BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

15/9/17

LAS VIUDAS Y LOS HUERFANOS



“LAS VIUDAS Y LOS HUERFANOS”
Tras una breve investigación, llegué a los siguientes resultados. En Bereshit 38 aparece la palabra "viuda" por primera vez. La primera viuda (en hebreo: אַלְמָנָה) de la Biblia es Tamar, quien perdió a su esposo a causa de los pecados de este, tal como se describe a continuación.
«Y Yehudah tomó mujer para su primogénito Er, la cual se llamaba Tamar. Y Er, el primogénito de Yehudah, fue malo a los ojos de Yahweh, y lo mató el YAHWEH. Entonces Yehudah dijo a Onán: "Entra a la mujer de tu hermano, y haz parentesco con ella, y levanta simiente a tu hermano". Y sabiendo Onán que la simiente no había de ser suya, sucedía que cuando entraba a la mujer de su hermano corrompía en tierra, por no dar simiente a su hermano. Y desagradó en ojos de Yahweh lo que hacía, y lo mató también a él. Y Yehudah dijo a Tamar su nuera: "Estáte viuda en casa de tu padre, hasta que crezca Sela mi hijo". (Bereshit 38:6-11)
Debo recalcar que, desde un primer análisis de estas palabras, está claro que Tamar debe permanecer pasiva, debe quedarse en la casa de su padre tras la muerte de su esposo.
La palabra "viuda" aparece por segunda vez en la Torah. La viuda es una de las personas pobres que se encuentran junto con los huérfanos, como se menciona en Shemot 22:22-24:
Viuda
«A ninguna viuda ni huérfano afligiréis. Que si tú llegas a afligirle, y él a mí clamare, ciertamente oiré yo su clamor; y mi furor se encenderá, y os mataré a cuchillo, y vuestras mujeres serán viudas, y huérfanos vuestros hijos
Presta atención a este precepto. Quien torture a una viuda tendrá un destino similar al de la viuda.
Ahora veamos unos detalles más sobre las viudas:
 Los sacerdotes de Israel no pueden desposar a las viudas (Vayigrá 21:14). Si la hija del sacerdote enviuda, no puede volver a contraer matrimonio. Debe volver a la casa de su padre (Vayigrá 22:13). Cada tres años, debe sacar un diezmo, como se describe en:

«Al cabo de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás por dentro de tus puertas. Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, y el huérfano, y la viuda, que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que el YAHWEH tu Elohe te bendiga en toda obra de tus manos que hicieres».(Devarim 14:28-29)
Podemos hallar más preceptos sobre lo que se le debe entregar a los pobres y a las viudas que se encontraban entre ellos en Devarim 16:9-14; 24:17-21; 26:12-13.
En el libro Reyes figuran dos historias importantes con viudas. Ambas están relacionadas con un profeta importante. Hoy elegí traerles la historia de la viuda que Eliseo tuvo que ayudar, como se menciona en 2 Reyes 4:1-7
. «Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: "Tu siervo mi marido es muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Yahweh; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos". Y Eliseo le dijo: "¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa”. Y ella dijo: "Tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una botija de aceite". Y él le dijo: "Ve, y pide para ti vasos prestados de todos tus vecinos, vasos vacíos, no pocos. Entra luego, y cierra la puerta tras ti y tras tus hijos; y echa en todos los vasos, y en estando uno lleno, ponlo aparte". Y se partió la mujer de él, y cerró la puerta tras sí y tras sus hijos; y ellos le llegaban los vasos, y ella echaba del aceite. Y cuando los vasos fueron llenos, dijo a su hijo: "Tráeme aún otro vaso". Y él dijo: "No hay más vasos". Entonces cesó el aceite. Vino ella luego, y lo contó al varón de Elohe, el cual dijo: "Ve, y vende este aceite, y paga a tus acreedores; y tú y tus hijos vivid de lo que quedare".»
¿Qué podemos aprender de esta historia?
La viuda debe conseguir milagros en su vida para pagar sus deudas. Para mí, las personas que necesitan ayudarle somos nosotros, no un profeta. Es nuestra obligación y un compromiso ayudar a todo aquel que haya sufrido pérdidas en su vida, ¡esa es nuestra deuda!
“LO PRIMERO ES LO PRIMERO”
Debemos atender “primero a los de nuestra propia casa”, a nuestros hermanos en la fe, porque ayudar a los de fuera teniendo hermanos en la fe que padecen necesidad no es lógico ni altruista.
Se nos manda (a quien pueda hacerlo) y nunca obligado, a ayudar a hermanas Viudas y mayores que no reciban ninguna ayuda de parte de gobiernos o cuando dicha ayuda sea mínima y no alcance  A SOSTENER LAS COSAS NECESARIAS…OJO… cosas necesarias como son alimentos, medicinas, lugar donde residir y ropa para vestirse.
Hay infinidad de familias de hermanos, de viudas y de hijos sin padres por todo el mundo que no tienen ni lo mínimo, y estamos trabajando para ayudarles, dándole prioridad al que NO TIENE NADA sobre los que si reciben alguna ayuda, ya que poder cubrirlos a todos NOS ES IMPOSIBLE..
Atendemos a “los nuestros” ya que los de fuera son atendidos por sus líderes de una forma u otra y a nosotros solo se nos pide AYUDAR A NUESTROS NECESITADOS.
De todo esto ya se encargan “hermanos elegidos por el Ruaj HaKodesh
Hay países donde la presencia de “hermanos es muy pequeña” y es imposible poder ayudarlos debido a que no hay UN FONDO PARA HACERLO, nosotros NO TENEMOS DIEZMOS y por tanto nuestras viudas, huérfanos y enfermos” son ayudados por hermanos cercanos que tienen el desembolso para poder hacerlo. Cuando antiguamente había DIEZMOS, se usaba este dinero para ayudarlos, pero en nuestras Comunidades NO LO HAY debido a que no hay Templo donde llevarlos, ni sacerdotes levíticos a quien entregárselo.
Debemos tener comprensión de nuestras posibilidades y hacer lo que podamos, pero donde no llegamos YAHWEH LLEGA POR SU AMOR Y SU MISERICORDIA.
La ayuda a “los necesitados en Yisrael” no se basa  únicamente en ayuda económica, sino que debe ser UNA AYUDA FAMILIAR, DE INTERES PROFUNDO EN SUS VIDAS, de palabras de ánimo, de fortaleza, de llamarles, y a veces de cuidarles en ayuda física porque muchas hermanas viudas mayores están enfermas y otras muchas imposibilitadas físicamente.
He de recalcar que “nuestros necesitados” son benei yisrael, todos aquellos que OBEDECEN A YAHWEH y están en el Camino de la Restauración. (los demás del mundo dependen del mundo por causa de no haber querido aceptar a Yahweh y su Torah).
Estas palabras pueden parecer muy duras, pero Yahweh no quiere que SUS HIJOS padezcan por las negligencias de otros.
Muchos han venido pidiendo ayuda, incluso a veces exigiéndolas y no es licito, porque no son parte del pueblo de Yahweh,  nunca participan en nuestras festividades, en los grupos donde son añadidos, y solo aparecen  cuando las cosas le van mal, y esto tampoco lo hacemos porque no queremos alimentar a los desobedientes y carentes de interés en aprender.
Tampoco ayudamos por presiones y manipulaciones, sobretodo de aquellos que tienen lo necesario, pero que solo quieren vivir mejor..BUSCAMOS EL EQUILIBRIO y frente a “nuestros necesitados” que ni lo básico tienen, comprenderán que NO AYUDAMOS A LOS DEMAS ANTES QUE A ELLOS.
SOBRE LAS VIUDAD JOVENES
Honra a las viudas que en verdad son viudas; pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que aprendan {éstos} primero a mostrar piedad para con su propia familia y a recompensar a sus padres, porque esto es agradable delante de Dios. Pero la que en verdad es viuda y se ha quedado sola, tiene puesta su esperanza en Yahweh Elohe y continúa en súplicas y oraciones noche y día. Más la que se entrega a los placeres desenfrenados, {aun} viviendo, está muerta. Ordena también estas cosas, para que sean irreprochables. Pero si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo. Que la viuda sea puesta en la lista sólo si no es menor de sesenta años, {habiendo sido} la esposa de un solo marido, que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos, si ha mostrado hospitalidad a extraños, si ha lavado los pies de los santos, si ha ayudado a los afligidos {y} si se ha consagrado a toda buena obra. Pero rehúsa {poner en la lista} a viudas más jóvenes, porque cuando sienten deseos sensuales, contrarios a Mashiaj, se quieren casar, incurriendo {así} en condenación, por haber abandonado su promesa anterior. Y además, aprenden {a estar} ociosas, yendo de casa en casa; y no sólo ociosas, sino también charlatanas y entremetidas, hablando de cosas que no {son} dignas. Por tanto, quiero que las {viudas} más jóvenes se casen, que tengan hijos, que cuiden {su} casa {y} no den al adversario ocasión de reproche. Pues algunas ya se han apartado para seguir a ha satan. Si alguna creyente tiene viudas {en la familia}, que las mantenga, y que la Kajal no lleve la carga para que pueda ayudar a las que en verdad son viudas”.

LA VERDAD DUELE
DETERMINAMOS SEGÚN LA TORAH
A los católicos les decimos que ellos tienen CARITAS y muchas organizaciones que ayudan con comida y ropas y medicinas. Dirigirlos a ellos.
A los cristianos que en sus iglesias piden DIEZMOS y que ese diezmo deberían ser para sus necesitados y no para sus pastores. Dirigirlos a ellos.
A los yehudi no les decimos nada, porque ellos están conscientes de SUS NECESITADOS y entre ellos no existen pobres, todos se aúnan y todos se ayudan. FIEL EJEMPLO A SEGUIR POR TODOS.
Yahweh no se olvida de LOS SUYOS y tampoco de los del mundo porque El hace salir su sol sobre buenos y malos.
Al que pueda ayudar, que ayude, y al que no pueda, que siga haciendo tefilat para apoyarlos. Si no se puede económicamente que sea de cualquier otra forma.
Seguiremos haciendo lo que podamos, dentro de las posibilidades que tenemos.
Yahweh os guarde a cada uno de ustedes.

“Kajal Yisraelita de Yahshua Siló”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.