16/12/15

AFIANZANDO EL MATROMONIO

AFIANZANDO EL MATRIMONIO
¿A qué mujer no le gustaría un hombre que tenga como propósito amarla, respetarla, proveer para ella, cuidarla y darle honra?
Es debido a esto que en el pueblo yahudi, una mujer casada es sinónimo de bendición.
El problema entró cuando el hombre en la sociedad empezó a abusar de esa autoridad dada por Yahweh y todo se corrompió.
Todo creyente que va a formar una mishpaja/familia debe de saber que su esposa no será un juego y no es algo accesorio en su vida. En el momento en el que se casa adquiere responsabilidades de por vida delante de Yahweh y de los hombres. El deberá esforzarse por proveer a su ayuda idónea, hacerla feliz, amarla y ser varonilmente la cabeza de ese hogar con ahavah/amor y respeto.
En el sentido místico o espiritual, El Mashiaj es llamado “el esposo de la congregación” en muchos lugares. Esto es para acentuar que él es la cabeza espiritual y ética de todos sus talmidim/discípulos y para dar una idea del inmenso amor que tiene por nosotros al preocuparse de nuestras necesidades y nutrir nuestra alma con vida eterna a través de su sacrificio. Esta alusión espiritual sería imposible si dejara de ser cierto que el hombre es la cabeza del hogar, designado para cuidar de él y hacer feliz a su esposa e hijos.
Quisiera recordar del problema que pueden ocasionar las traducciones, en el caso de B´midbar que se ha traducido como Números cuando el verdadero nombre, es “En el desierto”.
El cambio del nombre por los traductores de la Torah ha distorsionado un poco el enfoque del libro, que nos enseña finalmente a vivir nuestra vida, ya que podemos comparar la permanencia del pueblo hebreo en desierto, a nuestro caminar en el mundo antes de entrar a la tierra prometida.
Esta porción de B´midbar, comienza con la seriedad de los votos o promesas que hacemos a YHWH. B´midbar/Núm 30: 2
Las promesas o votos a YHWH “Cuando alguno hiciere voto a YHWH, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca”. Cuando entendemos que Yahshua es la misma palabra de YHWH, la palabra por medio de la cual fueron creados los cielos y la tierra, que Yahshua es la Palabra de YHWH hecha en figura de hombre, que Él envió su palabra, a Yeahshua, entonces entendemos porque para YHWH cada palabra que sale de nuestra boca tiene un importante significado.
En el Sinai, el Abba/Padre Eterno habló a través de su boca, Yahshua, así que cada Mitzvah/mandamiento de la Torah es Mitzvah/mandamiento de Yahshua, ya que Él es la Torah viviente.
El día que yo entendí la importancia de los votos y promesas que podía haber pronunciado a la ligera y sus consecuencias, en verdad es que me horroricé, y si no has pensado en ello, medítalo, pues asusta pensar con cuanta facilidad hacemos votos a la ligera y cuantas personas como Yisrael en el desierto he oído decir, “TODO LO QUE YAHWEH HA DICHO ESO HARE”
El cristianismo creo que no debe ser consciente de este tema de los votos a la ligera, porque los pronuncian de continuo en sus “locales” palabras que muchas personas repiten sin pensar cuando se anima en las “iglesias” a repetir en general la aceptación de Yahshua como Adon y salvador de sus vidas, y es preocupante.
Se promete hacerlo Adon de sus vidas, pero siguen gobernando sus vidas bajo sus leyes y antojo o conveniencia o ¿“se sujetan a las leyes de Yahweh “Torah”? repiten “Yahweh es mi pastor”, pero siguen y obedecen a sus pastores terrenales, que cada vez los mantienen más alejados de Yahweh y su Torah
Y como dije antes, llama la atención en la Torah que este Mitzvah/mandamiento a cumplir los votos lo hace YHWH a través de Moshé pero el solo lo expresa a las cabezas de las tribus, hablando entonces de la importancia y la responsabilidad del liderazgo sobre los votos que sus ovejas hacen al Abba/Padre.
También hemos visto la mitzvá/ mandamiento que si una mujer hace un voto o promesa inapropiado delante de su esposo o su padre si es menor de edad, este deberá revocar el voto inmediatamente o se convertirá en culpable delante del padre si la esposa no lo cumpliere.
¿Que nos enseña el Mitzvah/mandamiento? Que todos estamos bajo autoridad y que las autoridades establecidas según el caso son responsables también por la enseñanza de la seriedad de nuestras palabras.
Desde aquí hago hoy un llamado a los “pastores” porque sobre ellos recae esta responsabilidad, si ellos no se han sujetado a la autoridad de Yahweh expresada por medio de su Torah, aquellos que entran bajo su autoridad están siendo conducidos a un precipicio que inician con promesas hechas a la ligera en las “iglesias”, así como a los padres de familia que tienen de acuerdo a la Torah la obligación de enseñar estos mandatos a sus hijos. En estos días, las promesas se han convertido en algo vano, carentes de importancia para quien las hace y quien las recibe.
Promesas populares como “te llamo” cuando ni tiene intención, o ayudaré a los necesitados y luego si te vi no me acuerdo, pero siempre me llamo la promesa de “orare”, ya sea por la otra persona, por algo concreto, nunca lo hicieron, pero queda bien, estas y otras son expresiones vacías que nos han llevado a pensar que de la misma manera podemos hablar al Creador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.