BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

26/3/13

DISTINTAS CLASES DE AYUNO EN LA ESCRITURA

APRENDIENDO TORAH
DISTINTAS CLASES DE AYUNO EN LA ESCRITURA

(i) Estaba el ayuno que se relacionaba con el luto.
Entre la muerte y el entierro de un ser querido, los que estaban de duelo se tenían que abstener de carne y de vino.

(ii) Estaba el ayuno que se hacía para expiar un pecado.
Se decía, por ejemplo, que Rubén ayunó siete días por su responsabilidad en la venta de José: «No bebió vino ni ninguna otra bebida alcohólica; no probó la carne ni ninguna otra cosa apetitosa» (Testamento de Rubén 1:10). Por la misma razón, «Simeón afligió su alma con ayuno durante dos días, porque había odiado a José» (Testimonio de Simeón 3:4). Por arrepentimiento por su pecado con Tamar, se decía que Judá, en su ancianidad, «no tomaba ni vino ni carne, ni se permitía ningún placer» (Testamento de Judá 15:4). Hay que decir que el pensamiento judío no le veía ningún valor al ayuno si no iba acompañado del arrepentimiento. El ayuno era la expresión externa de una aflicción interna. El autor del Eclesiástico (31:30) dice:« El que ayuna para librarse de sus pecados, y va y hace las mismas cosas otra vez, ¿quién tomará en serio su oración, y de qué le servirá el humillarse?»

(iii) En muchos casos el ayuno era un acto de penitencia nacional.
Así ayunó la nación entera después del desastre de la guerra civil con la tribu de Benjamín: Entonces subieron todos los hijos de Israel, todo el pueblo, y fueron a la casa de Elohim. Lloraron, se sentaron allí en presencia de Yhwh, ayunaron aquel día hasta la noche y ofrecieron holocaustos y ofrendas de paz delante de Yahweh. (Jueces 20:26). Samuel hizo que el pueblo ayunara porque se habían extraviado tras Baal: Los israelitas se reunieron en Mispá, y allí sacaron agua y la derramaron como ofrenda al Padre. Aquel día ayunaron y reconocieron públicamente que habían pecado contra Abba Yahweh.

Allí, en Mispá, Samuel se convirtió en caudillo de los israelitas. (1 Samuel 7:6). Nehemías hizo que el pueblo ayunara confesando sus pecados: El día veinticuatro del mismo mes, los israelitas se reunieron para ayunar; se vistieron con ropas ásperas y se echaron tierra sobre la cabeza, (Nehemías 9:1). A veces la nación entera ayunaba en señal de penitencia nacional delante de Yhwh.

(iv) En ocasiones el ayuno era una preparación para recibir una revelación.
Moisés ayunó cuarenta días y cuarenta noches en la montaña: Moisés entró en la nube, subió al monte, y allí se quedó cuarenta días y cuarenta noches. (Éxodo 24:15). Daniel ayunó esperando la Palabra de Yah: y dirigí mis oraciones y súplicas a Elohim, ayunando y vistiéndome con ropas ásperas, y sentándome en ceniza. (Daniel 9:3). Yahshua mismo ayunó esperando el enfrentamiento con el tentador:
Estuvo cuarenta días y cuarenta noches sin comer, y después sintió hambre. (Mateo 4:2).
Este era un principio sano; porque, cuando el cuerpo está más bajo control, es cuando las facultades mentales y espirituales están más alerta.

(v) Y a veces el ayuno era una llamada a responder a Yhwh.
Por ejemplo, si faltaba la lluvia, y había peligro de que se perdieran las cosechas, se proclamaría un ayuno nacional para invocar la ayuda de Yhwh.



En el ayuno de Israel había tres ideas principales.

(i) El ayuno era un intento deliberado de llamar la atención de Elohim.
Esta era una idea muy primitiva. El ayuno estaba diseñado para atraer la atención de Yhwh y hacer que Se fijara en la persona que se afligía voluntariamente.

(ii) El ayuno era un intento deliberado de demostrar que el arrepentimiento era auténtico.
El ayuno era la garantía de la sinceridad de las palabras y de las oraciones. A la vista está que aquí había un peligro; porque, lo que se suponía que era una prueba de arrepentimiento podía llegar a considerarse un sustituto del arrepentimiento.

(iii) Mucho del ayuno era vicario.

No estaba diseñado para salvar el alma de una persona tanto como para mover a Yhwh a salvar a la nación de sus angustias. Era como si los especialmente devotos dijeran: «Las personas corrientes no pueden hacer esto. Están inmersos en las tareas del mundo. Nosotros haremos este extra para compensar la necesaria deficiencia de la piedad de los demás.»

1 comentario:

  1. Que El Altísimo le bendiga en todo,

    Quiero precisar que el versículo que indica el ayuno de Moisés es Exodo 34:28:

    Exo 34:28 Y Moisés estuvo allí con el SEÑOR cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan ni bebió agua. Y escribió en las tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos.

    Por lo demás un buen estudio. Gracias.

    ResponderEliminar

Todah rabah por su comentario.