BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

23/3/13

¿POR QUE PERMITE EL SUFRIMIENTO ELOHE YAHWEH?

¿POR QUE PERMITE EL SUFRIMIENTO ELOHIM?

¿Quién no se ha hecho alguna vez esa pregunta?
¿Cuántos no se la siguen haciendo, por desconocer
la respuesta?
¿Cuántos han llegado a odiar a Su Creador por lo que ocurre en el mundo?

Amados hermanos, hermanas, y "llamados" de Yahweh en general: La mayoría de la gente cristiana habla de un "Dios de amor." Esa es la percepción que ellos tienen del Elohim de la Sagrada Escritura.

Ciertamente todos queremos un Elojim de amor, un Elojim de paciencia y misericordia, un Elojim de protección y de milagros, un Elojim de shalom, al que podamos amar y llamar "Padre." Yahweh Nuestro Elojim y Padre no solamente posee todos estos atributos, sino que es Él mismo la esencia de estos en su pureza más infinita.

¿Pero entonces por qué existe tanta injusticia en el mundo? ¿Por qué nuestro Padre la permite?

¿Acaso reside la injusticia en el Elojim Creador de las páginas de la Torah, o acaso será en nuestra definición de lo que es un "Elojim amoroso"?

Para entenderlo y comprobar una cosa o la otra, tarde o temprano tendremos que acudir a Su Palabra. Allí veremos lo que El nos revela de Sí mismo, y de su proceder en estos casos de aparente "injusticia" o "inmisericordia."

Amados míos y de Yahshua Ja Mashiaj, cuando nosotros hablamos de nuestra madre o de nuestro padre a los demás, siempre vamos a querer exaltar todas sus virtudes haciéndolos parecer que son los mejores, puesto que ellos son buenos y amorosos con nosotros.

Si efectivamente nuestros progenitores han sido buenos y amorosos, entonces seguramente también recordaremos que siempre han procurado buscar lo mejor para nuestro futuro, y que por motivo de nosotros no haber comprendido esto, los hemos lastimado con nuestras faltas y resistencias. También tendremos a recordar que muchas de esas veces los hemos llevado mas allá del borde de la paciencia y el agotamiento, y que hasta con mucho dolor nos han tenido que corregir y castigar, con tal de que seamos como árboles fuertes y derechos y que siempre dan buenos frutos!

Ya muchas veces antes hemos visto que Yahweh no hace nada sin un propósito. Yahweh creó el matrimonio, la filiación y la familia humana a nivel terrenal, justo para dejarnos entrever lo que existe a un nivel espiritual superior. Y ya vimos también en el anterior párrafo, como muchas veces antes nosotros no comprendíamos las intenciones y los objetivos de nuestros amorosos padres terrenales cuando ellos, obligados por nuestra resistencia, recurrían a lidiar con la situación utilizando el castigo y la corrección.

"Yahweh disciplina a los que El ama"---afirma la Escritura Kodesh.

Entonces, si traemos este mismo ejemplo o "tipo" aprendido mediante nuestros padres terrenales, al nivel del "antetipo" celestial; podemos comprobar que posiblemente también hemos estado pasando por alto que Nuestro Padre Celestial igualmente posea otros atributos que vayan mucho más allá de Su bondad, misericordia y amor, que conceptuamos como típico y normal: Él es kodesh, kodesh, kodesh, y amplio en tsedaká.

Queridos míos, cuando Yahweh creó al hombre, la Torah afirma que lo hizo perfecto. El hombre no sufría, no sentía necesidades, no sentía incomodidad, tenía el mundo para su entero deleite; y sobretodo aún, él podía tener una relación directa con Yahweh--a nivel de poder conversar con Él, consultarlo y de andar con Él cuando quisiera.

Cuando el relato en el libro de Bereshit (Génesis) nos dice que fuimos creados a imagen y semejanza de Yahweh Elojim, entonces entendemos que le dió al hombre un espíritu semejante---con tal de tener una relación personal con él y sus descendencia. Además le otorgó la facultad de tener libre albedrío respecto a todo lo que le había dado.

Como hace todo buen padre terrenal con su familia, también Nuestro Buen Padre Celestial Yahweh puso sus reglas a la humanidad---no con el afán de que el hombre se amargara y se perdiera, sino más bien de que en la libertad que Su Padre le ha concedido, el hombre pudiera amarlo, obedecerlo y respetarlo voluntariamente. Tal y como cuando cualquier padre bueno y sabio advierte a su hijo: ”voy de salida, no salgas a la calle solo porque es muy peligroso,” también Yahweh dijo al hombre: "...más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” He ahí la única advertencia dada al ser humano antes de la desobediencia de Adan, y ciertamente desde entonces, la de todos nosotros!

Hagamos ahora un paréntesis aquí, para dejar algo muy en claro. Primero y antes que nada, Yahweh es un Elojim Soberano.

“Ved ahora que yo, Yo soy, Y no hay 'dioses' conmigo: Yo hago morir, y yo hago vivir; Yo hiero, y yo sano; Y no hay quien pueda librarse de mi mano” (Deuteronomio 32:39 )

Nuestro Padre Yahweh (absoluto, poderoso, sabio, eterno y soberano) ordena, de acuerdo a Su voluntad, que la adversidad exista. Esa adversidad proviene a raíz de nuestro libre albedrío, y generalmente---aunque no siempre---nos afecta y aflije tras haber hecho mal uso de esa facultad y ejecutado una mala elección. "La calamidad (o adversidad) puede acontecer a cualquiera."

Eso es lo que muchos seres humanos no comprenden. Esa adversidad es la que a nosotros---incluso a los llamados---de cierta manera y en algunos momentos, nos podría llegar a perturbar y a confundir. Yahweh podría estar utilizando la calamidad para llamarnos, pero no necesariamente todos se llegan a enterar, porque sólo "a los que conforme a Su propósito son llamados es que ," "todas las cosas traducen para bien." Y aquí en Roma 8:28 Shaul se refiere a "cosas" negativas. Está hablando de aflicciones y tribulaciones.

En el Libro de Hechos, se arroja mas luz sobre este tema del sufrimiento: "Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Yahweh." Ciertamente, "Yahweh disciplina a los que El ama"---afirma Su Palabra. Pero sigamos hablando del Elojim sabio y soberano que tenemos como Padre:

"¡Ay del que pleitea con su Hacedor! ¡el tiesto con los tiestos de la tierra! ¿Dirá el barro al que lo labra: ¿Qué haces?; o tu obra: ¿No tiene manos? (Isaías 45:9 )

Ésto que se nos revela en la Palabra Kodesh seguramente puede causar gran pánico en algunos, mis queridos hermanos y amigos! Si estamos hablando constantemente de un Elojim de amor, y haciéndolo siempre fuera de estos contextos y realidades, entonces para muchas personas---incluyendo un gran número de “cristianos"---esto es algo incontenible! Al no entender esto, algunos no reconocen su llamado---que es precisamente "a través de muchas tribulaciones"---y otros simplemente lo resisten.

Afirmar que Yahweh no tuvo nada que ver con el mal que entró originalmente en el mundo, equivaldría decir que el mal ingresó en este mundo sin que El hubiera podido evitarlo, y entonces Yahweh no sería todopoderoso. También podríamos llegar a la errada conclusión que la muerte de Yahushua Ja Mashiaj fue el "plan B” de algo con lo que Yahweh no pudo originalmente lidiar!

Yahushua el Cordero, Nuestro Mashiaj, NO ES el "plan B" de Yahweh, pues dice la Palabra que desde mucho antes del hombre haber pecado,

"...El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo"---sí, desde ANTES de la fundación del mundo, amados míos y de Yahushua. La elección y predestinación de Yahushua no fue algo improvisado ni de "última hora." Nuestro Padre Yahweh lo tenía todo previsto y planificado, aunque a nosotros no se nos hubiera revelado! Y continúa diciendo ese pasaje---"pero se ha manifestado en estos últimos tiempos por amor a vosotros." (1 Kefa 1:20)

Apocalipsis 13:8 también revela lo siguiente del Cordero: "el cual fue inmolado desde la fundación del mundo."

Si el Cordero estaba preparado "desde antes de la fundación del mundo," entonces quiere decir que Yahweh tenía conocimiento previo, y sabía muy bien, que tras la fundación del mundo, Adam y Eva pecarían!

Si todo fuera así--al revés---como algunos plantean, mis queridos hermanos y llamados de Yahweh, entonces, ¿de qué Elojim omnipotente y sabio estaríamos hablando?

Pero dejemos de basarnos en las interpretaciones hipotéticas y las nociones privadas de las realidades celestiales que a veces forman los humanos ignorantes. Yahweh escogió al Cordero desde antes de la fundación del mundo, y también sin duda alguna nos escogió a nosotros para que a través de Su Hijo, y mediante "muchas aflicciones," fuésemos llamados y perfeccionados, y hechos seres santos ("kodeshim"), capaces de siempre escojer sólo lo correcto.

Hagamos una ligera digresión para explicar esto. ¿En que basa Abba Yahweh esa "escogida"? Y, ¿desde cuándo, y para qué, nos escogió nuestro Padre?

"...según nos escogió en El (en Su Hijo) desde antes de la fundación del mundo, para que fuéramos kodeshim/santos y sin mancha delante de El." (Efe 14)

"Porque a los que de antemano conoció, también los predestinó a ser hechos conforme a la imagen de su Hijo," (Rom 8:29)

Ahí están contestadas esas tres preguntas.

Efectivamente, Yahweh "crea la adversidad, y forma tinieblas." Veamos fuera de toda duda lo que dice la Torah respecto a este tema en Isaias 45:7,

"Yo soy el que forma la luz y crea las tinieblas, El que causa bienestar y crea la adversidad, Yo, Yahweh, es el que hace todo esto."

Amados hermanos y llamados de Yahweh, Nuestro amoroso Abba nos ha escogido
---tanto a nosotros como a Yahushua el Cordero---desde antes de la fundación del mundo! Ciertamente en aquel tiempo Nuestro Padre también creó las tinieblas, pero las separó de la luz. El NO SE deleita en el mal, ni en las tinieblas, pero las creó con un propósito: que aprendamos a andar en Su Luz admirable, porque El es esa Luz:

"El es quien revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y la luz mora con El." (Isa 2:22)

La propia Palabra de Yahweh lo confirma: es Nuestro Abba del Olam quien causa o permite toda adveridad o calamidad. Es El mismo quien la causa o autoriza a otros a ejecutarla! Yahweh tiene la prerrogativa de pronunciar el mal y de traerlo sobre quien el quiera.

"¿No salen de la boca del Altísimo, tanto el mal como el bien?" (Lamentaciones 3:38)

"Si se toca la trompeta en la ciudad, ¿no temblará el pueblo? Si sucede una calamidad en la ciudad, ¿no la ha causado Yahweh?" (Amos 3:6)

Todo el origen del mal, así como el pecado, sucedió ante los ojos y bajo la autorización de Yahweh. Entonces, ¿tomó esto a Yahweh por sorpresa? Por supuesto que no. Si fuera así, no sería un Elojim omnisciente.

Nosotros sabemos que dos de los atributos particulares de Yahweh son la omnipotencia y la omnisciencia. ¿Para qué ha permitido Yahweh las aflicciones y el pecado? Tiene que haber sido con algún propósito en mente, porque Yahweh no hace nada sin un propósito. La respuesta es: Para formarnos a los que hemos sido llamados y PREDESTINADOS, y llevarnos a la talla de Su Hijo Yahushua, ó como dijo Kefa y leímos antes, "ser hechos conforme a la imagen de su Hijo,"!

En el pasaje a continuación, nuevamente el apóstol Kefa mismo nos revela en el Cap. 1 de su primera carta, que el objetivo de las aflicciones someter a prueba y perfeccionar nuestra fe!

"....tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que al ser sometida a prueba vuestra fe---mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego---sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Yahushua Ja Mashiaj,"

Queridos míos y de Yahushua, no se puede explicar de forma correcta la existencia del mal utilizando conceptos filosoficos inventados por los hombres, aunque sean bien intencionados. Muchos no-llamados quieren culpar a Yahweh, mientras muchos llamados quieren erroneamente justificar al Creador y exhonerarlo de inflingir el mal, cuando Nuestro Abba no requiere del juicio ni de la justificación de los seres humanos---porque a diferencia nuestra, EL NUNCA PECA!

Yahweh decretó todo lo que existe en el universo (ese es Yahweh Elojim o "Todopoderoso"). Yahweh no proviene del mal, ni del pecado, y sin embargo lo ordena casi providencialmente, pero ¿por què?

Porque el tiene un PROPÓSITO para Su existencia: LA ALABANZA DE SU GLORIA como apunta Shaul en Romanos 3:5: "Y si nuestra injusticia hace resaltar la justicia de Yahweh, ¿qué diremos? ¿Será injusto Yahweh que da el castigo?

Entonces queridos lectores, ¿Entenderíamos realmente la justicia de Yahweh si no entendemos la injusticia del hombre?

¿Mediremos y juzgaremos nuestra propia justicia (diseñada por Yahweh), con la justicia propia de Yahweh?

Shaul comprendía muy bien la soberanía de Yahweh, sin embargo esto es algo con lo que algunos llamados han tropezado: Romanos 9:22

"¿Y qué, si Yahweh, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia a los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, la mostró para con los vasos de misericordia que El preparó de antemano para gloria?"(los vasos de ira son los infieles, y los de misericordia son los fieles seguidores del Mashiaj, cuya fe es perfeccionada mediante las tribulaciones)

Cuándo decimos que nuestro Abba Yahweh es kodesh y tzadik, hablamos de esos atributos también en infinita perfección. Esto significa que Yahweh es tan kodesh que odia cualquier tipo de pecado, y que es tan tzadik/justo que no pasará una falta sin castigarla o redimirla.

¿Cuán en serio hemos tomado hasta hoy la santidad y la justicia divina de Nuestro Padre Yahweh, y la de nuestros hermanos?

Amados hermanos y llamados en general de Yahweh, nosotros heredamos la enfermedad espiritual del pecado y transmitimos ésta de generación en generación, desde los tiempos de Adám. Entonces, si Yahweh es realmente santo/kodesh, no tolerará a nadie en desafío hacia Él, y además en Su rectitud y justicia deberá destruir al pecador eternamente!

¿Por qué eternamente? Porque toda falta impenitente contra Yahweh es eterna, de acuerdo a Su misma naturaleza. Por tanto, técnicamente, TODOS merecemos pagar el precio de la ira de Yahweh sin cuestionarla. De esta forma Yahweh cumple con Su palabra, Su santidad y con Su justicia.

Miserocordiosamente para todos nosotros, Yahweh ama a Su creación, y aunque odia el pecado, ama al pecador. Nos ha dado a Su Hijo, no como algo de improviso, sino planificado desde que fuimos escogidos.

Es por eso que Yahweh ha provisto (desde el Bereshit/Génesis) Su maravilloso Plan de Salvación, en el que demuestra de la manera mas superlativa Su infinita misericordia hacia los que se arrepienten, volviendo al hombre mucho mas allá de su condición original y perfecta.

Él encarnó a su unigénito Hijo amado, sin pecado heredado y con la misión de limpiar el pecado del mundo.

¿Cómo cumple Yahushua su misión? Viviendo una vida en perfecta santidad, servicio y mansedumbre hasta su muerte. Con su muerte Yahushua efectivamente paga el precio de la condenación de la humanidad.

¿Qué sigue a esto? Que nosotros hagamos lo mismo.

¿Cómo cumplimos nosotros esta misión? Con Yahushua morando dentro de nosotros. De tal manera que vivamos una vida en perfecta santidad, servicio y mansedumbre hasta su muerte. Yahweh exige que reconozcamos su obra de misericordia en nosotros.

¿Cómo podemos? En sincero arrepentimiento y reconociendo nuestras transgresiones, declarando aYahushua como nuestro salvador personal y nuestro Amo y Soberano, como nuestra fuente de aguas puras para nueva vida, y como mediador de un pacto y reconciliación eternos.

El sacrificio de Yahushua Ja MAshiaj en la cruz, es la más grande muestra de amor y misericordia de Yahweh por el mundo, puesto que El no escatimó ni a su propio Hijo.

Por tanto, de las aflicciones y tribulaciones podemos decir como el apóstol Shaul:

"Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Yahweh, que es en Yahushua Ja MAshiaj, Amo y Soberano nuestro." (Ro.8:38-39).

Con profundo amor en Yahushua Ja MAshiaj, su hermano y siervo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.