30/12/15

EL IDIOMA HEBREO

Es extensa la cantidad de evidencia histórica que dice que Yahshua y el pueblo yahudí que vivía en el Israel de Sus días hablaban hebreo como su lengua materna. Durante los últimos cien años, se ha llegado a un mejor entendimiento de fuentes literarias tales como el Mishna acerca de la situación lingüística del Israel antiguo. Adicionalmente, descubrimientos tales como las cartas de Bar-Kochba, monedas, inscripciones y los Rollos del Mar Muerto han traído a la luz lo que algunos eruditos no pudieron saber hace cien años referente a cómo era el difundido hebreo en el tiempo de Yahshua. Existe, sin embargo, tanta evidencia que simplemente no hay suficiente espacio para cubrirlo todo porque requeriría de algunos volúmenes. Mejor, veremos la información más relevante y pertinente referente al lenguaje en que Yahshua enseñó.
La discusión de este capítulo procederá como sigue:
Primero.
Rastrearemos el desarrollo del hebreo (Ivrim) desde el tiempo de los patriarcas hasta el tiempo de Yahshua y después de él. Veremos que el hebreo nunca murió, como ha sido tan mencionado, y que cuando los escritores del Berit Kjdasha (mal llamado Nuevo Testamento) dijeron hebreo, realmente quería decir hebreo y no arameo (aunque tambien se hablaba arameo y el mismo Yahshua tambien lo hablaba). Nuestra exploración revelará que mientras que había algunos portavoces en arameo en Israel en el tiempo de Yahshua, el hebreo era el lenguaje de los yahudí y el arameo era el lenguaje con el que conducían sus tratos con no judíos. Entonces también consideraremos el testimonio de algunas fuentes antiguas que consistentemente declaran que Yahshua habló y enseñó en hebreo, que los talmidim hablaron hebreo, y que el pueblo yahudí como un todo, habló hebreo.
Cuando hablamos acerca del hebreo, es de gran ayuda una breve historia del lenguaje para entender lo que significa. Justo como ahora, cuando hablamos acerca del inglés, no estamos hablando del inglés que fue hablado en los días de Chaucer o de Shakespeare, o aún del de hace cien años. Mientras que el último de los dos lo podemos entender, la mayoría de nosotros no puede entender el primero debido a los cambios radicales en el lenguaje, aún cuando este sea referido como inglés. Los voceros más dedicados del inglés, sin embargo, pueden imaginar lo que Shakespeare nos está diciendo, y a menos que profundicemos en lo que ellos quieran dar a entender, nosotros podríamos ser abandonados con un malentendido de lo que se ha querido decir.
El desarrollo del hebreo es, en muchas formas, similar al del inglés. En algún punto del segundo milenio antes de Yahshua, el hebreo de los patriarcas emergió de la familia del lenguaje semítico y vino a ser un lenguaje distinto. La forma más temprana del hebreo está referida como el Proto-hebreo, y el periodo en que fue hablado duró aproximadamente hasta el tiempo de los Jueces. Podemos ver trazas de esta vieja forma de lenguaje en el Canto de Moshé, Shemot (Exodo) 15, y posiblemente en el libro de Yob (Job). Desde aquí, podemos rastrear el hebreo hasta su siguiente etapa conocida como Hebreo Estándar Bíblico, que incluye la mayoría de los libros de la Escritura tales como Reyes, tehilim, YeshaYahu, Yejezqel y muchos otros. Es llamado Estándar por los eruditos del hebreo bíblico porque es lo que encontramos en lo que fue escrita la mayoría de las Escrituras del TANAJ (mal llamado Antiguo Testamento). Finalmente, los libros que fueron escritos después del retorno de la cautividad de Babilonia, Zacarías, Malaquías, Hageo, Esther, Nehemías, Esdras y Daniyel (excluyendo la mitad de Daniyel y Esdras que fueron escritos en arameo) todos ellos fueron escritos en los que los eruditos han llamado Hebreo Bíblico Tardío.
Mientras que en todas estas diferentes eras el lenguaje fue el hebreo (deletreo similar, vocabulario y detalles gramaticales), hay diferencias que existen entre ellos.
Tal vez el hallazgo más significativo de este periodo son los Rollos del Mar Muerto encontrados en una región lamada Qumran cerca del mar Muerto, al sureste de Yahrusalaim. Un grupo israelita que abandonaron Yahrusalaim por causa de las tradiciones de los rabinos, conocido como los Esenios habitaron en ese sitio desde aproximadamente el tercer siglo AM (antes de mashiaj) hasta justo previo a la destrucción del templo en 70 DM.
Descubiertos en los 40s y 50s, los Rollos del Mar Muerto contienen más de 800 documentos y fragmentos, la mayoría de los que estaban escritos en hebreo, algunos en arameo, Y CASI NINGUNO EN GRIEGO (Piedra 2000:11). Entre los hallazgos más notables de la región de Qumran se encuentra el rollo de cobre escrito en Hebreo Mishnaico que dio un inventario del tesoro del templo y dónde estuvo escondido antes de la destrucción del templo en el 70 DC. También, en las cavernas de Qumran se encontraron los libros de Ben Sira (en hebreo), Jubileos (en hebreo), y el Testamento de Neftalí (en hebreo), así como comentarios de libros de la Escritura. Además, un documento llamado Reglas de la Comunidad (Community Rule en el inglés en el original), que era el libro de ordenanzas para aquellos que vivían en la comunidad (vea Safrai 1991b)
Después de la destrucción de Yahrusalaim y del templo en 70 DM bajo el general romano Tito, el pueblo yahudí continuó viviendo en Israel aunque su cantidad disminuyó mucho. Desde 132-135 DM, el pueblo yahudí bajo Simon Bar Kochba, se rebeló en contra de los dictados de Roma que había prohibido la circuncisión. Aunque pelearon apasionadamente, los romanos los sobrepasaron y al final de la revuelta, todos los yahudí fueron expulsados de la ciudad de Yahrusalaim bajo la pena de muerte.
Fueron descubiertas cartas de correspondencia entre Bar Kochba y sus soldados en 1951 cerca del mar Muerto. Son hallazgos significativos porque fueron escritos tanto en hebreo como en arameo y griego. Hay ciertos coloquialismos encontrados en ellos que dirigen a la conclusión de que EL HEBREO NO ERA UN LENGUAJE MUERTO, ni era reservado sólo para las sinagogas.
Esto también se refleja en los documentos económicos y militares encontrados en el desierto de Judea… El uso disperso del hebreo de ese periodo se confirma por monedas acuñadas durante la revuelta. Todos los cincuenta y un tipos de monedas encontrados correspondientes a ese periodo tienen inscripciones en hebreo (Pileggi 1991).
Las cartas Bar Kochba son una pieza firme de evidencia demostrando que después del tiempo de Yahshua, el pueblo yahudí en Israel aún estaba hablando hebreo. Después de todo, si usted estuviera dirigiendo una revuelta contra el ejército más poderoso del mundo, ¿no quisiera dar sus órdenes en un lenguaje que sus subordinados pudieran entender? Y, desde luego, un malentendido en la guerra podría costar la vida de uno mismo. Así, encontrar correspondencia en hebreo confirma claramente que era un lenguaje hablado, no solo un lenguaje de religioso..

Que tngan un hermoso dia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.