4/11/15

LA TORAH NOS DICE

La Torah nos afirma que "TODO lo que fue escrito en tiempos pasados, para nuestra halajá/enseñanza se escribió."
"¡RETORNAD, RETORNAD de vuestros malos caminos!  ¿Por qué habéis de MORIR, oh casa de Israel?"
Yahshua no murió en el madero romano  para abolir la TORAH,  amados míos,  de manera que nosotros  pudiéramos seguir pecando toda la vida como desean hacer algunos, sino para permitirnos que la pudiéramos volver a guardar fielmente  como antes,  y así poder  retornar de nuestros malos caminos  a los pactos y a las promesas, de los cuales por nuestra desobediencia nos hubiéramos mantenido permanentemente excluídos de no haber sido por Su sacrificio conciliatorio! 
"Pues antes vosotros andábais como ovejas DESCARRIADAS, pero ahora habéis RETORNADO al Pastor y Guardián de vuestras almas."  Kefá Alef  2:25
Yahshua no derramó Su sangre por nosotros ni se hizo Kojen Ha Gadol (Mediador Nuestro)  para que continuáramos en pecado toda nuestra vida,  amados míos.  El murió para que pudiéramos RETORNAR, y ser HIJOS ENGENDRADOS de Nuestro Abba Yahweh por medio de Yahshua y el Ruaj Kodesh estar morando en nosotros, en un corazón PURO,  ¡NO INICUO!
Su sacrificio BORRÓ todos nuestros pecados PASADOS y nos dejó nuestros corazones LIMPIOS y PUROS para servirle de morada adecuada y kodesh al Ruaj de Yahweh  y continuar en vidas de rectitud,  ¡pero Su sacrificio no borra todos los pecados nuevos que cometamos por capricho automáticamente y continuamente! ..........Eso nos mantendría los corazones CONTAMINADOS e IMPUROS de continuo. 
Tal enseñanza es de demonios, amados míos,  porque la Torah no enseña que Yahweh consienta a semejante cosa.  Yahweh nos requiere arrepentimiento TESHUVA.
Esos "nuevos pecados" que deberíamos de EVITAR COMETER durante nuestro proceso de CONVERSIÓN, sólo se borran si nos ARREPENTIMOS, y arrepentirse significa DEJAR DE PECAR...¡dar un giro de 180º a nuestras vidas y regresar al Camino de Vida que Yahweh nos tenía trazado!    No podemos seguir en una vida de pecado,  amados míos,  ¡porque esos pecados "nuevos" no están cubiertos por la preciosa sangre de Yahshua!................es así de sencillo:
"...Porque en SU TOLERANCIA,  Yahweh pasó por alto los pecados COMETIDOS ANTERIORMENTE." 
Ahí está la prueba en Romaniyim  3:25. Estamos dejando que la Palabra se interprete a sí misma.  Otros traductores vierten ese pasuk como "los pecados PASADOS", refiriéndose obviamente a los de ANTES de nuestro llamamiento y conversión a la Torah.  ¡Esos fueron los pecados que Yahshua "pasó por alto" ó  borró con Su sacrificio!   Y mantengan en mente que estamos probando con la propia Davar/Palabra, que Yahweh no permite la práctica del pecado dentro de Su definición kodesh para EL AHAVAH, como falsamente alegan tantos "llamados" engañados.
De manera que  Yahweh pasa por alto nuestros pecados PASADOS (gracias al sacrificio de Yahshua),  y pasa por alto nuestro castigo (que sería la SEGUNDA muerte o muerte ETERNA),  pero contrario a lo que alegan los RELIGIOSOS  que tienen esa abominable frase  "Yahweh no castiga porque EL ES AHAVAH"  a flor de labios,  El NO pasa por alto los pecados FUTUROS.  ¡El los toma muy en cuenta!  
Nuestro Abba Yahweh  ya nos demostró Su ahavah PRIMERO a nosotros "aún siendo pecadores", borrando nuestros PECADOS PASADOS para que quedáramos LIMPIOS.  Como ya leímos,  "en SU TOLERANCIA,  Yahweh pasó por alto los pecados COMETIDOS ANTERIORMENTE."   El hizo "borrón y cuenta nueva" con esos PECADOS PASADOS,   tal como se hacía antiguamente cuando se sacrificaban los animales diariamente,  y lo hizo de una vez y por todas mediante Yahshua,  a fin de que continuáramos en ARREPENTIMIENTO;  y ahora nos toca a nosotros demostrarle nuestro ahavah y agradecimiento,  ¡manteniéndonos limpios y puros como El nos ha dejado!  El Sheluj Kefá describe a quienes afirman todo lo contrario:
"Pero en ellos se ha cumplido la verdad de aquel dicho: «El perro vuelve a su vómito», y también lo de  «La puerca recién bañada vuelve a revolcarse en el lodo.»"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.