1/2/16

Una vida de sufrimiento.

"Una vida de sufrimiento y de Ubrajot"
Iyov/Yob 1:6-12
"Un día los hijos de ha'Elohe se presentaron delante de YHWH, y el Satán vino
junto con ellos. YHWH le dijo al Satán: “¿Dónde has estado?” El Satán le respondió a YHWH: “He estado volteando por toda la tierra”. YHWH le dijo al Satán: “¿Has notado a mi servidor Iyov? No hay nadie como él sobre la tierra, ¡un hombre intachable y recto que respeta a Elohe y se aparta del mal!” El Satán le respondió a YHWH: “¿No tiene Iyov una buena razón para servirle a Elohe? Porque tú lo has cercado alrededor, a él y a su familia y todo lo que tiene. Has bendecido sus esfuerzos de modo que sus propiedades se esparcen por el país. Pero ponle la mano a todo lo que tiene y ciertamente te blasfemará en la cara”. YHWH le respondió al Satán: “Mira, todo lo que él tiene está en tu poder; solamente no le pongas una mano a él (su vida no la toques)”. El Satán salió de la presencia de YHWH."

Amados ajim:
¿ Por qué sufren los justos? El tema del sufrimiento y sus causas en predominante en este libro, éste llena un fin más amplio: Es demostrar que la certeza de la FE no depende de las circunstancias externas ni tampoco de las explicaciones conjetúrales, sino del encuentro de la fe con un Elohe Soberano y justo.
Iyov es descrito en la Escritura como un hombre de fe, intachable, recto, temeroso de Yahweh y apartado del mal; pero llama la atención dos expresiones:
1ª-“no hay ninguno como él sobre la tierra” y como Yahweh no miente esto es la verdad.
2ª- “pero no extiendas tu mano sobre él” y también basado en lo anterior tenemos que decir, que la elección incondicional y la perseverancia de los kadoshim es irrefutable.
Iyov es victima de una cadena de desdichas que lo dejan bruscamente sin hijos y sin hacienda, enfermo y reducido a una condición miserable. que tiene Iyov que decir de esa condición:
Iyov 1:20-22
"Entonces Iyov se levantó, desgarró sus ropas, se cortó el cabello, y se tiró al suelo
y adoró. Dijo: “Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá; YHWH dio y YHWH quitó; bendito sea el nombre de YHWH”. Por todo eso Iyov no pecó ni le hizo reproche a Elohe.
La Escritura tiene razón como siempre, si la Escritura dice que Iyov no pecó ni culpo a Yahweh Elohe.
¿Si la Davar de Yahweh dice que Iyov no pecó ni culpo a Elohe, que importancia pueden tener los “maestros de la fe” que dicen lo contrario? A pesar de todas las desgracias, él confía en Yahweh y lo bendice y no deja que sus labios pequen contra Yahweh, y aun le sale al paso a la esposa preguntándole:
Iyov 2:9-10
"Su esposa le dijo: “¡Todavía mantienes tu integridad! ¡Blasfema a Elohe y
muérete!” Pero él le dijo: “¡Hablas como hablaría cualquier mujer desvergonzada! ¿Vamos a aceptar solamente lo bueno de ha'Elohe y no vamos a aceptar lo malo?” Por todo eso, Iyov no dijo nada pecaminoso."
Otra vez aquí los “maestros de la fe” la emprenden contra Iyov, no sólo sus ‘chaverim/amigos’ pero todos se olvidan de algo, la Escritura dice de nuevo. En todo esto Iyov no pecó con sus labios. Iyov no podía pecar con sus labios porque tenía razón.
Aparecen en la escena sus ‘ tres chaverim, Elifaz Temanita, Bildad Suhita y Zofar Mananita, que se pusieron de acuerdo para ir juntos a condolerse y a consolarlo, pero amigos como estos Iyov no necesita enemigos. Allí cada uno acusó no consoló a Iyov de haber pecado. Y después aparece otro ‘chaver’ Eliú hijo de Baraquel, el Buzita, El toma la palabra para reprender con ironía a Iyov y a sus ‘chaverim’ con un largo discurso que comienza en el capítulo 32 y termina en el 37. Pero después de su largo discurso comienza a hablar Yahweh Elohe. Con preguntas para convencer a Iyov de su ignorancia, lo que humilla a Iyov en su discurso y lo lleva a arrepentirse de sus apasionadas expresiones acerca de los tratos providenciales con él, hace esto invitando a Iyov a que compare el ser de Elohe desde la eternidad hasta la eternidad con su propio tiempo.
Iyov 19:21-27
"¡Compadézcanse de mí! ¡Compadézcanse de mí; ustedes son mis chaverim! Porque
la mano de Elohe me ha golpeado. ¿Por qué me persiguen ustedes como lo hace Elohe, perjudicándome insaciablemente? ¡Oh, si se escribieran mis palabras¡ ¡Oh, si se registraran en un libro! ¡Si se grabaran para siempre en una roca con un cincel de hierro y con plomo! Pero yo sé que mi Vindicador vive, y al final testificará sobre la tierra—esto, después que hayan deshecho mi piel. Pero aún en mi carne he de ver a
Elohe, yo mismo, no otro, lo contemplaré; lo veré con mis propios ojos: Mi corazón se consume dentro de mí."
¡Mi corazón se consume dentro de mí.!
Iyov le responde la segunda vez al Bildad. Desesperado por falta de justicia, Iyiv anhela que su caso sea descrito en un libro, más adelante, comprende que la escritura ordinaria es perecedera, desea que se escriba con cincel de hierro y con plomo o sobre una piedra.....
Enseguida pasamos al pasuk más famoso de este libro. Iyov creía en un Elohe vivo que reivindicaría su caso aun después de su muerte. La última parte del pasuk 27 es una exclamación que podría expresarse de esta manera “ Estoy abrumado ante la idea”. Es una expresión de esperanza señala el momento decisivo en la actitud de Iyov. El ha contemplado sus sufrimientos desde la perspectiva de una futura reivindicación de su caso.
Iyov 40:1-5,15-24
"YHWH le dijo en respuesta a Iyov: ¿Se quejará contra Shaday uno que debería ser disciplinado? El que argumenta con Elohe debe responder. Iyov le respondió a YHWH: Mira, yo soy insignificante; ¿qué te puedo responder? Me pongo la mano sobre la boca. Una vez hablé y no volveré a responder; dos veces, pero no continuaré.
Manifestaciones del poder de YHWH"
Considera ahora al Behemot, al cual yo hice así como a ti; come hierba como el
buey. Su fuerza está en sus lomos; su poder está en los músculos de su vientre.
Pone su cola tensa como un cedro, y los nervios de sus muslos están entretejidos.
Sus huesos son como tubos de bronce, su osamenta como barras de hierro. Es una obra maestra de Elohe; sólo su Hacedor puede sacar la espada contra
él. Los montes producen hierba para él, donde retozan todas las bestias del campo.
Se recuesta debajo de los lotos, en lo oculto de los juncos del pantano. Los lotos lo cubren con su sombra; lo rodean los sauces del arroyo. Él puede aguantar el río cuando crece; está confiado de que el Yardén fluirá a su mandato. ¿Pueden atraparlo por sus ojos? ¿Le pueden perforar la nariz con ganchos?
.-.-.-.-...-.-...-.-.-.-.-.
REFLEXION
Estoy seguro que hay más lecciones que podemos aprender de la experiencia de Job, la vida de este patriarca la podemos observar de muchas maneras, por tal razón no intento exponer aquí todas y cada una de las lecciones de la experiencia de Iyov.
Comenzamos con una de las primeras lecciones que nos dejó este patriarca, que es muy criticada por los “maestros de la fe” y es cuando Iyov dijo: “Yahweh dio y el Yahweh quitó” Iyov tenía razón, aunque fue ha satan el autor de todas las experiencias negativas de la vida de Iyov, pero recordemos algo, Yahweh tuvo una parte en esa situación, cuando le permitió a ha satan quitarle “ todo pero no tocar su vida” y eso fue exactamente lo que hizo ha satan. Lutero dijo: Yahweh estaba probando no sólo la fe de Iyov sino su paciencia frente a la adversidad.
La respuesta de los “chaverim” de Iyov se repite constantemente; la desgracia de Iyov, es a causa del castigo por el pecado, No tienen dudas que él ha cometido un grave pecado, porque Yahweh lo está castigando con tantos males; únicamente si Iyov se arrepiente volverá a gozar de las bendiciones de Elohe. De igual manera piensan algunos hoy día cuando algunos de nosotros estamos pasando por grandes pruebas, enfermedades y dificultades extremas, eso es lo que piensan, sobre todo, los titulados “maestros de la fe”.
Pero este argumento no satisface a Iyov; él sabe que no es culpable, y pone toda su confianza en Yahweh Elohe, y está confiado en El y sabe que Yahweh mismo es testigo de su inocencia y que lo justifique y que al fin le revele por qué sufren los creyentes.
Después de concluidas esta serie de discursos interviene el joven Eliu, que lo hace para reprochar la osadía de Iyov y lo inadecuado de las respuestas de los chaverim de Iyov. Este personaje tiene un tono altanero, pero sus palabras invitan a la reflexión. Porque él exalta la justicia, la sabiduría, la santidad, la soberanía y grandeza de Elohe, y además pone énfasis en el valor pedagógico del dolor humano; ya que Yahweh Elohe puede llevar al pecador a la conversión y a la salvación.
El último discurso pertenece a Yahweh, que habla con Iyov desde un torbellino. Elohe rompe el silencio que ha mantenido. Mientras que Iyov se había quejado a menudo, pero, sorprendentemente, las palabras de Yahweh no hace referencia a los padecimientos de Iyiv, sino que son una afirmación de su grandeza, de su poder, de su sabiduría y de su gobierno universal. Iyov, tocado en su conciencia, confiesa su ignorancia, ese es; el gran secreto de la victoria sobre la adversidad, Aborreciéndose a sí mismo y arrepentido “en polvo y ceniza”; hace su tremenda declaración, que invalida todos sus sufrimientos y se levanta en la fe para exclamar “He sabido de ti sólo de oídas, pero ahora mis ojos te ven”. Mantiene su confianza en Yahweh, aun cuando no haya logrado descifrar el misterio de los sufrimientos y infelicidad del inocente. (cuantos de nosotros nos sentimos identificados con él)
Yahweh Elohe reprende a los chaverim, alaba la fidelidad de Iyov, y le devuelve con creces lo que había perdido, de familia, de hacienda y amistades cuando Iyov hizo tefilat por sus chaverim, los mismos que le acusaron, y Yahweh aumentó al doble todo lo que Iyov había poseído
Es muy evidente que este libro no pretende establecer una teoría general acerca del sufrimiento humano, ni mucho menos, una particular opinión en torno a la infelicidad que también son objeto de quienes aman a Yahweh Elohe y actúan con rectitud y pasan por estas experiencias.
Tengamos siempre presente las palabras de Shaul....nada nos separará de ahavah de Yahweh que esta en Yahshua Ha Mashiaj-

Sean todos ustedes llenos de ubrajot y ahavah del Abba kadosh.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.