jacobo), pero fue latinizado agregándole el apócope de
“Sanctus”, es decir: Sant + Iaácov; lo que dio como resultado el falso nombre de “Sant iaácov” o “Santiago”. Así también con el nombre original hebreo “Miriam” que fue reemplazado
incorrectamente por el nombre griego “María”, entre otros. También fue recuperado el nombre original de los lugares más importantes tales como: Yahrushaláim (Jerusalén), Béith Léjem
(Belén), etc.
 

8) DIFERENCIACIÓN ENTRE PALABRAS DEL ORIGINAL Y AGREGADAS EN LA TRADUCCIÓN PARA SU COMPRENSIÓN
En la mayoría de las traducciones castellanas no existe diferenciación entre la traducción del texto original y algunas palabras de deben agregarse para su mejor comprensión en nuestro idioma. En ésta traducción se ha logrado diferenciar lo que está escrito en el original de lo que ha debido ser agregado luego para su mejor traducción. Estas palabras han sido colocadas entre paréntesis para que queden a juicio del lector su incorporación al texto.
 

9) DIFERENCIACIÓN EN PORCIONES DE LOS ORIGINALES MÁS FIDEDIGNOS Y ELIMINACIÓN DE AGREGADOS POSTERIORES
Además toda porción adicionada siglos posteriores por copistas, que se han encontrado sólo en originales menos antiguos han sido descartados o suprimidos por considerarlas: “PALABRAS
AGREGADAS A LA INSPIRADA”. Por ser más confiable el texto hebreo de los manuscritos de Matityah de Shem Tov y Matityah de Du Tillet, se los ha preferido sobre las copias griegas que
contienen muchos errores y contradicciones respecto al resto de las Escrituras Sagradas.
 

10) DIFERENCIACIÓN ENTRE EL TEXTO MAYORITARIO DEL ORIGINAL Y PORCIONES QUE SÓLO ESTÁN EN ALGUNOS MANUSCRITOS FIDEDIGNOS.
En esta traducción se ha reflejado los distintos originales de los cuales han sido tomados algunos pasajes que no están presentes en todos, o faltan en algunos; con un cambio de letra para que a juicio
del lector pueda o no ser considerado este pasaje. Por ejemplo algunas porciones tomada del Códice de Beza que no están presentes en otros originales, se traducen pero con “otro tipo de letra”.
 

11) EN ESTA TRADUCCIÓN SE HA PRESCINDIDO DE PREJUICIOS RELIGIOSOS. (el unicismo que los ha vertido conforme a sus ideas preconcebidas)
Esta traducción no se ha hecho a partir de ningún credo previo, de ninguna denominación cristiana o similar, ni buscando reafirmar ninguna creencia propia. Se ha tomado la traducción más precisa de
acuerdo al lenguaje hebreo y griego (entre todas las acepciones que tiene cada palabra). Se ha mantenido con su traducción, la concordancia con el resto de las Escrituras eliminando las
contradicciones existentes en otras traducciones prejuiciosas. Se ha respetado al traducir las expresiones más demostrativas de la cultura hebrea. Al traducir, de este modo hemos logrado

permitirle a las palabras escritas en griego expresar “puramente” su contenido sin intentar alterar su significado para que concuerde con las creencias de algunas denominaciones; como se evidencia
claramente en otras traducciones castellanas.
 

CONCLUSIONES
Desconocemos los motivos que llevaron durante tantos años a mantener corruptas la mayoría de las traducciones, en particular, al castellano, sobre todo la versión llamada Reina-Valera 1960.
Dejamos en manos de quien juzgará todas las cosas y que también es el verdadero autor de las Sagradas Escrituras el justo juicio para todos aquellos que han pervertido su Palabra y la han difundido así, sin ni siquiera asegurarse de que sea así.
"Mas a Elohe gracias, el cual nos conduce siempre en triunfo en el Mesías, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el aroma de su conocimiento. Porque para Elohe somos buen aroma del Mesías en los que se salvan, y en los que se pierden; a éstos ciertamente olor de muerte para muerte, para los otros aroma de
vida para vida. Y para estas cosas, ¿Quién es competente? Porque no somos como muchos, que adulteran la palabra de Elohe, sin embargo, hablamos así con sinceridad, como proviene de Elohe, delante de Elohe, en el Mesías
." Qorintiyim Bet/2º Co 2:14-17
"Por esto, administrando este servicio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos, sino que renunciamos a las cosas ocultas de la vergüenza, no andando con astucia, ni cambiando engañosamente la palabra de Elohe, sino recomendándonos, por la manifestación de la verdad ante toda conciencia humana delante de Elohe. Pero si nuestras buenas noticias están aún encubiertas, entre los que se pierden están encubiertas; en los cuales el dios de este
mundo cegó la reflexión de los incrédulos, para que no vean con claridad la iluminación de las buenas noticias de la gloria del Mesías, quien es la imagen de Elohe. Porque no nos proclamamos a nosotros mismos, sino a Yahshua (el) Mesías, (el) Amo, y a nosotros mismos, siervos de ustedes a merced de Yahshua.
Pues el Elohe que dijo desde (la) oscuridad luz brillará, (es) quien brilló en los corazones de ustedes para iluminación del conocimiento de la gloria de Elohe en (el) rostro del Mesías
" 2º Co 4:1-6.
Dichoso el que esté leyendo y los que estén oyendo y guardando lo que en la Biblia ha sido escrito; porque el tiempo está cerca.” (Revelaciones 1:3)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.