5/5/16

PARASHÁ DEL SEFER DE GALATAYIM

Yom 24 del 2º Jodesh/Mes "Yom 37 de Omer"
Parashá del Sefer de Shaul a los Galatayim:
"Porque vosotros, ajim, a albedrio fuisteis llamados; solamente que no uséis el abedrio como ocasión para la carne, sino servíos por ahavah los unos a los otros. Porque toda la Torah en esta sola palabra se cumple: Tendras ahavah a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros. Digo, pues: Andad en el Ruaj, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Ruaj, y el del Ruaj es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis. Pero si sois guiados por el Ruaj, no estáis bajo la ley de la carne. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Yahweh. Mas el fruto del Ruaj es ahavah, simja, shalom, paciencia, benignidad, bondad, emunah, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Mashiaj han clavado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Ruaj, andemos también por el Ruaj. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros" (Sefer de Gálatayim 5:13-26).
Amados mios:
En contexto histórico, en los pasuk señalados anteriormente, Shaul se dirigía a la kehilaj en Galacia. Sin embargo, la misma sefer, también se dirige a la kehilaj actual. En la primera parte, Shaul dice: “a libre albedrio fuisteis llamados; solamente que no uséis el ibre albedrio como ocasión para la carne”.
Según el ivrim/hebreo, la palabra “albedrio”(וויל ) es la “facultad que tiene el ser humano de obrar o no obrar según su inteligencia y antojo”. Sin embargo, si analizamos éste concepto a través de la Davar, observaremos que no obramos según nuestra inteligencia y antojo, sino sujetos a la inteligencia y el mandato divino. La Davar, dice que somos guiados por el Ruaj, sí somos benei de Elohe. “Porque todos los que son guiados por el Ruaj Kadoshim, éstos son benei de Elohe” (Romaniyim 8:14). Por consiguiente, como benei, debemos ser obedientes a su Davar.
Yahweh Elohe estableció en las Kitbé HaKodesh, la forma en la que debe conducirse todo creyente. Porque "con Mashiaj estoy juntamente clavado, y ya no vivo yo, mas vive Mashiaj en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la emunah del Ben de Elohe, el cual me tuvo ahavah y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatayim 2:20). Pues, ¿Cuáles deberían ser nuestros frutos como creyentes? Ahavah, simja, shalom, paciencia, benignidad, bondad, emunah, mansedumbre, templanza, ya que contra tales cosas no hay ley.
Amados ajim, ajotis y chaverim:
Es difícil y requiere mucho esfuerzo personal en estos tiempos conducirnos como lo establece la Davar, pero con Yahshua Ha Mashiaj todo se puede. Porque el deseo de la carne (inclinacion al mal) es contra el Ruaj, y el del Ruaj es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis” (Gálatayim 5:17). Que quiere decir, que si somos guiados por el Ruaj de Kadusha no podemos hacer lo que queremos, sino lo que el Ruaj quiere que hagamos. Pero, por lo contrario, si satisfacemos (damos rienda suelta a nuestra inclinacion del mal) los deseos de la carne, contristamos al Ruaj HaKodesh de Elohe. Y ¿Qué es contristar? Pues, entristecer. Entristecemos al Ruaj, con el cual fuimos sellados para el yom de la redención. “Y no contristéis al Ruaj HaKOdesh de Elohe, con el cual fuisteis sellados para el yom de la redención” (Efesiyim 4:30).
No debemos contristarnos porque él Poder de Yahweh y de Yahshua también es nuestro consolador, ayudador y nos dá halaja de todas las cosas. “Mas el Ayudante, el Ruaj HaKodesh, a quien el Abba enviará en mi nombre, él os dará halaja de todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho” (Yonahan 14:26). Digo, pues: Andad en el Ruaj de Kadushá, y no satisfagáis los deseos de la carne” (Gálatayim 5:16).
“Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el maljut de Elohe” (Gálatayim 5:19-210. Si nos amonestan, diciendo “que los que practican tales cosas NO heredarán el maljut de Yahweh". Entonces, ¿Cómo es posible que siendo creyentes todavía practiquemos tales cosas?
Amados mios, esto es una lucha continua, una lucha extrema entre la inclinacion del mal (los frutos de la carne) y lo que verdaderamente somos, benei de Yahweh, benei espirituales, hechos a la imagen perfecta de nuestro Creador y conocer esta lucha nos dara las fuerzas para poder yom a yom ir combatiendolas, es un proceso lento, arduo, y muy duro, pero necesario para poder vencer, crecer y alcanzar algun yom LA ESTATURA PERFECTA DE NUESTRO MASHAJ YAHSHUA.
“Pues no nos ha llamado Yahweh a inmundicia, sino a una vida de kadushá” (Tesaloniyim Alet 4:7). “Por lo cual, desechando (luchando) contra toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas. Pero sed hacedores de la Davar, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (Yacobo 1:21-22).
Ajim mios, Yahweh nos hizo libres del pecado (al darnos la victoria en el Ruaj), a traves de Yahshua. “Más ahora que habéis sido libertados del pecado (conocemos como luchar contra el) y hechos siervos de Elohe, tenéis por vuestro fruto la kadusha, y como fin, la vida eterna” (Romaniyim 6:22). “Obteniendo el fin de vuestra emunah, que es la salvación de vuestras almas” (Kefa Alef 1:9).
Mis amados, habrá veces que en esta lucha caigais heridos, pero eso tambien es parte del proceso, se ganan y se pierden batallas, pero nosotros sabemos, que LA GUERRA esta ganada, y que solo estamos aqui para asirnos de esa victoria en un proceso de cambios, de luchas y de aflicciones, pero que sabemos que son necesarias para acentuar en nosotros ese Poder de kadusha que hemos recibido de Yahweh.
No rechacemos las halajas, porque ella nos ayudaran yom a yom a ser mejores y poder asi recibir LA CORONA DE LA JAYIM.
Vosotros sois especial tesoro, pueblo kadosh, nacion elegida desde la fundacion del Olam.
Sed fuertes, sed fieles imitadores en todo aquellos hayais ya alcanzado, y aprended a retener lo que ya habeis alcanzado, porque tarde o temprano, se cumplira la Voluntad del Eterno en nosotros.
Rogad por la shalom de Yahrusalaim, por los que sufren a diario las injusticias de este Olam (mundo) y nunca desistais de hacer el bien y de teneros ahavah (amor) los unos por los otros, caminando en honestidad, porque lo verdaderamente importante no es que el mundo te reconozca a ti, sino que tu seas reconocido por el Eterno porque has puesto tu mira ARRIBA donde verdaderamente vienen todas las berajot.
No tengas prejuicios, porque el que prejuicia es incostante y es facil de aventar, por eso, tu apropiate de aquello a lo cual fuistes llamado y ruego para que cada yom, cada momento, recibas halaja (enseñanza) y esta sirva para hacerte mas fuerte en tu lucha.
Recuerda amado aji, amada ajot, que tu ERES MAS QUE VENCEDOR por medio de Aquel que murio y Resucito para darte Vida Eterna.
Yhemaelh Zeev.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todah rabah por su comentario.