5/3/16

EL SEFER DE ENOH


INFORMACION SOBRE EL LIBRO DE ENOC
El Libro de Enoc (o Libro de Henoc, abreviado 1 Enoc) es un libro intertestamentario, que forma parte del canon de la Biblia de la Iglesia ortodoxa etíope pero no es aceptado como canónico por las demás iglesias cristianas, a pesar de haber sido encontrado en algunos de los códices de la Septuaginta (Códice Vaticano y Papiros Chester Beatty). Los Beta Israel (judíos etíopes) lo incluyen en la Tanaj, a diferencia de los demás judíos actuales, que lo excluyen.

El Manuscrito
Las únicas versiones íntegras de este libro que se conservan están en ge'ez, lengua litúrgica de la Iglesia etíope, pero son conocidas varias partes en griego, y un fragmento en latín. También ha sido encontrado, en Antínoe, un fragmento en copto (93:3-8)2 y, además en Qumrán fueron hallados múltiples fragmentos en arameo (Textos de Qumrán: 295-310, 461-466) y uno en hebreo (4Q317). La tradición atribuía su autoría a Enoc (transcrito también como Henoc o en inglés Enoch), bisabuelo de Noé.
Algunos de los fragmentos de esta parte encontrados en Qumram han sido datados por los paleógrafos. El calendario solar que expone fue el adoptado por la comunidad de Qumran, la cual consideraba que así como Israel se había desviado del verdadero camino y del testimonio justo, el calendario oficial erraba al determinar las fechas de las fiestas establecidas en la Torah.

ALGUNOS DATOS DE INETRES DEL ROLLO DE ENOC:
En el capítulo 7 (7, 3-6) narra la caída de los Vigilantes (malakim), que engendraron con mujeres humanas a los nephilim o ‘gigantes’. (A estos también se refiere el pasaje de Bereshit 6:1-7):
Ellos devoraron todo el trabajo de los hombres hasta que estos ya no alcanzaron alimentarlos más. Entonces los gigantes se volvieron contra los hombres y empezaron a devorarlos y empezaron a pecar contra los pájaros, y contra las bestias y los peces y a devorar unos la carne de los otros y se bebieron la sangre. Entonces la tierra acusó a los violentos por todo lo que se había hecho en ella.
Se acusa a los ángeles guardianes por haber desviado su misión y encarnado la explotación, la opresión, la destrucción de los ecosistemas, la guerra, el oro, la vanidad, la brujería, la fornicación y el engaño (8:1-3). «Y como parte de la humanidad era aniquilada, su clamor subió al cielo» (8: 4). Los arcángeles Miguel, Sariel (Uriel), Rafael y Gabriel, al ver la sangre derramada y la injusticia se dijeron que «la tierra desolada grita hasta las puertas del cielo por la destrucción de sus hijos». Elohe los envía entonces a encadenar a los Vigilantes y a destruir a los gigantes «pues han oprimido a los humanos». Los ángeles caídos rogaron a Enoc que intercediese por ellos y los gigantes ante Elohe.(son los malakim que fueron encadenados como se dice en el berit Kjdasha)

Luego el libro describe la visita de Enoc al cielo en forma de una visión, y sus revelaciones. Una parte significativa del texto se dedica a describir los movimientos de los cuerpos celestes, en relación con el viaje de Enoc al cielo, con el objetivo de detallar el calendario base de las fiestas de la Torah.
El Libro de Enoc asume la continuidad del discurso de los profetas y anticipo del mensaje mesianico, enfatizando en la venida del Hijo del Hombre.
Este libro fue muy apreciado por parte de los primeros talmidim, como lo atestiguan la carta de Yahudah/Judas (14-16), que cita un pasaje del Libro de Enoc (1 Enoc, 1, 9); la referencia en Kefas Bet/2Pedro 2:4; y la carta de Bernabé (16:4), no canónica, que cita como Escritura un pasuk (1 Henoc 89:56) y en 4:3 se refiere a 1 Henoc 80:2. Muchos Padres Apostolicos (antes de la creacion del cristianismo oficial romano) y mesianicos destacados se refieren al libro, y lo citan en sus obras. Autores como Justino Mártir (100-165), Atenágoras (170), Taciano (110-172), Ireneo (130-208), Orígenes, Clemente de Alejandría (150-220), Tertuliano (160-230), Lactancio (260-325), Metodio de Filipo, Minucio Félix, Comodiano y Cipriano de Cartago , entre otros, consideraron el libro de inspiración divina.
Referencias a Enoc se encuentran en múltiples pasukim del Berit Kjdasha (mal llamado Nuevo Testamento) v.g. MattiYah 3:12, 5:4-12, 11:28, 13:31-32, 24:14, 24:27, 26:64; Marcos 13:24-27, 14:21, 14:62; Lucas 1:52, 2:13-14, 6:24, 9:35,16:13, 16:23-31, 24:36; Yonahan 3:20; Qorintiyim Alef 6:2-3; Efesiyim 3:18,5:13; Filipiyim 1:18; Tesaloniyim Bet 2:2; Kefas Alef 3:19-20; Yahudah/Judas 1:6; Hitgalut 3:17,6:10, 8:2, 12:16, 16:14, 19:19, 20:1-3, 21:23-24).
Henoc fue definitivamente apartado del canon tras el Concilio cristiano romano de Laodicea, en 364 d. M.
NOSOTROS CREEMOS QUE ES UN LIBRO INSPIRADO Y DEBE ESTAR DENTRO DEL TANAJ.

NOTA ACLARATORIA.
La version que existe en las redes de este Sefer esta adulterada y mal traducida en algunos pasuk, y estoy traabajando en su traducciion para quitar lo AÑADIDO y traducir bien lo mal traducido. A pesar de haber errores, hay mucha parte de verdad y pronto tendremos el libro junto a YASHER, Y JUBILEOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.