18/2/16

LA ARROGANCIA

"LA ARROGANCIA DESTRUYE TU CAMINO"
No multipliquéis palabras de grandeza y altanería; Cesen las palabras arrogantes de vuestra boca; Porque el Elohe de todo saber es Yahweh, Y a EL toca el pesar las acciones. 1Samuel 2:3
Definición:
1. El diccionario de la Real Academia Española define la palabra arrogante como: Altanero, soberbio.
2. Defecto de la personalidad. El individuo arrogante siente un orgullo excesivo sobre su persona y exige un reconocimiento desmedido, creyéndose con derecho a tener privilegios que, en realidad, no tiene ni debería tener.
3. El arrogante espiritual es aquél que se siente superior (sin mancha de pecado) al resto.
4. Personalidad que se atribuye una importancia desmedida basada en su autoimagen. Por lo tanto, actúa en consonancia con esa imagen distorsionada de sí mismo y quiere ejercer derechos que se atribuye en base a dicha supuesta importancia.
5. Característica que presentan algunas personas y que refiere la altanería, soberbia y sentimiento de superioridad que hace que el individuo que la posee se sienta muy superior a los demás.
6. Personalidad del individuo que siempre tiende a exagerar su propia importancia con respecto al mundo que lo rodea.
7. Valentía o decisión que presenta una persona ante una determinada circunstancia. La arrogancia que demostró, aún ante el peligro, realmente fue admirable.
Mis amados en Yahshua Ha Mashiaj:
Las personas arrogantes tienen un solo propósito en mente, o bien piensan que son superiores a los demás o inferiores a ellos. Esta persona arrogante que te está intimidando se siente inferior a otra persona porque así es como funciona su mente. Esta arrogancia puede ser más nada que una manera de cubrir estos sentimientos de inferioridad que experimenta cuando trata con otra persona.
Por ejemplo, en una reunión o en cualquier otro ámbito, el arrogante será fácil de detectar porque será aquel que constantemente echará por la borda las opiniones y comentarios del resto de las personas, por supuesto, situándose el por encima de las mismas con sus propias opiniones y comentarios. Por esta razón es que casi siempre el arrogante resulta ser un individuo bastante impopular y desagradable. Para muchas personas les resulta muy desagradable tratar con este tipo de personalidades.
Por otra parte, es necesario diferenciar entre la arrogancia y la autoestima o la confianza en uno mismo. Tener una elevada autoestima o confiar en las capacidades personales de uno mismo no supone un defecto ni tiene connotación negativa; por el contrario, resulta saludable y beneficioso para la persona. La arrogancia es un exceso de dicho sentimiento.

¿Cómo actúa una persona arrogante ante Yahweh Elohe?
-Tengamos cuidado con actitudes que pueden resultar muy destructivas para nosotros y para aquellos que están a nuestro alrededor: "No te fíes de tus riquezas ni digas: "Con esto me basta". No dejes que tu deseo y tu fuerza te lleven a obrar según tus caprichos. No digas: "¿Quién podrá dominarme?", porque Yahweh da a cada uno su merecido.
-No digas: "Pequé, ¿y qué me sucedió?, porque Yahweh es paciente". No estés tan seguro del perdón, mientras cometes un pecado tras otro. No digas: "Su compasión es grande; él perdonará la multitud de mis pecados", porque "en él está la rajamim/misericordia, pero también la ira, y su indignación recae sobre los pecadores" (Eclesiástico 5:1-6).
Muchas veces nos volvemos arrogantes por el dinero, por la fama, por el poder que , por el concimiento que adquirimos, pero, cuidado pues, un corazón que está lleno no tiene espacio para Yahweh. Toda vida fundamentada en el dinero, en las posesiones, en la fama, en el adquirir conocimiento para definirse asi mismo el mas sabio, termina siendo vacía. Esos no pueden ser los valores fundamentales de alguien que quiera ser verdaderamente feliz. Todos necesitamos recursos para salir adelante pero ellos no pueden ser lo fundamental en la vida. Hay que tener las posesiones y no dejar que estas nos tengan a nosotros. Hay que adquirir conocimiento pero hay que ponerlo por OBRA. Es necesario comprender que somos mucho más que lo que brilla, pesa y es útil. Tenemos que aprender a trascender y a descubrir el verdadero valor de las personas y de la vida. La arrogancia, el creernos más que los demás lo único que demuestra es que estamos vacíos por dentro y no hemos entendido el verdadero sentido de la vida.
Tampoco podemos dejar que nuestros deseos y nuestros caprichos nos dominen. Es necesario actuar de manera inteligente, sabiendo el porqué y la dirección de cada una de ellas. Somos disciplinados, dueños de nuestras decisiones y capaces de controlar todas nuestras fuerzas interiores. Nuestras acciones tienen que ser intencionadas, y tenemos que tener claro cuál es esa intención. Ser una veleta que se mueve para cualquier parte según los vientos de nuestras emociones solo nos lleva a ser inestables y a no ser confiables.

El cinismo religioso (arrogante spiritual) que es muy comun, es una actitud de manipulación. Los cínicos religiosos dicen: "Si soy creyente puedo hacer lo que sea que Yahweh siempre me protegerá", creyendo que Yahweh nos sobreprotege y nos evita asumir las consecuencias de nuestros actos. También pretenden hacer del perdón la justificación perfecta para hacer cualquier acción mala o negativa. No importa lo malo que haga, al fin y al cabo Yahweh me perdona. Olvidando que el perdón siempre exige un arrepentimiento verdadero y el deseo de no volver a hacer lo malo. A Yahweh no lo puedo manipular, Él escapa a todas nuestras fuerzas y conceptos. Él es libérrimo y siempre está más allá de nuestras comprensiones. Tenemos que aprender a amarlo en libertad y responsabilidad. Sabiendo que Yahweh no va a quitarnos nuestra responsabilidad histórica ni mucho menos nos va a tratar como "mocosos" que no pueden responder por sus actos. Sabemos bien que lo que el Eclesiástico entiende como ira y castigo de Yahweh son las consecuencias que tenemos que asumir por nuestros actos.
Los creyentes en Yahshua tenemos que ser humanos capaces de vivir desde la generosidad y la entrega, teniendo claro que somos dueños de nuestros actos y que tenemos que responder por ellos. No podemos vivir como inmaduros espirituales que pretenden que Yahweh resuelva todo, olvidando todas las capacidades y talentos que nos ha dado.Por otra parte, para muchos es muy fácil caer en el pecado de arrogancia espiritual cuando la persona cree que ha llegado al "tope" o pináculo del conocimiento espiritual, y comienza a ver a los demás como si fueran inferiores, o como aquellos que saben menos, o a verse a sí mismo como "padre" o "líder" y aún como "infalible", que siempre escuchan la voz de Yahweh y nunca se equivocan. Cuando una persona es arrogante espiritualmente hablando, está, en otras palabras, cavando un hoyo profundo delante de sí mismo pues, característico es, que se siente superior (sin mancha de pecado) al resto olvidando o desoyendo el ejemplo de YAHSHUA HA MASHIAJ, "el cual, existiendo en forma espiritual (naturaleza divina), él no consideró la usurpacion de ser igual a Elohe (en esa naturaleza), sino que se despojó a sí mismo (abandonó su forma espiritual), tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz" (Fil. 2:6-8). Yahshua se humilló a sí mismo, muriendo para salvar a los pecadores. Como pecadores salvados solo por Su gracia (por su acto de entrega generoso salvifico), debiésemos reconocer humildemente esta verdad y darle a él la Gloria que merece por su entrega y no como aquellos arrogantes que señala en el tehilim/salmo 17. "Envueltos están con su grosura; Con su boca hablan arrogantemente". Tehilim/Salmos 17:10

No nos engañemos, la palabra de YAHWEH dice que a todos los Altivos los abatirá Elohe. En estos días, se escucha insistentemente que las ovejas se están cansando de la actitud de algunos líderes que están dando lugar a la Arrogancia espiritual tanto en sus casas, como en sus kehilaj y enseñanzas. Esto, además de no ser correcto, es una gran piedra de tropiezo no sólo para el crecimiento de la kehilaj, sino para la predicación de la Besorat/Buena Nueva a todos aquellos que aún no han escuchado hablar de Yahshua (y en el mundo hay muchos que aun no han tenido esta oportunidad). Al respect dice la Kitbé HaKodesh/ Sagrada Escritura en YirmeYah/Jeremías 48:29: "Hemos oído la soberbia de Moab, que es muy soberbio, arrogante, orgulloso, altivo y altanero de corazón".
Mi amado aji y ajot:
Si tu haz dado lugar a la arrogancia espiritual, es necesario que recapacites en esta actitud contraria a las enseñanzas que Yahweh nos ha dado. Yahweh ha puesto delante de ti la berajot/bendición por tu arrepentimiento y obediencia a Su palabra, o la maldición por exaltarte a ti mismo creyéndote superior: Escoge a quién haz de Servir, pues no podemos servir a dos ADONES. Y detrás de la Arrogancia Espiritual está ha satan. Simplemente es uno más de sus disfraces. Y si Yahweh no perdonó a ha satan su arrogancia, y a Yob le habló duramente por lo mismo, ¿tendrá de ti rajamim/misericordia? Sí consideras que eres una persona arrogante y te arrepientes, estarás caminando para "contemplar" la luz del rostro de Yahshua, te convertirás como dice Yob 4:17 en hombre o mujer justo ante Yahweh: "¿Será el hombre más justo que Yahweh? ¿Será el varón más limpio que el que lo hizo?" Yob 4:17. Para tal efecto, debemos acatar la enseñanza que se nos da Shaul en Romanos "Porque no quiero, ajim/hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos". Romanos 11:25. Y también lo que nos enseña Yahweh en Samuel "Porque tú salvas al pueblo afligido, Mas tus ojos están sobre los Altivos para abatirlos". 2 Samuel 22:28.
Como podemos ver, la cosa es simple, o elegimos el camino de la arrogancia o acatamos los dictados de Yahweh para nuestra vida, QUE ES GUARDAR FIELMENTE SU TORAH. El primero te conducirá irremedablemente a la Muerte Espiritual y el Segundo, a vivir desde la la promesa de la Vida Eterna. La elección es tuya. Ahora, si no crees en La palabra de Yahweh o ves a un Elohe distante, que tu tefilat/oración, por muy breve que esta sea, pide que SE TE AUMENTE TU EMEUNAJ/FE .

-La palabra Altivo es definida como: Orgulloso, soberbio. Entonces, la altivez de espíritu se da cuando una persona da lugar a la arrogancia espiritual, y es el preludio a la caída. Yahweh nos dice en mishlé/proverbios y en Yob lo siguiente: "Abominación es a Yahweh todo Altivo de corazón; Ciertamente no quedará impune". Mishlé/Proverbios 16:5. "Derrama el ardor de tu ira; Mira a todo Altivo, y abátelo". Yob 40:11
Yahweh abomina los ojos altivos, y no perdonará al corazón que se exalta a sí mismo, pues esto va en contra del conocimiento de Elohe vivo. Además es un horrible testimonio para los humildes de espíritu que acuden a la kehilaj buscando sinceramente a Yahweh. Toparse con una persona altiva dentro de la kehilaj, es lo que ciertamente, nadie se esperaría, y sin embargo cada vez son más frecuentes los siervos líderes que se exaltan a sí mismos pero, la palabra es clara para con ellos: "El Altivo de ánimo suscita contiendas; Mas el que confía en Yahweh prosperará". Mishle/Proverbios 28:25
Shalom a sus vidas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.