21/11/15

REALMENTE VIVIMOS EN LA RAJAMIM DEL ETERNO

Mis amados ajim, aqui por la Rajamim del Eterno y dando todah rabah por un dia mas de vida.
Amados mios en estos dias de tantas pruebas, de idas y venidas, de estar arriba y abajo, de reir y de llorar, de sufrir y de estar alegre, de estar esperanzado y a veces en desesperacion, he tenido la oportunidad de aprender muchas cosas, por lo cual doy toda rabah a Yahweh, mi amado Elohe, por permitirme ser pulido y acrisolado por Sus Manos Bondadosas y os quiero compartir esto:
“Muchos de nosotros estámos en ignorancia muchas veces de las maquinaciones del maligno y a veces caemos en la red del cazador, no se nos destuye, sino que se nos golpea, se nos aprieta y se nos pone en encricijadas donde no sabemos como actuar y parecemos presa del enemigo PERO EN REALIDAD NO LO SOMOS, SINO QUE él es un instrumento en las manos del Eterno para ayudarno a aprender… La soberbia humana es tan grande amados mios y es tanta la presunción que mora en nuestra naturaleza caída, que aún después de ser salvos por Yahshua Ha Mashiaj, se nos debe ‘sujetar’ con ‘espinas y aguijones en nuestra carne’, para ‘mantenernos en línea con el lev/corazón y el sentir de Mashiaj’… El ejemplo más claro de esto lo tenemos con el Sheluji Shaul , quién por la grandeza de las revelaciones que tuvo, le fue enviada una ‘espina, un aguijón’… “Por eso, para que no me llenara de orgullo, padezco de algo muy grave. Es como si ha satan me clavara una espina en el cuerpo para hacerme sufrir”… (Qorintiyim Bet/2 corintios 12-7). Más claro que esto imposible. De manera que tenemos que asumir que cuanto más nos utiliza el Yahweh para cumplir sus planes y sus propósitos, más padeceremos en las manos de nuestros enemigos, a veces, el peor de ellos, vive en nosotros mismos…y os digo esto con lagrimas en mis ojos y en temor de Yahweh. Ese enemigo interno es un instrumento para ayudarnos a ver y diferenciar entre LA LUZ Y LA OSCURIDAD.

De estas experiencias de Shaul yo saco invalorables lecciones, ya que nosotros estamos inscritos en la misma carrera, pertenecemos a Mashiaj y estamos bajo su servicio, y por lo tanto, sufriremos en nosotros el dolor de nuestros propios aguijones, y que nadie se vaya a pensar que esta ibre de ellos… Cada uno, a medida que es utilizado por Yahweh, debe enfrentarse a estas experiencias. Ellas nos hacen madurar, valorar y sopesar con la justa medida, la importancia de nuestra lucha y por lo que verdaderamente estamos peleando: ¡‘El reino del shemayim/cielo’! No hay que ocultar la verdad. Algunos llevan su ‘aguijón’ de una manera y no todos padecen los mismos sufrimientos ni se enfrentan a las mismas tentaciones o situaciones. Con la ‘presunción’ que se debe a algunos que se ‘jactan de la santidad de su carne y de su intachable forma de vivir’, han falseado la verdad y han dado absurdas explicaciones acerca de lo que verdaderamente padecía Shaul, cuando habla de este aguijón en su carta a los qorintiyim/corintios.

Creo entender que gran parte de esa misma explicación nos la da el mismo Shaul en su capítulo 8 de la carta a los Romaniyim/Romanos. Hay una gran batalla en nosotros mismos y algunos padecen terribles aguijones que están profundamente hincados en su carne: Ay amados mios, ya de esto que os hablo vosotros sabeis, porque todos nosotros padecemos tentaciones de todo tipo, malos pensamientos, hábitos inmundos, pasiones desordenadas, etc. Pero muchos engreídos, como ya lo dije antes, ‘engreídos por su forma intachable de vida exterior’, no admiten que él, Shaul, pudiera referirse a alguna de estas afecciones, y ensombrecen la ‘evidente verdad’ con ‘explicaciones y coloquios absurdos’, haciendo del hombre, de Shaul, un ‘semi-elohin incapaz de pecar’, ni de ser tentando, como todos nosotros somos, y hasta acosados, por nuestras concupiscencias… ¡El enemigo sabe cómo hacernos la guerra! NO SUBESTIMEN EL ODER DEL ENEMIGO ¡Conoce nuestras debilidades! ¡Es un maestro del engaño! Estos mismos hombres, ellos mismos son acosados por estas mismas dolencias, que expuse más arriba, y no obstante se niegan a admitir que Shaul sufriera tanto por causa de alguna de ellas, o quién sabe, de todas juntas… Antes nos quieren hacer creer que Shaul sufría una enfermedad en los ojos, cuando en la palabra de Elohe Yahweh se nos declara solemnemente que Shaul fue sanado cuando se le impusieron las manos, veámoslo: “Ananías fue y entró en la casa donde estaba Shaul. Al llegar, le puso las manos sobre la cabeza y le dijo: ‘Amigo Saulo, el Adon Yahshua se te apareció cuando venías hacia Damasco. Él mismo me mandó que viniera aquí, para que puedas ver de nuevo y para que recibas el Ruaj Hakadosh/Espíritu Santo’. Al instante, algo duro, parecido a escamas de pescado, cayó de los ojos de Shaul, y éste pudo volver a ver. Entonces se puso de pie y fue sumergido en las aguas. Después de eso, comió y tuvo nuevas fuerzas (Maaser/Hechos 9: 17-19)”. Como vemos aquí ajim, Shaul no padecía ninguna enfermedad en sus ojos, pues había sido sanado… Pero los ‘fariseos de antaño, como los puritanos de hoy’, ‘sin mácula ni rastro de pecado en sus vidas’, han afirmado que hasta de ‘mal aliento’ padecía Shaul.... PURAS ESPECULACIONES DE LA MISMA ESCRITURA… además de: dolor crónico de cabeza, dolores de estómago frecuentes, etc. etc. etc.… y barbaridades por el estilo… Y yo me hago la pregunta de cómo puedo mantenerme ‘humillado o bajo sumisión’ y sentir gran vergüenza, como nos describe Shaul, pues él verdaderamente padecía por culpa de este aguijón, al punto de rogarle tres veces al Yahshua que lo quitara de él (como cada uno de nosotros muchas veces hemos pedido lo mismo a nuestro Adon), si lo que él padecía eran enfermedades de este tipo. No querido ajim. No disfracemos la verdad, no debemos llenarla de eufemismos para no ‘chocar’ la sensibilidad de los fieles. ¡Son tantas nuestras miserias! ¡Es tanto el mal que el hombre ha heredado de la rebelión de nuestros primeros padres! ¡Nuestra naturaleza caída y rebelde es tan evidente que nada más debemos mirarnos a nosotros y al mundo en el que vivimos! De esta reflexión saquemos la importante lección de que si estamos en los planes de Yahweh, y somos grandemente utilizados por Él, vamos a tener que enfrentarnos con grandes enemigos. Esto no me ocasiona temor. Yo confío en Yahweh, mi Elohe verdadero y UNICO y sé que Él es Fiel, sé que Él va defenderme como Él mismo lo prometió. Pero soy consciente de que me enfrentó a resistidores por todos lados y grandes enemigos dentro de mí mismo: soberbia, corrupción, rebeldía, malos pensamientos, etc.….ademas de los muchos del exterior. (la lista es interminable) Que cada uno tome "su cruz" y siga a Yahshua Ha Mashiaj de la manera en que fue llamado. Debemos asumir que a este derrotero fuimos designados y no desistir y persistir en seguir a Mashiaj, confiando sólo en Él. Si entendemos que cuánto más servimos a Yahweh a traves de Yahshua y somos utilizados por Éllos, más tentaciones y tribulaciones vamos a padecer, creo que en vez de desanimarnos (cosa que muchas veces nos acontece por pruebas dificiles de entender), vamos a recibir más y más gracia, valor y coraje de parte de Ellos, para enfrentarnos a nuestros enemigos con fuerzas renovadas. Aprendamos de las experiencias del gran Sheluj de Yahshua, Shaul, que padeció terribles aguijones, sean ellos cuales sean, él no lo quiso especificar con este mismo objetivo, sabiendo que cada uno de nosotros debe enfrentarse a estas realidades de una manera particular y de acuerdo con la voluntad de Yahshua que nos ha llamado. Cada uno tiene que llevar su cruz, llevar clavada en su carne la ‘espina’ y soportar al ‘mensajero’ que le haya sido enviado, pues este mismo cumple un propósito, y ese es el de mantenernos en ‘completa sumisión y humildad’ a los deseos de Yahweh y de Yahshua. De otra manera caeríamos en la ‘red del cazador’, en la red de la presunción y de la soberbia, el peor de todos los males a los que se puede enfrentar el ser humano. ¡Por su soberbia, el enemigo fue expulsado de los cielos…! Recuerda aji y ajoti que no sufres en vano. Soporta las bofetadas y los puñetazos de tu enemigo, pues Yahweh tiene un propósito en tu vida y Él aún no ha terminado contigo. Su deseo es revelarte aún cosas más grandes y secretas y hacerte partícipe de su reino eterno. Yejezqel(Jeremias 33:3 Cuídense ajim de los que se vanaglorian en la carne. Cuídense de los ‘fariseos y escribas’ de nuestros tiempos (ya se amontonan muchos). Han ‘resucitado su propia ley o interpretacion de ella’ y desean esclavizar por medio de ella a todos los que puedan. Les imponen cargas a los hombres que ellos no pueden llevar ni quieren tocarlas aún con el dedo…A ESO SE LLAMA JUDAIZAR y de esos ya por desgracia hay muchos entre nosotros. Yahshua los reprenda.
“Vengan a Yahshua Ha Mashiaj, humíllense ante Elohe Yahweh UNICO Y VERDADERO. Reconozcan que no son nada SIN EL. No hay vida para nosotros fuera de YAHSHUA. Yo tengo tantos errores sobre mi cabeza, como dice Dawid: ‘Tengo más pecados que pelos en la cabeza’… ¡Yo reconozco que si el ADON YAHSHUA no me tiene rajem/misericordia, yo no podré salvarme jamás…! ¡Somos sólo hombres! ¡Humillémonos ante la poderosa mano de ELOHE YAHWEH y Él tendrá rajeniyim/misericordia de nosotros! Amén. Vuestro aji y consiervo
Todah rabah a esos ajim que son utilizados como instrumentos maravillosos para enseñarnos, apoyarnos, fortalecernos y ser portadores de las bendiciones de Papa.
Os amo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.