BLOG DE ESTUDIOS DE HA TORAH

"Somos el remanente de Yisrael Fiel y Obediente y un Pueblo llamado, apartado para ser salvados a través del Mashiaj Legítimo, Yahshua Shiló" Bereshit 49:10

26/3/13

SOBRE LA CONFESION DE PECADOS

SOBRE LA CONFESION
DE PECADOS

¿que dice la Torah sobre este tema?

¿necesariamente debo confesar mis pecados con mi líder congregacional?

Veamos todos los textos y pasajes que aparecen en la Palabra Kodesh respecto a esta tema para llegar a la sana doctrina
que Yahwshua desea revelarnos.

Leamos primeramente el texto en Santiago 5:16. Nos habla acerca de confesar nuestras transgresiones.

“Confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede lograr mucho”

Todos hemos pecado

-- Ecles. 7: 20, No hay hombre que nunca peque.

-- Rom. 3:23, Todos hemos pecado.

-- 1 Jn. 1:8, 10, Si negamos que hemos pecado, nos engañamos, hacemos a Yhwh mentiroso.

El primer paso: Sentir tristeza por haber pecado

-- 1 Jn. 3:4, pecado es desobedecer a Yhwh, hacer lo que le desagrada. La trasgresión de la ley es pecado.

-- La Torah dice que Yhwh aborrece el pecado, le es abominación, le enoja, le disgusta, le entristece, le fatiga, lo sufre.

-- Pecado es no cumplir con Su voluntad. Indica que uno no teme a Yhwh y no ama a Yhwh. No le agradece por la vida, salud, familia, empleo.

-- Consecuencias terribles del pecado se ven: primero, en el sacrificio de Yahshua; segundo, en el castigo del lago de fuego.

-- Debemos sentirnos tristes, atemorizados y avergonzados cuando pecamos.

-- Rom. 12:9, Aborreced lo malo, odiar el pecado porque mancha, contamina, esclaviza.

-- Sal. 51:17, Tener corazón contrito. No orgulloso, obstinado, rebelde.

-- 2 Cor. 7:11, Tristeza produce arrepentimiento.

-- Hech. 2:37, Se afligieron de corazón por causa de su pecado.

-- ¿Nos da vergüenza confesar nuestros pecados? Más bien, debe darnos vergüenza retener el pecado mismo. Confesarlo nos quita la carga.


El segundo paso: Arrepentirse del pecado

-- Luc. 13:5, Si no se arrepienten, perecerán.

-- Hech. 2:38, Arrepentirse, bautizarse (por inmersión) para perdón de pecados.

-- Hech. 3:19, Arrepentirse, convertirse, para que sean borrados los pecados.

-- Hech. 17:30, 31, Manda que todos se arrepientan, el juicio viene.

-- Uno no "pasa al frente para arrepentirse”como en las kehilas, esto ocurre en el corazón.

Cumplir con el mandamiento: Aceptar el pecado

-- Jer. 3:13, Reconoce tu maldad, porque contra Yhwh te has rebelado.

-- 1 Jn. 1:9, Confesar a Yhwh; si nos arrepentimos y confesamos los pecados, Él nos perdona abundantemente.

-- Luego confesar a los perjudicados u ofendidos.

-- Sant. 5:16 no dice “confesar a los ancianos”, mucho menos a un llamado “sacerdote”, sino “unos a otros”. (¿El sacerdote/rabino/líder es confesor exclusivo del Pueblo? Esto no es conforme a la Torah!)

-- Otro detalle importante: el verbo usado por Santiago indica una acción contínua.

-- Hagamos esto como una práctica común. Siempre estemos listos a confesar nuestras ofensas los unos a los otros.

-- Mat. 3:6, Eran inmersos, confesando sus pecados.

-- Hech. 26:9-11, Shaul/Pablo confesó su pecado. Hech. 23:1, su conciencia era tranquila, pero al reconocer que estaba equivocado, lo admitió y fue inmerso, Hech. 22:16.

Confesar los pecados privados a Yhwh

-- Sal. 19:12, pedir perdón a Yhwh por transgresiones ocultas, sea de comisión u omisión.

-- Confesar a Yhwh los pecados del corazón (odio, envidia, celos, amargura, etc.) que no son evidentes exteriormente.

-- Mat. 6:6, El lugar indicado es “tu aposento” (lugar privado, dentro de tí mismo). La confesión pública no vale por sí sola ni substituye la oración/confesión privada porque puede ser fingida.

Confesar ofensa a la persona afectada

-- Mat. 5:23, 24, reconcíliate primero con tu hermano.

-- Se crean dos barreras: una entre el pecador y Yhwh; otra entre el ofensor y el perjudicado.

-- Mat. 18:15-17, repréndele estando tú y él solos. Confesión en privado. Hacer todo lo posible por evitar que sea asunto público.

-- Pero un típico “perdóneme si te he ofendido” no es confesión sincera de pecado.

-- Gran necesidad en el matrimonio, usualmente sólo acusan el uno al otro, no aceptan sus propias faltas.

Si es pecado público, debe ser confesado públicamente

-- 1 Cor. 5, obviamente tal miembro debe hacer confesión pública.

-- Mat. 18:15-17, el pecado privado no confesado, puede descubrirse luego y llegar al conocimiento de otros hermanos y de la Kejilah.

-- Sant. 5:16 puede aplicarse entre dos o entre varios.

-- 1 Cor. 10:32, si uno es tropiezo a la Kejilah, confesar a la kejilah.

-- Gál. 6:1, 2, todos los involucrados/enterados deben “restaurar” al caído.

-- La confesión debe ser tan pública como el pecado.

Especificar el pecado

-- Luc. 15:21, 30, la familia sabía de sus pecados, su arrepentimiento fue pleno y sincero.

-- Cuando hermanos confiesan públicamente con sólo “yo he pecado” o “yo no he sido fiel”, los demás se preguntan “¿qué habrá hecho?”

-- Un hermano confesó sus pecados pero dijo, “no soy culpable” de cierto pecado de varios que le acusaban. A veces es necesario especificar de qué no se es culpable.

-- Lev. 5:5, confesará aquello en que pecó,

-- Núm. 5:7, confesar el pecado que cometió.

-- Josué 7:20, “esto es lo que he hecho”.

-- Hech. 19:18, los que habían creído venían confesando y reconociendo sus prácticas públicamente y quemaron libros de magia.

No encubrir sino confesar

-- Prov. 28:13, no se prospera si se encubren pecados, si se confiesan hay misericordia.

-- Gén. 3:12, 13, culpar a otros.

-- Josué 7:21, esconder el pecado.

-- 2 Reyes 5:25, negarlo.

-- Prov. 30:20, “Así es el camino de la mujer adúltera: come, se limpia la boca, y dice: No he hecho nada malo”.

-- 2 Sam. 11:4, 15, cometer otro pecado para cubrir el primero.

Conclusión

-- Yhwh requiere corazones contritos, Sal. 51:17.

-- Quiere corazones que aborrecen el pecado, se avergüencen del pecado, y que están dispuestos a confesar y apartarse del pecado.

-- Sal. 32, cuando callaba, sufría mucho. Al confesar el pecado había gran alivio para su espíritu.

-- Yhwh quiere perdonar, su Hijo Yahshua quiere perdonar, entonces sus seguidores también quieren perdonar. Todos queremos ser perdonados, pero debemos arrepentirnos y confesar nuestro error. Hacerlo nos blanquea, nos hace kodesh! Bien merece la pena!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todah rabah por su comentario.