1/2/16

REFLEXION DEL SIERVO

“Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo” MattiYah/Mateo 20: 26, 27
AMADOS EN YAHSHUA:
Muchos de nosotros creemos que somos buenos servidores, pero ¿Será que realmente lo somos?. Yo puedo decir que soy buen vecino, que soy buen trabajador, que soy buen esposo y un buen talmid de Yahshua, ¿Pero será realmente cierto?, para eso tendrían que preguntarle a mis vecinos, a mi jefe, a mi esposa y a mi roeh o moreh y ellos hablarían la realidad.
En el servicio hay ciertos rasgos para denotar si alguien es realmente un buen servidor o no lo es. Muchos buscan posiciones altas en las kehilaj para ser vistos y admirados por todos, otros se lo trazan como meta, pero al llegar a ostentar dichos puestos comienzan a querer mandar a todos a realizar el trabajo que el mismo tendría que hacer.
Amado aji/hermano, un verdadero servidor es aquel que sirve a todos, aun cuando los demás tenga una posición “mas baja” en la kehilaj. Hablo de posiciones ya que lastimosamente nosotros catalogamos los privilegios como importantes y no tan importantes, como que no tendría que ser así, puesto que privilegio es privilegio y es Yahweh Elohe quien te lo designa, pero como nosotros tendemos a categorizar los privilegios me referir a un cargo mas avanzado como un privilegio “importante”.
Un líder (que es siempre el servidor de todos), Yahshua lo dijo claramente: “el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor”. Aquellos que tienen los cargos “mas importantes” en las kehilaj son los que tendrían que servir mas y mejor, pero lastimosamente no es así.
Hoy en día estamos llenos de kehilaj en donde sus lideres no hacen mas nada que estar sentados esperando que lo demás hagan las cosas, ese no es modelo Escritural de un servido, Shaul le decía Timoteo: “se ejemplo a los creyentes” (Timotio Alef/1 Timoteo 4:12), además Yahshua mismo fue ejemplo de que vino a servir y no ha ser servido, lo podemos ver en el episodio en donde lava los pies de sus talmidim (Yonahan/Juan 13: 1-7).
¿Por qué las kehilaj no crecen?,
Porque los servidores que hay no quieren ser siervos de otros. Todos esperan a que alguien les sirva, pero no quieren servir, otros lastimosamente esperan que los líderes den el ejemplo de servicio para que ellos lo hagan, pero tampoco es el modelo, puesto que si esperamos a que alguien sirva primero para luego nosotros también servir, estaremos mucho tiempo si llevar acabo aquello que Yahweh y Yahshua nos encomendaron.
Las Kehilaj crecerian si cada uno de los que las conforman se viera como un siervo de su prójimo, si cada uno entendiera el rol que Yahweh quiere que cumplamos las cosas serian mas fáciles.
Ajim/Hermanos servidores, lideres, roeh, moreh, pastores (los que cuidan del rebaño) traten bien a sus gentes, velen por su bienestar, sírvanles, ayúdenles en todo lo que puedan, pues esas son las funciones de un verdadero servidor o de un verdadero líder, el líder siempre tiene la iniciativa, líder es aquel que dicta que hacer, pero también lo hace, es aquel que en lugar de decir “vayan”, dice “vamos”, es aquel que en lugar de decir “hagan”, dice “hagamos”.
Es momento de tocar tierra y darnos cuenta que si realmente queremos ser buenos servidores, buenos lideres, buenos roeh, buenos moreh, pastores, entonces tenemos que servir y no solo ser servidos.
El verdadero líder esta dispuesto a sudar la camisa y no solo a sudar la lengua.
Hay tambien quien no otorga honor, ni respeto, ni dignidad al roeh que esta dedicado a servir las 24 horas, y lo hace exigiendole, pidiendole y aun sabiendo que esta trabajando arduamente, ni se preocupa por el, ni lo cuida ni le ayuda a sostenerse...Solo es usado el roeh para que sea servidor pero para servir hay tambien que apoyarlo y sostenerlo porque el no puede estar dando todo por todos mientras los demas solo viven para recibir.

Que tengan un hermoso yom.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.